Se encuentra usted aquí

Shaquille O'Neal se mofa de este jugador: "Sé un hombre"

"Ben Simmons será baja para lo que queda de temporada", rezaba el comunicado que Brooklyn Nets lanzó a comienzos de mes de marzo. Lo que puede parecer una frase repetida los últimos años es, otra vez, una realidad. El base de los Nets se perdería el resto de la campaña por problemas en la espalda, en el nervio dorsal, y verá el final del año desde la enfermería. El objetivo será consultar con especialistas para encontrar una solución al pinzamiento que ha secuestrado su carrera NBA, una vez All NBA, All Star y All Defense, y ahora, un problema para Brooklyn. Porque desde que llegó a los Nets su disponibilidad ha sido nula.

En las últimas tres temporadas ha jugado un total de 57 partidos de los 246 que jugaron sus equipos. El primer tramo de la 2022, todavía en Philadelphia, estuvo apartado del equipo por decisión propia siguiendo un tratamiento para los dolores y desde febrero, una vez traspasado a Brooklyn, las lesiones han sido una constante. El máximo de partidos consecutivos que ha podido jugar antes de perderse, al menos uno, fueron 13 entre diciembre 2022 y enero 2023. Problemas en la rodilla, pinzamientos en el nervio de la espalda y operaciones que han cortado su progresión, y que han convertido su contrato en uno de los más tóxicos de toda la NBA.

 

 

Simmons fue un número 1 de draft muy mediático, un jugador que parecía tener un techo infinito por su capacidad para jugar como base desde su 2,08, por ser capaz de poner en marcha a su equipo y defender en cualquier posición de la pista. En realidad, las lesiones y sus dificultades para anotar han convertido su carrera en un desastre. Acabó enfrentado con Joel Embiid y con los Sixers, apartado hasta que fue enviado a Brooklyn en la operación James Harden. Y ahora su nombre básicamente ha desaparecido de toda consideración que no pase por su enorme volumen en las cuentas salariales de los Nets.

"SÉ UN HOMBRE"

En un episodio de "The Big Podcast" que se publicó recientemente, el miembro del Salón de la Fama de la NBA, Shaquille O'Neal, dijo que pagaría para ver a Simmons jugar baloncesto, pero no por las razones por las que la mayoría de la gente vería a un jugador.

O'Neal dijo que pagaría por ver a Simmons en la cancha de baloncesto porque quiere aprender "cómo puedes ganar 80 millones de dólares y jugar 55 partidos". O'Neal se refería a cómo Simmons ha completado 57 partidos en las últimas tres temporadas cobrando, simultaneamente, $33 millones, $35 millones y $37 millones durante ese lapso de tiempo.

"Toma analgésicos, sé un hombre", finalizaba Shaq. Entendiendo el punto de vista del ex jugador de Orlando, Lakers, Miami, Boston y Cleveland, algo desacertadas estas últimas palabras en relación a un jugador que es obvio que sus problemas van más allá de lo físico. La perspectiva para Simmons no es nada halagüeña, pero al menos sabe que tiene asegurado su futuro de cara al curso venidero a razón de 40,3 millones de dólares, una enorme cantidad para un jugador que ha promediado este año 6,1 puntos, 7,9 rebotes y 5,7 asistencias.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
0 seg
#contenidos: 
141
#Comentarios: 
438