Solapas principales

Bourousis hace temblar el imperio ruso (81-71)

  • Otra vez con un doble doble, el pívot griego guió a los azulgranas al triunfo
  • Duro e intenso, CSKA no fue capaz de igualar el físico de los de Peras y echó en falta a De Colo
  • Teodosic, expulsado, e Itoudis, con una rueda de prensa fuera de lugar, avergüenzan a su club con su actitud

Duro, intenso y espectacular. Puro baloncesto. Así se puede definir el encuentro vivido hoy en el Buesa Arena entre el Laboral Kutxa Baskonia y el CSKA de Moscú. Baloncesto del más alto nivel europea, digno de todo un TOP16. Una lucha a cara de perro, donde las defensas han brillado más que los ataques, pero donde la calidad ha dejado todo tipo de imagenes para el recuerdo con muchas jugadas espectaculares. Hasta el último minuto (y solo gracias una nueva y vergonzosa pataleta de Milos Teodosiv) el partido ha ido en un pañuelo, nunca superando el Baskonia los 10 puntos de ventaja, ni consiguiendo remontar del todo el CSKA. Los púpilos de Velimir Perasovic, liderados nuevamente por Ioannis Bourousis, han demostrado un juego coral y una intensidad defensiva que les coloca a la altura de cualquier grande de Europa a un solo partido. Los moscovitas, que han bajado al barro y demostrado su calidad en múltiples momentos, han echado demasiado en falta la baja de última hora de Nando De Colo. Jugador diferencial donde los haya en esta Euroliga, la baja del francés ha pesado demasiado al final del partido (hasta el punto de volver a mostrarnos al Teodosic desquiciado y malencarado). De los arbitros, protagonistas al final de partido y en la rueda de prensa, poco que decir. Han hecho un trabajo mediocre (en la línea de cualquier encuentro de Euroliga), pero equitativo: han pitado con el mismo criterio a ambos, dejando muchos contactos y muchisima intensidad.

darius-adams-laboral-kutxa-vitoria-gasteiz-eb15.jpg

Dairus Adams (Foto: Euroleague)

El partido arrancaba, en Vitoria-Gasteiz, mostrando lo que serían los cuarenta minutos que estaban por llegar. Intensidad y velocidad. Cuatro puntos seguidos de Darius Adams daban la primera ventaja en el marcador a un Laboral Kutxa, que se mantendría al frente practicamente todo el encuentro. Mientras que los puntos locales se distribuían entre todos sus jugadores (Adams, Causeur, Hanga, Ili Diop y Shengelia), en el CSKA solo Jackson y Fridzon conseguían anotar. Este desequilibrio se vería reflejado en el marcado con la primera gran ventaja azulgrana: 15-8, minuto 8. El primer cuarto se cerraría con un insólito 18-10, y un triplón de Jaka Blazic en el último segundo, donde la escasez de puntos de los moscovitas sorprendía a propios y extraños.

El segundo cuarto arrancó igual que acabó el primero. Baskonia renovaba sus armas, y con una salida a pista espectacular de Bourousis, abría la diferencia hasta los 10 puntos: 22-12. Ahí llegó la primera jugada clave del partido. Itoudis, entrenador del CSKA, fuerza un técnica para intentar romper la dinámica del encuentro. Y lo consigue. CSKA empieza a carburar, y en cuanto consigue parar al pívot griego con una asfixiante defensa de Hines, comienza a recortar diferencias gracias al buen hacer del propio Hines y de Higgins. Baskonia no encuentra su ritmo, y solo una canasta de Corbacho al filo del descanso, después de que el balón rebote entre varios jugadores, le permite llegar al mismo empatado: 34-34. Paso por los vestuarios con todo por decidir.

kyle-hines-cska-moscow-eb15.jpg

Kyle Hines entrando a canasta (Foto: Euroleague)

El inicio de la segunda parte fue apoteósica. Para sacudirse cualquier fantasma, Laboral Kutxa golpea primero con un triple de Fabien Causeur y una canasta de Toko Shengelia, 39-34. El CSKA vuelve a sentirse incómodo en un Buesa Arena donde los cerca de 12.000 espectadores presentes se dejan el alma por su equipo. Los rusos empiezan a tener claro que ganar este partido no será nada facil. Shengelia con varias canastas seguidas vuelve a abrir el marcador hasta los 8 puntos de diferencia, justo antes de que emerja una de las figuras del encuentro para bien y para mal: Milos Teodosic. Echando su equipo a la espalda, el base serbio toma las riendas en la anotación permitiendo a su equipo llegar al final del tercer cuarto solo perdiendo de 3: 57-54.

Quien cerraba el tercer cuarto con una canasta, Adam Hanga, abría el cuarto de la misma manera. El equipo local no quería dejar espacar un partido que no había ido perdiendo en ningún momento, pero los moscovitas con un cada vez más acertado Teodosic no iba a ponerlo nada facil. La igualdad fue la tónica general de unos primeros siete minutos, donde ni el Baskonia rompía el partido, ni el CSKA lo remontaba. Pero metidos el los tres últimos minutos del encuentro, la calidad del equipo ruso comenzó a aflorar. Dos triples seguidos de Teodosic y Higgins ponían, por primera y única vez en el partido, por delante al CSKA: 69-72. Pero la respuesta azulgrana no se hizo esperar. Un triple de Bourousis devolvía el liderazgo a los de Perasovic, que con un robo en la siguiente defensa y un mate en contraataque de Hanga abrían un hueco en el marcador que sería definitivo. Pero aún quedaba vivir la peor cara del encuentro. A falta de menos de un minutos, tras una nueva canasta de Tillie (76-70), Milos Teodosic perdía la cabeza definitivamente. Tras haber discutido con un arbitro ya en la jugada anterior, en esta ocasión recorre todo el campo para encararse a él y amenazarle. Un técnica seguida de una descalificante que no frenaron al serbio. Tuvieron que ser sus compañeros y algunos miembros del banquillo quienes agarrarán a Teodosic, que continua siguiendo al arbitro profiriendo todo tipo de gritos y gestos. Impresentable. Hay que saber perder. Ese fue el fin del partido. A partir de ahí, poco más hasta el 81-71 final, que si bien es un diferencia algo excesiva, muestra el devenir del encuentro. Un Laboral Kutxa mejor superando a un CSKA que echo demasiado en falta a su verdadero líder, Nando de Colo. Una victoria que permite al Baskonia afrontar con mayor optimismo su doble visita a Barcelona y Madrid en la siguientes jornadas.

adam-hanga-laboral-kutxa-vitoria-gasteiz-eb15.jpg

Hanga machaca el aro (Foto: Euroleague)

Destacar sobremanera a un Ioannis Bourousis que en los últimos partidos arrastraba en su ánimo el reciente fallecimiento de su suegro. 19 puntos y 13 rebotes, en tan sólo 25 minutos, para un total de 30 de valoración. Sin duda, actualmente el mejor pívot de Europa. Junto a él, Shengelia (11 puntos y 6 rebotes), Fabien Causeur (15 puntos), Darius Adams (13 puntos y 6 asistencias) y Adam Hanga, el hombre para todo (10 puntos, 3 rebotes y 4 asistencias). Destacar también, como ha hecho en reuda de prensa Perasovic, los 11 minutos jugados por Mike James, a quien los médicos recomendaron no jugar. Muy valiosos los minutos de descanso que le ha dado a su compañero Adams. Del CSKA, destacar a Hines, que con 11 puntos y 11 rebotes ha puesto en muchos apuros al cuadro vitoriano. La otra figura destacada, Teodosic, no merece mayor mención por su falta de deportividad final.

milos-teodosic-cska-moscow-eb15.jpg

El bueno y el malo. Bou dominó y Teodosic avergonzó. Foto (Euroleague)

Lo que fue un grandisimo partido de baloncesto, acabó como un espectáculo dantesco obra y gracia del no saber perder de Milos Teodosic, jugador del CSKA de Moscu, y Dimitris Itoudis, entrenador del equipo. Fue un partido duro e intenso, un partido 100% Euroliga. Ni más ni menos. Con arbitros que dejaron jugar y apretar, pero dejaron a ambos equipos. Lo que no es de recibo, es que después de que te han dejado dar tanto como has recibido (quid pro quo), al ver perdido el partido a falta de un minuto insultes y amences a un arbitro hasta provocar tu expulsión (Teodosic) y luego de una rueda de prensa donde faltes el respeto al equipo rival quejandote de los arbitros y diciendo que en lugar de un partido de baloncesto, lo vivido ha sido un combate de lucha libre (Itoudis). Hay que saber ganar y hay que saber perder. Y cuando has "repartido tanta cera" como la que has recibido, no puedes quejarte de los arbitros por haber perdido. Siendo todo un CSKA de Moscú, hay que ser mucho más elegante. No pasará nada, esto sigue siendo Euroliga, pero tanto las claras amenazas vertidas por Milos Teodosic al arbitro francés como la rueda de prensa del técnico griego deberían recibir una dura sanción.

Enfado de Teodosic con los árbitros (Vídeo de Aaron Morales para Kia en Zona): 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 años 7 meses
#Contenidos: 
43
#Comentarios: 
594
Total lecturas: 
247,447

Comentarios

Otro txipirón que nos hemos merendado. Épica victoria y enganchados en el grupo de la muerte, que es un auténtico TOP 8. Se tardará en olvidar el partido de ayer. Lo de Teodosic es la reacción propia del niño consentido: acostumbrado a que esa falta se la piten, por ser quien es, aunque no lo sea, no pudo soportar ver cómo perdía el partido y,lo que era peor, cómo el árbitro no respetaba su status. Su mirada de chulo piscinas al árbitro, según se iba al vestuario le retratan. Una lástima, yo pensaba que este tío era más elegante. Pero es muy difícil saber ser un divo.

Aquí veo repetida la falta de Tillie y en otra noticia acabo de comentar que no la había visto bien. Quizá algo de flopping sí que hace Teodosic, no sé. Pero antes de que Tillie anote ya está levantándose el serbio y encarándose con el árbitro en vez de intentar hacer la falta para evitar la canasta. El tío a lo suyo, a que piten para él y que se juegue para él.

Por cierto, me hace gracia la referencia del comentarista a las dos técnicas que se le pitaron la semana pasada a Navarro como otro "intocable" de la competición. Espero que esta sea la tónica de la próxima Euroliga y se acabe esto del respeto a los popes de la cancha y la falta de respeto a los jóvenes y desconocidos.

Enésima exhibición esta temporada del vago, el mejor pivot de Europa en estos momentos como dice la crónica. Y victoria de mucho prestigio ante el CSKA. Es lamentable lo de Teodosic, primero parece un luchador de wrestling haciendo cuento, luego hace que le echen y por último esa mirada de matón zumbado perdonando la vida al árbitro mientras se va al vestuario

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar