Solapas principales

¿Sin triples hay paraíso? por Porfi Fisac

Tecnyconta Zaragoza está siendo una de las grandes revelaciones de la actual temporada y a estas alturas sigue siendo uno de los claros candidatos para disputar los playoffs por la liga, algo prácticamente impensable a principios de temporada cuando se confeccionó la plantilla.

Ya hablamos de lo que estaba siendo una temporada de ensueño para el conjunto rojillo y lo cerca que se quedaron de poder entrar en la competición copera, aunque a última hora quedarían apeados de esta. No obstante, el equipo seguiría entorno a ese octavo puesto a lo largo de lo que llevamos de temporada demostrando una regularidad casi inaudita en las pasadas campañas en la capital zaragozana.

El equipo ha demostrado una gran química entre sí y todos los jugadores aportan en mayor o menor medida su granito de arena para que la dinámica positiva dentro del equipo siga viento en popa y puedan seguir haciendo soñar a la afición rojilla con ver de nuevo un partido de post temporada en el pabellón Príncipe Felipe.

No creo que sea necesario decir que Porfi Fisac se merece todo el crédito posible dentro del trabajo de este equipo y es, posiblemente, el mayor culpable del éxito de este conjunto y de que todavía quede “mucho caviar por comer”, como él mismo diría, afrontando estos últimos partidos de competición que pueden dar paso a retos mucho mayores.

Pero de lo que vamos a hablar hoy es de una faceta del juego de Tecnyconta Zaragoza que es verdaderamente sorprendente en el baloncesto que vivimos hoy en día y que parece imposible que sea exitoso para un equipo de élite: ¿Cómo se puede se puede ganar sin tirar triples?

No es algo literal, no es un equipo que no intente ningún lanzamiento de larga distancia, pero es el equipo de la liga con menos intentos de tiros de tres en la competición, y hay una buena diferencia con respecto al siguiente, y es el decimotercer equipo en porcentaje desde el 6’75, con un 35,24%.

En un baloncesto moderno donde el triple cada día cobra una mayor importancia, Tecnyconta Zaragoza prefiere ser el equipo que más lanzamientos de dos ha intentado en los que llevamos de temporada (1148 lanzamientos), siendo que el segundo que más de esta campaña llega difícilmente a los mil.

Con jugadores como Stan Okoye, Renaldas Seibutis, Johnny Berhanemeskel o incluso Carlos Alocén se podría pensar que tenemos un plantel exterior que pueden ser una gran amenaza desde la línea de 3, sumándose a ellos Nacho Martín desde el “4”, y si vemos las actuaciones de Martín y Okoye en los dos últimos partidos que les han valido el MVP de la jornada, con seis triples cada uno, pensaríamos que en realidad el triple es una faceta muy explotada dentro del equipo de los de Porfi Fisac, pero nada más lejos de la realidad.  

Los maños son uno de los equipos que más posesiones por partido juega debido a su alto ritmo de juego en la salida de la defensa, les gusta jugar alegres y principalmente en transición, pero no suelen hacerlo muy lejos del arco, y es algo que tiene todo el sentido del mundo si ponemos la lupa sobre los principales anotadores del equipo. Si algo tienen en común Okoye, Seibutis, Radovic y McCalebb es la facilidad que tienen para terminar cerca del aro.

Los tres exteriores tienen suma facilidad para penetrar a canasta en transición y terminar con muy buenos porcentajes sobre el tablero, mientras que Radovic se aprovecha de su juego en el poste para sacar ventajas con la mayoría de ala-pívots de la competición, teniendo en el debe el lanzamiento exterior que tanto se estila en los jugadores de su posición hoy en día.

Si bien es cierto que Stan Okoye intenta un alto número de lanzamientos desde más allá del arco, con más de 5 intentos por partido y con un buen 43% de acierto, siendo quien “maquilla” la estadística para el equipo en conjunto, sigue siendo un jugador que acapara mucho balón y que intenta aun así más lanzamientos de dos, gracias a sus acciones desde el poste o con penetraciones, haciendo gala en esta campaña de lo que se prometía con su fichaje al inicio de esta.

Aunque cuando analizábamos la plantilla del equipo zaragozano para la presente temporada comentamos que habría una clara mejora en el lanzamiento exterior con respecto a la anterior campaña, no contábamos con la importancia que le daría el entrenador a esa faceta, y es que si nos fijamos en la anterior campaña de Delteco GBC con Fisac a los mandos, nada de esto debería sorprendernos.

1718_mkf-gbc_12.jpg

Fisac, obligado a reinventarse por las bajas (ACB Photo/E. Cobos).

Un equipo que basaba su juego en el alto número de rebotes capturados por partido y que se apoyaba en su acierto en el lanzamiento de corta distancia para sumar en su producción ofensiva.

Si incluso queremos poner la lupa más si cabe en el apartado del triple, Delteco GBC intentaba 24 lanzamientos por partido la pasada campaña, anotando 7,6; lo que dejaba en su haber un 32% de acierto, mientras que Tecnyconta Zaragoza intenta 22,2 lanzamientos por partido y anota 7,8;  por lo que el porcentaje de acierto es del 35%.

Parece ser que el librillo de Porfi deja claro que, para él, esta época en la que el triple es vital, también tiene su modelo contrapuesto a este y que deja claro que es igual de válido y eficaz. Hoy por hoy no creo que ninguno de los aficionados zaragozanos no se suban al carro de esta utopía más allá del lanzamiento de tres, dado que tanto los jugadores como el técnico siguen dando semana tras semana motivos para confiar y para soñar.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 7 meses
#contenidos: 
76
#Comentarios: 
167
Total lecturas: 
184,944

Comentarios

Se fue Neal y vino Okoye. Si se va Okoye vendrá otro mejor. Gracias a Dios no tenemos nada que ver con la Cultura del "Euro", perdón, del "Esfuerzo"............

Uno de los entrenadores de la Liga Endesa más didácticos. Hay quien lo recuerda como aquel pequeño base de los 80 del Tizona en la extinta 1ªB.