Solapas principales

La última oportunidad de Dirk Nowitzki y los Dallas Mavericks

  • Jugará sus últimos años rodeado de un prometedor núcleo de jóvenes
  • Los Mavericks tienen opciones de entrar en PlayOffs este mismo año

Una realidad se ha mantenido constante durante las últimas dos décadas: Dirk Nowitzki sobre una pista de baloncesto con la camiseta de los Dallas Mavericks. Nos hemos acostumbrado a esa imagen como si de una regla de la propia liga se tratara. Sin embargo, aunque nos mostremos reticentes a aceptarlo, la generación a la que el alemán pertenece se va apagando. Cada vez que la NBA renueva sus piezas intentamos resistirnos, pretendiendo detener el paso del tiempo para exprimir aún más lo que queda de las ya casi viejas glorias.

Siguiendo la evolución natural de la liga, en los últimos años hemos presenciado la retirada de leyendas como Tim Duncan, Kobe Bryant o Kevin Garnett. El siguiente puede ser Nowitzki. Aunque cueste romper la regla antes mencionada, su carrera está a punto de llegar al ocaso. Por delante tenemos uno o dos años más para disfrutar de los últimos destellos de uno de los mejores jugadores en lo que llevamos de siglo. Y aunque nos parezca que ya lo ha dado todo de sí, lo cierto es que el alemán puede poner su punto y final en una situación más favorable de lo esperado.

Un esperanzador grupo sobre el que construir

Los Dallas Mavericks llevan desde 2016 sin pisar los PlayOffs. Las últimas dos temporadas de la franquicia han tenido lugar en un ambiente de mediocridad. Sus registros han sido de 33 y 24 victorias, muy lejos de lo logrado durante los años de plenitud de Nowtizki. Pero estos dos años han servido para incorporar piezas pensando en el futuro inmediato. En el verano de 2016 Harrison Barnes llegó procedente de los Golden State Warriors. La temporada pasada se sumó, vía Draft, Dennis Smith Jr. Ahora ha sido el turno de Luka Doncic, también mediante el Draft, y DeAndre Jordan.

Sin verse abocados al tanking como otros equipos, Dallas ha armado un núcleo con un futuro prometedor. Luka Doncic, con el que sobran las presentaciones, es la gran esperanza de la franquicia y uno de los jugadores que más expectación ha levantado para esta temporada. A su lado, la juventud de Smith y Barnes y la veteranía contrastada de Jordan. Dejando de lado el brillante futuro que se le presume a los Mavericks (si logran mantener este grupo de jóvenes), debemos centrarnos en el presente y en lo que pueden conseguir con Nowitzki aún en sus filas. ¿Puede Dallas entrar en postemporada este mismo año o, como mucho, el que viene?

Dirk Nowitzki

Nowitzki está ante su última oportunidad de volver a formar parte de una plantilla competitiva / NBA.com

 

Las aspiraciones inmediatas de la franquicia

Con el refuerzo de los equipos punteros y el ascenso de otros nuevos, la Conferencia Oeste, aunque canse decirlo, se presenta más salvaje que nunca. No tanto por la calidad de las franquicias,  que también, sino por la cantidad de aspirantes a entrar en PlayOffs. Hasta 13 equipos (Warriors, Rockets, Lakers, Thunder, Spurs, Wolves, Jazz, Blazers, Clippers, Nuggets, Pelicans, Grizzlies y Mavericks) tienen, a priori, opciones de quedar entre los ocho primeros. Si damos por asegurada la presencia en postemporada de los cuatro primeros, apartándolos de esta ecuación, nos quedarían otras cuatro plazas a disputar entre casi todo el resto de equipos de la Conferencia.

Aventurándonos, podemos considerar el quinteto titular de Dallas como el más completo de esos equipos. Aúna juventud (Barnes), aún más juventud (Smith y Doncic) y veteranía (Dirk y Jordan). Tiene amenaza de tiro exterior y la capacidad de producir puntos en la zona. Cuentan con versatilidad en los emparejamientos defensivos y fiabilidad en la protección del aro.

Además, es importante el hecho de que Dirk Nowitzki haya encontrado un compañero interior de de garantías. El juego del alemán, orientado a hacer daño desde fuera, se combina a la perfección con el de DeAndre Jordan, cuya principal (y única) área de influencia es la pintura. El ex de los Clippers es uno de los mejores reboteadores de la liga, con 15.2 rechaces por partido el curso pasado (solo por detrás de Andre Drummond), además de capturar el 26.4% de los rebotes disponibles -líder de la NBA en este apartado. En la protección del aro la labor de Jordan es notable, aunque no de élite; pero mejora lo que venía ofreciendo la franquicia durante las últimas temporadas.

El principal problema de los Mavericks, además de la inexperiencia de su joven backcourt, puede estar en el banquillo. Algunos de los suplentes con más renombre son Wesley Matthews, J.J. Barea, Devin Harris o Dwight Powell. No es, ni mucho menos, uno de los peores banquillos de la liga, pero en este aspecto pueden estar por debajo de otros equipos inmersos en la batalla por los PlayOffs.

Donde sí están por delante de la mayoría de sus competidores es en el director de orquesta. A nadie le sorprende a estas alturas que Rick Carlisle sea considerado como uno de los mejores entrenadores de la competición. Lleva en su actual cargo desde 2008, por lo que entiende a la perfección el papel que ha ido desempeñando Dirk Nowitzki a lo largo de los años. Además, jugadores de banquillo como Devin Harris o J.J. Barea han estado varios años en la franquicia, por lo que también han mantenido una larga vinculación con Carlisle.

 

Luka Doncic

Luka Doncic será uno de los grandes atractivos de la NBA esta temporada / NBA.com

 

Dirk y sus pupilos

De forma paralela al crecimiento que pueda experimentar el equipo en conjunto el próximo año, Dirk tiene la tarea de ejercer como mentor de los más jóvenes. Si bien es cierto que, como veterano que es, lleva varios años con ese papel, nunca ha tenido una colección de jóvenes talentos como la que le rodea actualmente. Los consejos de una leyenda de su talla son bien recibidos por todos los jugadores con poca experiencia –y también de los que tengan mucha-, pero el principal foco de atención lo tendrá Luka Doncic.

Ambos jugadores, Doncic y Nowitzki, son europeos, por lo que, pese a que las funciones en cancha de uno disten mucho de las del otro, comparten un estilo basado en los fundamentos técnico-tácticos antes que en las cualidades físicas e individuales, como es costumbre con los jugadores provenientes del viejo continente. De la relación de ayuda mutua que ambos mantengan dependerán tanto las aspiraciones inmediatas de los Mavericks como el éxito del esloveno en sus primeros pasos en territorio norteamericano.

No sabemos si Dallas conseguirá entrar en postemporada (sería perfectamente normal que no lo hiciera), pero lo cierto es que este puede ser el último tren de Dirk Nowitzki. A estas alturas de la película, el alemán lo ha logrado todo profesionalmente y ha pasado por todo tipo de situaciones. Sin embargo, este núcleo, este grupo de jugadores, puede ayudar a Dirk a terminar su carrera en una posición nada desdeñable. Para volver a lo alto, de donde nunca debió bajar. Y con él, también los Dallas Mavericks.  

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
11 meses 4 días
#contenidos: 
35
#Comentarios: 
86
Total lecturas: 
66,921

Comentarios

No creo que los Mavs tengan demasiada prisa por ganar partidos.
No digo que vayan a tankear, pero su prioridad debería ser permitir crecer a sus jugadores jóvenes, no ganar partidos.

Dallas en este caso, confía en que será Carlise el que ponga el % de calidad que le falta a la plantilla para llegar a playoff, eso que antes ponía Dirk, pero ahora con 40 años, ya no llega.
Lo del Oeste, en mi opinión, es complicado de saber, la realidad es que coparando con el año pasado tanto Clippers como Grizzlies están peor, San Antonio igual y Dallas sube pero no se si tanto como para competir con Thunder (para mí una incognita saber si pueden ser cuartos u octavos).
Denver, Portland, Utah, Pelicans y Minnesota no han cambiado practicamente nada.
Mi predicción es Rockets - GSW - Lakers - Blazers - Jazz - Pelicans - Wolves - Nuggets/Spurs.

Me parece demasiado optimista hablar de "últimos" años de Dirk. Sinceramente su físico no le da ya nada más que para aportar minutos de rol de veterano. De ser competitivos los Mavericks lo serían con un Nowitzki residual. Pienso que no está ni para acabar los partidos en el 5. Se te olvida Broekhof presumible titular intercambiando posición con Barnes. Se quedan cortos en mi opinión para entrar en play off. A la altura de Lakers o Grizzlies. Y ni que decir Clippers, equipo que en febrero o antes se decantará por el tanking.

El físico de Dirk no es el que era, pero su estilo le permite seguir siendo productivo en ataque -sacrificando la defensa- a pesar de su edad. Aún puede ser útil este año jugando unos 20-25 mpp, igual que la temporada pasada. 

Broekhoff no tiene experiencia NBA y probablemente sea un jugador de rotación más. Está muy lejos del nivel de Barnes para plantearnos si le puede quitar la titularidad. Por otro lado, es cierto que los Clippers son seguramente el equipo más justito de los que tienen opciones de entrar en PlayOffs en el Oeste, pero el año pasado nadie apostaba tampoco por ellos y dieron guerra hasta el final. Prefiero esperar a que se desarrolle la temporada y no borrarlos tan pronto de la carrera por la postemporada

No digo que le quite el puesto, ocuparan posiciones intercambiables al 3 y al 4. Ambos son versátiles en ese sentido, y físico + polivalencia es lo que manda. Es por eso que Matheews se perfila como sixth man y Dirk como una rotación más, en determinadas situaciones más valiosa que en otras.

Los Clippers son de largo peor equipo a priori que Mavs.