Solapas principales

DeAndre Liggins, defensa de élite para el 'Fuenla'

  • Hasta 5 años de experiencia en NBA.

Había cierta incertidumbre con cuál sería la pieza que cerraría la plantilla de Montakit Fuenlabrda este verano, toda vez que, aunque el perímetro sólo estaba cubierto por cuatro jugadores (Eyenga, Anderson, Marc García y Alonso), estos eran nombres de mayor garantía que los que cubrían la pintura, con hasta tres debutantes, dos de ellos, Ehigiator y Sikiras, apuestas personales del club por la cantera sin experiencia en ACB o tan siquiera en LEB Oro. La versatilidad del segundo de ellos, Sikiras, que puede adaptarse al puesto de '3', podría haber hecho pensar que el que llegaría para dar experiencia a la pintura sería un último refuerzo interior. Finalmente el que aterrizó en Fuenlabrada fue DeAndre Liggins, alero estadounidense de 31 años con mucho recorrido en los parqués estadounidenses.

De su dilatada carrera, de la que ya hicimos un largo repaso tras su anuncio oficial como jugador del Fuenlabrada, destacan especialmente su amplio palmarés en la liga de desarrollo noretamericana, con dos títulos de Defensor del Año, dos apariciones en el Quinteto Defesivo y el Segundo Quinteto Ideal y dos convocatorias al All-Star de la D-League, todas ellas en 2014 y 2016, además del título de campeón de la Liga de Desarrollo cosechado en 2016; así como sus dos mejores campañas en NBA, en 2016/17 con unos Cleveland Cavaliers con los que jugaría 61 partidos, 19 de ellos como titular, y en la siguiente, a caballo entre Milwauke Bucks y New Orleans Pelicans, con quienes saltaría al parqué en 58 ocasiones. En sus 5 campañas en NBA, Liggins jugaría un total de 177 partidos.

Bien distintos han sido, sin embargo, sus pasos por Europa, marcados más bien por la discreción de sus cifras: la temporada 2014/15 la empezaba en el Krasny Oktyabr, pero la terminaba en el Eisbären Bremerhaben, con 4,6 puntos y 3 rebotes, mientras que en su vuelta a Europa el pasado marzo elevaba sus promedios a 10 puntos, 3 rebotes y casi 3 asistencias por partido con el Kolossus Rodou. En todo caso, muy lejos de sus cifras históricas en la D-League: 12,8 puntos, 6,4 rebotes y 5,5 asistencias en más de 36 minutos por encuentro.

FORTALEZAS

Defensa de élite: si algo permitió a Liggins contar con cierta reputación en NBA hasta conseguir entrar en plantillas como las de Cleveland Cavaliers y llegar a jugar hasta 19 partidos de titular es el apartado defensivo. Liggins es, por encima de todo, un jugador inteligente, y eso le sirve para ser un excelso defensor off-ball, con manos rápidas, brazos largos y mucha intuición tanto para cubrir líneas de pase como para arañar bastantes recuperaciones en ayudas. En sus momentos prime en el apartado físico se le ha podido ver también defendiendo a un gran nivel on-ball. Para la retina de muchos y para su caché en NBA quedó siempre grabado aquel partido en el que partió de titular contra Golden State Warriors para defender a Stephen Curry.

Gran pasador: en NBA Liggins nunca tuvo casi ninguna licencia ofensiva, lo que hacía que la mayoría de minutos en los que jugaba en acciones ofensivas los gastara en movimientos sin balón para aclarar el camino a sus compañeros. En las ligas de desarrollo, sin embargo, Liggins sí era referencia ofensiva en sus conjuntos y es ahí donde se pudo apreciar la capacidad de pase del alero. Liggins carece de un gran dribbling o bote, así que la mayoría de sus acciones ofensivas parten de jugadas lo más estáticas posibles, posteando y botando el balón lo menos posible. Ahí entra la gran aptitud de Liggins para levantar la cabeza y observar cortes de sus compañeros al aro. Liggins es intuitivo en estas situaciones y además tiene la capacidad y el talento para colocar pases complicados.

DEBILIDADES

Mucho caché para no ser referencia ofensiva: es natural que sobre un jugador con la trayectoria NBA de Liggins recaigan ciertas expectativas también acordes a su caché, pero por la clase de jugador que siempre ha sido el de Chicago, sin embargo, no cabe esperar muchos puntos de sus manos. Fuenlabrada ha invertido una plaza de extracomunitario en un jugador que no destaca en lo ofensivo tanto como en lo defensivo, cuando lo que venía siendo habitual es que ese extracomunitario fuera una referencia anotadora (Cruz, Panko o Feldeine). Una apuesta que por sí misma no entraña nada negativo, pero que, desde luego, marca una diferencia en cuanto a la tendencia, aunque puede recordar a apuestas como la de Gregory Vargas hace un par de campañas. El venezolano, eso sí, siempre partió como titular.

Aceptar la suplencia: por configuración de la plantilla, Liggins no apunta a ser titular. Eyenga y Anderson cubrirán, a priori, los dos puestos del perímetro de inicio y Liggins entrará desde el banquillo. La posibilidad de que Eyenga pase bastantes minutos en el puesto de '4' ante una pintura con demasiados debutantes le abren camino a Liggins para jugar bastantes más minutos, pero aún así tendrá que competir en ese rol con un Marc García en trayectoria ascendente. De cómo consiga Cuspinera convencerle para ser importante sin jugar tantos minutos pasan muchas de las opciones de que Liggins termine siendo una buena incorporación para Fuenlabrada.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 años 3 días
#contenidos: 
134
#Comentarios: 
309
Total lecturas: 
281,569