Solapas principales

Israel González: “se ha generado una cultura de equipo que hemos mantenido”

Israel González (Torrelavega, Cantabria, 1975) ocupa desde este verano pasado, en 2021, la posición de entrenador en el ALBA Berlín, desde que Aíto García Reneses anunciara su descanso. Israel González conoce de sobra la organización, de hecho, llegó como entrenador ayudante en 2017, siendo parte de los éxitos recientes del conjunto alemán. El cántabro no ha tenido una temporada fácil, en la que el equipo ha vivido muchas lesiones y bajas por Covid-19, pero que ha acabado de la mejor manera posible con un doblete de copa y liga alemana, en la que además acabó como ganador de liga regular. En Solobasket hemos tenido ocasión de hablar en exclusiva con el español después de conquistar el tercer título de liga consecutivo para ALBA Berlín, y que confirma que el proyecto iniciado ya hace unas temproadas del “Spanish ALBA” está más que vivo y es todo un ejemplo de éxito. 

 

Pregunta: ¿Cómo estás? Me imagino que te ahora estáis digiriendo el título recién conseguido.

Israel González: "Sí. La verdad que disfrutando el momento y descansando un poquito, porque siempre que empieza o acaba la temporada siempre tengo unos días que me cojo un catarro, no sé por qué me pasa, pero es así."

P: Habéis tenido una final muy, muy buena contra Bayern de Munich. Comenzastéis ya con un 2-0 y habéis acabado con una victoria muy buena en el cuarto partido en Múnich, ¿cuáles crees que fueron las claves al final de esa levantar el título?

IG: "La clave ha sido que hemos llegado al fin de temporada en muy buena forma. Yo creo que esto es debido a que por el mes de enero hemos tenido 11 casos de Covid en el equipo. Entonces estuvimos dos semanas parados y luego tuvimos que jugar muchos partidos seguidos. Y hemos estado jugado desde entonces hasta el final de temporada, tres partidos por semana, incluso un par de semanas o los cuatro partidos en la semana. Eso hizo que nos tuviéramos que plantear que para poder ser competitivos entre los partidos teníamos que rotar a los 15 jugadores o 14 jugadores que tenemos en plantilla y repartir los minutos. Esto lo que ha creado es un clima de equipo, en el que todos ellos se han sentido importante de una evolución de los que era más, por así decirlo, más suplentes o no, con un rol menos importante cuando les ha llegado su momento. De hecho, el MVP de la final ha sido Johannes Thiemann, que ocupa la misma posición que juega nuestro jugador franquicia, que es Luke Sikma.

Luego, además, ya entrando en detalle en el último partido, yo creo que fue muy importante al haber perdido de una forma contundente en el tercer partido, creo que nos hizo reaccionar y darnos cuenta de que para ganar al Bayern no podíamos esperar a que ellos pincharan, si no teníamos que ir a tope y jugar con mucho esfuerzo para ganar el siguiente partido."

P: Un lugar, Múnich, que, casualmente, se está convirtiendo en un lugar talismán. Ya ganastéis el torneo final en 2020 allí, el título de liga de 2021. Se os está dando bien disputar el título allí, el lugar de vuestro rival a batir. Y está continuidad ha sido posible porque habéis tenido una plantilla similar, el núcleo duro de la temporada pasada, ¿esto ha sido clave para acabar de esta forma con doblete la temporada al conocer ya la estructura y el proyecto de ALBA Berlín?

IG: "Como todos los años en verano siempre perdemos jugadores importantes donde suelen ir a equipos mejores. Pero es cierto que este año habíamos mantenido un grupo importante, además del trabajo que habíamos hecho con Aíto durante estos cuatro años. Yo creo que se ha generado una cultura de equipo de club que hemos podido mantener y ha sido clave para poder mantener el estilo de juego que estamos haciendo. De jugar con muchas rotaciones, de jugar con muchos pases, de jugar alegres, de tratar de correr contraataque. Yo creo que ha sido clave el tener un grupo humano tan bueno y que haya sido capaz de entender la situación y de poder jugar de esta manera, apoyándonos más en el equipo, en el bloque que en unas individualidades.

Sí, la verdad que el inicio no fue fácil porque tuvimos muchas lesiones en el puesto de pívot, prácticamente estuvieron todos los cincos lesionados y parte de los cuatro. Y fue complicado. De hecho, el primer partido en casa perdimos contra el que luego a la postre ha sido un equipo muy difícil y que ha jugado muy bien durante todo el año como ha sido Bonn, luego en la jornada tres perdimos en el campo de Ludwigsburg, y en la cinco en el estadio de Gottingen. En la Euroliga empezamos con un 0-2 perdiendo en casa en el segundo partido contra Asvel, que era así a priori de los rivales que nosotros podríamos ganar, con lo cual el panorama no pintaba bien. Pero bueno, fuimos recuperando jugadores y poco a poco fuimos cogiendo nuestro nivel y luego llegamos a la Copa.

Y lo hicimos en un momento delicado porque tuvimos otra vez lesiones y otra vez en el mismo puesto. En el puesto de alero que teníamos a Ericsson, Olinde y Zoosman, y los tres lesionados en la Copa. Fue un momento clave de la temporada de los jóvenes de canteranos del ALBA Berlin como Jonas Matisseck. Ellos supieron mantenernos, de una forma muy madura. Y la verdad es que fue increíble, pero también hubo partidos muy duros, porque me acuerdo que en la semifinal perdíamos de 14 en el segundo cuarto, y la final tuvo un guion muy parecido. Creo que perdíamos de 16 o 18 en el segundo cuarto y fuimos capaces de darle la vuelta. Y yo creo que a partir de ahí nos fuimos dando cuenta de que los de atrás, los jóvenes, iban empujando fuerte. Esto se confirmó cuando unas semanas después de la copa tuvimos 11 casos de coronavirus y tuvimos que jugar tantos partidos seguidos, como ya he comentado antes."

"La Euroliga te lastra en la liga porque juegas dos o tres partidos a la semana y tienes que ir a jugar contra un equipo que lleva siete días esperándote (..) Por eso, le doy un valor especial el haber conseguido ser también campeones de la liga regular, porque combinarla con Euroliga es muy complicado".

P: Comentas que el momento de la Copa fue complicado, pero bueno, también me imagino que fue un punto de inflexión el ganar la copa y también la expulsión después de los equipos rusos de la Euroliga. Sí que es verdad que era complicado, pero sí que llegasteis a tener pequeñas opciones, de entrar en los playoffs, todo se puso un poco más apretado. ¿Fue ese momento un punto de inflexión y de ir hacia arriba en la temporada?

IG: "Fue un momento de inercia, cuando nos dimos cuenta que la fuerza como grupo era muy grande y hemos hecho una muy buena liga. Yo lo que estoy comentando siempre es que nosotros hemos ganado 14 partidos de 34 contando los partidos contra los equipos rusos en Euroliga, ya que nosotros hemos sido uno de los equipos más perjudicados porque teníamos dos victorias contra un equipo ruso y siendo nosotros un equipo de los de abajo que nos quiten dos victorias es muy significativo. De hecho, bromeando, si se puede bromear con estas cosas. Si la guerra hubiera sido entre España y Ucrania, pues probablemente igual ellos, nosotros nos hubieran contado las victorias y no las derrotas que teníamos con equipos españoles. Bueno, la verdad es que tampoco nos echamos las manos a la cabeza, porque la situación ha sido como ha sido y ha sido muy grave. Pero estamos contentos con la Liga que hemos jugado. Nos ha servido para crecer, para mejorar y hemos sido competitivos. Partimos con probablemente el presupuesto más bajo de la Euroliga y hemos acabado en el puesto en el puesto 10º. Por lo tanto, yo creo que ha sido muy satisfactorio."

P: O sea que lo veis desde el lado más positivo que negativo, porque al final la carga de partido sí que es verdad que es muy grande y a eso le unimos los viajes porque al final, ¿cómo crees que ha podido afectar el que, por ejemplo, Bayern Múnich tuviera una carga mayor de partidos al tener que jugar la eliminatoria de playoffs ante el Barça? ¿Ha podido influir en la ciudad?

IG: "Bueno, si ellos han llegado ahí, quizás algo cansados, por el playoff apretado contra el Barcelona, pero ellos no jugaron los partidos de Copa ya que fueron eliminados en cuartos de final, con lo cual al final el volumen de partidos es parecido. Cambia el orden y nosotros hemos tenido mucha tensión con tantos partidos jugados después de los casos de coronavirus que estuvimos parados.

Yo creo que la Euroliga lógicamente te lastra. Te lastra especialmente durante la liga doméstica, porque juegas dos partidos entre semana o tres, como nos ha llegado a ocurrir. Y luego tienes que ir a jugar contra un equipo que lleva siete días esperándote ahí con el cuchillo entre los dientes y es muy complicado. Por eso yo le doy un valor especial, un valor muy importante, el haber conseguido ser también campeones de la liga regular, siendo el mejor equipo en Alemania, que combinándolo con Euroliga es complicadísimo. De hecho, años anteriores han sido equipos como el Ludwigsburg o los otros equipos que no hemos sido el Bayern y el Alba."

 

 

P: Ahora quería preguntarte una foto muy representativa del día de la final que sales tú junto con Himar Ojeda, que es muy creo que refleja mucho lo que es este proyecto del ALBA y de lo que lo importante que es Ojeda. Por ello, me gustaría que me hablaras un poco de la importancia que tiene Himar al final en el proyecto del Alba, que yo creo que es protagonista.

IG: "Es una foto muy significativa de dos compañeros que son amigos desde los 18 años y que han logrado algo muy difícil, muy importante. Y luego a nivel profesional, pues qué te voy a contar que nos esté diciendo ya por ahí, que puede ser uno de los mejores, si no el mejor director deportivo de Europa donde ha conseguido que crear un proyecto y volver a ilusionar a la ciudad de Berlín. Otra vez, con un buen proyecto y hemos sido capaces en estos cinco años de robarle tres ligas a Bayern de Munich, que tiene muchísimo más presupuesto que nosotros, y conseguir eso de una forma tan repetida saltándote las expectativas, es muy complicado y Himar tiene mucho mérito porque es el que construye el equipo y cada año va demostrando que va acertando, que nos quitan jugadores, nos vuelve a reemplazar con otros jugadores y hasta ahora está aceptando siempre. Y la verdad que es un lujo poder debutar y tenerlo a él al lado durante la temporada."

P: Sí, porque al final Himar  comentó a principio de temporada, que tú eras el relevo natural de Aíto, por eso entraste como ayudante. Y que cuando Aíto lo dejara, que al final ya tiene mucha experiencia y mucho mucha carga detrás de él, que se hiciera de forma natural y que no se notara que realmente ha sido. Al final lo que se ve desde fuera es a un Alba Berlín que ha seguido con su identidad y con el mismo proyecto, y yo creo que al final ha facilitado las cosas. ¿Ha sido así? ¿Ha sido una adaptación mucho más fácil y natural?

IG: "Sí, ha sido una transición a la alemana, es decir, ya organizada con mucho tiempo de antelación, porque ya el año anterior a mí ya me cambiaron el contrato y me hacen entrenador adjunto, o como dicen en inglés, de coach assistant. ¿Por qué? Por eso, porque era para intentar quitar algo de carga de trabajo a Aíto y tratar de adquirir nuevas responsabilidades de cara a los jugadores y también de cara a los medios y pensando que ya se estaba hablado, que cuando él quisiera descansar, retirarse, yo iba a ser el relevo. No estaba muy claro si iba a ser en uno, dos o tres años.

Como tú has dicho es un proceso algo más sencillo, porque conociendo todo desde dentro y además yo que compartía al 100% la filosofía del juego de Aíto, pues he sido continuista y he querido seguir con las cosas que habíamos trabajado hasta ahora y simplemente hemos ido cambiando detalles, adaptándonos a las características de los jugadores nuevos de este año."

Ahora mismo en Berlín todos los jugadores tienen contrato en vigor, con lo cual nos ilusiona que podríamos mantener el equipo tal como está.

P: Al final tú trabajaste con Aíto en Gran Canaria y allí tuviste una interesante trayectoria. Coincidiste con Himar Ojeda, y fuiste ayudante de Pedro Martínez, de Luis Casimiro, o sea, de figuras importantes en el baloncesto español. Imagino que de todos ellos has cogido también mucha experiencia y muchos detalles y al final la preparación ha sido ha sido buena hasta llegar donde estás.

IG: "Me siento un afortunado, porque si hiciéramos una lista de los diez entrenadores que más han entrenado, se ve, pues he estado con muchísimos de ellos, con Aito o con Luis Casimiro, con Pedro Martínez, con Pablo Laso, con Manolo Hussein. Me siento afortunada de haber podido aprender de ellos y. Y. Y la verdad que no puedo hacer otra cosa que hacer que dar gracias y gracias a eso ahora soy el que soy seguramente sino."

P: Hablando de cara al futuro, ¿qué mercado os esperáis en ALBA Berlín? ¿Esperáis la salida de algún jugador importante?

IG: "Lo primero, espero que mi situación contractual se arregle lo antes posible. Yo sé que el club quiere que continúe y yo quiero continuar, por lo que seguramente será fácil que lleguemos a un acuerdo. Pero todavía no, no hemos hablado, no hemos hablado nada. Y con los jugadores que pueden irse o no pueden irse. Ahora mismo en Berlín todos los jugadores tienen contrato en vigor, con lo cual nos ilusiona que podríamos mantener el equipo tal como está. Pero es verdad que ya hay rumores, y que hay ciertos intereses de otros equipos por nuestros jugadores, así que vamos a ver cómo conseguimos frenar esos ataques y si somos capaces de frenarlo."

P: ALBA Berlín ya está confirmado como uno de los equipos que formará parte de la Euroliga 2022-23 ¿Y qué esperáis de la próxima temporada en Euroliga? Aunque es pronto para hablar de ello, pero no sé cómo ves que puede cambiar la competición con la salida de los equipos europeos.

IG: "Yo, sin hacer todavía una reflexión muy, muy profunda, lo que pienso sí que, a priori es que el año que viene estos jugadores que estaban en Rusia se van a repartir por la clase media alta de la de la próxima Euroliga. Con lo cual, nosotros que no somos capaces o que no tenemos ese poder para llegar a estos jugadores, pues yo creo que la clase media alta va a ser todavía mucho más alta y haber más diferencia con equipos como nosotros de la zona baja. Por lo tanto, será otro reto como como el que hemos tenido estos años, porque partimos siempre con una desventaja clara de presupuesto y bueno, trataremos de jugarla con ilusión, de formar a nuestros propios jugadores y tratando de mejorar a los jugadores que fichamos este año. Si hay que fichar a alguno, pues hacerlo lo mejor posible."

P: Por último, en los últimos años, con la llegada de Aíto y de Pedro Calles, cada vez soís más los españoles que entrenáis en Alemania, un país con menos tradición de baloncesto que España. El haber dado ese toque de baloncesto español en el ALBA. ¿Crees que se ha podido también diferenciar en la Liga? ¿Os ha podido dar un toque especial, por así decirlo?

IG: "Yo sí que veo que estamos marcando una tendencia. Es normal porque siempre pasa cuando hay equipos que son exitosos, pues la gente quiere aprender y quiere imitar un poquito ese modelo. De hecho, cuando vinimos éramos los únicos entrenadores españoles y este año estuvimos cuatro entrenadores españoles Pedro Calles, Diego Ocampo y Jesús Ramírez. Yo creo que los cubles se han dado cuenta de que en España hay grandes entrenadores, que hay otra forma de hacer las cosas a las que ellos están acostumbrados a lo que era el baloncesto alemán. Aquí en Alemania había mucha influencia de entrenadores universitarios americanos y entrenadores ex yugoslavos, que es un estilo diferente al nuestro. Nosotros quizá premiamos más la lectura del juego, el reconocimiento de situaciones y de la toma de decisiones. Alemania venía de un baloncesto donde todo era más ejecución de los sistemas de jugadas con un estilo más cerrado. Nosotros hemos cambiado la tendencia en el contexto alemán, lo cual también es un punto de orgullo y satisfacción."

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 6 meses
#contenidos: 
393
#Comentarios: 
338
Total lecturas: 
870,430