Solapas principales

El nuevo Wade, lanzado a por el 6th Man of the Year

  • El nuevo '9' de los Cavs promedia 12 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias

A lo largo de la historia de la NBA hemos asistido a grandes fichajes de veteranos con mucho baloncesto todavía en sus manos para aportar experiencia a un equipo en posición de ser campeón. El veterano ve la oportunidad como una de las últimas de optar al título, siendo muchas veces, la única vez en su carrera que estará cerca de conseguirlo. Han sido muchos lo veteranos que lo han conseguido, pero en muchas otras ocasiones, el plan no ha salido como se esperaba y el jugador en cuestión no encuentra un sitio donde sentirse en a gusto en una rotación ultra competitiva.

El caso de Dwyane Wade puede verse reflejado en estas líneas a excepción del contexto de campeón. El escolta oriundo en Chicago está considerado uno de los mejores de la historia en su posición, y a su carrera, coronada con tres anillos y una de las mayores exhibiciones en la historia de la Finales que le valió para ser el MVP de 2006, quizás solo le haya faltado proclamarse MVP de la temporada regular. Pero Dwyane Wade, un animal competitivo, quiere todavía más. Y después de dejar la comodidad de Miami y las dudas de la franquicia de su ciudad, los Bulls, recaló en Cleveland Cavaliers con el único objetivo de revivir las noches de gloria con su amigo LeBron James. Un fichaje que no sentó nada bien en el vestuario de los campeones de 2017, un vestuario, no hay que olvidar, que perdió este mismo verano a uno de sus líderes, Kyrie Irving.

 

 

Las dudas con Wade eran lógicas antes del inicio de temporada pero quizás injustas para uno de los mejores jugadores de todos los tiempos. Su papel de titular ‘impuesto’ las alimentaba además. Pero lejos de empeñarse en ello, Wade decidió después de tres partidos (dos victorias y una derrota) que quizás su sitio era otro. Como muchos de esos veteranos, Wade no encontró su sitio en los Cavs. En un sistema que fagotiza LeBron James y que se basa en la pericia del alero para encontrar tiradores abiertos, Wade parecía más un estorbo que un alivio para el ‘23’. Pero ‘Flash’ no es uno de esos veteranos que llegan a un equipo con aspiraciones de campeón a retirarse. Entonces, decidió buscar su lugar en la segunda unidad de los de Ohio. Pero las dudas siguieron, sobre todo, alimentadas por un inicio de temporada terrorífico, el peor en un equipo de LeBron desde su año rookie. 5-7, fuera de los Playoffs, y la sensación de que el proyecto de los Cavs no iba a ninguna parte y que la baja de Irving era demasiado. Sin embargo, algo ha hecho ‘click’ en los subcampeones. O mejor dicho, varias cosas han hecho ‘click’, y una de ellas es el nuevo papel de Wade, que va lanzado a por el premio de Mejor Sexto Hombre de la temporada.

Los promedios de Wade quizás lo alejen del star system actual de la liga. Apenas 12 puntos por partido, 4 rebotes, 4 asistencias y un tapón por partido (al cierre del artículo), pero se traducen en estadísticas realmente buenas para un jugador que sale desde el banquillo. A esas estadísticas hay que añadirle un 46% en tiros de campo y un más que correcto, viendo su histórico de carrera, 36% en triples. Pero el nuevo rol de Wade va más allá de las estadísticas puras y duras. Desde que James volvió a los Cavaliers, su ausencia en los partidos destapaba todas las carencias de un equipo que se convertía en vulnerable cuando el de Akron descansaba, algo que esta temporada, con Wade a los mandos, no ocurre. La segunda unidad cavalier era, y es, muy potente, casi la mejor de toda la liga, pero necesitaba un comandante que la liderara, y por fin lo ha encontrado en todo un MVP de las Finales. Con Wade como líder de la segunda unidad, los Cavs han encontrado el ansiado equilibrio. De hecho, en la espectacular racha de trece partidos consecutivos, Wade consiguió un NET Rating por encima de diez puntos en 10 partidos obteniendo cifras tan bestiales como 43’7, 35’1 o 34’4. Cifras que explican porqué es el más firme candidato a conquistar el premio a mejor sexto hombre de la temporada.

Todo un lujo para el banquillo de los Cleveland Cavaliers que además aporta experiencia y seguridad en los minutos finales. En la mayoría de los encuentros, Wade juega los minutos decisivos cuando el partido está igualado, y ya son varias las jugadas que han resultado decisivas a favor de los de Ohio, ya sea en la faceta ofensiva como en la defensiva. Parece claro que el ‘Flash’ que todos conocíamos ya no volverá, pero esta versión de Wade, quizás, es más determinante para unos Cavaliers que han tapado uno de sus agujeros negros. El trabajo de hombres como Jeff Green y Kyle Korver también debe ser destacado en este apartado, pero lo que deja entrever la extraña temporada de los Cavs, es que sin Wade en la segunda unidad, no brillarían tanto como lo están haciendo. Es por eso, que el nuevo Wade, va lanzado a por el premio de mejor sexto hombre de la temporada.

 

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 1 mes
#Contenidos: 
85
#Comentarios: 
273
Total lecturas: 
262,732

Comentarios

¿Se sabe algo de cuando vuelve Isaiah y si volverá alguna vez Rose? porque la idea de Cavaliers era otra pero tras la racha de derrotas tuvo que asumir Lebron el puesto de base para poner las cosas en su sitio. Tristan Thompson y sus 17 milloncejos por temporada que tampoco juega, Shumpert tampoco a 10 kilos por temporada. ¿Traspaso a la vista? No creo que los actuales Cavs se parezcan mucho a los que jueguen la final de la Nba.

Hombre, hay que matizar esto de que va lanzado, las estadísticas no son las del mejor sexto hombre, hay varios que están por delante, como Tyreke Evans (reconvertido a titular) 18 / 5 / 4, Lou Williams en Clippers 19,6 pts/ 2,7 rb/ 4,6 as o si sigue la tendencia de salir desde el banquillo Eric Gordon en Houston 19/ 2 / 2.
Si es por impacto, creo que Williams en los Clippers tiene tanto o más que Wade en los Cavs, donde sí es el sustento en ataque en los minutos que está en cancha.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar