Se encuentra usted aquí

nunnally lazarevic obradovic

Agrede a su rival en los pasillos y Obradovic le cancela

El clásico serbio se disputaba una vez más en las finales de la Liga Adriática. Estrella Roja y Partizan se cruzaron de nuevo en sus respectivos caminos para sumar un nuevo título. Los rojiblancos se llevaron el gato al agua con el primer éxito de la etapa de Ioannis Sfairopoulos.

Antes del partido definitivo, una pelea producida después del anterior encuentro marcó la atmósfera. James Nunnally, de Partizan, tuvo un 'enganchón' que terminó a puñetazos con Stefan Lazarevic, de Estrella Roja. Crvena Zvezda denunció lo ocurrido con imágenes de las heridas en la cara de su jugador y Zeljko Obradovic tomó medidas al respecto.

NUNNALLY DESCONVOCADO Y DECEPCIONANTE DERROTA EN LIGA ABA

A pesar de lo que James Nunnally le pueda aportar a Partizan, siendo uno de los jugadores clave de la rotación, el legendario técnico serbio  no toleró el episodio de violencia que pudo verse más tarde a través de las cámaras de seguridad. "Mi decisión fue que no jugara", explicó Obradovic a Mozzart Sport tras el tercer y último partido de la serie. Partizan cayó por un contundente 3-0 ante Estrella Roja.

“Después de pasar unas horas en la policía y todo lo que pasó, pensé que no estaba listo para jugar. Creo que esa es la decisión y la mantengo. No hay razón para no creer lo que dijo James. Hay autoridades que se ocuparán de lo sucedido. Se menciona que faltan algunos minutos del vídeo, pero son historias en las que no me gustaría entrar. Cada uno tiene que responder por sus acciones”, dijo el técnico, que no desconfía en su jugadore, pero sostiene que tras una situación así no es recomendable jugar.

A pesar del incidente y de la decepcionante derrota sin ganar un solo partido, Obradovic se disculpó y aún tuvo buenas palabras para el rival que se peleó con su jugador, Lazarevic: “Hasta donde yo sé, es un tipo excepcional. Lamento lo que pasó y que haya sucedido tal situación. Lo siento por todo eso y por hablar de estas cosas antes de la final. Una situación que no me gustaría que volviera a ocurrir nunca más, pero cada uno tiene que responder de sus actos”.

OBRADOVIC EN 'SHOCK' CON NUNNALLY Y LO SUCEDIDO

Un enfrentamiento típicamente muy caldeado entre aficionados y jugadores. Compartiendo pista de entrenamiento, Obradovic procuró que no hubiera contacto entre rivales, pero no funcionó: “Me sorprendió, por decir lo mínimo, cuando me contaron lo sucedido. Tuvimos entrenamiento a las 10 en punto y le pregunté a mi jefe de equipo cuándo tenía entrenamiento Estrella Roja y me dijo a las 11:30. Por eso terminé el entrenamiento antes de las 11, para posiblemente evitar cualquier contacto".
 
 
"Por supuesto, no pensé en el hecho de que lo que pasó podría pasar. Luego me contaron en la oficina lo que pasó. Después de eso, comenzaron tal y cual historia... Quién empezó, cómo empezó... Es un cuadro terriblemente feo y no lo justifico. No sé si el jugador del Zvezda fue culpable y qué hizo, ni qué hizo Nunnally. No quería mirar, estaba harto de que se produjera una situación así”, añadió Obradovic, con una amplia experiencia en los banquillos.

Sobre el autor

 
Imagen de Sergio Llebrés Sergio Llebrés Orellana@llebres11Sergio Llebrés es un periodista especializado en el mundo del deporte procedente de Valencia, España. Habiendo cursado un grado universitario en Comunicación Audiovisual y un Máster en Contenidos y Formatos Audiovisuales, Sergio se ha dedicado a ganar experiencia en distintos ámbitos de la comunicación para trasladarlos al ámbito de la actualidad y análisis deportivos. Entre algunas de sus etapas laborales destaca su estancia en Superdeporte, periódico referente español y varios proyectos televisivos y cinematográficos en À Punt Media y Telecinco. Su gran pasión desde la cuna es el baloncesto, deporte que ha practicado toda su vida y sobre el que realiza aportaciones actuales en los portales digitales Nostresport y Solobasket.
Antiguedad: 
3 años 7 meses
#Contenidos: 
1,025
#Comentarios: 
158

Deja tu comentario

Inicie sesión para comentar