Solapas principales

Súper equipos NBA: Miami Heat 2011

Formación

El ambicioso Pat Riley logró llevar a su equipo a la gloria en los playoffs de 2006. Hacía dos años se había aprovechado del abrupto final de otro súper equipo analizado en Solobasket: los Lakers de 2004. La mala relación entre las estrellas del equipo dorado y púrpura terminó con Shaquille O´Neal en Miami, quien llevó a los Heat a la conquista de su primer anillo, con la ayuda de un joven y atlético Wade, todo ello dirigido desde la banda por el propio Riley.

Pero los años de O´Neal y las lesiones de Wade impidieron la continuidad de un equipo llamado a ser una referencia en la NBA. En el año siguiente se quedaron en la primera ronda y en la temporada 2007/08 Riley decidió pulsar el botón de la reconstrucción mediante el traspaso de O´Neal a los Phoenix Suns. Esa temporada, también marcada por las lesiones de Wade, solo ganaron 15 partidos. Riley había elegido una estrategia: el mercado de agentes libres de 2010.

Pero quedaban dos años hasta ese verano, en los que el equipo jamás dio la más mínima muestra de dejarse llevar. Riley quería demostrar a los grandes agentes libres de ese verano que podían unirse a un equipo aguerrido y competitivo, que además tenía una gran estrella, que demostró en la cancha que estaba recuperado de los problemas físicos que le habían mermado en años anteriores. Wade lideró a los Heat a los playoffs en 2009 y 2010, en los que estuvo acompañado de jugadores como Shawn Marion, Jermaine O´Neal o Quentin Richardson, quienes compartían una circunstancia: terminaban contrato en 2010 y dejaron una masa importante en el salary cap de los Heat, que les daba la posibilidad de ofrecer grandes contratos a los agentes libres más codiciados de ese mercado.

Dwyane Wade's Top 10 Plays of His Career

Por otro lado, el equipo del sur de Florida se mantuvo lejos de los rumores que le situaban como un pretendiente serio para firmar al mejor agente libre del mercado: LeBron James. Parecía que los destinos se debatían entre dos principales candidatos. Por un lado, la opción de quedarse en los Cavs era la más romántica. James es del estado de Ohio y aunque no había conseguido el anillo para su franquicia, la había mantenido dentro del grupo de contenders. Por otro lado, los cantos de sirena de la Gran Manzana se hacían llegar desde hacía dos años. los Knicks habían seguido una política similar a la de Riley, basada en tener un gran cap spaceen 2010, pero con notables diferencias. No contaban con una estrella, no lograron alcanzar los playoffsy todo, como es costumbre en Manhattan, se hacía con mucho más ruido.

Llegó julio de 2010 y LeBron James anunció que el día 8 de julio iba a confesar en ESPN la decisión que había tomado. Contrariamente a lo que se pensaba, eligió los Miami Heat. La estrella fue duramente criticada, especialmente por la forma en la que lo anunció, pero Miami era el equipo perfecto para reinar en la NBA en los próximos años, puesto que Wade renovó por su equipo de toda la vida y el ala-pívot Chris Bosh también decidió firmar con los de Florida. Por primera vez, tres jugadores en el pico de sus carreras se unían a un mismo equipo, lo que se sumaba a la buena relación personal que tenían desde que coincidieron en los Juegos de Pekín 2008. El morbo estaba servido, Miami Heat se convertía en el enemigo del mundo y todos esperaban su derrota.

Desempeño

El 26 de octubre a las 19:30 (hora local), todas la miradas estaban puestas en el Boston Garden. El gran rival de LeBron James en los años previos en la Conferencia Este, los Boston Celtics del otro Big Three (otro equipo analizado en Solobasketrecibían a los nuevos y odiados Heat de Riley. El resultado fue el deseado por el 99% de los espectadores. Los viejos Celtics vencieron 88-80 a los nuevos aspirantes a hacerse con el anillo en esa temporada.

Las dudas aumentaron con el paso de los días. Un mes después del inicio de competición, los Heat presentaban un preocupante 9-8 de balance. A pesar del excelso rendimiento de sus estrellas, se apreciaban malos síntomas en el equipo. En primer lugar, la relación entre LeBron James y el entrenador, Eric Spoelstra, no era fluída, lo que se dejó ver el 27 de noviembre, donde la estrella dejó que su hombro impactara contra el entrenador en un tiempo muerto. Los ideales Heat copaban las portadas por sus escándalos en lugar de hacerlo por su juego y resultados. En segundo lugar, la profundidad de la plantilla era bastante escasa. Las llegadas de James y Bosh absorbieron casi toda la capacidad salarial de la plantilla, que tuvo que ser completada con jugadores como Mike Miller (que estuvo casi toda la campaña lesionado), Eddie House, Eric Dampier y veteranos cuyo rendimiento estaba muy lejos del que mostraban años atrás, como Juwan Howard, Zydrunas Ilgauskas, Mike Bibby o Jamaal Magloire.

Pero el episodio del empujón de James marcó un antes y un después en la temporada. Los Heat enlazaron una racha de 12 victorias consecutivas que les puso en la cima de la liga, posición que no abandonaron en toda la temporada. La clave se basó en la utilización del uno contra uno de sus estrellas (20 asistencias por partido, el quinto peor equipo de la liga) que les llevó a niveles muy altos de eficiencia. Miami fue el mejor equipo en net rating (diferencia entre ratio ofensivo y defensivo) con 8,5. En ataque basaban su juego en penetraciones, que normalmente acababan con tiros cercanos a canasta o triples liberados. Esto hizo que fueran el segundo mejor equipo en porcentaje de tiros de campo (48,1%) y el séptimo en triples(37%), a pesar de la mala campaña en el tiro exterior de sus figuras (33% de James, 30,6% de Wade y 24% de Bosh).

Miami acabó la temporada con 58 victorias, en la segunda posición de la Conferencia Este por detrás de los emergentes Chicago Bulls de Thibaudeau. En la Conferencia Oeste, solo los Spurs quedaron por encima de los Heat, seguidos de los Mavericks y los vigentes campeones, los Lakers de Kobe y Pau Gasol.

Los playoffscomenzaron con una eliminatoria contra los Sixers de Elton Brand y André Iguodala, quienes no pusieron problema a un equipo muy rodado a estas alturas de temporada. El resultado fue de 4-1La siguiente ronda era la del morbo, los Heatiban a enfrentarse a los Celticsde Garnett, Pierce y Allen. Los dos primeros partidos cayeron del lado de los de Florida, pero la veteranía Celtic no se daba por vencida y se llevó el tercero. En el cuarto partido pudo cambiar la historia, ya que Paul Pierce tuvo la victoria en sus manos, pero en esta ocasión el tiro sobre la bocina no entróy el choque se fue a la prórroga, en la que los Celtics estuvieron los 3 primeros minutos sin anotar. Ahí murieron las esperanzas de los de Massachussets, que no pudieron en el quinto partido con los emergentes Heat, un equipo que había pasado la prueba de fuegoen los playoffsy se plantaba como el gran favorito al anillo no solo de ese año, sino de todos los siguientes.

2011 NBA Playoffs Series Recap: Heat vs Celtics

Pero esperaba el gran hueso de la conferencia, unos Bulls que demostraban su fortaleza defensiva dejando a los Heat en 82 puntos en el primer partido. Pero los de Spoestra supieron entrar en el territorio Thibaudeu y aumentaron su nivel de dureza defensiva para ganar los siguientes cuatro partidos con bajos marcadores. La final de la NBA estaba servida, por el lado occidental del país llegaban los Dallas Mavericks, el que parecía el rival más asequible para unos Heat que ya saboreaban la victoria final.

Pero la historia de los Heat en 2011 no terminó en un gran banquete en el que se degustaban perdices. Tras ganar el primer partido en Florida, Nowitzki respondió en el segundo con una canasta ganadora que empataba la eliminatoria. Los Heat se repusieron en el tercero, pero la catástrofe aconteció en los tres partidos siguientes. James se quedó en 8 puntos en el cuarto partido, Jason Terry y Barea pusieron a Dallas por delante en el quinto partido y de nuevo Terry supo suplir una mala noche de Nowitzki para dar el primer título a los Mavericks en casa de los Heat.

Dirk Nowitzki Hits the Game Winner

Años posteriores

Los Heat aprendieron la lección de las finales de 2011. En la siguiente temporada, la dellockout, Miami hizo una buena liga regular en la que James fue MVP, aunque sufrió en playoffs contra su gran enemigo, los Boston Celtics, quienes pusieron la eliminatoria 3-2 a su favor, a lo que James supo dar la vuelta con unos grandes 6.º y 7.º partidos. En las Finales tuvieron un nuevo rival, los emergentes Thunder de Durant, Westbrook y Harden. Tras la derrota inicial, los Heat ganaron los siguientes 4 partidos y se proclamaron, en el segundo intento, campeones de la NBA.

En la temporada 2012/13LeBronvolvió a repetir como MVP de la temporada regular y ganaron 66 partidos, el líder de la liga. Las dos primeras rondas de los playoffsfueron plácidas, pero un rival inesperado estuvo a punto de amargar la fiesta a los Heat. Los Pacers de Paul George, Roy Hibbert y el siempre incómodo Lance Stephenson llevaron al campeón al séptimo partido, donde LeBron volvió a mostrar su condición de MVP para llevar a su equipo a unas nuevas finales. Ahí, los muchachos de Spoelstra tuvieron que derrocar al mejor rival al que se habían enfrentado, los altruistas Spurs del maestro Popovich. Fue la eliminatoria del mítico sexto partido en el que Ray Allen anotó el triple que salvó a los Heatde la derrota en la única final que ha perdido Popovich.

Pero el gran maestro de los banquillos de la NBA volvió a la final de 2014, en la que se volvía a ver con los Heat de James, esta vez con ventaja de campo para los texanos. Los de Florida cayeron por 4-1 en unas Finales marcadas por el juego en equipo y el acierto en el tiro exterior de los Spurs, que marcaron la tendencia del juego que actualmente se practica en la NBA.

Ray Allen's AMAZING game-tying 3-pointer in Game 6!

Declive

El declive de los Heat comenzó de la misma manera en la que empezó: con una decisión de LeBron James. Tras las finales de 2014, el Monstruo decidió que era hora de retornar a su hogar y firmó con los Cleveland Cavaliers, lo que extrajo a los Heat del grupo de aspirantes al título. Además, la decadencia de Wade y la enfermedad de Bosh alejaron definitivamente a los Heat de las posiciones de preeminencia.

La llegada de LeBron James al sur de Forida normalizó la concepción de los súper equipos, algo que hoy es tendencia. En su momento, las críticas al fenómeno de Akron fueron exageradas, pero no hay duda de que eligió una de las mejores opciones para lograr el mayor número posible de anillos. 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 5 meses
#contenidos: 
190
#Comentarios: 
507
Total lecturas: 
559,967

Comentarios

En este super equipo es justo mencionar varios jugadores, que sin disfrutar del status de super estrellas, sin ellos los Heat no hubieran ganado ninguno de los dos anillos que se mencionan en el artículo, Mario Chalmers, Udonis Haslem, Shane Battier, pero sobre todo Ray Allen.
Es como hablar de los Warriors actuales sin Green o Livingstone, de los Lakers de Bryant sin Fisher o Horry, de los Bulls de Jordan sin Horace Grant o Ron Harper.