Solapas principales

PlayOffs NBA: Nadie puede frenar a James Harden en su territorio (126-121)

  • Con 41 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias, dominó el Game 3
  • Eric Gordon, con 30 puntos (7/14 T3), secundó a La Barba
  • Kevin Durant fue el mejor de unos incómodos Warriors (46 puntos y 6 asistencias)

Cuando los Houston Rockets se enfrentan a su primer match-ball, en el partido donde te juegas prácticamente toda la temporada, hay jugadores que se sienten cómodos en dichos escenarios.Y James Harden está hecho de esa pasta.

El ambiente llevó en bolandas a los texanos, quienes incomodaron a los Golden State Warriors desde el primer hasta el último minuto de partido. Aún así, la calidad de los de La Bahía les llevaron a sobreponerse y mantener la igualdad en el marcador hasta el final del choque.

LOS ESCENARIOS DECISIVOS, EL TERRITORIO DE "LA BARBA"

El partido, en términos generales, fue un auténtico toma y daca entre dos de las mayores potencias de la conferencia Oeste. Tras un 26-25 con el que pusieron término a los primeros 12 minutos, un gran parcial final en el segundo cuarto de los Rockets, liderados por un enchufado Eric Gordon, con 20 puntos al descanso, con 4 triples incluidos, llevaron a los texanos a liderar el marcador al descanso.

Los Warriors no se sentían cómodos, el arbitraje no les favorecía en ningún momento, y el pegajoso entramado defensivo de los Rockets impedían relucir su juego, y en los porcentajes de tiro se refleja dicho contratiempo. Chris Paul estuvo imperial en defensa, siempre cerca de un Stephen Curry que, al tercer cuarto había anotado únicamente 2 de 9 triples que lanzó. Steve Kerr apuesta durante gran parte del encuentro por el denominado "quinteto de la muerte", con Iguodala como referente en defensa, pero igual de desconectado en ataque. La acción mostrada a continuación, donde se encuentra, literalmente, con el muro suizo de los Rockets, refleja la gran labor colectiva de los texanos en defensa, desembocando en la pintura, donde Clint Capela se doctora como el faro defensivo de su equipo.

Clint Capela BLOCKS Andre Iguodala's Dunk Attempt - Game 3 | Warriors vs Rockets | 2019 NBA Playoffs

Uno de los problemas, que puede considerarse como un factor muy importante ante la igualdad del partido, reside en la segunda unidad. El banquillo de los Golden State Warriors anotó únicamente 7 puntos durante el choque (3 Livingston, 2 Looney y McKinnie). Austin Rivers, con 8 puntos, y especialmente los 10 de Iman Shumpert, más los 3 de Nené triplicaron la producción anotadora del banquillo de Mike D'Antoni. Remarco los de Shumpert por la razón de que no se arrugó en el momento clave del tercer cuarto, donde anotó dos triples que mantuvieron a los suyos en el definitivo cuarto, donde las espadas estuvieron por todo lo alto. El apartado reboteador demostró la intensidad de ambos equipos, especialmente en la faceta defensiva, donde los Rockets capturaron 17 rebotes, por 7 de los Warriors. En total, los locales capturaron 67 rebotes, por 48 de los californianos, quienes permitieron que los Rockets anotasen 52 puntos en la pintura, siendo los líderes bajo tableros.

Finalmente, Kevin Durant volvió a dar un recital ofensivo, finalizando con 46 puntos el duelo, y llevando a su equipo a tomar ventaja en el marcador en el último cuarto. Pese al gran partido en ambos lados de la pista de los Houston Rockets, el partido se les podía escapar y caería como un puñal en el Toyota Center. Y es el momento en el que James Harden y Eric Gordon se encargaron de los puntos, Chris Paul de la dirección, y PJ Tucker y Nené de aportar músculo en la zona. El colectivo rocket fue muy eficaz en ataque, pero más sobresalieron en defensa. Ante la dificultad de frenar a KD, el backcourt de los Warriors estuvo anulado. Los splash brothers sufrieron una de sus noches más erradas de los PlayOffs. Stephen Curry anotó 7/23 en tiros de campo, con 2/9 en triples. Su compañero Klay Thompson realizó un escaso 6/16 en tiros, con 2 de 6 en triples. Con la igualdad del partido (prórroga incluida), fue determinante para que los hombres de Steve Kerr no pusieran el 3-0 en la serie.

Y después de que ambos equipos jugasen 5 minutos extra, la tónica fue similar al último cuarto. Kevin Durant contra el mundo. La defensa de los Rockets, con un imperial PJ Tucker que se sobrepuso a su problema con las faltas, y la presión en las líneas de pase de Chris Paul y Eric Gordon impidieron a los Warriors anotar con fluidez, sobreviviendo gracias a un triple de Andre Iguodala, similar al que igualó el marcador al término del último cuarto. 

Con menos de un minuto por jugarse, cuando los nervios florecían en el Toyota Center, ocurrió lo siguiente:

James Harden dinamitó la prórroga con un triple sobre Iguodala, dando 6 puntos de ventaja a los suyos a falta de poco más de 40 segundos. Pese a ello, los Warriors recortaron distancias con 3 puntos de Durant, y posteriormente ocurrió uno de los momentos más extraños que nos han brindado éstos PlayOffs. Stephen Curry tomó ventaja en transición, y se dispuso a anotar una bandeja sencilla para recortar distancias. Dudamos si intentó hacer un mate y se quedó corto, o los nervios pudieron con él y no calculó distancias y por ello no lo consiguió, pero cerró el Game 3 y no precisamente con un triple como a los que nos tiene acostumbrados:

Un fallo incomprensible que finalizó con un partido que da vida a unos Houston Rockets que están más vivos que nunca. Las espadas están por todo lo alto, y el nivel que han mostrado los de D'Antoni en el tercer partido vaticina que viviremos un vibrante Game 4.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 5 meses
#contenidos: 
91
#Comentarios: 
207
Total lecturas: 
133,833