Solapas principales

Trae Young no era "una mentira"

  • Acusado de estar sobrevalorado, el base de Atlanta ha comenzado con buen pie su andadura en la NBA, y está en boca de todos
  • "Creo que seré mejor jugador que Luka Doncic"

Hoy ha n sido noticia unas declaraciones donde el jugador de los Hawks  nº3 del draft, Trae Young, se compara con Luka Doncic, y pese a alabar el juego del esloveno, se ha imaginado con un mejor futuro en la liga ("seré mejor jugador que él"), basando sus argumentos en sus particulares cualidades: "Solo por mi habilidad para abrir la cancha y mantener a otros jugadores involucrados". Analizamos su primer mes en la mejor liga del mundo:

young_portada.jpg

Portada Trae Young

Base, 1.88 cm de estatura, 20 años y una presión sobre sus hombros propia de uno de 30 con 10 años de experiencia en la liga. Así son los tiempos modernos, los tiempos de redes sociales, de hype y de haters. El caso de este jovencísimo base de Oklahoma no es el primero ni será el último. Un jugador muy llamativo en su época de Universidad, que tan rápido es encumbrado como enterrado. Se acabaron los tiempos de adaptación, maduración y de crecimiento como jugador. Tan mal nos han acostumbrado los Simmons, Tatum y Mitchell, que ya esperamos o buscamos que un rookie sea una superestrella desde el primer día de competición.

Etapa universitaria, una estrella viene en camino

27.4 puntos, 3.9 rebotes, 8.7 asistencias y 1.7 robos por partido eran la carta de presentación de Trae Young al mundo NBA. Un único año en la Universidad le sirvió a Young para coronarse como líder de la liga en puntos (848) y asistencias (271), siendo así el primer y único jugador universitario en toda la historia en conseguir copar estas estadísticas conjuntamente. La nota negativa fueron sus pérdidas (161), que le situaron también en el primer puesto en este apartado. Como premio a estos números, Young fue incluido en el primer equipo del All-American Team y ganador del premio USBWA al "Freshman" nacional, otorgado al mejor jugador universitario masculino y femenino de primer año. 

trae_young_universidad.jpg

Trae Young en su etapa en la Universidad

Un jugador ágil, con dribbling, buen pasador y sobretodo, un lanzador compulsivo (10.3 triples intentados por partido). Alcanzó en un partido los 48 puntos donde anotó 14/39 tiros de campo con un 8/20 en triples. Viendo la cantidad de lanzamientos que realizaba por partido, quedaba demostrado que este chico tiene carácter y personalidad. Muchos pensarían rápidamente que se trataba de un jugador egoísta con su juego, pero nada más lejos de la realidad. Esa misma temporada, Young batió el récord de asistencias en un partido de la NCAA repartiendo 26, y añadiendo 26 puntos.

Todos estos datos y anécdotas de su juego, no pasaban desapercibidas para las franquicias NBA, que se frotaban las manos al ver el diamante en bruto que llegaba a la liga.

La noche del draft y un traspaso para la historia

Dado el éxito que Young estaba cosechando en su primer año de universidad, y el impacto mediático que ello conllevaba, era situado por los expertos como un TOP 3 para el draft. A medida que la temporada avanzaba, Ayton, Doncic y Bagley III se le adelantaban en los mocks. A su alrededor comenzó a correr la duda y la incertidumbre, principalmente por su defensa. Y es que Trae Young tiene muchas virtudes ofensivas, pero no así defensivas. Carece de un físico potente y las preguntas sobre si podría desarrollar su juego en la NBA iban en aumento. Si tenía una mala noche de cara al aro, se aprovechaba para añadir que además de mal defensor, era irregular. Toda esta corriente negativa y comentarios, le hicieron bajar puestos en las quinielas, semanas antes de la ceremonia. Le llegaron a situar a partir del sexto puesto, incluso algunas previsiones, no descartaban verle caer hasta la novena posición.

Pero llego la noche del Draft y el resto es historia. Los Hawks con su pick número 3 seleccionaron a Luka Doncic y lo traspasaron a Dallas Mavericks, quiénes con su pick número 5 escogieron a Trae Young. El traspaso se cerró añadiendo una primera ronda de 2019 protegida (1-5) rumbo a Atlanta. Los Hawks daban un golpe encima de la mesa, y depositaban todo su proyecto de reconstrucción y futuro sobre Trae Young, dejando escapar así a un jugador con mucho talento como Doncic. Al parecer todas las partes quedaron contentas. Young por su forma de ser y de jugar al baloncesto, agradecía ser el eje y estrella de una franquicia desde su primer minuto en la liga, y Doncic prefería jugar en Dallas antes que en cualquiera de los 4 primeros equipos que tenían elecciones. Lo que en baloncesto se denomina: "Win Win".

Impacto en la liga

Tras una Summer League muy discreta, en la que no obtuvo buenos porcentajes de tiro y se le vio algo ansioso, comenzó por fin la temporada NBA. Trae Young ha comenzado su temporada rookie con buen pie. No al nivel superestrella que se le presuponía en la Universidad, pero sí a un nivel suficiente para mantenerle arriba en las quinielas para el ROY. Sus estadísticas así lo confirman: 18.5 puntos, 8.2 asistencias, y 3.3 rebotes en 30.6 minutos.

 

trae_young.jpg

Trae Young @nba.com

A pesar de estas más que dignas estadísticas, Trae Young muestra un juego con luces y sombras, capaz de lo mejor y lo peor. Lo mejor, las sensaciones que transmite en pista con el balón en las manos, repartiendo juego y moviendo al equipo; lo peor, sus porcentajes de tiro, que a priori, eran su mejor arma.

En el apartado de asistencias, Young está siendo de los más destacados. Ocupa el 5º puesto de toda la liga en esta faceta, y el 1º teniendo en cuenta sólo a los rookies. El base de Oklahoma se encarga de aportar casi la mitad de las asistencias totales de su equipo, repartiendo el 42.6% de ellas. Cabe destacar como nota negativa, que Young tiene un promedio de 4 pérdidas por partido, y que por cada dos asistencias que lleva a cabo, sufre una pérdida. (AST/TO % de 2.04). Es el sexto jugador de toda la liga que más balones pierde, y lo más preocupante es que no lo compensa con robos, ya que promedia 0.4.

Las sospechas sobre sus carencias defensivas están quedando reflejadas en este inicio de temporada. No podemos olvidar que juega en Atlanta Hawks, una franquicia en reconstrucción, que durante todo el año recibirá numerosos correctivos por parte de los demás equipos, pero es una evidencia que Trae Young no está defendiendo bien.

Sus porcentajes de tiro no son para nada lo que se espera de él, especialmente el de triples (28.4%). Young intenta 6.2 triples por partido de los cuales únicamente anota 1.8. A pesar de ello, firmó una actuación para el recuerdo frente a los Cavaliers. Young anotó 35 puntos (13/23 en tiros, 6/14 en triples) y 11 asistencias. No fue una noche cualquiera, ya que Trae Young se convirtió en el primer rookie en conseguir 35 puntos y al menos 10 asistencias desde Stephen Curry. Anteriormente solo LeBron (2004) y Iverson (1996) lo habían logrado. Young es el segundo más joven de la historia en conseguirlo, únicamente por detrás de LeBron. Además de ello, ningún jugador había firmado estos números en sus tres primeros partidos en la liga desde Isiah Thomas (1981). 

Trae Young Drops 35 & 11 In Victory Over Cleveland | October 21, 2018

Con el permiso por el momento del monstruo de Arizona, Deandre AytonDoncic y Young se están erigiendo como los mejores novatos hasta la fecha. Ambos se vieron involucrados en un traspaso entre ellos, y el destino parece querer verles batallar hasta el final de temporada por el trofeo de mejor novato del año. 

Hasta la fecha, solo hemos presenciado un enfrentamiento entre ambos. Saldado con una victoria para los Hawks, con 17 puntos (1/3 T3), 5 asistencias para Young y 21 puntos (2/9 T3), 9 rebotes para Luka. El esloveno no tuvo su noche desde el perímetro y acabó sucumbiendo frente a su principal rival por el ROY. A pesar de este encuentro, la realidad es que Doncic está un peldaño por encima de Young actualmente

Volviendo a la realidad, y recordando que estamos hablando de un rookie, la temporada de Young hasta la fecha está siendo buena. Si mejora sus porcentajes de tiro, algo que no debe ser muy complicado para él, y evoluciona en defensa, experimentará un gran salto de calidad. Si aumenta su eficacia anotadora desde el perímetro, no sería algo descabellado ver a Young superar los 20 o 22 puntos por partido, unidos a sus muy buenas 8 asistencias. Para no tener unos buenos porcentajes de tiro, los 18 puntos que promedia por partido son una gran marca.

Todo esto, puede ser cuestión de confianza, cuestión de rachas, pero lo cierto es que Young tiene al alcance de su mano ser un rookie para el recuerdo. Un jugador predestinado a la crítica, ya sea buena o mala, pero al fin y al cabo, las estrellas y los grandes jugadores siempre están en boca de todos. 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 meses 2 semanas
#contenidos: 
8
#Comentarios: 
3
Total lecturas: 
11,029