Solapas principales

18 Historias ACB: Oriol Paulí, alguien vuela sobre el nido del PíoPío

Para comenzar a hablar de nuestro protagonista de esta semana en nuestras 18 Historias, además de la referencia cinéfila del título, nos viene a la mente una mítica frase de los comics: ¿es un pájaro? ¿es un avión? No, es Oriol Paulí. Y no es una exageración aplicarle la clásica entrada de Superman, ya que algo así debieron pensar los jugadores de Estudiantes en este partido:

Oriol Paulí se hace grande, ¡vaya dos matazos!

Aunque habría que modificarla un poco, ya que tras tres temporadas y media en Gran Canaria, Oriol ya es un pájaro Pío Pío más, y su forma de sobrevolar la pista recuerda a la de un avión, así que la respuesta a las dos primeras preguntas sería afirmativa. También podríamos cambiar totalmente esa referencia por: ¿es un base?¿es un escolta?¿es un alero? No, es Oriol Paulí. Ya que una de las características más destacadas del catalán es que es uno de los pocos jugadores españoles con capacidad para jugar en las tres posiciones exteriores.

Una vez hecha esta pequeña introducción hay que decir que cambiamos de tercio en la elección del estilo de jugador al que vamos a dedicar nuestra proyecto de Historias de la Liga Endesa, ya que hasta ahora habíamos escogido jugadores más veteranos. Oriol tiene tan solo 23 años y por evolución y talento puede que pronto se convierta en una estrella. Pero como de momento los nombres que nos vienen a la mente como más destacados en el caso de Gran Canaria son los Báez , Oliver, Seeley o Balvin (y algunos más, ya que se trata de una de las plantillas más extensa en cuanto a nombres de calidad de la ACB), consideramos que entra en nuestro parámetros de jugadores algo menos protagonistas a los que dedicamos esta serie de artículos.

De hecho se trata de uno de esos jugadores que ya tenía esa consideración de complemento en su paso por las categorías inferiores de uno de los mejores equipos de Europa y que lleva años absorbiendo a todas las estrellas posibles, tanto nacionales como extranjeras, en su cantera. Paulí dejó su Girona natal para entrar en el F.C. Barcelona ya en edad infantil, y allí ha pasado por todas las categorías inferiores hasta ser fichado por Herbalife del Barcelona B de LEB Oro. Nuestro antiguo colaborador Gerad Solé, experto en sub 18, decía esto de él en el artículo dedicado a analizar la plantilla de dicho equipo en LEB Plata para la temporada 2011/2012: "Nunca ha acabado de ser una referencia en categorías inferiores pero es un jugador esencial en cualquier equipo, muy trabajador y humilde". También Basquetmaniatic en el análisis de la temporada siguiente ya en Oro seguía en la misma línea: "sin ser un jugador referencia, es muy trabajador y esencial en cualquier equipo por la gran polivalencia de su juego". Y eso que en la temporada anterior, su última junior, había sido el MVP del Campeonato de España que ganó el equipo blaugrana.

41940_0.jpg

Oriol Paulí con el trofeo de Campeón de España junior 2012 (foto FEB)
Oriol Paulí con el trofeo de Campeón de España junior 2012 (foto FEB)

Puede parecer que esos comentarios nos hablan de un jugador de equipo, que es el caso porque siempre aporta, pero sin expectativas de llegar a tener más protagonismo. Pero si leemos más declaraciones expertas vemos que hay matices, como en las de Antonio Rodríguez en la web de la FEB tras el torneo de Mannheim "Es uno de los jugadores que más debe desarrollarse físicamente. Y eso es una gran noticia, porque  tiene potentes piernas y unos brazos larguísimos. Gran movilidad y excelente lateralidad. Su lanzamiento exterior aún es inconstante, pero su mecánica es muy buena. Puede convertirse en un jugador importante en los próximos años" o como las del seleccionador de esa U18, Jesus Sala, en las que lo define como un jugador en "constante mejora".

Aún viendo los comentarios positivos, y aunque algunos generan más expectativas, parece que los análisis en general son de un perfil medio. Llama la atención que vuele por debajo del radar un jugador que se eleva muy  por encima del nivel patrio a la hora de encarar el aro para acabar con espectaculares mates y con la capacidad de jugar en todas las posiciones exteriores, virtud muy apreciada en el baloncesto moderno. También da la sensación al leerlo que hablamos de un jugador sobrio, al estilo Carlos Jiménez o Rodrigo de la Fuente, poco dado a permitirse licencias creativas o frivolités. Pero si luego lo vemos jugar vemos esto:

Lo mejor de Oriol Paulí

Creatividad, descaro, talento, capacidad de pase, potencia para ser un gran matador y cualidades para ser un gran penetrador. Todo eso unido a la versatilidad de la que ya hemos hablado, tanto en defensa como en ataque, y a sus grandes condiciones para la defensa y el rebote. Como también podemos ver en este otro fantástico vídeo de Eurohopes Basketball Prospects de su actuación en el Europeo U20 de 2014

Oriol Pauli '94 - U20 European Championship

¿Por qué no se habla más de Oriol Paulí?

Con todas las virtudes y condiciones que tiene, viéndolo jugar y, aunque no sea el factor más importante para juzgar, sus espectaculares highlights, la pregunta es evidente pero la contestación no lo es tanto. Vamos a razonar algunos motivos por los que Oriol no ha estado tan bajo los focos como podría haber estado.

-Su papel y relevancia en las selecciones de categorías inferiores: Oriol fue internacional sub18 en el Europeo de 2012, sub19 en el Mundial de 2013 y sub20 en el Europeo de 2014. Su participación con esta generación comenzó en el torneo de Mannheim de 2012 en el que quedaron campeones ante la Serbia de Nikola Radicevic, que fue el mvp y que es ahora compañero de Oriol en Herbalife. Este triunfo hizo pensar en otra generación dorada cuyos protagonistas eran Josep Pérez, Javier Marín, Albert Homs, Sebas Saiz y Willy Hernangómez, con Ilimane Diop completando una gran rotación interior. Concretando más, las mayores expectativas estaban puestas en Josep Pérez y Willy, que formaron parte del quinteto ideal, y en Homs, que fue el mejor jugador de la final. Albert era una de las joyas de la corona de la prolífica cantera de la Penya y coincidía en varias características con Oriol: jugar en las tres posiciones exteriores, gran físico y mucho talento. Eran tantas las esperanzas en Albert, que la Penya le firmó uno de los contratos más altos para un jugador de su edad en 2010 y ese mismo año debutó con el primer equipo siendo el tercero más joven en hacerlo tras Ricky Rubio y Joan Tomás.

40857_0.jpg

Josep Pérez y Albert Homs, buenas referencias del exitoso equipo español (Foto FibaEurope)
Josep Pérez y Albert Homs, buenas referencias del exitoso equipo español (Foto FibaEurope)

 

Tener a una de las mejores promesas europeas del momento, como lo demuestra el que Homs fue seleccionado para disputar el Jordan Branch Classic, compartiendo posición y características es un motivo para dejar en segundo plano a cualquier jugador. De hecho, aunque Paulí tuvo un rendimiento mejor en cuanto a puntos (9'2 por 7'7) y porcentaje de tiros (tanto de campo, como de tres y libres) jugó 5 minutos menos por partido (22'1 por 27'0) que Albert, que fue el que mayor media de minutos tuvo de los españoles  en el Europeo de 2012, en el que los resultados no fueron los esperados tras el Oro de Mannheim, quedando quintos.

En ese europeo, aunque Javi Marín fue baja (solo jugó un minuto), también vimos la subida en minutos e importancia de Alberto Díaz, base del Unicaja, que llevaba a la selección a jugar con dos bases, Josep Pérez y el malagueño, ocupando de esa manera los minutos que dejaba el de Zaragoza.

El Mundial del año siguiente en Praga, Homs ya perdió bastante relevancia y minutos (aún así jugó más que Paulí) lastrado por unos porcentajes de tiro realmente malos, pero los que ascendieron en importancia en el equipo fueron la pareja de Estudiantes, Edgar Vicedo y Darío Brizuela, que fueron los máximos anotadores de la selección y junto a Hernangómez los únicos que superaron la decena de puntos por partido. Añadiendo esto a la recuperación de Marín, provocó que Albert y Oriol quedaran como 8ª y 9ª en minutos.

willy_y_edgar.jpg

Willy Hernangómez y Edgar Vicedo/FIBAEurope

En el Europeo de 2014 en Grecia la selección sub 20 ganó la Plata al perder la final contra la Turquía de Cedi Osman y Oriol Paulí tuvo sus momentos de gloria. Ya no estaban Javier Marín, Albert Homs o Josep Pérez y Oriol era titular, adelantando a jugadores como Vicedo y Brizuela y a pesar de la entrada de nuevas futuras estrellas como Alberto Abalde o Juancho Hernángomez. Como todos estos años, la estrella seguía siendo Willy Hernangómez, que formó parte del quinteto ideal, acompañado en la pintura por Sebas Saiz y con Alberto Díaz dirigiendo la orquesta. Nuestro protagonista no realizó un campeonato demasiado brillante, pero tuvo dos grandes momentos: la final, en la que plantó cara a Osman con 17 puntos, y su única canasta en semifinales, que fue un alley oop en los últimos segundos para dar la victoria a España y el pase a la final.

Croatia v Spain- Highlights - Semi-Finals -2014 U20 European Championship

-F.C. Barcelona B: Tras disputar tres partidos con el equipo de LEB Plata en la temporada anterior, Paulí pasó a formar parte de la plantilla de Oro en la temporada 2012/2013. Allí iba a seguir compartiendo cancha con Josep Pérez y se iba a encontrar en el juego exterior con Marcus Erkisson, con el que se ha vuelto a juntar en las islas, y con Mario Hezonja, el mayor prospect europeo desde Darío Saric y que tras jugar en ACB con el Barça acabaría siendo elegido el número 5 del draft por Orlando Magic. Es evidente que tampoco aquí los focos iban a apuntar a Oriol. La temporada siguiente, aunque Hezonja seguía teniendo ficha del filial (al igual que Álex Abrines, que nunca llegó a jugar con ellos) ya estaba a tiempo completo con el  primer equipo y Eriksson era cedido a Manresa. Además en esta temporada, el fichaje estrella extranjero era un interior, Emir Sulejmanovic, que actualmente vuelve a ser uno de los jugadores más destacados de la categoría en las filas del Breogan de Lugo. Con 19 años, Oriol Paulí pasó a tener un papel relevante en una liga dura y exigente, y cumplió con unos destacados 9'8 puntos y 4'6 rebotes en 23:58 minutos de juego.

47577_10.jpg

Mario Hezonja                     Foto: Charly Mula
Mario Hezonja Foto: Charly Mula

Este análisis de su paso por las selecciones inferiores y por la LEB Oro nos sirve para comprobar que siempre ha estado rodeado de compañeros de alto nivel y que han llegado a los más alto como los NBA Hernángomez y Hezonja, los que han llegado a Euroliga como Eriksson, Diop y Abalde, y los ACB Saiz, Brizuela y Vicedo y otros que generaban muchas más expectativas aunque no las han cumplido de momento como Josep Pérez o Albert Homs. Si hacemos un repaso a estos nombres, comprobaremos que de todos se ha hablado mucho más, exceptuando a la pareja del Estudiantes, que al igual que Oriol están en fase de convertirse en protagonistas regulares de nuestra Liga Endesa.

Obviamente, no todas las causas de esa falta de protagonismo son externas. Oriol tiene muchas virtudes pero también defectos y, entre ellos, está el fundamento básico del baloncesto. Aunque ha tenido buenos porcentajes en competiciones y momentos concretos en categorías inferiores, Paulí no es un tirador consistente, como demuestran sus porcentajes tanto en ACB como en LEB Oro. Siendo un jugador exterior en el baloncesto actual que está cada vez más orientado hacia el tiro de tres, esto provoca una laguna en el juego que impide tener más protagonismo como puede demostrar la comparación de Oriol con Eriksson. Paulí supera al jugador sueco en prácticamente todos los aspectos del juego (defensa, penetración, físico, rebote, pase) pero con su condición de tirador puro, Markus ocupa un status de estrella en el juego de los Pío Pío que Oriol aún no ha conseguido. Esta claro que es el principal aspecto que debe mejorar si quiere salir de la zona de secundarios a la de protagonistas.

¿Ha llegado su momento?

Este verano se rumoreó que Oriol, tras tres temporadas, quería salir de Herbalife a la búsqueda de más minutos y responsabilidad en otro club, posiblemente de menor nivel. Pero Luis Casimiro quería sin ningún lugar a dudas que el de Girona siguiera en su equipo y parece que ha sido una gran idea para todas las partes. 

1718_hgc-mkf_20.jpg

Paulí. ACB Photo/M. Henríquez

Oriol juega 16 minutos por partido esta temporada, que siguen sin ser muchos pero hay que recordar que solo tiene 23 años, que está en un equipo de playoffs y con una plantilla extensa, que cuenta en las alas con Rabaseda, Seeley, Brusino, Eriksson y Radicevic jugando minutos de escolta. De hecho el que más juega, DJ, tiene una media de 24, Brusino y Rabaseda solo lo hacen durante 1 y 2 minutos más que Oriol, Markus está en 21 y Radicevic en 22, contando también los minutos que juega de base. Hay que valorar que ya ha jugado más en 16 partidos que en los 22 que jugó toda la temporada pasada y que, cuando se recupere de la lesión, acabará siendo la temporada en la que más minutos ha jugado en Gran Canaria con diferencia.

Sus medias este curso son las mejores de su carrera en ACB en todos los aspectos: 6 puntos, 2'8 rebotes y 1'6 asistencias para 7`1 de valoración. Además de los intangibles que aporta en forma de defensa y energía, y que ha tenido que jugar minutos en todas las posiciones exteriores, realizando labores de base en unos cuantos partidos antes del fichaje de Radicevic.

Todo esto nos muestra un camino ascendente de forma regular, pero también ha tenido un momento que podría haber implicado un punto de inflexión: su primer partido oficial como internacional absoluto.

pauli.jpg

Oriol Paulí penetrando. Foto: FIBA

Las ventanas FIBA son algo criticado por prácticamente todos los sectores del baloncesto y casi la única lectura positiva que se puede sacar de ellas es la oportunidad que ha dado a jugadores que difícilmente la tendrían. España ha sido una de las selecciones que más ha notado ese efecto, ya que se ha podido comprobar que Quino Colom no tiene más internacionalidades por nuestra superpoblación de bases NBA (Calderon, Ricky, Chacho y Llull, que no lo es porque no quiere), que Fran Vázquez sigue siendo el máximo taponador histórico de la Euroliga, que los Vidal, Beiran o Rabaseda tienen un alto nivel, que tenemos gladiadores como Nacho Llovet, y también que vienen jóvenes pisando fuerte como Sebas Saiz, Jaime Fernández, Edgar Vicedo o nuestro protagonista.

Oriol no tuvo unas estadísticas especialmente destacadas (8 puntos, 2 rebotes y 2 asistencias para 8 de valoración), pero su entrada en la pista fue decisiva para que esta inexperta selección comenzara a ir hacia arriba y creer en sus posibilidades. Nuestro redactor Íñigo Doñabeitia lo describía de la siguiente forma "La entrada de Oriol Paulí aportaba un extra a la intensidad y valentía del juego español, que tomaba sus primeras rentas en el partido. El alero catalán aportaba en ambos lados de la cancha con su desparpajo y energía". Oriol figuraba con toda justicia en el titular de la crónica y en las claves de la misma:

-Paulí y Vicedo cimentan la victoria española frente a Montenegro

Y, como no podía ser de otra manera, el mejor highlight del encuentro era un vuelo de nuestro protagonista:

Montenegro v Spain - Highlights - FIBA Basketball World Cup 2019 - European Qualifiers

En el segundo partido, contra la Eslovenia de Prepelic y Vidmar, volvió a tener un papel destacado con 7 puntos, 5 rebotes, 2 asistencias y 10 de valoración (el que más después de los veteranos Colom, Vidal y Vázquez).

La confianza generada por este buen rendimiento en un gran escaparate como es la selección absoluta se notó en que en dos de los tres siguientes partidos con Herbalife, realizó sus mejores valoraciones de la temporada, 15 contra Burgos y 17 contra su Barça en un partido de lo más completo (10 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias).

La pena es que este camino ascendente se ha visto ligeramente truncado por una lesión de tobillo que lo mantiene en el dique seco desde el 18 de enero y de la que ya está a punto de volver.

De casta le viene al galgo

Siempre terminamos estos artículos de las 18 Historias ACB con un toque literario, cinéfilo o al estilo cuento de hadas, pero en este caso la realidad es mejor que la ficción, ya que quien podría imaginar que Oriol Paulí acabaría siendo entrenado por el mismo maestro de maestros que entrenó a su padre Joan Paulí hace ya 40 años:

De Joan Paulí a Oriol Paulí, por Aíto García Reneses

Relacionado:

-18 Jugadores - 18 Semanas - 18 Historias

- David Navarro y Albert Sàbat, reencuentro en Galicia.

- José Ángel Antelo, el Gran Capitán de los Tercios murcianos

- 30 Jugadores - 30 Semanas - 30 Historias

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 11 meses
#contenidos: 
983
#Comentarios: 
2,427
Total lecturas: 
2,444,887

Comentarios

llegó a gran canaria como un torbellino. recuerdo una conversación con él en su primer año en la que le dije que creía que podía ser ese tapado que aparece en la copa del rey. la copa se disputaba en gran canaria y su actitud y el buen momento del equipo podían propiciarlo. nada de eso pasó. el juventud nos ganó y Paulí se diluyó. Pasaron dos temporadas sin pena ni gloria en lo que parecía un terrible estancamiento, este verano sonó que se quería ir y que su sustituto sería Blazic, actualmente en andorra. Y de repente decidió quedarse y sufrió una metamorfosis. siempre tuvo la actitud pero no le acompañaban las decisiones. ahora todo es diferente. energía y compromiso, intensidad por un lado. aún tiene que mejorar alguna toma de decisiones algo alocadas fruto de su energía y el tiro exterior, pero se está convirtiendo en esa realidad que apuntaba.

Sigue perteneciendo al FC Barcelona? Me parece una versión mejorada del experimento con Rabaseda, por lo que creo que podría ser un jugador importante en la rotación del Barcelona

Si no me equivoco, el Barça solo tenía opción a recuperarlo tras la primera temporada. Ahora no tendría ninguna relación contractual ni de derechos con los blaugrana.