Solapas principales

Santi Aldama, la gran promesa de las universidades pequeñas

Desde que Pau Gasol se destapase en aquella temporada 2000/2001 en el que el Barcelona de Aito arrasó al Real Madrid y se convirtió en campeón de todas las competiciones nacionales, ningún proyecto de jugador había causado tanto revuelo como el canario Santi Aldama que, tras ser campeón de Europa y mejor jugador del europeo sub 18 de este verano por delante incluso del madridista Usman Garuba, ha generado un enorme interés no solo desde nuestro país sino también desde el otro lado del charco, en el que muchos especialistas en baloncesto universitario se han mostrado enormemente sorprendidos de que se decidiese por Loyola Maryland en vez de hacerlo por una high major en la que pudiese tener más visibilidad para el gran público y una competencia de mayor nivel, ya que está considerado como un posible jugador NBA.

Aldama es un proyecto de jugador diferente ya que, pese a ser pretendido por todos los grandes clubes españoles, decidió continuar con su educación y jugar al baloncesto en casa, en la Canterbury Academy de Las Palmas. A pesar de esta decisión, Aldama se mostró al gran público con el Barça en los torneos de L’Hospitalet y los ANGT en los que fue invitado e incluido en la plantilla blaugrana.

Con ello y una vez terminada la estancia en la Canterbury Academy, su instituto, decidió continuar con sus estudios y desarrollo baloncestístico allende nuestras fronteras para lo que se decidió por una universidad pequeña de la ciudad de Baltimore, en el estado de Maryland, y se enroló en los Loyola Greyhounds, descartando universidades mucho más grandes y atrayendo mucha atención hacia una conferencia pequeña como la Patriot League.

Sin embargo, antes de comenzar la temporada sufrió una lesión de rodilla por la que tuvo que ser operado y que le hizo perderse los tres primeros meses de la temporada, provocando que su equipo no pudiese disfrutar del que debía de ser uno de sus puntales. Pero todo eso pasó y el 1 de febrero regresó a las pistas y los del estado de Maryland han mejorado de manera exponencial.

¿Cómo ha mejorado el equipo desde su llegada?

Antes del debut del canario, el college de Baltimore estaba siendo la gran decepción de la conferencia al ser capaces conseguir una única victoria en el partido inaugural, en casa, y frente al ahora colista Holy Cross, y ocho derrotas que los situaban en la última posición de la tabla clasificatoria de la Patriot League.

Pero desde la aparición sobre el parqué de Aldama, la mejora ha sido muy notoria y han encadenado una racha de cinco victorias en los últimos seis partidos, algunas de ellas muy meritorias como las conseguidas ante la líder Colgate o ante equipos complicados como Bucknell, Navy y Army, que provoca que hayan reducido la distancia con los primeros clasificados de la conferencia y que se ubiquen a una única victoria del sexto puesto de la clasificación.

¿qUÉ ESTÁ APORTANDO ÉL A lOYOLA?

Desde la aparición en la rotación del ala-pívot canario, su aportación está siendo muy notable para los de Tavaras Hardy haciéndose notar en ambos lados de la pista y obteniendo grandes réditos.

En el lado defensivo está promediando 1,7 tapones y 6,2 rebotes por encuentro pero más allá de los números por choque, extrapolando, al compararlo con 100 posesiones disputadas y números totales de la División I tendría un porcentaje de rebote defensivo (rebotes en defensa capturados cada 100 lanzamientos rivales) de un 18.6 y un porcentaje en tapones de 6.5. Estos porcentajes lo harían situarse entre los 150 mejores jugadores de toda la liga en estos aspectos –cabe recordar que la División I de la NCAA la disputan 353 universidades- y con unos números que deben aumentar ya que solo en los tres últimos choques ha disputado más de 30 minutos. Además de sus números tangibles, hay que destacar la aportación que no se ve ya que en una conferencia sin demasiados jugadores interiores por encima de los 2.05, Aldama con su altura y envergadura es capaz de evitar anotaciones fáciles de sus rivales, mejorando la defensa del equipo, algo que queda plasmado en el Rating Defensivo –puntos recibidos por el equipo cada 100 posesiones- que de los 110.1 puntos que recibe el equipo en el total de la conferencia, baja a 100.5 cuando Aldama está en pista.

 

santi_aldama_loyola.jpg

Santi Aldama ha mejorado mucho el rendimiento de la universidad de Loyola | Foto: Loyola Greyhounds

Pero si en el apartado defensivo está siendo importante, es en el ofensivo en el que se está mostrando verdaderamente diferencial ya que en solo 6 partidos se ha convertido en el jugador que más lanzamientos realiza, 11 por choque con más de 13 en los últimos 3 partidos, para anotar 12.8 puntos por noche a lo que suma casi 2 pases de canasta. Esta capacidad ofensiva está beneficiando mucho al equipo, no solo por lo que aporta Santi directamente, sino también porque la necesidad de estar defendiéndolo cerca que tiene el equipo rival, libera a sus compañeros y les permite tirar con mayor facilidad, en especial a Andrew Kostecka, en la pugna por el título de mejor jugador de la temporada de la Patriot League que, a pesar de disminuir su cantidad de puntos de 22 sin Aldama a 19.3 con él, lo ha hecho mejorando al equipo ya que lo hace asumiendo muchos menos tiros (ha pasado de 14.5 a 10 por partido) y con unos porcentajes mejores, de 50.9 a 54.1, gracias a los huecos que genera Aldama, además de subir su número de asistencias por noche de 2.3 a 3.3.

¿qUÉ REACCIONES HA HABIDO EN LA PRENSA TRAS SU DEBUT?

Toda la prensa seguidora del baloncesto estaba expectante de su debut tras su magnífico europeo sub 18 ya no solo a nivel nacional, en la que se han hecho eco todos los grandes medios, sino también desde Estados Unidos al esperar mucho de él por ser considerado el mejor prospect fuera de las Power 7, y no ha defraudado a nadie ya que los grandes noticiarios no solo locales como Baltimore Sun, sino también nacionales como The New York Times , además de los especializados en college basketball y mid-majors con el ejemplo de Mid-Major Madness, han ensalzado su buena labor y aportación a los Greyhounds para señalar que los de Tavaras Hardy tienen potencial para luchar por la plaza en la Madness que otorga ganar en el torneo de conferencia de la Patriot League.

¿En qUÉ puede mejorar de cara al final de temporada?

A pesar de la buena aportación que ha demostrado el canario y por ende, la subida de nivel que ha aportado a los Greyhounds, Santi todavía tiene aspectos del juego en los que puede mejorar el nivel que ha ofrecido hasta ahora con Loyola.

El primero de estos aspectos es su nivel físico, ya que tras 3 meses sin competir por la lesión en la rodilla, carece del ritmo de competición que tendría si hubiese estado toda la temporada disponible. Esta falta de ritmo se demuestra en que, a pesar de no haber sido nunca un jugador que destacase sobremanera por su velocidad, está algo más lento de lo habitual, especialmente en el desplazamiento lateral. Con un par de semanas más este apartado muy probablemente se irá corrigiendo y, si clasifican para El Baile, demostrar su nivel real.

El segundo es la confianza que también viene determinado por su ausencia de competición y lesión previa ya que a pesar de ser el jugador que más lanza de todo el equipo de Baltimore, no ha sido capaz todavía de demostrar la superioridad y determinación cara al aro que demostraba en el europeo.

El tercero y más tangible es su lanzamiento ya que el bueno de Santi no está teniendo porcentajes acertados ni desde el lanzamiento de personal ni desde el triple. En el tiro de 3 puntos y con la excepción del partido ante Colgate en el que anotó 5 de 10 lanzamientos, solo ha sido capaz de anotar 3 de 22 intentos, es decir, un 14% que está muy lejos del 35 que promedió en el europeo sub 18. Aún más llamativo está siendo su actuación desde la línea de 4,60 ya que acostumbrados a que su acierto en el tiro esté entre el 60 y el 70%, en los 6 partidos que ha disputado, no está siendo capaz de anotar ni el 50% de sus lanzamientos, ya que solo ha encestado en 11 de las 23 veces que ha lanzado desde la línea de personal.

¿Qué aspiraciones tiene su equipo?

Antes del comienzo de la temporada los Greyhounds eran considerados uno de los grandes outsiders al gran favorito de la conferencia, unos Colgate Raiders a los que se calificaba como uno de los mejores equipos de las conferencias mid-majors. Esto era debido a la presencia de dos jugadores veteranos de gran calidad como Andrew Kostecka, uno de los grandes favoritos a mejor jugador de la conferencia, y Brent Holcombe, pero sobre todo a la llegada de los españoles Golden Dike y un Santi Aldama del que se decía en Estados Unidos que era un jugador de calidad para ser reclutado por las High Majors y que resultaba extraño que hubiera sido reclutado por una universidad pequeña como Loyola Maryland.

andrew_kostecka_loyola.jpg

Andrew Kostecka se está aprovechando de los huecos generados por Santi Aldama | Foto: Loyola Greyhounds

Sin embargo, tal y como hemos comentado en la primera sección del artículo, el conjunto de Tavaras Hardy decepcionó sobremanera sin el canario, siendo capaz de solo vencer en uno de los primeros nueve choques que disputó y basando mucho su juego en el acierto de Andrew Kostecka. Pero la aparición de Aldama en las filas Greyhounds, ha cambiado esa tendencia y se encuentran con una dinámica ganadora, 5 victorias en 6 partidos, que los convierte en un rival verdaderamente peligroso de cara a un torneo de conferencia que, en una conferencia tan pequeña como es la Patriot, es el único medio para lograr el pasaporte al Baile.

Por ello, los de Baltimore tienen todo el derecho a soñar con alzar el torneo y lograr el acceso a la March Madness, si bien no son los favoritos –el gran favorito sigue siendo Colgate- y su mal comienzo les vaya a otorgar un cuadro más complejo al ser complicado que clasifiquen más arriba del quinto puesto en la temporada regular.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 3 meses
#contenidos: 
63
#Comentarios: 
77
Total lecturas: 
299,005

Comentarios