Solapas principales

El mejor jugador de la historia de los Dallas Mavericks

Elaborar una lista con los mejores jugadores de la historia es tarea ardua y, probablemente, muy polémica. Es muy complicado contar al 100% con una objetividad súper estricta, y nuestro subconsciente siempre hará que nuetsros gustos guíen nuestras elecciones, aunque tratemos de evitarlo. Pero como con todo, cuanto más se reduce el campo a estudiar más se simplifica la hipótesis y la posterior ejecución de la demostración. Lo que nos ha llevado a analizar cada franquicia de manera individualizada, creando un serial con los 30 mejores jugadores de la historia... contando con un individuo por franquicia. Y hoy, es el turno de los Dallas Mavericks. De Dirk Nowitzki. Probablemente, el mejor europeo de la historia.

EL RESUMEN DE SU CARRERA

Nativo de Würzburg, donde también nacieron Maximilian Kleber y Anthony Randolph, Dirk Nowitzki fue uno de los artífices de la evolución del baloncesto a lo largo del siglo XXI. Alemán de Dallas de toda la vida, pues ha vivido más años en Texas que en cualquier otro lugar, "Robin Hood" fue un pionero en todos los aspectos. Fue el primer jugador europeo en ganar el MVP de la temporada, el primer europeo en ser titular en un All-Star de la NBA, el "extranjero" con la mayor cifra de puntos anotados, el primer jugador de la historia de Dallas en ser escogido para un All-NBA Team y, además, es el único jugador en toda la historia de la liga en haber disputado 21 temporadas con un mismo equipo. Pero no sólo marcó tendencia a lo largo de su carrera; también lo hizo desde que apareció en la escena del baloncesto.

i.jpg

La sonrisa y perspicacia de una leyenda.

Rodeado de atletas de gran nivel en su familia -su madre y su hermano jugaron al baloncesto-, la elección del baloncesto acabó llegando tras dos intentos fallidos. Desde los comienzos de su infancia, siempre era algo más alto que el resto de sus compañeros. Pero aún así, primero jugó al tenis y al balonmano, deportes muy potentes en el país teutón. Destacando fácilmente entre todos los jugadores de su edad del país. Pero los comentarios despectivos que recibía por su altura provocaron que acabara centrando sus esfuerzos en el baloncesto. Así fue como, con 15 años, empezó a entrenar en las categorías inferiores del DJK Würzburg, el club de la ciudad. Holger Geschwindner, estrella internacional alemana, se dio cuenta de la inmensa cantidad de talento que tenía Nowitzki y se ofreció a entrenarle de dos a tres veces por semana.

Esto fue lo que mejor le pudo pasar al joven ala-pívot, pues Geschwindner apostó por formar su capacidad como tirador y su pase antes que su físico, lo que acabaría siendo determinante en su carrera. Y cuando entró en el primer equipo, rápidamente empezaron a utilizarlo como una arma exterior, y no quisieron desaprovecharlo en labores interiores. Así, tras tres temporadas -y 1 año de parón por el servicio militar alemán-, acabó llamando la atención de todos los equipos del panorama baloncestístico, diciendo que no a muchas ofertas de universidades como clubes europeos. Su sueño era jugar en la NBA. Y llegaba con un cartel inmejorable. Tras haber destacado en un tour organizado por Nike en el que se enfrentó a Scottie Pippen y Charles Barkley -haciendo un mate sobre este último- y en el mítico "Nike Hoop Summit", iba disparado a la lotería del Draft. Lo que era una buena noticia, pues la NBA llevaba mucho sin tener jugadores alemanes presentes en la noche de elecciones.

Dirk Nowitzki ~ Nike Hoop Heroes '97 ~ Berlin

Por ello, cuando los Bucks lo escogieron en 9ª posición en el Draft de 1998, Nowitzki fue el primer jugador de la "Alemania reunificada" en llegar a la Liga, además de volver a llevar a un alemán a la competición tras la llegada de Chris Welp, Duane Washington, Sven Myer y Hansi Gnad en 1987, que habían sido los últimos en hacerlo. Finalmente, nunca acabaría jugando para los de Wisconsin, pues formó parte de un mega-traspaso que acabó con él y Steve Nash llegando a Dallas al mismo tiempo.

21 años después, en 2019, Dirk Nowitzki se retiró ante su afición, el 10 de abril de 2019. Tras anotar 20 puntos por 861º vez en su carrera, logrando añadirle a eso 10 rebotes -la 419ª vez que lo hacía-, conformando ese un nuevo partido en el que la "vieja" leyenda había logrado un 20-10, algo que había ya conseguido en 323 partidos. Con ese, 324. En la ceremonia posterior del encuentro -aunque Dirk no quiso que hubiera grandes florituras- hablaron Larry Bird, Charles Barkley, Scottie Pippen, Shawn Kemp y Detlef Schrempf. Y Barkley y Pippen comentaron aquellos encuentros que tuvieron en Berlín en el 97, en el que el alemán anotó 52 puntos en uno de los enfrentamientos, y dejó a todos sin habla. Como estuvo haciendo durante más de dos décadas de carrera.

¿POR QUÉ ES EL MEJOR JUGADOR DE LA HISTORIA DE LA FRANQUICIA?

Al igual que sucede en otros casos, la figura y carrera de Dirk Nowitzki supera a la propia franquicia. Se tiene que hablar de él en términos globales de la liga. Pues no es solamente el mejor jugador de la historia de los Mavs, si no que muy posiblemente sea el mejor europeo de la historia y uno de los 5 mejores ala-pívots que jamás ha jugado al baloncesto. Y, además, tiene una hoja de servicio que certifica esto absolutamente.

En 21 temporadas llevó a Dallas Mavericks a 15 incursiones en los PlayOffs, rompiendo en primer lugar con una sequía de 10 años de duración en participaciones en la post-temporada. Llevó a Dallas a dos Finales de la NBA, ambas contra Miami, derrotando al temible Big-Three de LeBron, Wade y Bosh en una serie de escándalo en 2011, en la que promedió 26 puntos y 10 rebotes. En 2007 fue nombrado MVP de la temporada, con una media de 25 puntos y 9 rebotes, tras liderar al mejor equipo -objetivamente- que Dallas ha tenido en toda su historia de la liga regular. Y esto, en términos colectivos.

Throwback: Dirk Nowitzki Full Series Highlights vs Miami Heat (2011 NBA Finals) - Finals MVP! HD

En cuanto a su aportación individual, Nowitzki está en otro nivel. 15 apariciones en el fin de semana de las estrellas, y 12 apariciones en un equipo All-NBA -4 First Team, 5 Second Team y 3 Third Team-. Pertenece al prestigioso club del 50-40-90, en el que también se encuentran Larry Bird, Stephen Curry, Steve Nash, Kevin Durant, Reggie Miller, Malcolm Brogdon, Mark Price y Elena Delle Donne. Ganó el concurso de triples del año 2000, y ha roto todos los números posibles.

Es el 6º máximo anotador en la historia de la NBA, con 31560 puntos exactos, y es el 4º jugador con más partidos disputado en toda la historia, con 1522, y el 3º con más minutos, la friolera de 51368. Continuando con los rankings históricos, es el 8º con más Field Goals anotados, el 11º en triples convertidos, el 7º en Tiros Libres y el 5º en rebotes defensivos. Evidentemente, es el líder en todas y cada una de las estadísticas totales de la franquicia texana, salvo las asistencias y los robos, que pertencen a Derek Harper. Y en términos FIBA, fue MVP de un Mundial, de un Europeo, y 3 veces máximo anotador de los Eurobasket en los que ha participado. Con Alemania, que no es una selección puntera en Europa, logró el bronce en el Mundobasket del 2002 y la plata en el Europeo de 2005.

COMPLETAMOS EL PODIO DE LEYENDAS DEL EQUIPO

Dallas, a pesar de su "joven" historia, tiene piezas muy relevantes que podrían acompañar a Nowitzki en el podio. Eso sí, a mucha diferencia del alemán. Podríamos haber contado con Michael Finley, la visión de juego de Jason Kidd o Steve Nash, o el despiadado francotirador Jason Terry. Y, por muy poco, también podríamos haber introducido a Rolando Blackman, pero finalmente han sido el ya mencionado Derek Harper, y Mark Aguirre, los que se han hecho respectivamente con el puesto tercero y segundo.

Derek Harper pasó dos etapas en Dallas, primero entre 1983 y 1993 y después entre 1996 y 1997. Y cuando se retiró, estaba en el top 5 de los Mavs en muchas categorías estadísticas. Pues es el tercero en partidos y minutos disputados, con 872 y 27985 respectivamente; el 4º en canastas totales convertidas, y en tiros libres; y 5º en triples lanzados y conseguidos. Además de liderar con muchísima diferencia sobre el segundo el tablón de asistencias y robos realizados, con 5111 pases de canasta y 1551 balones recuperados. 587 asistencias y 341 robos más que el segundo. Como añadido, 2 All-NBA Defensive Teams. Y ser el 25º máximo asistente de la historia, el 14º mayor ladrón, y el 50º jugador que más minutos ha disputado en toda la historia.

czmxc56gjf3sp3otyewyvmhb4y.jpg

Mark Aguirre y Derek Harper, juntos desde el comienzo.

Por su parte, el 2º mejor Mav' de siempre, Mark Aguirre, tiene un currículum con Dallas incluso mejor. Y aunque jugó menos encuentros -y temporadas- que Harper, su participación en los "casi" 8 años que pasó con Dallas es extraordinaria. Tras promediar cerca de 19 puntos en su año rookie -su máxima de ese curso es de 42 puntos- no bajó de los 21.7 en los siguientes 6 años y media, llegando a alcanzar un pico de 29.5 tantos por noche en su tercer año, momento en el que jugó el mejor baloncesto de su carrera. Aquel año logró jugar su primer All-Star -añadiría posteriormente otros 2 cursos-, estuvo en la carrera por el MVP, y fue primero en tiros totales anotados e intentados, quedando 2º en la carrera por el Máximo Anotador, a 1 tanto de Adrian Dantley. La máxima en puntos de su carrera, por cierto, llegaría al año siguiente, cuando rozara los 50 puntos quedándose finalmente en 49.

Y aunque los rankings históricos benefician a jugadores que disputan más encuentros, esto a Aguirre no le ha pasado factura. Pues está 10º en partidos, 7º en minutos, y 3º en tiros de campo, tiros de 2, tiros libres, rebotes ofensivos y puntos conseguidos. Aparte de estar nuevamente 10º en asistencias, y 9º en robos. Y si miramos partidos concretos, Aguirre fue el primer jugador en anotar 40 puntos en la historia de los Mavs, logrando antes superar los 40 puntos que los 30, siendo además el 3º jugador de la historia del equipo en conseguir más de 30 tantos. Y el 2º en logarar repartir más de 15 asistencias en un partido con Dallas. Logros que le colocan como la primera gran estrella de los Mavericks, y su segunda mayor leyenda en toda su historia.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 1 semana
#contenidos: 
148
#Comentarios: 
340
Total lecturas: 
373,851

Comentarios

Stockton tiene más mérito (1.85m sin un gran físico) que ambos y, posiblemente, podría superarles en IQ pero, en influencia en el juego no me cabe duda.

Como para no aficionarse a la Nba, ya no estamos hablando sólo de lo conseguido en su carrera, sino de su forma de jugar, un jugador único, lo más parecido a un superhéroe, que manera de moverse, no se puede hacer más estético cada movimiento, Robin Hood!!!

Qué gran defensor de bases era Dereck Harper, hermano de Ron (escudero de Jordan en los Bulls). Recuerdo los problemas que tuvo Kenny Smith para, simplemente, subir el balón en las finales Rockets-Knicks de 1994.