Solapas principales

NCAA 2019/20: Memphis resucita a la American Conference

  • Anfernee Hardaway lidera una Memphis que tiene mucho potencial por delante.

VUELVE A LA GUÍA NCAA 2019/20

La American Athletic Conference es una Conferencia, por así decirlo, nueva. Sí, es la sucesora verdadera de la BIG East pero ha evolucionado y el año 2014 cuenta como su primera aparición en la vida deportiva de la NCAA. Año en el que ganaron los Louisville Cardinals, ahora encuadrados en la Athlantic Coast Conference. Desde entonces, Cincinnati, UConn y SMU se han repartido 5 campeonatos, dos para el primero y el último y uno para los de Connecticut. Y Memphis, que sólo ha participado en una final conferencial, tiene este año la oportunidad de coronarse como campeona, y aparecer en el NCAA Tournament por primera vez desde 2014..

En esta previa, veremos el orden y predicción de los equipos integrantes de la Conferencia, los 5 equipos más potentes y los 5 jugadores más destacados.

ORDEN Y PREDICCIÓN

Memphis, con Wiseman y Precious; Cincinnati, con Cumberland; y Houston, con el recién llegado Quentin Grimes, se postulan como el claro podio de una Conferencia que, a pesar de ello, tiene un gran número de equipos interesantes. Después de ellos vienen la coralidad conjunta de Wichita State y la Universidad liderada por LaQuincy Rideau, South Florida. Y UConn, que todavía espera volver a encontrar su siguiente "Shabazz Napier", cierra esta primera mitad de la tabla de la AAC.

Tras ellos se encuentran los Mustangs de SMU, con el 7º puesto, la Universidad de Temple, de 8º, y la Universidad de Tulsa, que cuenta con ciertas dudas en cuanto a su máximo talento, 9º. Vienen ahora los Knights de UCF, que casi se "cargan" a Duke el pasado Tournament, pero que al perder sus principales jugadores ha caído hasta la 10º posición. Y los dos últimos lugares son para East Carolina -11 jugadores nuevos- y Tulane -último equipo la pasada temporada.

TOP 5 EQUIPOS DE LA CONFERENCIA

MEMPHIS

James Wiseman quizá tenga problemas para jugar más este curso -ha habido conflictos con su "elegibility"- pero eso no hace que los de Anfernee Hardaway pierdan posiciones, pues Precious Achiuwa está ahí para mantener a su conjunto en la cima de la AAC por primera vez en su historia. Y es que además, Boogie Ellis, DJ Jeffries y Lester Quiñones, vienen con todo para sumar atrás, en tareas organizativas y en convertir canastas con eficacia.

cb_c0c1_402.jpg

Anfernee Hardaway al rescate (Foto: Athlon Sports)

Desde el primero al último la plantilla de los Tigers es una de las más completas, eléctricas y explosivas del panorama NCAA, y precisamente por eso cada partido promete ser una oda a la anotación, al movimiento de balón y al juego de equipo, y un lanzamiento de tres constante e incesante.

CINCINNATI

El mejor argumento que tiene "Cincy" para avanzar al NCAA Tournament y lograr pasar cada ronda en la que se encuentren tiene nombres y apellidos. Jarron Cumberland. El senior, que además de aportar en diferentes ámbitos de la cancha destaca también por su capacidad para encestar desde el exterior de forma regular y eficiente. Sin gastar mucho, sin fallar mucho. Como un híbrido que se mueve entre el exterior y el interior de la cancha.

Pero un sistema no se sostiene por un único jugador, y por eso Chris McNeal, Keith Williams y el hermano de Jarron, Jaevin, serán tan importantes a la hora de asumir también posesiones individuales y/o colectivas, y finalizar con acierto cerca y lejos del aro. Igual de necesario que lo que será Tre Scott o Chris Voigt, que serán los encargadas de ocupar la pintura y de convertir en un cerrojo noche sí y noche también su aro. 

HOUSTON

Quentin Grimes vuelve a casa. Y lo hace para buscar minutos, oportunidades, sensaciones perdidas... y ganar. Y en Houston tendrá una oportunidad muy buena de pelear por el título de su conferencia, de hacerse y saberse importante y, junto a DeJon Jarreau, dar el siguiente paso para los texanos. A los dos guards se les suma el revulsivo a la par que microondas Marcus Sasser, y los forwards Fabian White y Justin Gorham.

No destacarán por el empleo del tiro de tres, ni por la busca de la línea de personal, pero sí que llevarán partidos a tanteos elevados, con un ritmo intenso y potente, y que dejará vídeos y recuerdos de sus encuentros a espuertas.

WICHITA STATE

Defensa, presión, molestia, intensidad. Estos cuatro adjetivos son los que definirán a los de Wichita State esta temporada, además de un juego coral y de equipo equiparable a muy pocas universidades que competirán por alcanzar las rondas finales del NCAA Tournament. Eso sí, aunque no haya una estrella diferenciada, en momentos de necesidad por tener anotación y juego individualizado, Dexter Dennis será la primera opción a seguir en este aspecto. Junto al juego exterior de Erik Stevenson y Grant Scherfield, y la anotación interior de Trey Wade.

El resto no acumulará muchos minutos, pero cuando Gregg Marshall los ponga en liza abogará por mantener a su rival en tanteos bajos, pues es donde se moverán ellos toda la temporada, presumiblemente sin sobrepasar los 70 tantos de media por encuentro.

SOUTH FLORIDA

LeQuincy Rideau es South Florida y South Florida es LeQunicy Rideau. Pero debe haber restricciones. Y es que la importancia del base en el sistema de los Bulls es mayúscula, pero un alto porcentaje en uso puede suponer mucha acumulación de balón en sus manos, presiones de 2 contra 1 cuando se disponga a atacar y, consecuentemente, una gran consecución de realización de pérdidas. De él dependerá mucho, pero no todo.

Y es que jugadores como David Collins, Ezacuras Dawson o Michael Durr deben dar un paso adelante si quieren superar las 24 victorias del curso pasado, y acceder al NCAA Tournament por 4ª vez en toda su historia.

TOP 5 JUGADORES

Jarron Cumberland (Cincinnati)

Ya ganó el año pasado el título a mejor jugador de la conferencia y este año va camino de volver a repetirlo. Sorprendió a todo el mundo cuando no se presentó al draft y volvió para acabar su periplo universitario, y es que estamos hablando de uno de los mejores PG del país. Tiene capacidad para dirigir el juego y marcar el ritmo del encuentro, a esta capacidad se le suma un gran abanico de recursos ofensivos con los que finalizar y anotar. Este año dará un paso adelante (más si cabe) ya que es su último año para mostrar de lo que es capaz.

Cincinnati Men's Basketball: Jarron Cumberland, 2019 AAC Player of the Year

James Wiseman (Memphis)

¿Qué decir de él que no se haya dicho ya? Para muchos es el próximo gran interior americano, un siete pies con una capacidad pasmosa para ganar la pintura y a partir de ahí dominar, está llamado a ser el número 1 del draft del año que viene y mientras tanto (si los problemas extradeportivos le dejan) seguirá dominando las pinturas de la conferencia a placer. Tiene que pulir sus movimientos en la pintura, en particular de espaldas, pero es un gran finalizador una vez pone de cara al aro. Será un cúmulo de vídeos constantes debidos a la facilidad que tiene para someter a los rivales al poste.

Quentin Grimes (Houston)

Quentin salió de Kansas porque no se le dió el balón que necesitaba (o que el pensaba que necesitaba) y en Houston lo han recibido con los brazos abiertos, tiene una buena cantidad de recursos y los sabe utilizar bien, aunque a veces esa falta de atletismo que tiene le penaliza un poco, tira bastante bien desde fuera. Su único problema en la anotación es al acabar cerca del aro, donde volvemos al mismo problema de antes, su falta de un físico top, le hace fallar mucho, a pesar de eso, es un jugador brillante que hará siempre acciones positivas para su equipo. Hay muchas esperanzas en ver a un Grimes líder y creativo.

Quinton Rose (Temple)

En Temple tenemos a uno de los Forwards más interesantes de la NCAA, Quinton es un jugador con un físico muy bueno. Utiliza este físico para poder anotar tras bote, tiene un gran acierto en situaciones de mucho movimiento, donde los detalles físicos (como la velocidad o el cambio de ritmo) son claves. Gracias a su físico es también más que buen defensor, muchas veces se queda él a presionar a toda pista. Su principal problema es el tiro, le cuesta mucho ser consistente y es el principal detalle que tiene que trabajar para poder dar el siguiente paso.

 

 

Precious Achiwua (Memphis)

El nigeriano es un Ala-pivot con una condiciones físicas majestuosas, gran envergadura, un primer paso muy bueno y un cambio de ritmo más que decente, todo eso lo controla a la perfección, haciendo de él un arma muy peligrosa. Juega con mucha intensidad, llegando a muchos a sitios en defensa y molestando muchas situaciones ofensivas de los rivales. A esto hay que sumarle una mecánica de tiro, que aunque no es del todo correcta, es más que válida para trabajar en un futuro con ella. Puede ser uno de los más beneficiados de la posible (esperemos que no) sanción a Wiseman ya que podrá mostrar, aún más, sus capacidades atléticas.

VUELVE A LA GUÍA NCAA 2019/20

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 5 meses
#contenidos: 
100
#Comentarios: 
266
Total lecturas: 
232,792