Solapas principales

¿Quiénes han sido los mejores novatos de la temporada NBA?

  • LaMelo Ball consiguió ganarle la pelea a Anthony Edwards por el Rookie Of The Year
  • Entre los mejores novatos del año hay jugadores fuera de los diez primeros 'picks' del Draft

Como cada año, uno de los colectivos de jugadores que más ven analizado su rendimiento durante la temporada es el de los novatos. Cuerpos técnicos, analistas y aficionados quieren saber si la apuesta de su franquicia en el Draft fue la acertada. Normalmente, hay un grupo reducido de jóvenes estrellas que ya consolidan su estatus en el primer año, otros jugadores juegan por encima de sus posibilidades, entrando en la conversación por ser el ‘robo’ del Draft y, en cambio, otros rookies no dan la talla en su primera aventura en la NBA. Repasemos cinco de los mejores novatos que nos ha ofrecido la temporada 2020-21.

1. LAMELO BALL

15.7 puntos, 5.9 rebotes, 6.1 asistencias, 1.6 robos, 35.2% T3

lamelo.jpg

LaMelo Ball respondió perfectamente a la exigencia de los medios

Elegido en tercera posición, fue el jugador con más expectación de toda su generación y respondió sobremanera a la presión de los focos y los detractores que aludían a la extravagancia sin pocos resultados de los Ball, un ‘mucho ruido y pocas nueces’. Fruto de sus estadísticas e impacto en el equipo para mejorar su rendimiento ofensivo, recibió el premio al Novato del Año.

Ball se ha convertido a lo largo de la temporada en uno de los jugadores más divertidos de ver y fue uno de los culpables de que los Charlotte Hornets de este año acapararan los highlights jornada tras jornada. Una lesión en su muñeca que le apartó de las pistas durante un mes no fue un impedimento para que el pequeño de los hermanos Ball consiguiera dicho galardón ante Anthony Edwards, su competidor más directo. Esa capacidad natural para leer el juego, lo que se conoce como ‘IQ’, más las posibilidades que le otorga esa envergadura por encima de la media para un base se traducen en un jugador con excelente capacidad para pasar el balón, con una sensacional habilidad para crear situaciones fáciles de canasta y con una presencia más que suficiente en la defensa sobre las líneas de pase. Estas condiciones, además de las estadísticas han posado la balanza del lado de Ball para ganar el Rookie del año.

Pese a su dudoso inicio -permisible para cualquier jugador recién llegado a la NBA- en el que no consiguió sumar ningún punto en su primer partido, con todas las miradas puestas en él, LaMelo consiguió trabajar en su confianza para, de golpe y porrazo, implantar un impacto directo en los Hornets. Ball se ha unido a un exclusivo club de debutantes en la liga, formado por Magic Johnson, Penny Hardaway, Steve Francis, Ben Simmons y Chris Pauland. Los únicos en lograr más de 15 puntos, 5 rebotes, 6 asistencias y 1 robo con, al menos, un 40% de acierto en tiros de campo. Sin duda, si LaMelo Ball se mantiene sano, apartado de las lesiones y continúa con un progreso más o menos acorde a lo normal en jugadores de su talento, podremos ver la campaña que viene a los Charlotte Hornets pelear por los Playoffs desde un plano superior al de este año. Siendo décimos, disputaron el Play In, en el que perdieron a las primeras de cambio ante los Indiana Pacers.

2. ANTHONY EDWARDS

 19.3 puntos, 4.7 rebotes, 2.9 asistencias, 1.1 robos, 32.9% T3

edwards.png

Edwards ha sido uno de los jugadores con más highlights esta temporada

El número uno del Draft no decepcionó en su primer año con los Minnesota Timberwolves en una temporada muy agitada en la franquicia de Minneapolis, con un cambio de entrenador -Chris Finch por Ryan Saunders- y un nuevo dueño. Por supuesto, tras ver el rendimiento de Edwards, el alero será una parte fundamental en este nuevo ciclo de los Wolves, de los que ya pudimos ver algunos brotes verdes a finales de Temporada Regular, cuando su situación se estabilizó.

Durante la segunda parte de la campaña, Edwards se vio mucho más cómodo en cancha y también fuera de ella. Antes del All-Star promedió 14.9 puntos por partido, mientras que, en la segunda parte de la temporada, 23.8 puntos. Números aparte, la ilusión que emana Edwards es que ya ha demostrado su capacidad de mejora durante la temporada y esperemos que durante la presente ‘offseason’ trate algunas debilidades propias de su momento como profesional: mejor toma de decisiones y más temple en los momentos calientes, como ya se vio en aquel partido ante los San Antonio Spurs, en el que Ricky Rubio aleccionó al novato por su cortocircuito en la última jugada del partido. Podríamos decir que es, en parte, el lado opuesto de otro de los mejores novatos del año, como es Tyrese Haliburton. Si el de los Kings es control, sobriedad y mente fría, Edwards es electricidad, anotación y finalizaciones espectaculares por encima del aro con un físico al alcance de muy pocos a su edad, como bien demostró siendo el protagonista de uno de los mates del año, aquel sobre Yuta Watanabe en un encuentro ante los Toronto Raptors.

Su precocidad solo tiene como antecedente a LeBron James. Junto a él, se convirtió en el único adolescente en tener, al menos, dos partidos con más de 40 puntos como novato. En uno de esos partidos, anotó ocho triples en nueve intentos.

3. TYRESE HALIBURTON

13.0 puntos, 3.0 rebotes, 5.3 asistencias, 1.3 robos, 40.9% T3

tyrese.jpeg

Haliburton será clave en la construcción de un equipo ganador en Sacramento

Los Sacramento Kings han hecho de Haliburton el mayor 'robo' del Draft. Escogido en la duodécima posición y cayendo por debajo de lo que se esperaba en todos los análisis previos a la velada Draft, Haliburton ha estado en la discusión por el Rookie del año durante buena parte de la campaña. Un novato que jugó la Temporada Regular como si no fuera su primera experiencia NBA. Una muestra de ello es que firmó 1.44 puntos de media por posesión en transición con el balón en sus manos, siendo el mejor de la liga en este apartado -con al menos 40 posesiones en total-. Los números que registró están perfectamente bien para un rookie. Sin embargo, la aportación de Haliburton va más allá de las estadísticas. Es un jugador nacido para liderar al equipo sobre la pista, que juega para ganar y sin pretensiones de querer destacar de forma antinatural por encima del resto. Si lo consigue, es de forma orgánica, siendo una de las anclas defensivas y el cerebro del ataque de los Kings con tan sólo 21 años, escogiendo siempre la mejor opción en ataque, haciendo a sus compañeros mejores.  

Sin embargo, las pérdidas de balón son uno de los factores con más margen de mejora para el base, sobre todo, porque siendo un base tampoco acapara el balón, teniendo a De’Aaron Fox como compañero de ‘backcourt’. Tampoco es probable que evolucione en un jugador sobre el que recaiga todo el peso en ataque, pero sí uno que depure las malas decisiones de sus compañeros y sea fiable, como ya ha demostrado, en los últimos cuartos. Lamentablemente, tuvo que ser apartado por una lesión al final de la temporada, pero no consiguió eclipsar su juego este año. Es muy complicado imaginar un mejor rendimiento en una campaña como novato sin ser uno de los diez primeros picks.

4. IMMANUEL QUICKLEY

11.4 puntos, 2.1 rebotes, 2.0 asistencias, 0.5 robos, 38.9% T3

quickle.jpg

Quickley ha sido un soplo de aire fresco en la Gran Manzana

Los New York Knicks fueron uno de los equipos más sorprendentes en la temporada 2020-21 y con ellos Immanuel Quickley. Elegido en la vigésimo quinta posición, Quickley no tardó en demostrar sus habilidades como jugador ‘microondas’, con una capacidad para anotar o cambiar la dinámica ofensiva de su equipo nada más incorporarse a la pista. Quickley, junto a Derrick Rose -candidato al Sexto Hombre del Año- y Alec Burks, ayudó a que los Knicks tuvieran una de las segundas unidades más resolutivas y eficientes en los momentos finales en Temporada Regular.

Pese a ello, debido a su estatus de novato, su función desde la banca y el repentino contexto de competitividad en el que Nueva York se veía inmerso, no contó con todos los minutos en pista que a los aficionados les hubiera gustado. Sus 11.4 puntos se corresponden directamente a esos pocos minutos de juego. Por cada 36 minutos, fue el segundo rookie con más puntos por partido, solo detrás de Anthony Edwards. Se convirtió marca de la casa esa ‘bomba’ para finalizar sus jugadas dentro de la zona, pero, a fin de cuentas, no resultó ser tan eficiente como a primera vista parecía, por lo que deberá mejorar en sus finalizaciones bajo del aro para seguir progresando como anotador. En conclusión, Quickley es un jugador del que no se esperaba demasiado rendimiento en un equipo en el que tampoco había depositada ninguna esperanza, pero consiguió sumar hasta once partidos con más de 20 puntos siendo el séptimo jugador de la rotación de un conjunto que finalmente se posicionó en el cuarto puesto del Este,

5. JAE'SEAN TATE

11.3 puntos, 5.3 rebotes, 2.5 asistencias, 1.2 robos, 30.8% T3

tate.jpeg

Tate tiene potencial para ser una referencia defensiva en la liga

En el quinto puesto podrían haber entrado jugadores como Sadiqq Bey, Isaiah Stewart o Facundo Campazzo, entre otros, pero el caso de Jae’Sean Tate es oportuno mencionarlo. Un novato que llegó a la liga con 25 años, tras un camino poco convencional durante su formación como profesional, con paradas en Bélgica y Australia al no ser drafteado en 2018. El jugador de los Houston Rockets resultó ser un pequeño halo de luz entre las sombras que han rodeado a la franquicia texana desde la salida de James Harden con la temporada empezada y con un largo camino para la reconstrucción del equipo. Houston tiene depositada su confianza en el alero, siendo, de lejos, el jugador con más minutos disputados en los Rockets. Motivo de ello es que Tate es una de las mejores armas defensivas de esta camada de rookies, siendo el que más robos totales (85) sumó en la temporada.

Su camino a la élite y su forma de jugar reflejan a la perfección de qué pasta está hecho Tate: esfuerzo y lucha, algo que sobre todo se ve en la parte defensiva. Lidera a esta ‘Draft class’ en balones recuperados, faltas ofensivas provocadas y tiros de tres punteados. Además, pese a medir 1’96, es el segundo novato, detrás del pívot Isaiah Stewart, con más rebotes capturados y forma parte del Top 5 de novatos con mas tapones totales. Sin duda, un jugador que encajaría perfectamente en cualquier equipo, con la capacidad de tapar cualquier agujero y hacer el trabajo sucio. Habría sido un perfecto complemento para los Rockets de la era Harden.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
8 meses 2 semanas
#contenidos: 
28
#Comentarios: 
87
Total lecturas: 
63,833

Comentarios

LaMelo mejora a su brother pero sin duda Edwards tiene un talento y personalidad especial, perenne all-star si nada se tuerce, sorprende el porcentaje de 3 puesto que le visto partidos muy buenos desde ahí. Haliburton una sorpresa, su buen fit con Fox, tiene futuro por ese lado Sacramento. De lo demás, Patrick Williams puede ser ese jugador imprescindible desde el lado oscuro para los Bulls siempre que no se convierta en un contrato con patas a lo Otto Porter Junior. Avdija, de más a menos. Okongwu con minutos serios en play offs. Los Pistons tienen 3 jugadores muy interesantes a desarrollar. La sorpresa Maxey, y tanto protagonismo para Nesmith en Celtics. Inédito Jalen Smith. Y los robos sin duda a cargo de los Grizzlies con Bane y Tillman.