Solapas principales

Andrés Montes: Aquella entrevista que nunca te hice

  • Estés donde estés, aquí quedaron algunas preguntas...

Naciste en Madrid en el 56 y justo (casi) después de dar tus primeros pasos descubriste que la vida era prematuramente dura. Tu madre, cubana, marcha a su país, y tu padre, un hombre de negocios difíciles de etiquetar hasta para ti, te deja al cuidado de la 'tata'. En 1967 papá muere y en el 2006 aún no estabas seguro de si mamá aún vivía. Te formas en academia pero aprendes más por tu propia cuenta. Autodidacta. Con el tiempo haces de ti la voz y la imagen más reconocida del mundo del baloncesto en España antes de títulos póstumos. En Solobasket.com nunca te hicimos una entrevista pero como sabrás, aquí no nos va mucho eso de hacer las cosas como los demás, seguro que nos entiendes. Pues eso, que te entrevistamos desde aquí abajo o… arriba, según se mire.


¿Eres un extrovertido introvertido?
Te conocí en persona la tarde del 10 de octubre del 2003. Se enfrentaba el F.C. Barcelona y los Memphis Grizzlies del rookie Pau Gasol en el multiusos Palau Sant Jordi de Barcelona. Antoni Daimiel nos presentó. Muy reservado, te ofreciste amablemente para inmortalizar aquel momento. Después de esa noche me llevé para mí un sentimiento inverso al que guardaba cuando os veía en la televisión a ambos, a pesar de que con Antoni ya había charlado en otras ocasiones. El introvertido y el extrovertido se intercambian los papeles cuando salían del plató. El otro día hablé con Epi de ti. Me contó que con los más cercanos eras igual que en la tele. “Yo le entiendo, a veces puedes construir una coraza, más con la fama que había adquirido Andrés”.

¿Cuál es la clave del éxito?
Ya resta caduco advertir eso de que ‘no nos creamos todo lo que sale en la tele’. En el tiempo actual se aplica ‘no creas casi nada de lo que sale en la tele’. Para los que tienen peques en casa, no la tiren por el balcón, edúquenlos para verla porque siempre habrá una pantalla cerca. Es demasiado poderosa.

Entendiste a la perfección que lo común pasa desapercibido para un televidente que maneja un abanico tan amplio de canales. No obstante, te he de felicitar por tus agallas. Te saliste del guión y te arriesgaste a quedar como un imbécil o como un listillo, pero lograste ser un transgresor. Demostraste ser un genio rompiendo moldes. Esa valentía te llevó al éxito. “Con unas excentricidades controladas creó un personaje que no sólo tenía una forma muy peculiar de narrar un partido, además vestía de una forma diferente. Cuando él se ponía aquellas pajaritas y aquellas chaquetas no era por casualidad. Se convertía en otro” continuaba Epi.

Como decía aquella canción de Roberto Carlos, yo quiero tener un millón de amigos.
También sé que pensabas que tras medio siglo tenías pocos amigos o casi ninguno o ¿Ninguno? Sin embargo, tras aquellas imágenes de tu despedida de LaSexta en las que Epi te dio un beso en la calva deja que me quede con la segunda versión. “Fue un beso fraternal, para mí no sólo fue un compañero, también fue un amigo. Piensa que yo lo conocía desde hace 30 años cuando nuestra relación era de periodista a jugador cuando estaba en la radio con el inalámbrico con José María García. El se dejaba ver, venía al vestuario, a las habitaciones. Siempre estaba abierto al diálogo, no sólo nos entrevistaba. También viajaba con nosotros cuando estábamos con la selección”.

¿Cómo que te fuiste tan pronto?
Tuve la ocasión de trabajar en lo que era tu ‘casa profesional’, LaSexta y pude, de tanto en tanto, ver cómo trabajabas en off. Eras como Frank Sinatra, un hombre ‘my way’. Fue aquel inolvidable verano del 2006 en el que fuimos medalla de oro en el Mundial de Japón. Hiciste que aquel gran momento del baloncesto fuera más especial.
Tiempo atrás habías hecho más amenos aquellos tantos infumables partidos de la NBA para la cadena que permitió dar a conocer tu pajarita delante de las cámaras, Canal+.

Por lo que respiré en los estudios de LaSexta tuve la sensación de que muchas veces la imagen era más importante que las personas que estaban tras ella. ‘The show must go on’. Un duro trabajo en el que el estrés era vuestro familiar más cercano. Supongo que trataste demasiado tiempo con uno de los más gratos pero demoledoras ocupaciones, poner tu imagen, voz y alma dentro de una televisión. Este verano hubo medallas para todos, menos para ti. Tu contrato por 3 años acabó y no te iban a renovar a pesar de ser único y ser más famoso que los propios jugadores. De hecho, juraría que firmabas tantos autógrafos como Pau. “La verdad es que no sé, tampoco lo entiendo mucho y más estando tan cerca el Mundial de Turquía. Sé que estaba pasando por un mal momento. Yo creo que habrían llegado a un acuerdo al final” deduce Epi.
Compañero Montes, has hecho historia como el periodista de baloncesto con más ingenio que nunca haya existido. No temas, se acabaron las preguntas. No pienso preguntarte si algo tan grande siempre mereció la pena.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
21 años 8 meses
#contenidos: 
2,055
#Comentarios: 
6,093
Total lecturas: 
11,782,758

Comentarios

Para mi era el mejor narrador con su estilo propio,personal y divertido sin ataduras. Mitico sus motes y sus clubes... como el club del gourmet.....el club de se dejaban llevar...el club de jepetto brothers....el club de cortocircuitos.....el club de melrose pleace.....el club de raza blanca tirador.....el club de intendencia.....club de abre los ojos.....club del cristal de bohemia.....club del chupa chups.....club de como me pica la nariz.....club del ni fu ni fa....

Felicitaciones Carlos¡¡¡....muy muy buena "la entrevista"...crecí con Montes y siempre lo llevaré en mi corazón.
Te quiero JUGON¡¡¡¡

Seguro que a todos nos gustaria hacerle "esa entrevista que nos falto" , pero Carlos , te felicito porque has sido capaz de poner solo 3 preguntas y hacerlo ameno y con mucho sentimiento , vamos en tu linea Carlos (si me permites tutearte jejejeje) . Estoy seguro que Andres que concederia no una , sino las entrevistas que quisieras , porque el ES asi .

Gracias por este trozito de decicatoria personal

Bello, lo primero que se me viene a la mente es esa palabra. Es la no entrevista mas bella que he visto, me ha encantado mis felicitaciones Carlos jimenez

creo que el entrevistador no está a la altura del entrevistado. Me ha faltado un poco más de tiki-taka. Andrés allá dónde estés decirte qué suerte tenemos de haberte conocido. Un saludo jugón!

Era difícil hacer esto sin ser ñoño o ramplón, y el Sr. Jiménez lo ha conseguido. Ignoraba que su madre fuese cubana y la circunstancia de su abandono infantil. Ahora lo suyo sería dejar claras las circunstancias de su muerte.