Solapas principales

Debates eternos: ¿baloncesto de ataque o de defensa?

Hay hechos locales que nos llevan a debates universales. En la irregular temporada que está realizando Monbus Obradoiro nos encontramos con una de esas discusiones tan viejas como el baloncesto o, más bien, como casi cualquier deporte de competición: ¿baloncesto de ataque o de defensa?

"La mejor defensa es un buen ataque"-frase anónima atribuida a varios personajes históricos como Napoleón, Sun Tzu o Churchill.

"Un buen ataque gana partidos, una buen defensa campeonatos"-Chuck Daly (aunque hay dudas sobre quien la usó primero y también tiene su similar en fútbol donde hay quien atribuye a Valerio Bianchi la de "un delantero gana partidos, una buena defensa campeonatos" aunque también se comenta que sale de Boskov o Gregory)

En este artículo vamos a analizar una serie de datos, que ya reconocemos previamente que son sesgados y sin entrar en la estadística avanzada, para retomar el debate sobre que baloncesto prefiere mayoritariamente el público. Como comentábamos, la temporada del Obra, irregular en todos los sentidos, ya que no solo está marcada por las rachas de victorias o derrotas si no también por desarrollar estilos de juego totalmente diferentes, ha reabierto un debate eterno en el mundo del baloncesto entre la afición obradoirista. A través de las redes sociales, del Foro ACB del propio equipo o de los comentarios de la propia afición en a Caldeira do Sar hemos comprobado que es una discusión recurrente tras estos últimos cuatro partidos del equipo.

1718_mob-hgc_firmar_acb_photo_x._cortizo_14.jpg

Pozas defendiendo a Mekel (ACB Photo: X. Cortizo)

El equipo gallego realizó su mejor arranque histórico en esta temporada 2017/2018 basándose en una de las mejores defensas de la competición como analizábamos en este artículo: Monbus Obradoiro, la mejor defensa para el mejor récord. En ese momento el Obra estaba cuarto en la clasificación de la ACB, siendo el equipo que menos puntos totales recibía y también el que menos puntos totales anotaba. En dicho texto analizábamos algunas estadísticas avanzadas para ver la mejora en el ratio defensivo de una temporada a otra, que no vamos a valorar ahora, ya que queremos abrir un debate más genérico y no toda la afición ACB discute en términos de ratios o de tasas de uso ofensivo, ya que más bien se habla de si nuestro equipo llega a los 100 puntos mientras otro nos contesta "ya, pero si nos meten 102...".

En las últimas 4 jornadas los compostelanos han anotado una media de 99'5 puntos, pero solo han sumado una victoria, producto de los 103'25 recibidos. Con estos números serían claramente el primer clasificado en puntos anotados y el último en puntos recibidos. Es cierto que han jugado tres prórrogas en esas cuatro jornadas, pero, si descontamos los tiempos extras, las medias quedarían en 93 a favor y 92'25 en contra, liderando igualmente ambas clasificaciones. Observando los números de toda la temporada, comprobamos que Obradoiro ha descendido del primero al octavo puesto en puntos recibidos, mientras que ha ascendido al 14 en anotados. También que han pasado de ser los cuartos por la cola en porcentaje de tiros de tres al séptimo puesto tras la última jornada. Tras 26 jornadas, los gallegos han dado la razón a todos los análisis que hablaban de un equipo hecho para anotar, como el nuestro en el que hablábamos de los muchos pistoleros que íbamos a ver en O Sar, tras llevarnos la contraria tres cuartas partes de la temporada.

img_0505_copiar.jpg

Thomas anota en penetración (foto: @fotofruqui)

Es evidente que el porcentaje de acierto exterior en estos cuatro partidos ha sido una de las principales claves de esta subida anotadora. El Obra ha tenido un porcentaje espectacular del 47'5% en tiros de tres durante esta racha, cuando el del mejor equipo de la temporada, el Valencia Basket, es del 41'72%. Pero también hay algunas claves individuales centradas en tres jugadores: Eimantas Bendzius, en su mejor racha de la temporada, participó de los dos primeros partidos con 16 y 20 puntos. Tras su lesión, Benjamin Simons, jugador bastante residual hasta ese momento y con una media de 4 puntos, se fue hasta 17 y 16 en los duelos en los que no estuvo disponible el alero lituano. 

img_0560_copiar.jpg

Simons anota de tres contra Estudiantes (foto: @fotofruqui)

Y por último y posiblemente más importante: Matt Thomas. Tras unas cuantas jornadas erráticas en su rendimiento tras la lesión sufrida en uno de sus dedos, algo vital para un tirador, The Iceman ha batido sus récords anotadores en ACB en dos semanas consecutivas con 29 y 30 puntos. El americano ha promediado un brutal 63% de acierto con 12 de 19 triples entre esos dos partidos.

img_8968_copiar.jpg

The iceman anotando de tres (fotos:@fotofruqui)

En el apartado negativo, el defensivo, también podemos individualizar algunas causas como son las pequeñas lesiones que ha sufrido Pepe Pozas y que le han impedido realizar esa labor de punta de lanza de la defensa con la regularidad que la realizó a principios de temporada, la baja de Eimantas Bendzius, clave en la ayuda en el rebote y en la defensa de aleros altos, en los últimos dos partidos, y la bajada de rendimiento de Artem Pustovyi, muy marcado por un exceso de faltas personales pitadas en esta segunda vuelta y que ha perdido el liderato en tapones que había ejercido durante toda la liga. Esto último ha hecho que el Obra bajase de la primera posición en cuanto a tapones realizados a la tercera.

img_9903_copiar.jpg

Brizuela colándose entre Pustovyi y Simons para anotar (foto: @fotofruqui)

A simple vista podríamos decir claramente que el ataque de los de Moncho Fernández ha mejorado muchísimo recordando que anotaba 73'75 en la racha inicial, pero también que la defensa ha pasado de ser la mejor con 72'88 por partido a convertirse en un auténtico coladero. Claro que actualmente hay otro debate muy interesante que, como el de defensa o ataque, está en la afición, pero también mayoritariamente en la prensa especializada en baloncesto y particularmente en nuestra propia página:

Así que aquí podemos establecer otro punto de discusión al que podéis aportar todas vuestras opiniones: ¿la estadística avanzada es la panacea en los análisis deportivos o podemos seguir manteniendo discusiones con datos tan simples como los puntos anotados por partido?

Por aportar mi opinión contraria a nuestro coordinador ACB en este sentido, para abrir el debate digo que el que más puntos anota por partido muestra no solo su capacidad anotadora si no que juega a muchas posesiones, que equivale a decir que juega más al ataque. No niego que las estadísticas avanzadas son una herramienta tremendamente útil en el mundo del baloncesto, y que el ataque más efectivo es evidentemente el que mejor ratio por posesión consigue, pero me resisto a opinar que es mejor un juego ofensivo que consigue 80 puntos frente a uno que consigue 100, pese a que su efectividad sea mayor.

Por añadir un último elemento a la discusión, puede haber quien diga que esta solo está abierta porque no se ha ganado un solo partido y se han perdido los otros tres, que con todo victorias nadie estaría hablando esto. Es bastante posible, pero también hay que decir que la afición obradoirista siempre ha apreciado tanto una lucha por un balón como una canasta, que la palabra que más repite su speaker es "defensa" y a Caldeira se identifica con el esfuerzo y el trabajo duro.

Como comentábamos al principio, la idea de este artículo es abrir el debate, dando un nuevo marco a los aficionados del Obra para seguir debatiendo, ampliarlo al resto de aficionados ACB e incluso incluyendo a los propios redactores de Solobasket. Las preguntas serían estas:

​Esperamos vuestras contestaciones tanto en los comentarios, como por nuestras redes sociales.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 9 meses
#contenidos: 
1,266
#Comentarios: 
3,034
Total lecturas: 
3,195,580

Comentarios

1) Eso es en fútbol. En baloncesto no puedes empatar a ceros, por lo tanto hay que atacar y defender. Cuanto mejor hagas las 2 cosas, más éxito tendrás. Ahora bien, si la pregunta va por el tipo de ‘juego’ de la NBA contra el de europa, la cuestión es diferente ya que son deportes diferentes.
2) Las estadísticas son la mejor forma de documentar una mentira. Hay ejemplos para aburrir. Ante Tomic haciendo números de mvp y siendo intranscendente, Westbrook en si mismo...
3) El objetivo es ganar. Si se gana haciéndolo bonito, mejor. No recuerdo a los seguidores de ningún campeón de Euroleague estar disgustados por el juego.
4) Los últimos partidos que recuerdo en los que haya pensado ‘que partidazo’ fueron las dos últimas eliminaciones de CSKA a manos de Oly. Los maniataron en defensa. Unas ayudas excelentes, hasta las figuras se dejaban el alma atrás. Por lo que sí, se puede disfrutar tanto o más si de verdad te gusta el baloncesto y entiendes lo que ves.

Yo para diferenciar baloncesto de ataque o defensa, necesito diferenciar entre baloncesto exclusivamente táctico o de estilo más libre, como ocurre en muchos casos en la NBA.
En mi opinión, en la actualidad, en el ámbito europeo aún nos resistimos al baloncesto de decisión rápida de la NBA que pone por delante la imaginación del jugador, y con sistemas simples de ataque consigue ventajas que proporcionan espacios de tiro en pocos segundos de juego. La reticencia está fundamentada en una normativa que permite mucho más a las defensas de contacto y agresivas que al otro lado del charco.
Yo prefiero el baloncesto de ataque, y el de defensa, lo uno no quita de lo otro, la gestión defensiva ferrea de un equipo no exime de usar un baloncesto de ritmo alto en ataque. En mi opinión, el baloncesto equilibrado de ritmos altos es el que da más espectáculo, el Real Madrid de la temporada 2012-2013 fue un equipo que, a un madridista como yo, cuando perdió, me dió pena, pero disfruté de lo lindo durante toda la temporada.
La estadistica avanzada ayuda a interpretar sensaciones, pero por si sola no te proporciona una conclusión completa, hay equipos que juegan un basket control que realizarán 60 tiros en un partido, otros que juegan un basket control realizando 80, y equipos que juegan un baloncesto rápido, alegre, que también realizan 80 tiros, ¿la estadística refleja esa sensación? hay que triangular muchas variables para que la estadistica te pueda llevar a lo mismo, pases por posesión? bloqueos?, tiempo de control de bola por jugador? son demasiadas cosas y hace falta un poco de todo.
Lo de la anotación, sinceramente, depende, yo ver a un lanza mandarinas tirarse 40 tiros por partido, por muchos puntos que meta, no me resulta atractivo, esa es la razón por la que no me molesto en madrugar o pasar sueño para ver el all star game, porque hay más baloncesto cuando entreno yo.
Pero eso no es exclusivo del baloncesto de ataque, igual de aburrido es ver partidos a sesenta puntos en los que un jugador mete treinta él solo.
En conclusión, baloncesto de ataque, si, baloncesto sin control, no. Estadistica aplicada, si, pero no de forma exclusiva, es curioso como en muchos artículos de muchas webs se limitan a traducir a texto las estadísticas de un partido, sin ninguna explicación técnica ni táctica (vale, en algunos casos tampoco hay mucho que explicar).
Es espectacular el baloncesto defensivo, si, a pequeñas dosis, como contrapunto al de ataque, si ves un partido en que dos equipos juegan a meter 50 puntos no es tedioso, es insufrible.

La afición quiere divertirse y pasar un buen rato y , si puede ser, que su equipo gane. La cuestión aquí no es si en el baloncesto profesional debe primar la defensa o el ataque. El baloncesto es un deporte en el que hay que atacar y hay que defender. Van unidas, es un todo que fluye. Si haces las dos cosas bien, estarás jugando bien al baloncesto. Si solo haces una bien, ya no será tan bueno. La cuestión es si queremos que el baloncesto profesional sea un espectáculo abierto y atractivo para el gran público o algo para disfrute exclusivo de puristas, expertos e intelectuales de las pizarras. En la NBA lo tienen claro desde hace mucho tiempo. La cosa consiste en montar un buen show que divierta al personal y genere pasta gansa. Showtime para entretener. Llevando la idea hasta extremos grotescos y bizarros como las insufribles pachangas de los últimos Allstar. Pero, en general, ese es el camino.
Yo lo tengo claro, disfruto mucho más con el Madrid de Laso jugando a 90 puntos que con otro entrenador jugando a 70. Si encima van cayendo títulos de vez en cuando, círculo cerrado.

Un saludo.

Muy divertidos estos rollitos de estadistica avanzada. Podria alguien explicarme ,utilizando estadistica avanzada ,porque Obradoiro comenzo 7-3 y luego 4-15. Creo que sera facil. Yo,con mi estadistica ,lo he hecho.

Lo mejor de este debate es que nunca nadie tendrá la razón. La defensa y el ataque es como el yin y el yang, siempre van unidos, son contrarios pero complementarios, etc.
Lo gracioso es hablar de gustos y preferencias. La corriente masiva siempre vota por el juego vistoso, rápido, anotador...lo que venda más camisetas de ídolos. Pero yo desde que vi a los BadBoys ganar títulos, me enamoré de esa contracorriente que hizo que las defensas estuvieran al mismo nivel de espectáculo que los ataques de los Celtics, Lakers y Bulls. Aquella revelación me enganchó para siempre.
Sobre la encuesta:
1. Prefiero unas defensas que "muerdan", a una cansina orgia anotadora tipo all-star (valga la exageración).
2. Numeros de toda la vida. Creo que las estadistacas avanzadas no abarcan toda la realidad del juego, al acotarla mucho. Todo va unido, nada de separar por parcelas o minutajes (espero q se me entienda).
3. No compensa (es la pregunta más facil).
4. Por supuesto, como ya cité más arriba. Las defensas que destruyen a héroes sobrenaturales, hacen justicia con la gente normal ;)

Buena aportación, Tronker. Yo pienso algo parecido de las estadísticas avanzadas. A veces parecen hechas para jugar con robots, para un control excesivo de un juego, que al final depende de si la pelota entra o no.

Pues yo lo tengo muy claro. Quiero ganar y si tengo a Messi, Cristiano y Griezman juego a 150 p. y si no pues intento ganar de otra forma. Sencillo. Todo vale, Simeone o Guardiola. Tambien me gusta la estadistica avanzada porque explica bien todo. Me gustan las estadisticas de trabajo, ayudas ,ayudas de las ayudas,mas trabajo,animar,solidaridad,espiritu de equipo,de club,buena persona ,..........pero no son facil de detectar,ni por ordenadores ,ni por el Hubble. Como decia el maestro de Kung Fu,no hagas caso a tus ojos si no a tus sentimientos. La estadistica avanzada tambien sirve para explicar porque Obra comenzo 7-3 y luego hizo 4-15. Sencillo. Obradoiro comenzo la temporada de forma humilde,currando,aprovechando bien Fontes do Sar, con las ideas claras de que lo que importa es comenzar fuerte en ACB(hasta 11 equipos de ACB se han apuntado este año a las varias competiones europeas) y le fue bien . Luego vieron sus objetivos casi cumplidos,alguno igual empezo a pensar en otras cositas ......y la estadistica avanzada les empezo a fallar. P.D. Espero que al Obra no os importe tener otro partido de poca defensa ,es por un necesitado, y luego ya volveis a defender,ok? P.D. En el proximo partido de GBC os explicare como utilizando estadistica avanzada supe yo en Septiembre que a GBC le iria bien este año. No os lo perdais porque sera divertido.

1. Equilibrio por encima de todo. Si un equipo ataca bien, pero es un desastre en defensa, te acaba desesperando. 2. Los números de siempre están bien, pero la estadística avanzada dice mucho más. De todos modos, la estadística avanzada hace algo que antes no teníamos: en un (cierto) suplente de las sensaciones. Me explico, en NBA es imposible seguir a los equipos, juegan 82 partidos, de modo que no puedes sacar conclusiones de ver uno o diez partidos de un equipo en una temporada. Si ves que los Bucks un día pasan mucho la bola, consultas las estadísticas avanzadas y verás que ese partido es una anomalía, y de ahí puedes extraer las conclusiones que no deberíamos sacar de los pocos partidos que vemos. 3. Desde luego. Por volver a la NBA, las anotaciones centenarias no se producen porque se defienda menos (se defiende mejor que en cualquier otra época) sino porque la estrategia ofensiva y el talento de los jugadores está en su cénit. Ganar no lo es todo, si tu equipo pierde porque el rival es muy bueno es que se ha hecho un buen partido. 4. Por supuesto. Con el talento y las combinaciones de quintetos que hay hoy en día, defender es cada vez más difícil y eso también hay que saber valorarlo. Eso sí, es mucho menos espectacular.

"...(se defiende mejor que en cualquier otra época)..."????
Imposible que demuestres esto que dices. Solo un dato...cuando fué la última vez que un MVP del año tb fué nombrado el mejor defensor del año? Todos lo sabeis

Ese esl el típico ejemplo de mentira que por repetición se convierte en verdad. Es como lo de la buena defensa de Ricky Rubio. Para mucha gente, el hecho de meter muchas manos, robar algún balón, etc es defender bien. Que tu par se te vaya siempre en el 1 contra 1, que te coja distraido en puertas atrás continuas, que no hagas nunca una buena ayuda, etc son cosas de otra época.

En la NBA hace 20 años que no defiende nadie, porque, hoy por hoy, defender es falta.

Gran aporte al debate, Simón. Ciertamente es difícil seguir la NBA desde aquí, por calendario y horarios, sino contamos con el apoyo de los números. Y como aporte a ese mundo, cabe decir que aunque siempre hablamos de como atacan, allí le dan mucha más relevancia a los premios de Mejor jugador defensivo y quinteto de lo que le solemos dar en Europa.
Lo llevo a la NBA aunque también sirve. 1. De ataque. Siempre de ataque. Pero al final el buen ataque nace de la defensa. Los Warriors, el mejor –o segundo– mejor ataque de la liga, tienen la defensa más asfixiante. Voy a decir, la defensa de ataque. En mi época de jugador éramos mucho de la presión alta todo el partido. 2. Avanzada. Dice mucho más: las estadísticas de antaño sirven en un modo muy abstracto. ¿Quién coge más rebotes? Bueno, pero hemos de contabilizar cuantas ocasiones, minutos, cómo los coge... hay mucho mundo detrás. 3. Compensa. Al final hemos de atraer a la gente. Un partido a 85 puntos no será atractivo, por mucho que juegen LeBron James o Kevin Durant. Uno a 120 sí. La defensa es espectacular, pero quién atrae a la gente es el ataque. Y luego, una vez les gusta el baloncesto, descubren a Marcus Smart. 4. Sí, por supuesto. Sin ir más lejos, los mejores entrenadores en la actual NBA son más defensivos que ofensivos y han tejido redes defensivas en sistemas que se basan en defensas espectaculares: ver a equipos rotar para dejar el lado debil cubierto, bascular al 2vs1 cuando el interior recibe en poste bajo o incluso defensas de uno contra uno a cara perro. La defensa también mola.
Coincido en muchas partes de tus respuestas. Y es cierto que la NBA también vale, pero hay un matiz importante: allí no juegan por entrar en Europa, Copas del Rey y, sobre todo, el descenso. Todo eso es un factor muy importante a la hora de valorar estas tendencias. Por ejemplo, lo del ataque compensa porque atrae espectadores, si eso acaba llevándote a LEB ya no está tan claro. Allí cuando una temporada va mal, tankeas. Aquí, si te ves con el agua al cuello, sueles arriesgar menos y centrarte en el defensa, ya que es algo que puedes controlar más que el acierto o desacierto de tus jugadores. También las mayores diferencias de presupuesto son otro factor. Allí son menores, y aquí enormes, y el talento ofensivo hay que pagarlo. Además de no tener un sistema de draft que te permite fichar jugadores talentosos a los equipos peor clasificados.
Desde luego, en el equilibrio está la virtud, y el baloncesto necesita de un juego colectivo eficaz en ambos lados de la cancha. Si bien es cierto, que creo que nuestro deporte, gracias a las tecnologías, ha avanzado y mejorado, y quienes escribimos sobre él tenemos que avanzar y mejorar a su paso. Hoy en día, es necesario hablar de ritmos de juego en todo el esquema de análisis sobre el ataque y la defensa, sin ese concepto clave el chiringuito se desmonta, al menos para mi gusto.
Yo soy de la vieja escuela, de los de Malkjovic y el bikini. Creo que el baloncesto también se puede describir con sensaciones y que, aunque ahora se pueda medir casi todo, a veces el casi también es la clave. Por otro lado creo que no hay una definición única del mejor ataque. Un equipo puede tener un gran ratio jugando a muy pocas posesiones y podríamos definir su ataque como más eficaz, y otro anotar más puntos con menos eficacia porque juega más rápido y a menos posesiones. Para mí, primar el baloncesto ofensivo es también jugar más rápido y aprovechar la primera buena opción de tiro. Y eso sí puedo verlo, aunque de forma más simple y sin tantas explicaciones del como, en estadísticas simples.

Qué difícil decir blanco o negro... sin talento no puedes atacar. ¿Sólo con defensa puedes ganar? Excepcionalmente, en el 93 el Limoges de Maljkovic y Michael Young... Pero lo cierto es que todos los equipos campeones combinan un gran ataque con una gran defensa, esta última como base para ganar los campeonatos porque desde ahí se construye un buen ataque. Tus defensores están en estado de shock porque, unos instantes antes, les has robado un balón, le has colocado un tapón o, simplemente, les has forzado a hacer una mala selección de tiro. ¿Qué han aprendido USA Basketball? Que para que sus selecciones ganen Mundiales y Olimpiadas deben deben bajar el culo. 

Yo creo que a todos nos viene a la cabeza ese Limoges al pensar en baloncesto defensivo. El problema de esa época, es que parece que creo escuela y recuerdo a una Kinder Bolonia, con una plantilla espectacular ganando partidos a 50 puntos. Y también recuerdo las finales de Knicks contra Rockets, en las que parecía que ese juego se había extendido a la NBA. ¿Y en lo de las estadísticas avanzadas que opinas? Tu que eres de mi generación, has sucumbido al análisis de ratios y tasas de uso, o le sigues viendo utilidad a saber cual es el equipo que mete más puntos y cual el que menos recibe?