Solapas principales

Una sonrisa mágica en la NBA

  • De 'Earving' a 'Magic' Johnson
  • Un repaso a la carrera del mítico 32 Laker

Earvin Johnson es uno de los padres de la NBA moderna. Junto a leyendas como Larry Bird o Michael Jordan e iconos como el recientemente retirado David Stern, Johnson volvió a convertir la NBA en algo grande, en espectáculo, en showtime. 5 anillos de campeón, 3 MVP de las finales y otros tantos de temporada regular, 12 apariciones en el All-Star weekend y un apodo, Magic, más que merecido, escriben su historia.

A diferencia de muchos otros jugadores de la mejor liga de baloncesto del mundo, la historia de Magic Johnson va más allá de su presencia en una cancha de la NBA, mucho más lejos. Nacido en Lansing, Michigan en 1959, Earvin Johnson no venía de una familia con muchos medios y valores de trabajo y esfuerzo le fueron inculcados desde pequeño. Tanto su madre como su padre habían jugado a baloncesto siendo jóvenes y ambos consiguieron que Earvin se enamorase del deporte de la pelota naranja. Su primer ídolo fue Bill Russell, más por su afán ganador y sus éxitos que por su habilidad en la pista. Johnson, como Russell, tenía genes competitivos y ganadores; ambos odiaban perder. Esa característica la tendría en común con su mayor rival y mejor amigo algunos años más tarde.

Tras enrolarse en Everett High School, Johnson recibió con 15 años un apodo por parte de un periodista local. Este mote se quedaría con él para siempre y le convirtió en Magic Johnson después de un partido en el que el joven Earvin consiguió 36 puntos, 18 rebotes y 16 asistencias. Ese mismo año Magic lideró a su escuela al campeonato estatal tras conseguir la victoria en la prórroga y fue nombrado como el mejor jugador de High School de la historia del estado de Michigan.

magic-johnson-h.jpg

Magic Johnson en Everett High School

Tras finalizar su periplo de High School no fueron pocos los programas de la NCAA que intentaron que Magic se uniese a ellos pero él lo tenía claro, quería quedarse cerca de casa y finalmente su decisión fue la de unirse al programa de Michigan State University donde se le prometió la posición de base y un roster a la altura del nivel de Magic. Pese a que el plan de Johnson era convertirse en comentarista deportivo rápidamente se percató de que podría aspirar a mucho más, incluso un futuro profesional en el baloncesto. 17 puntos, 7.9 rebotes y 7.4 asistencias en su primera temporada fueron uno de los argumentos más convincentes de ello, liderando a los Spartans a un record 25-5 y el título de la Big-Ten Conference.

La temporada 1978-1979, la segunda de Earvin en Michigan, tendría un final soñado para el base y marcaría el inicio de una de las rivalidades más míticas de la historia del baloncesto profesional estadounidense. Los Michigan St. Spartans volvieron a clasificarse para el torneo de la NCAA (Liga universitaria americana) y esta vez avanzaron hasta la final donde tendrían que enfrentarse a unos Indiana State liderados por un tímido pero sublime tirador blanco, Larry Bird. Esa noche empezó una rivalidad que años después se convertiría en una amistad inquebrantable. En el partido universitario más visto de la historia de la TV americana los Spartants de Johnson se proclamaron ganadores con un Magic nombrado MVP por decisión unánime. Así fue como Johnson dijo adiós a la liga universitaria por todo lo alto y se presentó al Draft de 1979 de la NBA.

magic_bird_college.jpg

Magic y Bird en la NCAA

Elegido en la primera posición en la noche del Draft, Magic Johnson se convertía en una estrella mediática desde el momento en el que pisó Los Angeles para jugar en los Lakers. Esa primera temporada Earvin Johnson daría muestras de su talento desde el primer momento para liderar, de la mano de Kareem Abdul-Jabbar a los Lakers a un record de 60-22 en regular season y a las NBA Finals de 1980. Frente a ellos, unos 76ers liderados por Julius Erving. Kareem promediaba 33 puntos por noche hasta que en el quinto partido de las finales se torció el tobillo, obligándole a perderse el sexto partido. Con la serie 3-2 a favor de los Lakers el entrenador de los angelinos decidió que sería Magic quien sustituyese a Kareem en la posición de pivot. Los más escépticos se le echaron encima pero todos tuvieron que callar cuando vieron a Magic terminar el encuentro con unos números bárbaros de 42 puntos, 15 rebotes, 7 asistencias y 3 robos. Partido para Magic, anillo para los Lakers y un MVP de las finales más que merecido para ese rookie que jugaba de base pero ganó un anillo él solo jugando de pivot. Johnson se convertía así en el único rookie en ganar un MVP de las finales. Este sexto partido de las finales de 1980 aún se recuerda como uno de los momentos más épicos del baloncesto americano.

Las siguientes temporadas de Magic mezclarían el dulce sabor de la victoria con el amargo de la derrota y de las decepciones. Para empezar tuvo que perderse 45 partidos de su temporada de sophomore por un desgarro en la rodilla; la temporada se había echado a perder. El año siguiente Magic tuvo discusiones con su entrenador, Paul Westhead, que le llevaron a pedir el traspaso. Jerry Buss en cambio decidió mantener a Earvin y sustituir a Westhead por Pat Riley. Esa temporada Johnson promediaría 18.6 puntos por partido, 9.6 rebotes y 9.5 asistencias por noche llevando a los Lakers a las finales de 1982 contra Philadelphia. Nuevamente el título se decidió en el sexto partido de la serie gracias a un triple-doble de Magic (13 puntos, 13 rebotes y 13 asistencias) que le valió su segundo anillo en LA y su segundo MVP de las finales en tan solo su tercer año en la liga.

El año siguiente los Lakers volvieron a enfrentarse a los Sixers en las finales de la NBA. Los de Philadelphia habían incorporado a Moses Malone a su plantilla y con unos Lakers plagados de lesiones se alzaron finalmente con el título de campeones de la liga en 1983 con Johnson promediando 18-13-8 en la serie final.

magic_jonhson_gancho.jpg

Gancho de Magic sobre Parish

Los cuatro años siguientes enfrentarían a Magic con un rival de la universidad, Larry Bird, a la vez que entablaban uno de los duelos más míticos de la historia, el Celtics-Lakers. La temporada 83-84 llevó a los Lakers a las finales por tercer año consecutivo y trajo consigo el primer gran asalto entre Bird y Johnson. Esta vez la serie deparó un séptimo y último partido lleno de emoción que vería como Magic conseguía su tercer anillo o como Bird se vengaba de la derrota de Indiana State años atrás. Finalmente fue lo segundo lo que se cumplió y Johnson volvió a probar el sabor de la derrota, que se tomó muy a pecho pues varios errores suyos terminaron condenando a unos Lakers que nunca fueron del todo superiores. El año siguiente la final volvería a repetirse entre Celtics y Lakers con un Abdul-Jabbar que pese a estar en sus últimos años demostraba que seguía dominando la pintura en la pista. La victoria en este caso fue a parar a California con un resultado final de 4 a 2 para los Lakers y con Magic Johnson promediando 18.3 puntos, 14 asistencias y 6.8 rebotes por partido durante las finales.

Desde 1982 hasta 1990 Magic promediaba un doble-doble de puntos y asistencias cada año y la temporada 85-86 no fue una excepción. Magic no pudo evitar que los Lakers cayeran eliminados frente a los Rockets en las Finales de Conferencia. La temporada de 86-87 y promediando 23.9 puntos por partido Magic consiguió su primer MVP de temporada regular y llevó a los Lakers a la final de la NBA contra unos renovados Celtics. Un gancho de Johnson por encima de Robert Parish y Kevin McHale en el cuarto partido, entre otras actuaciones, hicieron que los Lakers se alzasen con el cuarto anillo de la era Magic, quien conseguía su tercer MVP de las finales con 26 puntos 13 asistencias y 8 puntos por encuentro en la serie final.

larry-bird-magic-johnson.jpg

Bird y Magic en las finales NBA

La siguiente temporada los Lakers de la mano de Johnson conseguían lo que nadie había logrado desde 1969: Repetir título dos años seguidos. Las finales contra los Bad boys de Detroit fueron feroces y se resolvieron en el último partido gracias a un increíble triple-doble de James Worthy. Ese anillo fue el último título de Johnson en la NBA y aportó unos números de 18.6, 8 y 12.4 cada noche para conseguirlo. La temporada 88-89, la última de Kareem en Los Angeles le valió a Magic su segundo MVP de regular season con unos promedios de 22-8-13 por partido. Las finales volvieron a emparejarles con los Pistons que aprovecharon la baja de Jonhson a partir del segundo partido para endosar un 4-0 a los Lakers y alzarse con el título.

Su tercer MVP de temporada regular llegaría en la primera temporada sin Kareem Abdul-Jabbar pero las actuaciones de Magic no llevarían a los Lakers más lejos que las semifinales de conferencia donde fueron apeados por los Phoenix Suns. La temporada siguiente siguió un camino similar, si bien es cierto que Johnson no pudo repetir MVP si que promedió unos grandes números de casi 20 puntos, más de 12 asistencias y 8 rebotes por partido. Llegaron a las finales de la NBA que les enfrentaba a unos Bulls liderados por un tal Michael Jordan, líder anotador de la liga los anteriores 5 años. Fue clave entonces la defensa del alero Scottie Pippen, fiel escudero de Jordan en sus anillos, sobre Magic Johnson y pese a que Earvin consiguió dos triples-dobles durante las finales el título de campeón viajó a Chicago y fue Jordan quien consiguió el MVP de las finales.

magic_johnson_michael_jordan.jpg

Michael Jordan defendiendo a Magic Johnson

El mundo del hombre de la sonrisa constante empezó a caerse en la pretemporada del verano de 1991. Magic debía hacerse un chequeo médico para poder contratar un seguro de vida y resultó que ese chequeo si que terminó salvándole la vida. Fue entonces cuando Magic descubrió que era portador del virus VIH (de la enfermedad del sida) y que no podría continuar jugando al baloncesto. Convocó a la prensa en noviembre del 1991 y anunció su retirada en una rueda de prensa muy emotiva en el Forum de Los Angeles. Su enfermedad representaba entonces su nuevo rival, otro al que debía ganar en el partido más difícil de su vida.

Corría una época en la que cualquier persona con VIH era marginada, tachada de homosexual y estaba mal vista. Magic cambió todo eso. Convirtió la lucha contra el sida en algo más cercano, pues ahora todos conocían al menos una persona portadora del virus. Para Magic no todo fueron malas noticias ese año puesto que su nombre había sido incluido en las votaciones para el All-Star game de esa temporada antes de que Johnson anunciase su retirada. Los aficionados le eligieron para acudir al partido que se celebraba en Orlando y Magic jugó de titular, no sin antes ver cómo se creaba una gran controversia sobre la seguridad de que una persona infectada con VIH tuviese contacto con los demás jugadores. Tras un comienzo algo tímido Magic Johnson demostró que el talento no se pierde de la noche a la mañana y ofreció una de las actuaciones más mágicas de la historia del deporte en todo el mundo. Terminó con 25 puntos 9 asistencias y 5 rebotes, incluyendo varios triples en los últimos instantes y duelos 1 on 1 contra jugadores como Michael Jordan. Al término del encuentro fue nombrado MVP del All-Star unánimemente.

1992 NBA All-Star Game - Magic Johnson puts on a show in the final 4 minutes

Ese verano Earvin Johnson recibió otra buena noticia y fue seleccionado para participar junto al USA-Team en los Juegos Olímpicos de Barcelona del '92. Magic formó parte entonces del mejor equipo de la historia del baloncesto, el dream team que se alzó con el oro olímpico juntando a estrellas de la talla de Jordan, Bird, Barkley y el mismo Johnson. Estados Unidos ganó la medalla apabullando a todos sus rivales por 43.8 puntos de media de diferencia.

Cuando el verano terminó Magic decidió que intentaría volver a la NBA al inicio de la temporada siguiente. Después de varios entrenamientos y ejercicios y tras causar nuevamente mucha polémica por parte de fans y jugadores se retractó en su decisión y volvió a su retiro. Sus últimos momentos como jugador de la NBA se dieron años más tarde, cuando Magic decidió volver a los Lakers en 1995 y jugó 32 partidos con la camiseta de los oro y púrpura antes de retirarse definitivamente.

Desde entonces Magic Johnson se ha dedicado a diversas cosas, dando importancia a su lucha contra el sida entre otras. Su trabajo en este ámbito inspiró a muchísimas personas y cambió la mentalidad de mucha gente sobre el virus y sus portadores. En el mundo del baloncesto, Magic Johnson revolucionó el deporte y una liga que previa a su llegada parecía estar en sus horas finales. Pero su noches más mágicas, sus duelos con Bird y Jordan, sus actuaciones más emotivas y su sonrisa nunca terminarán de dejar la NBA. Después de su retirada Earvin Johnson fue elegido entre los 50 jugadores más importantes de la historia de la NBA y fue admitido al Hall of Fame en 2002, poniendo el broche de oro -y púrpura- a la carrera de una persona, más que de un jugador.

magic_johnson.jpg

Magic Jonhson en la actualidad

 

"Ask not what your teammates can do for you. Ask what you can do for your teammates."

"Magic is who I am on the basketball court. Earvin is who I am."

"You don't have to be Magic to be special. You're already special; you're you."

                                                                         -Earvin 'Magic' Johnson.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 2 meses
#contenidos: 
53
#Comentarios: 
71
Total lecturas: 
213,001

Comentarios