Solapas principales

¿Qué se siente al ser cortado en el Training Camp?

  • Tres jugadores explican en Hoopshype sus experiencias en un Training Camp de la NBA

Antes de empezar la temporada regular, los equipos NBA organizan sus particulares Training Camps de preparación para el curso entrante. Con normalmente algunos hueco libre en algunas plantillas, temporeros buscan una oportunidad para ganarse el puesto. En el portal Hoopshype, tres jugadores explican lo que significa ser uno de los descartes del equipo pese al esfuerzo realizado. Mario West, Josh Bostic y el ex madridista Marcus Slaughter, relatan de primera mano lo que se siente saben que no formarán parte del roster final.

  • DURANTE EL TRAINING CAMP

Mario West:

"Cuando estás en el Training Camp, no quieres ponerte mucha presión a ti mismo porque sino no vas a rendir a tu mejor nivel. Tienes que controlar lo que puedes controlar, y eso es el esfuerzo y la actitud. Mi mentalidad fue "no importa lo que pase, voy a irme sin remordimientos". Cuando los equipos hacen descartes, quieres estar en disposición de decir que has dado el máximo de ti mismo. Cuando tú vas con esa mentalidad, van a pasar cosas buenas. Quizás no vayas a formar parte del equipo, pero al menos es posible que les hayas puesto las cosas difíciles y haces que te tengan en cuenta."

"No puedes centrarte en lo que hagan los otros con los que compites. Tienes que asegurarte de que estás haciendo tu trabajo."

"Si consigues que los veteranos y los jugadores que ya tienen contrato garantizado tengan en cuenta tu juego, eso incrementa tus posibilidades de conseguir un puesto en la plantilla. Tienes que ganar a los jugadores que ya han estado ahí. El veterano puede ir al entrenador, al general manager o al propietario y decir 'Hey, ese chico podría ser un buen recambio'. Eso son buenas noticias."

"Tú no quieres que nadie sea cortado y lo sientes por ellos cuando pasan por ello, pero al mismo tiempo significa que sigues ahí y tienes que concentrarte en lo que viene. Lo que implica es que tienes una posibilidad mayor de entrar en el equipo. Creas vínculos con algunos de ellos, pero al mismo tiempo estás intentando cumplir tu sueño."

"Nunca sabes cuando vas a ser uno de los descartes. Puede ser en los primeros días o al final de la semana. Estás ansioso y excitado. Es como si la Navidad estuviera a la vuelta de la esquina. Tú sólo estás esperando a esos resultados."

Marcus Slaughter:

"Tuve que jugar una Summer League y pasé la offseason entrenando con los Heat. Tengo un apartamento allí. Me aconsejaron que buscase un sitio por ahí. Todo parecía prometedor para mí, pero vas al 100% cuando estás en una situación como esa. Me sentí cómodo con todo y pensé que era bastante probable que lograse una plaza en el roster visto cómo estaba jugando y cómo me estaban tratando."

"Hay mucha competencia con otros jugadores que también intentan hacerse un hueco en la plantilla. En la pista es dónde nadie le gusta el uno al otro. Fuera de ella, comes junto a ellos y después compites en la pista."

"Los veteranos fueron cordiales con todos. Tú eras parte real del equipo. Tú entonces también estás ahí para también ayudarles a ser mejores."

Josh Bostic:

"Puedes sentir que los jugadores con contrato garantizado están mucho más relajados que los que no lo tienen. Éstos son mucho más intensos porque quieren demostrar que quieren trabajar y jugar duro."

"De alguna manera te juntas con los chicos que no tienen contrato garantizado, somos como 'underdogs'. Quizás podría pensar que el hecho de competir por un mismo puesto puede separarte de los demás, pero somos cercanos. Fuera de la pista, sales a algún sitio con ellos o vemos algún partido juntos."

"Cuando estuvo compitiendo en el Training Camp de los Pistons, me preguntaba cómo sería la relación que tendría con los veteranos quiénes ya estaban en el equipo desde hacía tiempo. Me sentí bendecido de estar en un equipo dónde todos estuvieron geniales. Los veteranos eran muy serviciales y eran de gran ayuda. De lo que había oído, no siempre se da ese caso. Oí de jugadores que se unieron a equipos que no les importas a los demás, donde te veían como alguien al que no les interesaba ayudar o establecer una buena relación. Mi situación fue distinta. Sigo siendo amigo de Jodie Meeks, Caron Butler, Cartier Martin y Brandon Jennings. Ellos estuvieron geniales."

"Para mí, siendo una persona religiosa, hubo mucha paz y calma en una situación como esa [en la que tratas de hacerte un hueco en un equipo NBA]."
 

  • LAS MALAS NOTICIAS

Josh Bostic:

"Cuando te llaman y caminas hacia esa habitación, sabes qué pasa y tus compañeros también lo saben. Muchos veteranos fueron alentadores y dieron su apoyo."

"En mi caso, pasó después de un partido. Stan Van Gundy me dijo que no tenía hueco para mí. Al mismo tiempo, me dijo que no tenía ni idea de quién era antes de empezar el Training Camp y que me gané su respeto."

"Si te lo tomas a buenas, ser cortado puede llegar a ser positivo. Es una motivación para trabajar aún más duro. Volví al gimnasio después de eso."

Mario West:

"Cuando fui cortado por los Hawks y entonces también por los Celtics, ambas veces tuve que entrar a la oficina. Cuando Atlanta prescindió de mí, me sentí devastado. Me destrozó emocionalmente. Quería de todas todas estar en el equipo de mi ciudad y jugar en la NBA. Pero el tema es, tienes que levantarte de ello y seguir trabajando. Puedes usar eso como motivación."

"Cuando los Celtics prescindieron de mí, me dijeron las cosas en las que querían que trabajase y las otras cosas que les gustaron de mí. Estoy agradecido por ello. Por lo que he oído, los otros equipos no son así. Ellos sólo te llaman, te dicen que te han cortado y eso es todo."

"Al entrenador [Mike] Woodson, le aprecio mucho. Luchó por mí para que yo lograse una plaza en los Hawks y fue muy honesto. Al final, quieres entrenadores que te den una oportunidad y sean honestos. Me dijo que siguiese trabajando y un mes después me llamó para jugar en los Hawks."

Marcus Slaughter:

"Trabajas muy duro por algo y entonces recibes una llamada en la que te dicen que no necesitan tus servicios y, entonces, eso duele. Especialmente cuando eres joven, no sabes cómo tomártelo. El primer sentimineto que tienes es de decepción, después de fracaso y finalmente avergonzado. Recuerdo cuando recibió la llamada a las 10 u 11 de la noche. Fue una conversación muy breve con Pat Riley. 2 minutos. Compré un vuelo a la mañana siguiente porque no quería estar más ahí. Sólo quería abandonar aquel sitio y volver con mi familia."

"Entiendes que es un negocio y que no confiarás más en el sistema. En mi situación, estaban invirtiendo más dinero en el desarrollo de otro jugador, aunque ese jugador no jugaba mejor. Ese tipo de cosas abren los ojos. Las políticas en el baloncesto, simplemente no me gustaron."


[Entrevista vía Hoopshype]

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
7 años 8 meses
#Contenidos: 
170
#Comentarios: 
692
Total lecturas: 
900,025

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar