Solapas principales

El mejor partido ACB 19/20: Baskonia y la conquista del 'Wizink'

  • Seguimos con el serial dedicado al mejor partido de cada equipo de la Liga Endesa en la temporada de la pandemia

Cualquier otra temporada, y en una situación normal, destacar y elegir el mejor partido de Baskonia hubiese sido algo complicado, ya que el conjunto vitoriano era un habitual de la zona alta de la clasificación, y su bagaje contaba siempre con más victorias que derrotas, bastantes más. Sin embargo, en la temporada 2019-2020 la situación ha sido antagónica, y por lo tanto no ha hecho falta buscar exhaustivamente en la hemeroteca en busca del mejor partido del conjunto entrenado por Dusko Ivanovic y previamente por Velimir Perasovic.

En una temporada llena de golpes, y decepciones, Baskonia llegaba al Wizink Center tras el mayor de los varapalos, la no-clasificación para la Copa Del Rey. La fiesta del basket nacionalno contó con un equipo asiduo a la cita, ni con la afición vitoriana que siempre da color y animación a las calles de la ciudad anfitriona del evento. Un Baskonia prácticamente K.O en Euroliga, sin Copa del Rey, fuera de los puestos de ‘playoff’ en ACB y con un Dusko Ivanovic que desde su llegada no consiguió dar con la tecla, llegaba a un Wizink Center donde nadie había podido sacar una victoria en lo que iba de temporada.

Con ese contexto tan desfavorable para los vitorianos y tan de cara para un Real Madrid flamante campeón de la Copa, el partido comenzó con un conjunto blanco barriendo por completo a los vascos. Los chicos de Laso llegaron a cosechar casi la friolera de 20 puntos de ventaja en el primer cuarto. Pese a ello, la llegada del técnico montenegrino al banquillo de Baskonia algo había cambiado. El ‘sargento’ Dusko apretó las tuercas a los suyos y consiguió que su equipo no perdiese la cara al partido cuando aun quedaban más de 30 minutos por jugarse.

Paso a paso, grano a grano, punto a punto Baskonia fue reviviendo. Emergió de la nada la figura de un colosal e imparable Pierria Henry. El base estadounidense, del cual incluso se dudaba de su continuidad debido a su irregular nivel, se echó al equipo a la espalda de una manera sobrecogedora. Desde el puesto de base protagonizó un duelo titánico con el argentino Facu Campazzo, para terminar ambos con 26 y 27 puntos respectivamente. Sin embargo, la trascendencia del ‘playmaker’ baskonista fue mayor en todos los ámbitos del juego. En el tercer cuarto un pinchazo en el gemelo hizo ponerse en lo peor a todos los baskonistas, ya que Pierria tuvo que abandonar la cancha, dejando al equipo huérfano de bases por las ya conocidas lesiones de larga duración de Granger y Vildoza.  Pese a ello, Henry se probó y decidió volver, como un león herido para terminar de cazar a su presa. Además de los 26 puntos, Henry cosechó 5 rebotes, 3 asistencias, 2 robos y un sublime trabajo defensivo.

El partido no era apto para cardiacos, y la tensión no estaba tan solo en el parqué de la cancha, sino también en la grada, y por supuesto, en los banquillos. En esa vorágine de nervios, en el banquillo baskonista se vivió uno de los momentos más tensos de toda la temporada, con un fuerte encontronazo entre Dusko Ivanovic y Nik Stauskas. El jugador canadiense reprochó una de las decisiones del ‘coach’ montenegrino, generando que éste estallase contra su jugador. Tras unos minutos en el banquillo, Dusko volvió a confiar en Stauskas, y éste le respondió con creces, dejando unos últimos realmente buenos, y siendo fundamental para la victoria.

 

Como no, el último en sumarse a la fiesta para poner la puntilla definitiva al Real Madrid y sellar la victoria vitoriana fue el de siempre, el que nunca falla, Toko Shengelia. El georgiano, es por méritos propios capitán y buque insignia del conjunto baskonista. Se acaban los calificativos para expresar la magnitud de lo que está haciendo el ala-pivot de Tiflis desde que llegó a Baskonia, y de lo que su mera imagen significa. El arnés que sujeta al Baskonia en los malos momentos, el tipo que pide el balón para hacer magia y bailar en el poste bajo en los momentos de verdad, el carácter que levanta al equipo cuando más lo necesita. El mejor juego de pies y de espaldas a canasta de toda Europa sin lugar a duda, y uno de los mejores jugadores del viejo continente. En su enésima aparición trascendental, Toko apareció en el Wizink cuando su equipo más lo necesitaba, para romper la igualada (91-91) con un mate estratosférico dejando ‘roto’ a Tavares, y para terminar de poner la guinda a la victoria anotando los dos tiros libres finales.

Media victoria de SHENGELIA frente al Real Madrid I Liga Endesa 2019-20

-Crónica Solobasket: Pierria Henry y Shengelia ponen fin a la racha del Real Madrid en casa (94-95)

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
8 meses 2 semanas
#contenidos: 
35
#Comentarios: 
99
Total lecturas: 
49,507