Solapas principales

Proyecto Joventut de Badalona 2021/22: La obligación de seguir madurando

  • Los verdinegros quieren seguir siendo un equipo competitivo, aunque su ambición tiene un techo
  • Carles Duran dirigirá finalmente un bloque que ha sufrido pocos cambios
  • Los jóvenes contarán de nuevo con un papel protagonista

Nuestro objetivo es seguir mejorando y seguir creciendo. Tenemos que ser competitivos, esto no lo podemos perder. Hay que intentar ser el mejor Joventut posible”. Las recientes palabras de Carles Duran, quien finalmente se sentará en el banquillo verdinegro pese a los múltiples rumores de su salida, son toda una declaración de intenciones sobre hacia dónde pueden ir las aspiraciones de esta Penya. Una temporada de vital importancia para los intereses futuros de un club que, tras su resurgimiento, siempre ha mostrado ser ambicioso. Así, con la continuidad de gran parte del bloque y la confianza ciega en una filosofía que marca su propia identidad, los verdinegros tienen la obligación de continuar con esa progresión constante que hemos visto durante los últimos años. 

carles_duran_portada.jpg

Pese a los rumores de su salida, la directiva vuelve a confiar en Carles Duran (Foto: M.A. Chazo)

Pero lo cierto es que en Badalona no han vivido, ni mucho menos, un verano tranquilo. De hecho, el inicio del mercado fue más complicado de lo que muchos podían esperar. Las polémicas salidas de Neno Dimitrijevic rumbo a Valencia (ya esperada) y de Xabi López-Arostegui, que siguió el mismo camino que su compañero, suponían una gran piedra en el camino. La Penya no solo perdía a dos de sus grandes promesas y referentes, sino que, una vez más se mostraba incapaz de cumplir uno de sus principales objetivos: mantener el talento formado en la cantera. Un golpe de realidad difícil de encajar para el club, que pese a los contratiempos han reaccionado con solvencia para ilusionar de nuevo a la afición con algunos regresos esperados

 

 

Si el pasado verano Ferran Bassas y Pau Ribas volvían a la que fue su casa, en está ocasión ha sido el turno para Guillem Vives, Pep Busquets y Brandon Paul, que pisarán de nuevo el parqué del Olímpic de Badalona con la camiseta verdinegra. Pero los refuerzos no quedan aquí: Andrés Feliz y Derek Willis han sido los últimos en completar un roster con unas características muy parecidas al del curso pasado. Calidad y puntos a raudales para un Carles Duran, que, a priori, tiene en sus manos un equipo que se adapta bien a sus necesidades. Veremos hasta dónde es capaz de llegar este Joventut. 

LA PLANTILLA AL COMPLETO. PUESTO A PUESTO, NOMBRE A NOMBRE

BASES: FERRAN BASSAS, GUILLEM VIVES, ANDRÉS FELIZ Y ARTURS ZAGARS

- Ferran Bassas (1’81 metros; 29 años)

El base catalán ha vivido dentro de un auténtico cuento de hadas. Formado en las categorías inferiores de la Penya, Bassas se marchó lejos de Badalona en busca de nuevas oportunidades y con un objetivo marcado: volver para triunfar en el club de su vida. Y vaya si lo ha logrado. Su rendimiento ha superado con creces todas las expectativas, hasta el punto que el jugador se ha convertido en una de las piezas fundamentales del esquema de Carles Duran. Una fractura del escafoides de la muñeca derecha le mantendrá alejado de las pistas en el inicio de la competición (el club aún no ha especificado la duración de la lesión), pero se espera mucho de él en su segunda temporada tras el regreso.

Estadísticas 2020/21: 9’5 puntos, 2’1 rebotes y 4’5 asistencias (ACB)

bassas_portada.jpg

Ferran Bassas durante su primera etapa como verdinegro (feb.es)

- Guillem Vives (1’92 metros; 28 años)

El de Guillem Vives es un caso parecido al de su “compañero de posición”. En la temporada 2013/14 se marchó de la Penya ya con el cártel de líder y, ahora, tras siete temporadas militando en el Valencia Basket, vuelve como un jugador mucho más formado y maduro. Alejándose de un perfil anotador, el catalán es uno de aquellos bases de toda la vida: sereno con el balón en las manos y capaz de generar oportunidades para sus compañeros. Un aspecto que, precisamente, puede solventar el gran Talón de Aquiles del equipo la pasada temporada: las pérdidas de balón. Su fichaje es una de las grandes esperanzas de la siempre exigente afición verdinegra. 

Estadísticas 2020/21: 4’4 puntos, 1’8 rebotes y 2’1 asistencias (ACB)

vives_portada.jpg

El regreso de Guillem Vives, una de las grandes ilusiones de cara a la nueva temporada (Foto: M.A. Chazo)

- Andrés Feliz (1’88 metros; 24 años)

Tras haber sido uno de los grandes artífices del ascenso del CB Prat a LEB Oro, el base domincano parece estar totalmente listo para dar el salto hacia una competición de máxima exigencia como la ACB. El jugador formado en Illinois aún es un auténtico melón por abrir, pero su polivalencia para actuar como combo guard (puede jugar tanto de base como de escolta) se adapta perfectamente a las necesidades del Joventut, que parece haber encontrado un perfil similar al de Neno Dimitrijevic. Su descaro y electricidad serán vitales para actuar como revulsivo desde el banquillo, aunque con la lesión de Ferran Bassas tendrá un papel más protagonista durante los primeros compases de la temporada. Veremos cuál puede ser su techo en su primera experiencia al máximo nivel. 

Estadísticas 2020/21: 18’9 puntos, 4’6 rebotes y 2’8 asistencias (LEB Plata)

feliz_portada.jpeg

Andrés Feliz tendrá la oportunidad de debutar en ACB (Twitter: @Penya1930)

- Arturs Zagars (1’90 metros; 21 años)

Las graves lesiones que ha sufrido el letón durante los últimos años nos han privado de ver la progresión del que parecía ser uno de los grandes diamantes de la liga. Primero fue una rotura del ligamento lateral externo en el tobillo derecho (2018) y, después, justo cuando se marchaba cedido al BC Kalev Cramo en el tramo final de la pasada campaña, una pubalgia le obligó a quedarse en Badalona para recuperarse. Ha demostrado tener talento de sobra, pero la suerte no le ha acompañado. Actuando como cuarto base, ahora mismo parece tener los minutos contados en el conjunto verdinegro. 

Estadísticas 2020/21: 1’8 puntos, 0’4 rebotes y 0’8 asistencias, (ACB)

VALORACIÓN SOLOBASKET: Los verdinegros cuentan con un juego de cromos muy interesante en la posición de base. La baja de Neno Dimitrijevic dejaba un hueco enorme en la posición, pero las llegadas de Guillem Vives y Andrés Feliz ayudarán mucho en la dirección de juego (el ex de Valencia es todo un experto en este aspecto) y, sobretodo, a ampliar una rotación que la campaña pasada se quedó demasiado corta. Una apuesta acertada de Jordi Martí, que, una vez más, ha estado astuto en los despachos para lograr juntar a una pareja de bases made in Badalona. Penya en estado puro. 

ESCOLTAS/ALEROS: ALBERT VENTURA, PAU RIBAS, JOEL PARRA, BRANDON PAUL Y PEP BUSQUETS

- Albert Ventura (1’92 metros; 29 años)

Encarando su sexta temporada consecutiva como capitán -recibió el honor con tan solo 23 años-, Albert Ventura es la gran alma de esta Penya. El número 14 se convirtió la temporada pasada en el tercer jugador verdinegro con más partidos disputados en ACB (299), solo superado por dos auténticas leyendas como Rafa Jofresa (619) y Jordi Villacampa (506). No es el más talentoso de la plantilla, pero su gran espíritu competitivo, su coraje y su sentimiento hacia al club le convierten en una pieza realmente fundamental, en uno de esos jugadores que se gana el cariño de toda una afición. Viene de realizar su mejor campaña en el tiro exterior, pasando del 22'6% de acierto en triples la temporada 2019/20 hasta un increíble  47’9% que le convirtió en el tirador con mejor porcentaje de la Liga Endesa. 

Estadísticas 2020/21: 6’1 puntos, 2’7 rebotes y 1’2 asistencias (ACB)

ventura_portada.jpg

Albert Ventura cumplirá este sábado los 300 partidos con la Penya (Penya.com)

Pau Ribas (1’94 metros; 34 años)

Todo un clásico de la última década del baloncesto español. A sus 34 años y con casi todos los títulos que puedas imaginar bajo el brazo (a nivel nacional y continental solo le falta conquistar la Euroleague), Pau Ribas volvió a Badalona para acabar su gran carrera donde todo había empezado. Su irregularidad y la falta de acierto durante alguno de los tramos más decisivos del curso anterior fueron objeto de críticas, pero lo cierto es que el escolta aún tiene mucho baloncesto por exprimir en sus manos. Su gran experiencia sobre la pista le convierte en un gran referente para liderar un proyecto repleto de jóvenes. Todo un profesor de lujo. 

Estadísticas 2020/21: 10’3 puntos, 1’8 rebotes y 3’7 asistencias (ACB)

ribas_portada.jpg

Pau Ribas, lideraje y veteranía para el Joventut (Penya.com)

Joel Parra (2’02 metros; 21 años)

Sin lugar a dudas, el canterano es una de las grandes esperanzas del Joventut de cara a esta nueva campaña. Un proyecto que ha ido madurando poco a poco y que, en su tercera temporada oficial con el primer equipo, parece listo para explotar. La lesión de López-Arostegui en el tramo final de la liga le brindó una oportunidad de oro para desplegar el talento que lleva dentro y, una vez más, demostró que está más que preparado para asumir el agujero que ha dejado el basco. Su altura de 2’02 metros le convierte en un jugador versátil capaz de combinar con facilidad las posiciones de 3 y de 4. Si Carles Duran es capaz de exprimir todo su potencial, estamos hablando de uno de los próximos líderes del equipo. Un verdadero comodín capaz de sumar en muchos aspectos. 

Estadísticas 2020/21: 3’8 puntos, 2’9 rebotes y 0’3 asistencias (ACB)

 

 

Brandon Paul (1’93 metros; 30 años)

Por galones, seguramente Brandon Paul sea el fichaje que más ilusión ha generado a toda la familia verdinegra. Tras un paso más que notable por Badalona la temporada 2015-16, su nombre se había vinculado más de una vez con la entidad verdinegra hasta que, finalmente, el momento ha llegado. Líder indiscutible en su momento, el jugador nacido en Illinois se encontrará ahora con un proyecto mucho más sólido y un equipo capaz de luchar por objetivos algo más ambiciosos. Su efímero paso por los Spurs de Greg Popovich de bien seguro que le ha servido para forjarse como un jugador mucho más maduro y capaz de marcar las diferencias en ambos lados de la pista. Sin Neno Dimitrijevic, López-Arostegui o Conor Morgan el Joventut pedía a gritos un cañonero y él parece el candidato ideal para aportar los puntos que sean necesarios. Su regreso a la liga con el cartel de estrella ha generado muchas expectativas, aunque también hay ciertas dudas sobre cuál será su rendimiento tras su aventura por China y Australia. 

Estadísticas 2020/21: 13’7 puntos, 5 rebotes y 2’7 asistencias (NBL-Australia)

- Pep Busquets (1’97 metros; 22 años)

Como bien se dice, a la tercera va la vencida. O al menos así espera que sea Pep Busquets, que tras su cesión a las filas del Bàsquet Girona parece preparado para dar el salto definitivo hacia el primer equipo. En la “burbuja” de Valencia ya mostró algunos síntomas de las habilidades que posee, pero fue insuficiente para que Carles Duran le diera continuidad. Ahora, la situación es muy distinta. Después de dos años progresando lejos de la Penya y el CB Prat, el jugador de Granollers regresa al club para ser el relevo directo de Shawn Dawson, todo un reto en mayúsculas para un joven como él. Durante la pretemporada ya ha demostrado que puede ser clave saltando desde el banquillo. 

Estadísticas 2020/21: 11’7 puntos, 3 rebotes y 0’8 asistencias (LEB Oro)

busquets_portada.jpg

Nueva oportunidad para Pep Busquets (Foto: M.A. Chazo)

 

VALORACIÓN SOLOBASKET: Igual que en la dirección de juego, las posiciones exteriores de la pista también tienen una gran presencia de jugadores formados en las categorías inferiores del club, algo que se valora mucho en Badalona. Y de hecho, una parte importante de las opciones del equipo -y aún más después de la salida de Xabi- pasarán por la evolución de Joel Parra, que puede ser el siguiente en dar un gran paso adelante. Pero el gran nombre propio de este curso es el de Brandon Paul, que debe ser el gran referente del equipo en el aspecto anotador. El club aumenta su apuesta por los jóvenes, algo que parece ser arriesgado pero que en la Penya casi siempre ha funcionado.

ALA-PÍVOTS: VLADIMIR BRODZIANSKY Y DEREK WILLIS

- Vladimir Brodziansky (2’10 metros; 27 años)

En su segunda temporada en el club, Brodziansky ya se ha convertido en uno de los preferidos de la afición. Un jugador con una envergadura muy notable (2’10 metros), pero que tiene una gran movilidad y un rango de tiro realmente sorprendente. Capaz de hacer mucho daño tanto por fuera como dentro de la zona, el esloveno es uno de los grandes referentes ofensivos del Joventut. Los fichajes de Tomic, Ribas o Bassas hicieron que su llegada pasara desapercibida, pero sobre la pista se ha ganado el protagonismo que muchos ya le habíamos visto en su etapa en el Obradoiro. Un auténtico cañonero con unos recursos interminables. 

Estadísticas 2020/21: 10’5 puntos, 3’1 rebotes y 0’8 asistencias (ACB)

brodziansky_portada.jpg

Brodziansky recibió el premio al MVP del torneo EncestaRías durante la pretemporada (Twitter: @Penya1930)

- Derek Willis (2’06 metros; 26 años)

Muchos desconocíamos a este interior estadounidense que militaba en el Brindisi de la Serie A italiana, pero lo cierto es que está llamado a ser una de las grandes revelaciones de la temporada. Jugador con mucho carácter, grandes condiciones atléticas, fuerte en el rebote y, por si fuera poco, una muñeca más que correcta. Fue el último en aterrizar, pero en la pretemporada ya ha demostrado madera de estrella. Prácticamente sin periodo de adaptación, parece que lleve toda la vida en el club. En las Semifinales de Liga Catalana contra el Barça se fue hasta los 19 puntos y 7 rebotes. Competencia feroz para Brodziansky, su fichaje parece un evidente salto de calidad respecto a Conor Morgan. 

Estadísticas 2020/21: 10’6 puntos, 7’9 rebotes y 1’8 asistencias (LBA Serie A-Italia)

willis_portada.jpg

El carácter de Derek Willis, clave para el Joventut (Twitter: @Penya1930)

VALORACIÓN SOLOBASKET: En nuestra humilde opinión, la posición de ala-pívot es una de las más equilibradas de esta plantilla. Con dos jugadores de una calidad enorme, carácter y con características complementarias, Carles Duran tiene a su disposición un menú de lujo en el ‘4’. Con la salida de Conor Morgan rumbo a Andorra, Jordi Martí tenía el reto de apuntalar el equipo con un refuerzo importante y, aunque la primera opción siempre había sido Jasiel Rivero, Willis parece el hombre indicado. Con la lesión de Ante Tomic, será habitual ver a ambos jugadores compartir minutos en pista en los primeros partidos de competición.

PÍVOTS: ANTE TOMIC Y SIMON BIRGANDER

- Ante Tomic (2’17 metros; 34 años)

A sus 34 años, Tomic sigue siendo uno de los grandes atractivos de este equipo. Jugador inteligente, con una variedad de recursos inagotables, buena visión de juego...Un auténtico maestro de la pintura. La Penya tiene un diamante entre manos y deben ser conscientes de ello. El estilo de juego de Carles Duran -muchas posesiones y de transiciones rápidas- no le ha beneficiado desde su llegada a Badalona, pero el croata debe luchar para convertirse en el gran referente del equipo. Si el entrenador catalán consigue encajar su función en la pista y acaba dando en el clavo, es evidente que ambas partes saldrán ganando -y mucho-. El gigante de Dubrovnik es de esos jugadores por el que vale la pena sacar una entrada. Uno de los grandes del baloncesto europeo de la última década.

Estadísticas 2020/21: 12’9 puntos, 5’9 rebotes y 2’3 asistencias (ACB)

tomic_portada.jpg

Ante Tomic seguirá dando guerra a sus 34 años (Penya.com)

- Simon Birgander (2’09 metros; 23 años)

Con solo 23 años, el pívot sueco firmará su quinta temporada como verdinegro. Corpulento, reboteador tenaz e intimidador, el joven jugador nórdico está llamado a ser uno de los referentes de la Penya en los próximos años. Una lesión importante en 2019 lo tuvo prácticamente una temporada en el dique seco, pero el interior volvió más fuerte que nunca. Con mucha presencia cada vez que saltaba al parqué, Birgander actuó como una alternativa más que efeiciente a Ante Tomic. Como otros efectivos de este plantel, se espera que este año de un paso adelante y lo cierto es que tiene una oportunidad de oro para progresar. Se nota desde lejos que ha observado bien a su “compañero de posición” en los entrenamientos. 

Estadísticas 2020/21: 6’2 puntos, 3’3 rebotes y 0’6 asistencias (ACB)

 

 

VALORACIÓN SOLOBASKET: La Penya cuenta con una rotación algo corta en el juego interior, aunque, por otro lado, se trata de dos jugadores de gran calidad. Durante todo el verano se ha hablado de la incorporación de un tercer pívot teniendo en cuenta que los verdinegros también disputan la Eurocup, pero, finalmente, el club ha decidido apostar por la pareja de la pasada temporada y confiar en los jóvenes. Tanto Tomic como Birgander, aún con margen de mejora, pueden hacer mucho daño en la pintura, aunque el club puede echar en falta un pívot con más movilidad y que sea capaz de defender a rivales más pequeños. Una problema que puede tener una vía de escape en Brodziansky y Willis, a quién veremos en más de una ocasión actuando como ‘5’.

 

 

JÓVENES A TENER EN CUENTA: ZSOMBOR MARONKA, KRISS HELMANIS E YANNICK KRAAG

Como muchos sabréis, la cantera es una de las grandes fuentes que alimenta al Joventut. Y pese a que en este análisis hemos hablado de algunos de ellos, Carles Duran es de esos entrenadores al que le gusta mirar hacia abajo. Por eso, aunque no formen parte del primer equipo de manera oficial, hay varios jugadores del CB Prat que pueden tener alguna que otra oportunidad a lo largo de una temporada que es muy larga. Y aún más si tenemos en cuenta las lesiones de Ferran Bassas, Ante Tomic y Simon Birgander, que también se perderá el partido inaugural contra Bilbao Basket.

Uno de los grandes llamados a tener minutos importantes durante las primeras jornadas es Zsombor Maronka. El ala-pívot húngaro de 19 años y 2’08 metros ya debutó en ACB la campaña anterior y está claro que repetirá en más de una ocasión este año. Muy eficaz en el perímetro, ha demostrado que puede entrar perfectamente en la rotación del equipo. Un caso parecido al de Kriss Helmanis (2’12 metros; 19 años), que puede aprovechar que es el único pívot “puro” disponible en el estreno de la liga. Otro talento a tener en cuenta es el holandés Yannick Kraag (2’02 metros; 18 años), quien también ha debutado ya oficialmente con el equipo. Por otro lado, Arnau Parrado parece que dejará de estar en dinámica del primer equipo para ayudar al filial en LEB Oro.

maronka_portada.jpg

Zsombor Maronka, la próxima perla de la cantera verdinegra (Penya.com)

 

OBJETIVOS Y VALORACIÓN PLANTILLA SOLOBASKET

Misma rumbo, misma filosofía, mismo entrenador y también mismos objetivos. Badalona es una ciudad que respira mucho baloncesto y, por consecuencia, la afición verdinegra tiene muchas ganas de volver a ver a su equipo en lo más alto. Pero tiempo al tiempo. Ahora mismo es evidente que el Joventut tiene un techo que parece difícil de superar y, más allá de ser un equipo competitivo y seguir progresando a fuego lento tampoco se puede pedir mucho más. Conseguir un billete hacia la Copa del Rey, competir con los grandes en Eurocup y asentarse en los Playoffs de la Liga Endesa es el gran reto de este equipo. Algo que ya consiguió el curso pasado -incluso ganando un partido al FC Barcelona en primera ronda de Playoffs- y que sería todo un éxito repetir de nuevo. 

Más allá de los títulos, seguir fomentando la formación de su enorme cantera en el primer equipo también tendría que ser una meta prioritaria. Las salidas de Neno y López-Arostegui han hecho mucho daño en este aspecto, ya que el club ya no se veía así mismo como un trampolín para los jugadores formados en categorías inferiores. Lograr retener todo este talento es lo que realmente necesita la Penya para empezar a dar un paso más allá. ¿Lo acabará consiguiendo?

 

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 8 meses
#contenidos: 
46
#Comentarios: 
68
Total lecturas: 
77,579

Comentarios

No entiendo que nombres a Kraag pero no a Domènech o Allen, que también han jugado en pretemporada, sobre todo el primero, que ha jugado tantos minutos como Maronka o Helmanis.