Solapas principales

Analizando a Jordan Mickey: más físico e intimidación para la pintura blanca

Hacer olvidar a Gustavo Ayón. Ni más ni menos. Ni todo lo contrario. Jordan, Mickey, sus mates y sus tapones aterrizan en la Liga Endesa para sustituir a uno de los tipos más fiables que ha tenido Pablo Laso en esta orgía de éxitos que ha supuesto el Madrid del siglo XXI. No es mala la jugada. Con el deseo del mexicano de estar más cerca de su casa jugando de nuevo para una franquicia NBA y yéndose finalmente para sorpresa de todos al Zenit de Joan Plaza, el hueco va a ser ocupado por un cinco con altura de cuatro y envergadura de pívot. Capaz de tirar (y meter) de tres e incluso de poner el balón en el suelo para comerse el aro como si de una fijación mental se tratara.

Empezará la temporada con 25 primaveras y su segundo año en Europa, tras su paso tangencial y de soslayo por Boston y Miami. En ese pasado NBA, sus roles rápidos y directos al aro le permitían meterla para abajo (cuando jugaba, claro). En su primera experiencia en Europa ha sido el escudero perfecto de Shved. Todo lo que no se tiraba la estrella rusa, Mickey lo barría para convertirlo en valoración positiva, tanto para él como para su equipo, incluyendo el anecdótico e innovador headshot:

Can Khimki's Jordan Mickey repeat the head shot?

Atlético como él solo, con dos muelles por piernas y la velocidad de un cuerpo preparado para jugar a esto, Laso se asegura el nivel físico que los rivales de enjundia le demandarán allá cuando se jueguen los títulos. Pero no sólo de tapones y brincos vive Mickey. Sin ser uno de esos pívots abiertos que todo lo enchufan de fuera, su buena mano de tres le permite jugar también de cara y promediar 14,2 puntos y 5 rebotes en su primera experiencia en Euroliga. Y es que ese es el mejor resumen de su juego: “puedo hacer un poco de todo: driblar, tirar y jugar en la pintura” como él mismo admitía en su presentación a la televisión de su nuevo equipo.

FORTALEZAS

El rol como forma de vida: pinta diversión el juego del Madrid de este año. Con Laprovittola y Campazzo a los mandos y este muchacho bloqueando, los roles directos y la contundencia cobrarán peso infinito en el libro de jugadas de Pablo Laso. Y es que esta es una de las especialidades del tejano: una continuación rápida, intensa y explosiva con la única intención final de machacar el aro. Un finalizador nato a la velocidad del otro lado del charco, tanto por arriba, como por abajo. Contundente como él solo, llega al equipo blanco una nueva dosis de espectacularidad en grado súbito que sumar a las de Tavares o Randolph. Una nueva fórmula de diversión en el Real Madrid de este año.

Más madera, más tapón:  y vuelta la mula al trigo. En este caso, al de los tapones. Y es que, si la defensa del Real Madrid se vanagloriaba de ser una de las más intimidadoras del hemisferio Europa, la llegada del especialista Mickey no hace sino aumentar los miedos de los tiros desviados. Hasta cuatro tapones por partido llegó a promediar el penúltimo fichaje blanco en la liga de desarrollo que jugara a caballo de su escasa presencia en la NBA. En su último año en liga universitaria se convirtió en el segundo jugador en la historia de Louisiana State en colocar 100 en una sola campaña. El primero fue un tal Shaquille O´Neal. Este año ha sido el quinto jugador que más chapas ha puesto en la Euroliga (Tavares fue el primero…). Una cuestión de timing perfecto y envergadura máxima para darle más trigo a la mula y todavía más intimidación a la defensa blanca.  

Una nueva arma para la rotación blanca: no sólo de roles y tapones vive Jordan Mickey. Su mejorado tiro exterior le permite jugar de cara para abrir defensas, poner el balón en el suelo y encarar de frente la canasta. No es su especialidad, pero su 35% en triples de este año seguro que tendrá continuidad con la de buenos playmakers con los que cuenta esta nueva vieja versión de Real Madrid. Especial mención a los cuatro que le hizo a su nuevo equipo en su visita al Wizink de este año (Shved no jugó aquel partido, claro…). Es quizás en este aspecto en el que mejor supere a su eterna comparación mexicana. Su rango de tiro dará una nueva arma a la rotación interior blanca.

DEBILIDADES

Vivir del pasador: y es que Jordan Mickey es, sobre todas las cosas, un finalizador. Buenísimo, atlético, rápido, intensivo…pero finalizador. En pocas ocasiones le veremos creándose sus propios tiros, sobre todo en una estructura de juego en la que el pase es el fundamento más mimado (a excepción de las mandarinas de Llull, claro). Esa dependencia le hará trabajar sin descanso el juego sin balón. Tanto para rolar a la velocidad del viento los bloqueos directos como para ocupar los espacios de los tiros abiertos y los pies colocados. Esa será la clave de su éxito en el equipo blanco; vivir por, para y, sobre todo, del pasador.

Juega poco, rinde rápido: no le queda otra. En su calidad de extracomunitario y en un equipo top, deberá el bueno de Mickey acostumbrarse a producir desde antes de salir del banquillo. Sin el puesto asegurado, tendrá que esmerarse en las rotaciones para ganarse los minutos que antes Ayón y que ahora Thompkins, Randolph, Tavares o Felipe manejan. Acomodarse será su perdición. Habrá partidos en los que, por mor de los pasaportes, ni juegue. Una situación similar a las que vivió en la NBA y que su cabeza deberá volver a gestionar para jugar poco y rendir tan rápido como sus roles.

Sin darle la espalda al aro: sin los bailes de salón del juego en blanco y negro de los pívots antiguos, a Mickey no le queda más remedio que explotar su físico para comerse la tostada de la rotación blanca. Pocas veces o casi ninguna se le ha visto darle la espalda al aro para ganarse los garbanzos a partir del pivote y la finta. Su escasa estatura y sus menos fundamentos no le harán acercarse por el poste bajo que tan bien domina la barriguita de Thompkins, por ejemplo. No está esa herramienta entre sus armas. Con mucho más tiempo y más concentración en las tablas del gimnasio que en las del parqué, Mickey se centra en su físico y sus piernas para apenas darle la espalda al aro.

Focus on: Jordan Mickey, Khimki Moscow region

 

 

 

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 7 meses
#contenidos: 
116
#Comentarios: 
610
Total lecturas: 
283,557

Comentarios