Solapas principales

San Antonio Spurs, hora de replantearse el rumbo

  • Tras 5 derrotas consecutivas, están a dos partidos de la octava posición
  • El récord de temporadas seguidas en playoffs, cerca de romperse

Anoche, San Antonio perdió su quinto partido consecutivo, esta vez contra Portland en casa. Esa derrota les ha colocado en el 12.º puesto de la Conferencia Oeste, a dos partidos del octavo clasificado, los Minnesota Timberwolves. A pesar de que acabamos de empezar la temporada, el rendimiento del equipo de Popovich ha hecho saltar las alarmas y replantear el futuro de una franquicia que nunca se ha visto fuera de la élite en los últimos 22 años.

La pasada temporada ya fue bastante dura para los Spurs, en la que perdieron a varios jugadores emblemáticos de los últimos años, difíciles de sustituir tanto en la cancha como en los corazones de los aficionados. Ginobili se retiraba y Tony Parker cambiaba de equipo, pero además jugadores clave en la última década como Danny Green y, sobre todo, Kawhi Leonard, abandonaban Texas. La pérdida de estos jugadores, sustituidos por otros como DeRozan, Belinelli o Poetl se notó muchísimo en defensa, aspecto en el que San Antonio siempre había sido uno de los mejores de la liga. Sin embargo, en la pasada temporada, acabaron en el puesto 20.º en ratio defensivo, una anomalía en la era Popovich.

Top Teamwork Plays of the 2013-14 San Antonio Spurs

Con esta defensa tan mediocre para los estándares de los Spurs, ¿cómo pudieron acabar en puestos de playoffs? Lo que Popovich no pudo conseguir en defensa sí lo logró en ataque. En la era del triple, los Spurs terminaron 6.º en ratio ofensivo con el menor número de triples lanzados por partido (25,3), pero con el mejor acierto desde detrás de la línea (39,2%). Sin embargo, hicieron lo que menos se recomienda hoy en día, abusar de la media distancia, desde donde lanzaron 24,9 tiros por partido, con un acierto del 43,3%. Parece mentira que con esos parámetros fueran el 6.º mejor equipo en ataque, pero con jugadores que dominaban esa distancia como Aldridge y DeRozan lo consiguieron.

En este verano, la gerencia de los Spurs no ha protagonizado grandes titulares. Se fueron jugadores como Bertans y llegaron otros como DeMarre Carroll o el rookie Keldon Johnson, además de que volvía al equipo Dejounte Murray, lesionado toda la temporada pasada. Sin embargo, las cosas no han mejorado en El Álamo, demostrando que tendrían que haber arriesgado un poco más en verano, aunque la situación salarial no permitiera demasiada libertad de movimientos.

Los Spurs han empeorado en defensa (ratio defensivo de 111,5, el 5.º peor de la NBA), aunque en ataque siguen en la parte alta (ratio ofensivo de 109,8, 7.º). Popovich sigue dando mucha importancia al tiro de media distancia (25,8 intentos por partido) y muy poco al triple (20,7 intentos por partido), donde han bajado su porcentaje hasta el 35,3%. Pero los Spurs han perdido su seña de identidad, la efectividad del pase. Todos recordamos aquellas Finales de 2014 donde dominaron a los Heat de LeBron con un juego ofensivo basado en el pase, pero este año dan 272,6 pases por partido, en la parte baja de la liga. DeRozan, el mejor jugador de los Spurs en la parte creativa del juego, tiende a acumular mucho balón y a solucionar las jugadas individualmente (19 drives por partido, 2.º de la NBA tras Harden). A pesar de este gran nivel de responsabilidad, DeRozan ha bajado sus promedios respecto a la temporada pasada, de 21,2 puntos a 19,8 y de 6,2 asistencias a 4,8.

Con este panorama y con DeRozan con una opción de jugador en 2020, se están disparando los rumores sobre un posible traspaso del escolta. El equipo que más ha sonado han sido Orlando, que necesita un anotador exterior para dar un salto de calidad a la plantilla. Sin embargo, parece que el nombre de Aaron Gordon no está sobre la mesa y desconocemos qué podrían ofrecer finalmente los Magic. Lo que parece claro es que el actual proyecto de los Spurs está ofreciendo malos resultados y que podrían dar paso a los jóvenes traspasando a DeRozan y Aldridge, con el objetivo de obtener jugadores que complementen a Murray, Derrick White o Bryn Forbes, que ahora parecen el futuro del club. Pero, ¿querrá Popovich tirar la toalla en la que puede ser su última temporada en los Spurs?

DeMar DeRozan's Best Plays From the 2018-19 NBA Regular Season

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 6 meses
#contenidos: 
191
#Comentarios: 
509
Total lecturas: 
567,049

Comentarios