Solapas principales

Entrevista a Sergio Scariolo: "El relevo generacional (en la selección) ya ha empezado"

La  aventura más profesional de Sergio Scariolo (1961, Brescia) en los banquillos empezó en su ciudad allá por el verano del 79. El equipo de su ciudad había ascendido y jugaría la todopoderosa LEGA. Para su escuadra fichaban a un jugador universitario sin experiencia. Era alto, pero ningún portento físico. Se llamaba Billy Laimbeer. Recuerdo perfectamente su emoción hablando de aquel curso, durante una conversación telefónica: “empezaba a estudiar en la universidad la carrera de derecho. El año anterior solo entrenaba a, si no recuerdo mal, cadetes del club y pensaron que también podía ayudar en el primer equipo. Era como el chico de los recados. El primer entrenador era Riccardo Sales y el segundo Aldo Derelli”. Y a partir de entonces a picar piedra hasta conseguir su gran oportunidad. Sería más de una década después, en 1990 era elegido como primer entrenador del legendario Scavolini de Pesaro. Sí, aquel que casi tumba a los Knicks, -¡Ay si Gerald Wilkins hubiera fallado aquella suspensión!-, en el Open McDonalds de Barcelona. Tras su experiencia en Bolonia, Scariolo marcharía y no volvería a su país hasta 2013 para, después de una única temporada en Milán, volver a probar suerte en Vitoria. En el 2015 cogería las riendas de la selección y no fueron pocas las críticas. Si mis apuntes no me fallan, se convertía en el cuarto seleccionador extranjero: Manent, Rutzgis y Freddy Borrás (puertorriqueño que introdujo el tiro en suspensión en la historia del baloncesto en España) le precedieron. Las 7 medallas, 4 de ellas de oro, en sus dos etapas deducen que Scariolo sólo se quedó sin metal en una ocasión. El último, bestial, repitiendo cima en el pasado Mundial de China después de haberse proclamado también campeón NBA como entrenador asistente de los Toronto Raptors. Al otro lado del... móvil, con gripe y casi sin voz, todo sobre esfuerzo tiene un precio, contestaba a mis preguntas.

Un mes después de conseguir la 'locura' de ser campeón del mundo (en la final ganó a Argentina por un claro 95-75), con más perspectiva ¿cómo analizas lo ocurrido? 
Ha pasado un mes, es mucho tiempo por un lado y poco por otro. Poco porque el legado de esta clase de acontecimientos, normalmente se valoran con más tiempo, y por otro lado es mucho tiempo para estar ya completamente metido en la nueva pretemporada e incluso con los primeros pasos de la planificación de la actividad, sea a nivel de cantera o sea a nivel de primer equipo de la temporada que ya ha empezado.  

cartel_campeones.jpg

Cartel que ya ha pasado a la historia con la selección española consiguiendo por segunda vez ser campeona del Mundo

Sin duda, jugar con jugadores que lo han ganado casi todo como Marc, Rudy, Ricky... Debe curtir a jugadores más 'por hacer' como Willy Hernangómez ¿En qué debe trabajar más para que en un futuro acabe siendo el relevo interior de la selección?
Yo creo que Willy, concretamente, está llamado a ser el relevo interior de la selección. Está claro que todavía tiene que completar su juego pero tiene talento. Es un jugador listo, tiene suficiente atleticismo, tiene capacidad de anotar. Por supuesto, no le ha ayudado jugar con tan poca continuidad en los últimos años en la NBA y antes en el Real Madrid, pero a la vez estamos hablando de una competición muy alta que también le ha hecho mejorar. Lo que le falta a Willy es, evidentemente, competir con continuidad en ambos lados de la cancha y poder ser un referente defensivo igual que lo puede llegar a ser ofensivo.

¿Cómo se da ese punto de inflexión ante Serbia (victoria española por 81-69) donde se reúne un juego equilibrado tanto en defensa como en ataque?
Italia y Serbia eran nuestros objetivos desde los inicios de la preparación. Equipos muy diferentes. Por un lado, mucho más atípico Italia y casi, incluso, más incómodo para nuestras características. Por supuesto, Serbia, era mucho más tradicional con su talla enorme y sus roles más definidos. Creo que el partido contra Italia (victoria por 67-60, hecho que daba el pase ) nos ayudó mentalmente a entrar en la competición, a quitarnos los nervios, nos clasificarmos para cuartos, que siempre es el punto de inflexión en una competición como ésta. Y el partido contra Serbia nos dio algo, sin embargo, en positivo, si contra Italia nos quitamos la presión negativa, Serbia nos dio sensaciones y confianza positiva para poder competir contra cualquier rival, siendo en ese momento Serbia la gran favorita.

3384_0.jpg

Marc Gasol y Pepu Henández se saludan (Foto: FEB)
Marc Gasol y Pepu Henández se saludan (Foto: FEB)
El primer oro en un Mundial de 2006 fue el del 'BA-LON-CES-TO', según Pepu. ¿Cómo etiquetarías el reciente?
Creo que ese de Pepu fue un eslogan formidable pero creo que este equipo, más que palabras, ha transmitido valores, sensaciones y creo que ya han pasado años para que el baloncesto haya podido o sabido hacerse un hueco ya estable dentro de la cultura deportiva y de la sociedad española. Y ha asumido responsabilidades importantes a la hora de transmitir, no sólo a los deportistas jóvenes, si no a todo el mundo valores que realmente ayudan, y bien interpretados pueden realmente servir como ejemplo para todo el mundo.

Las portadas, páginas, telediarios y programas de todo tipo de medios se inundaron de baloncesto gracias a vosotros pero, al poco tiempo, es el fútbol el deporte, con mucha diferencia, que ocupa una mayor cobertura. ¿Debería dársele más cancha al baloncesto y otros deportes y dejar de potenciar a un omnipresente fútbol?
Yo siempre digo que el fútbol no es competencia porque juega en una liga diferente, en un planeta diferente. No sólo en España, obviamente. Ojalá que el baloncesto tuviera o tenga más cobertura y que nuestro título de campeones del mundo pueda servir para ello, pero no creo que eso pueda pasar. El fútbol tiene una consolidación a todos los niveles inalcanzable.

¿Hasta cuándo tendremos a Scariolo en la selección?
Lo de la selección es un lugar en el que me encuentro en este momento muy a gusto pero, por supuesto, cada final de ciclo olímpico con su final de contrato lleva a una reflexión y ésta la haremos de la mano de la Federación, de Jorge (Garbajosa), de los Raptors y de mi familia, por supuesto.

llull.jpg

Llull sobre la bocina del primer cuarto (FIBA)
Marc y Rudy 34 años, Llull 32, Pau 39, Sergio Rodríguez 33, Ribas 32 ¿Te preocupa el relevo generacional en la selección?
El relevo generacional ya ha empezado, otra cosa es que se pueda pensar que se pueda volver a repetir una generación y unos resultados realmente históricos pero yo creo que para poder hacerlo muy bien, mantener un nivel competitivo, hay material, entendiendo también que alguno de los jugadores que has nombrado todavía no me consta que hayan llegado al final de su etapa con la selección.

Sé que sigues al detalle a las selecciones de cantera. En la U18 has visto en directo la explosión de Santi Aldama y la confirmación de Usman Garuba. ¿Qué opinión tienes de sus condiciones como jugadores? ¿Cuanto crees que tardaremos en verlos en la absoluta?
Evidentemente sigo el trabajo de toda la cantera, de todas las selecciones y de todos los jugadores y creo que no vulnero ningún secreto ni hago ningún tipo de quiebro a un código de no dar demasiado bombo a los jugadores jóvenes para no crearle presiones añadidas o confusiones... pero estamos hablando de dos jugadores de futuro. Protagonistas del título de la U18. Dos jugadores de características diferentes aunque podrían acabar jugando en la misma posición, por supuesto, de una manera muy complementaria. Como decía, son muy diferentes. Santi, más técnico con una grandísima mano y Usman, más físico pero también con una excelente capacidad para leer el juego. Hay que esperar, por supuesto, hay que darles tiempo para que su evolución proceda. De momento, el objetivo es seguir dando pasos. Cada uno en su universidad (Santi Aldama, en Loyola-Maryland) y club (Usman Garuba en el Real Madrid), digamos, esperar que tengan minutos. Esperar que crezcan en todos los puntos de vista: técnico, físico y mental… y por supuesto seguir muy de cerca su evolución.

Víctor Claver (Foto: FIBA)

Víctor Claver (Foto: FIBA)
En el Mundial, seguramente, lográsteis ejecutar la mejor defensa de la historia de España ¿Cuáles fueron las claves para conseguirlo?
Se hablado mucho de nuestra defensa. Efectivamente sí hemos defendido bien, en esto no hay ninguna duda pero no creo que haya sido nada diferente respecto al trabajo que hemos hecho en otras ocasiones. Obviamente, solapado con momentos de brillantez y talento, digamos individual y colectivo ofensivo, por supuesto, más aparente. De todas maneras si tuviera que destacar una clave de nuestra defensa es haber tenido a todos los jugadores con la máxima disponibilidad al esfuerzo, al sacrificio defensivo, a la preparación meticulosa de los partidos. Es decir, cada uno de ellos han conformado una rotación, que por supuesto, ha podido tener errores y, momentos mejores y otros peores, pero que en general, ha sido realmente sólida y sin grandes fisuras. 

Eres un hombre de retos, ¿uno de tus objetivos de futuro es ser entrenador jefe en la NBA?
Mi reto es ser mejor, seguir aprendiendo. Mi reto es crecer como profesional porque en el momento que me dé cuenta que no lo estoy haciendo, probablemente, ese será el momento adecuado para retirarse. Seguir amando el juego, seguir estudiándolo, seguir analizándolo y ese es el auténtico reto. Luego, digamos que, las oportunidades profesionales van surgiendo. A veces no surgen porque no dependen sólo de ti. Yo, en ese sentido, soy bastante tranquilo y estoy más pendiente de lo que yo puedo determinar sobre mí mismo que de algo tan volátil y, a veces, caprichoso como es el mercado. 

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
20 años 7 meses
#contenidos: 
1,996
#Comentarios: 
5,863
Total lecturas: 
10,945,358

Comentarios

Hombre, el relevo esta iniciado, la cosa es que ni Scariolo ni los veteranos han cedido el testigo a nadie para que se haga efectivo, mientras, esos relevos están esperando oportunidades. Menos mal que hubo ventanas, si no, ni relevo, ni oportunidad.
Creo que volver a ver una selección campeona del mundo nos va a costar más de un ciclo olímpico de transición, mucho tendrían que crecer los sucesores de estos crack en 4 años.
Ahí van unos cuantos posibles jugadores de la selección dentro de 4 años, claro que habrá que ver su evolución.
Bases: Alocen, Mejías, Alberto Díaz, Sergi García, Adams Sola
Escoltas; Brizuela, Jaime Fernández, Mikel González
Aleros; Yusta, Barreiro
Ala Pivots: Aldama, Garuba
Pivots; está la cosa complicada, Ehiguiator, Fran Guerra, Ruben Guerrero...
Y luego una lista de los que se han ido quedando estancados en su progresión pero que aún están a tiempo como Vives, Abalde, Sima, Paulí, Dani Díez, Marc García, Edgar Vicedo.
Pero lo principal, es que estos chavales, que podrían dar o no el salto, no tienen una generación de veteranos anterior que tire del carro. Salvo Ricky, y en menor medida los Hernangomez, el resto de la selección campeona del mundo no estará en las convocatorias.
De todos modos, está claro que a los JJOO iremos con la vieja guardia salvo sorpresa mayúscula, veremos si después la FEB y el entrenador que esté, se atreven con una renovación en los siguientes dos años para que entren todos los chavales como hizo Serbia.