Solapas principales

Súper equipos NBA: Los Ángeles Lakers 2004

  • Los Lakers demostraron en 2004 que firmar a las mejores piezas disponibles no siempre implica alcanzar el éxito
  • Kobe, sólo; Malone, retirado; Shaq, en Miami; y Payton, en Boston... el resultado de una temporada desastrosa
  • Súper equipos NBA: Boston Celtics 2008

Hace unos días, una entrada que escrutinizaba hasta el último detalle de los Boston Celtics del 2008, los últimos que lograron un anillo, iniciaba una serie que iría encaminada a analizar diferentes súper equipos a lo largo de la historia. Aparte, los Celtics de 2018, aunque cuentan con el titán Warrior en la otra punta del país, tienen un equipo igual o más talentoso que aquel de Garnett, Rondo, Pierce y compañía, y podrían disputarle a los Golden State Warriors un anillo a 7 partidos.

Y por ello, partiendo de que la comparativa entre el pasado y la actualidad favorece el análisis del "súper equipo", Los Ángeles Lakers serán el siguiente conjunto en saltar a la palestra. Y como han tenido muchos equipos grandes (que no tienen que ser obligatoriamente súper equipos), el del año 2004 es el elegido.

Ese año, ese proyecto, representa con toda su plenitud la definición de lo que es un súper equipo. Además de lo que puede suceder si, como les volvió a pasar unos años después, fichas a los mejores jugadores sin pensar en si son verdaderamente necesarios, o si cubren necesidades.

Creación del equipo

En el año 2002 los Lakers eran el mejor equipo de la NBA. Habían ganado 3 anillos en 3 años, y el dúo que formaban Kobe Bryant y Shaquille O'Neal ya era uno de los mejores de siempre. Además, estaban muy bien rodeados, y se veían con posibilidades de seguir ganando más los años venideros. Por eso, cuando Shaq sufre diversas lesiones, y únicamente consiguen llegar a la post-temporada como 5º de Conferencia, esa temporada se veía venir una debacle. La 1ª ronda la superan, venciendo a los Timberwolves en 6 partidos y cayendo, en Semifinales de Conferencia, ante los San Antonio Spurs.

La sensación de fracaso se encuentra en el ambiente. Su objetivo, ganar el anillo por 4º año consecutivo, se había ido por los suelos en las Semifinales de Conferencia. Tras 3 años llegando a las Finales, no alcanzar las de Conferencia fue una decepción para el equipo angelino. Aquello era un polvorín.

Kobe Bryant acababa de ser acusado de violación en Colorado. Además, su relación con Shaq estaba a un paso de romperse por completo, con Kobe pensando en pedir el traspaso (Chicago llegó a sonar como posibilidad real) o probar la Agencia Libre el año que viene, y O'Neal presionando a la directiva para conseguir una renovación. Y además de eso, Phil Jackson no había aceptado todavía su propia oferta de renovación.

kobe-bryant-shaquille-oneal.jpg

Shaq y Kobe, cuando la profesionalidad todavía salvaba los muebles. (Foto: SI)
 

Y entonces, Shaquille comienza el trabajo de reclutar a las dos estrellas. Según el mismo Mitch Kupchak (Bleacher Report), no era realista tratar de firmar a los dos jugadores, porque ya estaban superando el límite salarial. El primer paso era convencerles para que dejaran sus equipos para unirse a los Lakers, y según el mismo O'Neal, Gary Payton fue más sencillo de traer, en ese sentido, que Karl Malone, porque el base ya estaba listo para abandonar Seattle, pero Malone no parecía tan dispuesto a dar ese paso con Utah. Aunque finalmente acabó sucediendo.

La negociación económica fue más sencilla de lo que podría parecer. Ambos jugadores tenían distintos representantes, pero estaban dispuestos a firmar con los Lakers. Tras convencer al interior de los Jazz para firmar un contrato de dos años con la bi-annual exception, la mid-level fue para Payton. En aquella época no había tantos medios, tantas facilidades, como hoy en día. Por ello, tenían que mandarle a Malone un contrato para que lo firmara, que lo devolviera por Fax, y entonces mandarlo a la Liga para después hacer lo propio con Payton. Y ahí, cuando todo estuvo firmado, tuvieron la certeza de que podrían volver a ganar el campeonato.

Al igual que admitiría años más tarde Tayshaun Prince, jugador en ese momento de los Detroit Pistons, que todavía no habían adquirido a Rasheed Wallace y no eran tan fuertes como acabaron siendo. Pero, tal y como había pasado el año anterior, la mala suerte se entrometió en su camino.

Funcionamiento y resultado

La temporada empezó lo mejor que podía haber ido. Cuando llevaban 24 partidos jugados, habían logrado llevarse la victoria en 19 de ellos, incluyendo una racha de 10 seguidas. Por eso, la lesión de Karl Malone, que le tuvo apartado casi 40 partidos, fue el mayor contratiempo imaginable. En su ausencia, perdieron 17 partidos de 39 y, cuando volvió, pudieron tener una nueva racha de 14 victorias y 4 derrotas, para acabar primeros de División y segundos de Conferencia.

El equipo, aún con la ausencia de Malone durante gran parte de la temporada, funcionó bien, y los 4 jugadores principales promediaron una media total de 73 puntos por partido, con más de 5 jugadores secundarios promediando 5 puntos por partido o más desde el banquillo. Esto les hizo situarles en la posición 6ª del Ranking de Rating Ofensivo, en posesiones por 48 minutos, y también en Rebotes Totales. Además, siempre dejaban a sus rivales en menos de un 35% en acierto desde el triple, y eran los séptimos en rebotes ofensivos concedidos a sus oponentes.

Top 10 Plays Los Angeles Lakers 2003 2004

Kobe Bryant había sufrido dos operaciones antes de la temporada, y acabó disputando 65 encuentros. Frases como las que diría Derek Fisher más tarde muestran el juego de Kobe de ese año. "Recuerdo que ese año fue la confirmación de que Kobe era uno de los mejores y, dependiendo de quien esté en la conversación, podría ser debatido como el mejor de la historia."

El problema fue que los problemas existentes entre Kobe y Shaq se agravaron, y según John Black (VP de Relaciones Públicas de los Lakers) llegó a darse un incidente muy grave, cuando Brian Shaw tuvo que apartarlos porque Shaq había llegado a amenazar con matar a Bryant.

A pesar de todo esto, llegaron a los PlayOffs, y allí superaron a los Houston Rockets en 5 partidos en 1ª ronda, pero sin ganar ningún partido por más de 10 puntos. En Semifinales de Conferencia esperaban los San Antonio Spurs, que eran los vigentes campeones, y a los que derrotaron en 6 partidos. Y el último escollo fue la Final de Conferencia con los Timberwolves, los que les habían arrebtado el primer puesto del Oeste. En la serie Kobe se destacó como líder, pero la armonía del conjunto se vio en el decisivo 6º encuentro. La actuación conjunta del escolta y O'Neal, con 45 puntos combinados, y los 18 puntos en 23 minutos de Kareem Rush desde el banquillo, decantaron la balanza del partido, y de la serie, del lado Laker. 

Al llegar a las Finales, allí esperaban los Pistons, que no había sido el mejor de la Conferencia y que llegó con más dificultades a las Finales, por lo que parecía que serían los Lakers los que se harían con la victoria. Aunque ahora se sabe que el desenlace fue muy distinto. 

Tras 5 partidos, varias derrotas abultadas de los de púrpura y oro, y con una demostración defensiva y de equipo digna de mención por parte de los Pistons (dejaron a los Lakers en 81 puntos de media por partido), el Trofeo Larry O'Brien se fue a Michigan. Y la catástrofe sacudió los cimientos temblorosos de la franquicia californiana. Todo empezó a desmoronarse.

Declive

Kobe y Shaq habían llegado al límite de su relación. El "8" afirmaba que ya no volvería a jugar ni un minuto más a su lado, y los Lakers se habían puesto de objetivo primordial retener a Bryant, aunque esto supusiera perder a Shaq y a Phil Jackson por el camino. Y como Shaq y Jerry Buss no pudieron ponerse de acuerdo, cuando pidió el traspaso se le concedió, enviándolo a Miami junto a Wade a cambio de Lamar Odom, Caron Butler, Briant Grant y una futura 1ª ronda. A Jackson, se le comunicó que no seguiría dirigiendo el equipo. Y así, uno por uno, Payton, Rick Fox, Derek Fisher... todos los miembros más importantes de aquel equipo, salvo Kobe, abandonaron el barco aquel año, incluido Karl Malone, que lo hizo en forma de retirada.

shaq_kobe_payton_malone.jpg

El inicio de una historia que acabó como no debía.

Y como recuerdan ahora los protagonistas, esto fue una pena. Payton decía que "Estaba muy enfadado por que no nos dejaran volver un año entero más y ganar ese anillo, porque podíamos hacerlo. No tenían por qué empezar a traspasarnos a todos."

Shaq rememoraba esa temporada diciendo "Es el equipo más talentoso en el que he estado. Si pudiera tener un deseo, sería fichar a Payton, a Karl unos años antes. Y si Malone no se hubiese lesionado aquella temporada, yo habría seguido en los Lakers."

Y esta ruptura por los cuatro costados supuso el inicio de una reconstrucción para los Lakers, que le dieron las llaves de la plantilla, el vestuario y el pabellón a Kobe Bryant. Y aunque la primera temporada no surtió efecto, a partir del curso 2005-06, Kobe se volvió una súper estrella, todavía más si cabe, dejando un promedio de 35 puntos, múltiples noches de más de 40 y 50 puntos, y la segunda mejor noche anotadora de la historia, los 81 puntos contra los Toronto Raptors. Además de los títulos que llegarían en años siguientes, por lo que la apuesta de la directiva acabó siendo un acierto.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 mes 2 semanas
#contenidos: 
8
#Comentarios: 
19
Total lecturas: 
17,151