Se encuentra usted aquí

¡De otro planeta! El brutal game-winner de Doncic en la cara del Mejor Defensor de la NBA

Es el mejor juego exterior de la historia de la NBA”. Las palabras del exentrenador y ahora analista Stan Van Gundy son la frase definitiva sobre la dupla que gobierna en Dallas. Con Kyrie Irving aceptando que el líder es Luka, y Doncic sabiendo cuando tiene que dejar hueco para que su compañero se luzca. Y así todo.

El Luka Doncic que pisó la cancha para las Finales del Oeste de 2024 es otro. Clave en los dos lados, incisivo y decisivo rompiendo la igualdad y robando el factor cancha (105-108) del equipo de moda del primer mes de post-temporada en la NBA, los Minnesota Timberwolves. Algo en el ADN tiene de su pasado. "Cuando juegas tantos años en el Madrid y ganas, se queda contigo", explicó el esloveno.

 

 

Luka Doncic tiene a todo el mundo acostumbrado a su magia sobre la pista, pero su triple ganador anoche amplía su leyenda en la NBA y en los playoffs, a las puertas del mayor escenario de la competición estadounidense.

DONCIC PUSO LOS PATINES A GOBERT 

Tras unos segundos de suspense, entre que recibió el balón y decidió atacar a Rudy Gobert, cuatro veces mejor defensor de la liga, dejó a los aficionados sin aliento. Quiebro hacia la izquierda, hacia la derecha, hacia adelante y hacia atrás para elevarse y brillar. Imparable, demoledor, un game-winner de manual para situar el 0-2 favorable a los Dallas Mavericks en las Finales de la Conferencia Oeste contra los Minnesota Timberwolves. Una obra de arte más para añadir a su voluminoso historial.

 

 

El tiempo muerto de Jason Kidd sirvió para que los bloqueos colocaran a Gobert delante de Doncic. Esa fue la táctica de los texanos durante todo el encuentro: sacar al pívot francés de la zona para doblar el balón a Daniel Gafford o Dereck Lively, torpedear la zona y provocar así que con los ajustes fluyera mejor el movimiento de balón y se consiguieran triples liberados.

Doncic finalizó el partido con 32 puntos, 10 rebotes y 13 asistencias, 10/23 en tiros de campo y 5/11 en T3.  Kyrie estuvo más desdibujado durante el duelo, pero ejerció esa capacidad que tiene de aparecer cuando tiene que hacerlo: 20 tantos (13 en el último cuarto), 4 rebotes y 6 pases a canasta. Todo ello, con un esfuerzo defensivo muy importante y esencial al final.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
0 seg
#contenidos: 
179
#Comentarios: 
438