Se encuentra usted aquí

Polémica por el clásico: por qué el Barca no puede impugnar el partido contra el Madrid

 

El clásico entre Real Madrid y Barcelona dejó muchas polémicas en un partido que se destacó por sus rarezas, infortunios y excentricidades. En especial, el encuentro quedó marcado por una jugada que fue crucial para definir el resultado que terminó 65-64 a favor del club blanco.

A falta de 2:48 para el final del primer cuarto, Jan Vesely lanzó un disparo para llevar la ventaja del Barça a 10 (16-6). Sin embargo, los árbitros Ilija Belosevic, Milan Nedovic y Luka Kardum detuvieron la jugada después del tiro del pivot y fueron a revisar la jugada, debido a problemas con el reloj del juego, el cual se había detenido varias veces durante la posesión.

Primero, el reloj del juego se detuvo a los 2:55, y luego los 2:52. Por ese motivo los jueces decidieron cronometrar la posesión manualmente para determinar si el disparo se intentó a tiempo, lo que se prestó a suspicacias. El problema es que el club catalán no podrá impugnar el resultado del encuentro.



Tras una larga revisión, los árbitros decidieron no sancionar el disparo debido a una violación del reloj de disparo. El fallo desató una reacción enardecida del entrenador del Barça, Roger Grimau. Los magistrados dictaminaron que pasaron más de 6 segundos antes de que Vesely anotara, por lo que la canasta no fue legal y el balón fue para el Real Madrid.

¿Por qué Barcelona no puede impugnar el partido contra Real Madrid?

El Barça no firmó el acta bajo protesta, por lo que la impugnación del partido, que terminó por un punto a favor del Madrid, es inviable. Sin embargo, el club catalán enviará un documento a la Euroliga exponiendo su queja por lo que entienden que es un grave error que les costó el clásico. Se espera la respuesta del organismo.

Sobre el autor

 
Imagen de Joaquin Espeche Joaquín Espeche@Joaquin_EspecheJoaquín (San Miguel de Tucumán, Argentina) estudió Ciencias de la Comunicación y Periodismo deportivo. Su amplia experiencia abarca medios como La Gaceta de Tucumán, Básquet Plus de Buenos Aires y Voces Críticas de Salta, entre otros. Su gran pasión, aparte del baloncesto y los Lakers, es el fútbol (como buen argentino), siendo seguidor del Atlético Tucumán. Lo que menos se conoce de Joaquín es que también estudió Psicología. Sus otras pasiones, además del deporte, implican el cine, la tecnología y el teatro.
Antiguedad: 
2 años 1 semana
#contenidos: 
538
#Comentarios: 
10