Solapas principales

José Luis Galilea prepara el terreno para el regreso de La Caixa

  • El director general de Baloncesto Sevilla cuando se le pregunta por Meythaler: "Yo estoy aquí, al frente. Es lo que puedo decir"
  • Galilea ante la prensa: "Yo no tengo nada que ver con Jefferson Capital. A mí me contrató Baloncesto Sevilla"
  • Sus flores a Caixabank: "Es la entidad que hace que tengamos una estabilidad muy importante, incluso sin ser propietario"

No atendía a los medios de comunicación desde la presentación de Xavier Thames, Berni Rodríguez y Diego Gallardo -la única, de hecho, que se hizo en pretemporada-, pero hoy volvía a encontrarse con la prensa. Aprovechando la presentación de Kirk Penney, fichaje reciente, lo hizo en un momento crucial si hablamos de actualidad sevillana: fichado Penney, recién anunciada la contratación de Luis Casimiro y con una profunda crisis deportiva e institucional a cuestas. Efectivamente, presentado el jugador, llegó el turno de las preguntas y la prensa planteó todos aquellos temas que habían venido surgiendo durante la temporada: la configuración de la plantilla, el tardío cese de Roth, sus escasas explicaciones ante la prensa o las conflictivas relaciones con la afición. 

El tema más esperado, sin embargo, era el que apuntaba al dueño del club: Jefferson Capital Funding. Con Jeffrey Meythaler fuera de Sevilla, en Denver, a donde se fue durante sus vacaciones de Navidad sin fecha de vuelta, Galilea aseguró que "está al tanto de lo que sucede en el club", pero se negó a responder preguntas que tuvieran que ver con su figura e instó a los periodistas a hacérselas llegar. "Yo no puedo responder por lo que él piensa o deja de pensar. Lógicamente, es el propietario; tiene unas responsabilidades, unos compromisos". Sí que quiso precisar su papel, al margen del de Meythaler: "Yo al final soy un empleado del club que intenta hacer su trabajo lo mejor posible, con las herramientas que me dan y siempre prevaleciendo el interés del club por encima del de cualquier empleado. Lo importante es el club, los 27 años de historia que tiene, y que gane partidos, se estabilice la situación, y los aficionados recuperen la ilusión". Los periodistas insistieron en la inestabilidad institucional y la ausencia del representante de la entidad, a lo que el director general contestaría esta vez: "Bueno, yo estoy aquí, al frente. Es lo que puedo decir. Tomando las decisiones que creo que tengo que tomar. Las que puedo, por diferentes motivos. Estoy aquí asumiendo lo bueno, lo malo, lo regular, lo muy malo... Y espero que, a partir de ahora, cosas más buenas".

Sus declaraciones mandaban un mensaje claro: intentos de desvincularse públicamente de Jefferson Capital Funding. Cuando la prensa retomó el tema apuntando a su llegada a Sevilla a mediados de junio de la mano del fondo de inversión norteamericano, José Luis Galilea decidió huir hacia delante: "Yo no tengo nada que ver con Jefferson Capital. Pero al principio, al medio y al final. A mí se me contrata para venir a hacer una labor de dirección general y dirección deportiva y lo que haga Jefferson Capital o deje de hacer es algo ante lo que tendrá que responder su propietario. Yo no tengo nada que ver en ese sentido, yo sé de baloncesto. Intento hacerlo lo mejor posible y lo demás es un tema de ellos". No había terminado de contestar cuando rápidamente hiló: "Lo que me parece tremendamente injusto es que a una institución como Caixabank, que hace posible que exista el baloncesto en Sevilla desde hace muchísimos años, haya quien se permita cuestionar el apoyo incondicional que ha dado a este club en momentos buenos, regulares, malos y muy malos, como es ahora mismo. Creo que eso tiene que quedar muy claro porque es así: el que ha apoyado siempre y seguirá apoyando es Caixabank. El que nunca ha dejado de lado al club ni la sociedad sevillana ha sido Caixabank". 

Con Meythaler en Denver y sin nadie del fondo para rebatirlo, Galilea decidió obviar que entonces fue presentado como representante de Jefferson Capital Funding en nuestro país. Volvieron los periodistas a plantear esta cuestión, e insistió el directivo: "No, a mí me contrata Baloncesto Sevilla. Yo no tengo ningún contrato con Jefferson Capital. Ni quiero, ni entro, ni salgo en a qué se dedica ni se deja de dedicar, si le va bien o si le va mal. Yo no soy una persona de ese mundo, soy una persona del deporte. Me he preparado académicamente y profesionalmente para desempeñar el cargo en el que estoy y no tengo nada que ver con ese tema".

La jugada, esperada desde que se empezó a echar en falta a Meythaler en Sevilla, se ve de lejos. Pendientes de que La Caixa, como desveló Diario de Sevilla, se acoja a cláusulas del contrato que exigían el pago de determinadas cantidades por parte del fondo para recuperar el club, José Luis Galilea intenta despegar su imagen de la del fondo con las esperanzas de continuar en el cuerpo directivo bajo el retomado mando del banco. Así se explica su desentendimiento hacia los actuales dueños o el actual paradero de Meythaler, al igual que las muchas flores que arrojó a la labor de la entidad financiera a pesar de ocupar un papel secundario. Volvió a elogiar el papel de La Caixa cuando se refirió a la estabilidad económica del Baloncesto Sevilla y su tranquilidad al estar todos los empleados al corriente de pagos: "Insisto, Caixabank es la entidad que hace que tengamos una estabilidad muy importante, incluso sin ser propietario del club. Creo que ha de tener ese reconocimiento público que se merece".

A continuación señalamos algunas de las otras cuestiones que se trataron:

  • ¿Ha pedido ya algún perfil Luis Casimiro para el jugador que queda por fichar? "Todavía hay que hablarlo, él tiene que ver el equipo, e imagino que a partir de ahí tomaremos las decisiones oportunas".
  • ¿El fichaje de Luis Casimiro es cosa de José Luis Galilea? "El fichaje de Casimiro es una cuestión de club, como todo lo que se hace en este club, y lo importante es que el beneficiado sea el club se tome la decisión que se tome. Desde que llegué aquí todas las decisiones que he tomado son por el bien del club, para beneficio del club. Con mayor o menor acierto, pero siempre con una perspectiva de futuro y no la de colgarme ningún tipo de medalla. Lo único importante es que el club gane partidos y mantenga la categoría".
  • ¿Ha sido Luis Casimiro la primera opción para el banquillo? "En todos los fichajes siempre hay muchas opciones. Luego el mercado marca una cosa o marca otra. Casimiro es un entrenador con una trayectoria muy dilatada, con experiencia, y conoce algún jugador del club con el que ha tenido experiencias positivas y... bueno, es un buen entrenador, ¿no? Lo dije a principios de temporada: uno no siempre puede fichar al jugador que quiere. A veces hay otros factores que tienen que ver con el tema económico, con la preferencia del profesional o la configuración del equipo. Todos los equipos pasan por lo mismo. Luego ya está que se filtre información o se deje de filtrar, pero negociaciones hay con entrenadores y jugadores cada verano. Lo que siempre se ha intentado, al menos por mi parte, es buscar un perfil concreto, lo que reduce la lista de candidatos".
  • ¿Qué cree que necesita el equipo para encontrar el punto de inflexión? "En el deporte hay una medicina que vale para todo, y es ganar partidos. Cuando se gana, cualquier otro tipo de problema o dificultad pasa a un segundo plano. En el momento en que se gane partidos todo será mucho más fácil. Creo que siempre ha sido así y seguirá siendo así. La situación es delicada, pero creo que la manera de pensar en salir de esta situación es ser positivos. Si uno piensa que todo es un desastre, creo que va a ser muy difícil que se pueda salir. Creo que la diferencia de partidos entre los equipos implicados en el descenso no lleva a hablar de los más cercanos a nosotros, pero igual son esos o son otros. Manresa está ganando partidos. Puede que otros equipos que hasta ahora estaban ganando dejen de ganar. Lo único que nos va a sacar de esta situación es que nosotros ganemos partidos. No podemos estar siempre mirando a los de al lado".
  • ¿Cómo valora la decisión de dos peñas de romper relaciones con el club? "Es una decisión suya, personal. Hemos mantenido varias reuniones con ellos. Se estableció una reunión a principio de temporada y se propusieron cosas por ambas partes. Luego, una a mitad de temporada para evaluar si efectivamente se habían cumplido ese tipo de medidas por una y otra parte. Y esto básicamente viene a raíz de un incidente en el que unos aficionados cambian su ubicación. Se les explicó. Es algo que además no está controlado por nosotros, hay unos protocolos de actuación, por razones de seguridad. En ningún caso se ha instado a nadie a no manifestar su opinión siempre que sea dentro de la situación. Creo que se explicó detalladamente por parte del club, la empresa de seguridad y las fuerzas de seguridad del Estado, y no hay más interpretaciones. El que quiera hacer interpretaciones diferentes no se está ajustando a la realidad. A partir de ahí, lógicamente, lo que queremos es que nuestras peñas estén en el campo, que animen y apoyen al equipo porque, insisto, esto no es una cuestión personal, de nadie, sino de que el club tiene que salir adelante con la ayuda de todos".
  • ¿Por qué se ha presentado a Kirk Penney cuando no se ha presentado a la mitad de la plantilla? "Como sabéis, estábamos intentando arreglar el tema de la licencia de Scott Roth, de hecho estaba prácticamente arreglado, y no nos parecía correcto presentar a otros miembros de la plantilla cuando no se hizo lo mismo con él. Era cuestión de tener delicadeza con esa situación y estoy convencido de que habéis tenido acceso a cualquiera de nuestros jugadores, porque somos junto al Barcelona el único equipo que abre su vestuario a los medios, y creo que en ningún caso se ha impedido que se pueda hacer vuestro trabajo (el de la prensa)".
  • ¿Podría explicar lo de que el caso Roth estaba prácticamente arreglado y aclarar sus palabras cuando dijo que de poder llevar a cabo Galilea sus ideas el club estaría mucho mejor? "Primero, declaraciones sobre otras personas... habría que preguntárselo a él. No quiero hacer ninguna valoración de eso porque no sé qué es lo que querría decir. Intento hacer mi trabajo lo mejor que puedo y a partir de ahí lo que se escapa de mis manos lo tengo que aceptar, me guste más o menos. Sobre Roth, se estaba realizando un proceso por el que al haber sido jugador de élite profesional existía una fórmula por la que se podía obtener la licencia de una manera legal, absolutamente legal; un artículo que al haber sido jugador de élite, con el compromiso de hacer el curso superior de entrenador este verano, le permitía tener la licencia. Hubiese ocurrido justo ahora, enero, cuando se presente el curso. En ese sentido, estaba el tema solventado".
  • ¿No se ha perdido demasiado tiempo con Scott Roth? "Partiendo de que el mayor perjudicado de que Scott Roth siguiese siendo entrenador del club era yo, lógicamente, y con la tranquilidad de haber intentado fichar hasta cuatro entrenadores españoles, alguno de ellos con acuerdo cerrado incluso, entendía que la situación del convenio no se cumplía. Por eso lo luché. Cuando he defendido esa situación, a pesar de haber asumido una presión muy grande, si no tomé una decisión antes es porque pensaba que los problemas del equipo eran otros. Y nadie mejor que seguramente yo conocía el trabajo que estaba haciendo Scott Roth. Dentro de la construcción del equipo, gracias a conversaciones con él de mañana, tarde, noche y madrugada, viendo los partidos, sé lo que piensa el cuerpo técnico, etc; creo que manejo información que no está al alcance de todo el mundo por lo que implica mi cargo, veía que el equipo tenía una serie de carencias a nivel de configuración. Entiendo que Scott no tuvo la oportunidad de tener jugadores para lograr el equilibrio necesario en un equipo de nuestro nivel, los que cada día te dan un mínimo. Nuestros jugadores, por ser jóvenes, tienen días mejores y días peores. Y eso no quiere decir que se les eche el muerto a ellos. Es una bendición tener los jugadores jóvenes que tenemos con tantísimo talento, pero lo normal es que un jugador de 20 años haga un partido bueno, otro regular, otro malo... El reto dentro de ese potencial es conseguir una continuidad en la consistencia".
  • ¿Por qué ha tardado tanto José Luis Galilea en comparecer ante los medios? "Entiendo que comparezco cuando creo que puedo aportar algo positivo al ambiente del club. Si mi presencia lo único que va a generar es un mayor conflicto, creo que no aporta nada".
  • ¿Ha pensado en dimitir? "No. En dimitir no, absolutamente no, porque nunca me he rendido ni me voy a rendir. Lo tengo claro y, además, creo que es mi responsabilidad estar aquí en una situación tan delicada. Rendirme es de cobardes y no va con mi carácter. Voy a seguir dando lo mejor de mí".
  • ¿Se arrepiente de algo que haya hecho desde su llegada? "Creo que ahora no es el momento, porque ahora hay que hablar de otro tipo de cosas. No tengo ningún problema en explicar cada uno de los pasos que he dado dentro del club y los condicionantes, por qué han sucedido y por qué no... Pero ahora no beneficia en absoluto. Todo ha sido con un por qué. Sin ningún tipo de interés personal. Lo más fácil habría sido venir aquí y dejarlo todo como estaba. Venir, voy, cobro a final de mes... Y no lo he hecho. Eso era lo más fácil del mundo, pero he tomado decisiones que sé que muchas veces no fueron las más populares. Pero voy a decir una: si pudiese echarme hacia atrás, la única, mantener a Bamforth en el equipo. Seguramente esa. El resto, seguramente volvería a hacer lo mismo".
  • ¿Está Balvin en venta? "Con el anterior entrenador, Ondrej no contaba tanto como otros jugadores, pero cualquier situación personal pasa a un segundo plano. No me voy a cansar de decirlo. Se tomarán las decisiones necesarias para que el club gane partidos, se mantenga en la categoría y la gente recupere la ilusión. A partir de ahí, Ondrej es un jugador tan válido como cualquiera de los que tenemos y creo, además, que en los últimos partidos está reacccionando muy bien". Más tarde aseguraría, sin embargo, que se le había hecho una oferta de renovación durante la temporada.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
9 años 2 semanas
#contenidos: 
460
#Comentarios: 
3,213
Total lecturas: 
2,360,121

Comentarios

¿Tragan? ¿Tu puedes elegir a tu jefe, al dueño de la empresa en la que trabajas? Galilea está ahí chupando del bote porque lo permite la caixa, ¿o te crees que desde la grada no se ha pedido ya que se largue? Las peñas se han reunido con el presidente, puenteando a Galilea. Como Norris, ambos están ahí porque la caixa les deja, los yankees han entrado sin poner un duro, para saquear el club. Y esto en Sevilla lo llevamos diciendo desde pretemporada. Esto es una empresa privada, y mientras cumplan con la ley, pueden desmantelar el club si quieren.

No entiendo nada, como entiendo menos que Caixabank esté presente en toda situación a todas luces esperpéntica.
Resulta ahora, que el presi no tiene nada que ver con Jefferson Capital... bueno pues vale.
Y pregunté hace unos días cual era el papel a desarrollar por Audie Norris. Lo vuelvo a preguntar por si alguien me puede informar. Ahora que ya hay coach sin problemas de papeles, títulos, permisos, etc., etc., etc. ...

¡¡Menudo "pájaro" este personaje!! Y dice que se ha preparado para ¿que?...... Para "ser-un-trepa". No entiendo como la gente de Sevilla no lo echa "a gorrazos" de allí....
¿Se piensa que los que le escuchan son estupidos?. Subrealista.....

Si de verdad estuviera haciendo lo mejor posible debería haber dimitido hace meses. Era lo mejor q podría haber hecho por el club.

La plantilla ya era muy joven el año pasado pero contaba con un entrenador q maneja bien a esos jugadores y estaban rodeados de algunos buenos veteranos. Este verano se pierde a ese entrenador por uno sin experiencia en la liga y q ni siquiera puede inscribirse como tal y se fichan varios jugadores q no dan el nivel.

La gestión ha sido patética y esperpéntica, el equipo no ha dejado de dar bandazos y la afición está dando la espalda al club... y este tío sigue aferrado al cargo.

Vomitivo. Si este mundo fuera justo, que no lo es por hacerlo nosotros mismos injusto, este tío no volvía a trabajar en el baloncesto profesional español. Pero como las más de las veces vale más a quién conoces que el talento que se denuestre...