Solapas principales

Julius Erving, la mejor bandeja de la Historia de la NBA

Domingo, 11 de mayo de 1980. Los Philadelphia 76ers jugaban en casa el cuarto partido de las finales por el campeonato de la NBA. Su rival, unos temibles Lakers que venían de ‘cargarse’, claramente, a los campeones Seattle Supersonics. Pero los de ‘Phila’ llegaban con una divina tarjeta de presentación, habían dejado atrás a los Boston Celtics, equipo con mejor balance en la liga regular (61-21).

El partido volvía a estar ajustado… los detalles, las sensaciones podían decantar la balanza para un lado u otro. Julius Erving (1950/2.01m), ya veterano, lo sabía. Remontó la línea de fondo y superando a los dos pívots de Los Lakers, Mark Landsberger (nº54) y Kareem Abdul-Jabbar (nº33), en un perenne salto se desplazó por detrás del lateral del tablero para finalizar al otro lado del mismo con un aro pasado descomunal, ejecutando uno de los vuelos más acrobáticos y efectivos que se recuerden en la historia del baloncesto. La gente enloqueció y los Sixers acabarían ganando el choque por 102 a 105. Contacté con Landsberger, testigo de lujo de la (casi) inhumana acción y nos relata que “Erving flotó en el aire como un pájaro”.

mosaico_jugada_drj.jpg

Cuatro fotogramas nos muestran la que muchos consideran, la mejor bandeja de la historia de la NBA. El Dr. J la ejecuta y Mark Landsberger y Kareem Abdul-Jabbar la sufren (Foto: NBA)


Difícil de ponderar, pero son muchas las voces que pensamos que la bandeja del Dr. J es la mejor de todos los tiempos y nuestro testigo no es una excepción: “La del Dr. J es la mejor de todos los tiempos” reconoce con impecable deportividad Landsberger a pesar de haber sido uno de los ‘obstáculos’ ‘burlados’ por el alucinante gesto en el aire de Erving.

Por su dificultad, el momento y su plasticidad aquella canasta, se podría ensalzar por encima de cualquier otra bandeja que se haya visto en la NBA:

DIFICULTAD: Al último jugador que supera, a pesar de su clara desventaja por tener lugar al final del desplazamiento, es a la leyenda Kareem Abdul-Jabbar que aunque logra tocar el balón no consigue frenar el empeño del Dr. J. Como la mayoría sabéis, era un 2.18 y, actualmente, es el tercer máximo taponador de la historia de la NBA. Como la mayoría también sabéis, en las competiciones universitarias prohibieron el mate durante una tiempo por Kareem. Jugaba tan por encima del aro que los comisarios de la NCAA pensaron que el pívot, con ese recurso, descompesaba el juego en exceso respecto al resto de atletas.

MOMENTO: ¡Unas finales! Cuando sólo a los mejores no se les encoje la muñeca, no les tiemblan las piernas y... todo eso.

PLASTICIDAD: Julius Erving, era el ídolo de un tal Michael Jordan. Adoraba su estilo. Casi 40 años después de la susodicha jugada, yo y Mikey estamos de acuerdo :).

En una entrevista de hace años, ‘Magic’ Johnson dijo que era el movimiento más genial que vio durante todos los años que jugó al baloncesto” nos documenta Landsberger. Y no es de extrañar, Earvin Johnson acababa de aterrizar en el profesionalismo aquella misma temporada, imaginen el impacto de ese vuelo para un rookie.

Dos partidos después se despejaban las Finales a favor de unos Lakers (4-2) que comenzaban su particular hegemonía en la década de los 80. “Ganamos porque teníamos a ‘Magic’ y Jabbar, dos de los más grandes jugadores de la historia del baloncesto. ‘Magic’ era genial. En el sexto partido anotó más de 40 puntos y 15 rebotes. Kareem estaba lesionado y ‘Magic’ tuvo que jugar de ‘center’. Kareem también era increíble, su ‘sky hook’ (gancho) es el mejor lanzamiento de la historia del baloncesto” sentencia Landsberger que, curiosamente, también vistió de amarillo con el CB Collado Villalba en la ACB. Fuen en la temporada 91-92 donde volvió a luchar y rebotear como un gladiador para conseguir mantener la categoría del club madrileño. No importa dónde, compite.

 

TOP DE MEJORES BANDEJAS DE LA HISTORIA DE LA NBA:

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
22 años 1 mes
#contenidos: 
2,075
#Comentarios: 
6,203
Total lecturas: 
12,079,617

Comentarios