Solapas principales

Proyecto Barça 19/20: Objetivo Euroliga

Hace prácticamente un año, cuando se escribió el proyecto del Barça para el curso pasado, comenzamos el mismo de la siguiente forma: “20 años. 35 títulos. No más número 7 en la pista. El jugador español con más talento de la historia de nuestro deporte abandona porque no le dejan jugar un año más, porque sus prestaciones físicas ya no están al nivel que las competiciones demandan, porque los años pesan y el show debe continuar. Comienza la era post Juan Carlos Navarro en el Barça.”

Hace justo un año, lo que más preocupaba a la inmensa mayoría de aficionados de este club era que iba a pasar con una entidad a la cual la habían despojado de su máximo referente. De ese jugador increíble que fue Navarro y que tantas alegrías trajo al club. Pero, cómo pasa el tiempo ¿no?

Ahora ya nadie piensa en Navarro, porque resulta que este año la directiva blaugrana se puso un objetivo claro, ser el campeón de la Euroliga cueste lo que cueste.

Porque ya no alcanzaba con mejorar lo anterior, con repetir campeonato en la Copa del Rey o con pelear con el Efes hasta la última batalla por colarse en la Final Four. Ni siquiera llevar al Madrid a disputar el cuarto partido de las finales de la Liga Endesa era suficiente. Este año era todo o nada.

Aún recuerdo cuando por el mes de febrero algunos periodistas destaparon que el Barça estaba intentando traer a un jugador NBA que estaba en su auge. Ni siquiera quienes habían dado la información le daban mucho crédito a lo que decían, pero sus fuentes eran muy fiables y por ello se animaban a contarlo desde la incredulidad.

Hoy las cosas son bastantes distintas, porque resulta que un tal Nikola Mirotic decidió que la vida en Estados Unidos no era lo suficientemente buena, ni que la NBA era lo suficientemente atractiva como para sacrificar muchas otras cosas de su vida privada en pos de jugar en ‘la mejor liga del mundo’.

mirotic_via_nba.jpg

Nikola Mirotic en los Pelicans. Vía: NBA

Y, encima, decidió que para volver a Europa lo haría de la mano del eterno rival del Madrid, del club que fue su casa durante años y que lo llevó a dar el salto a la NBA.

Definitivamente, una locura, pero eso es solo el inicio. Para ganar realmente la Euroliga, no alcanzaba solo con él, hacían falta otras piezas que pudieran ayudar a devolver la alegría al Palau tras años de penumbra.

Las piezas, poco a poco, fueron llegando. Uno por cada posición que existe en este deporte, para completar una de las mejores plantillas que se recuerdan en la historia del básquet europeo.

Brandon Davies, Cory Higgins y Alex Abrines. Tres jugadores que pueden ser, tranquilamente, de los mejores en su posición en toda la Euroliga.

higgins_via_piratas_del_basket.jpg

Cory Higgins en CSKA. Vía: Piratas del Basket

Davies, de hecho, ya lo fue el curso pasado con el Zalgiris. El mejor pívot de la Euroliga llegó al Barça para dar ese golpe de autoridad que faltaba con un Tomic muy rodado y un Pustovyi que no cuenta para Pesic.

Higgins es un MVP sin trofeo. Un asesino en la cancha capaz de ser determinante en ambos lados de la pista. Quizás el jugador más completo de todo Europa. Buen tirador, generador desde el 1 vs 1, reboteador y defensor excelso.

Con Abrines la historia tiene algunos pozos más, por su forma física tras tanto tiempo alejado de las pistas. Sin embargo, su calidad es casi indiscutible.

Con estos cuatro jugadores parecía que se redondeaba una plantilla de ensueño, increíble, de esas que uno diseña cuando hace esas ‘pajiplantillas’ en Twitter y en las que algún loco siempre pone que le gustaría traer a lo mejor de lo mejor para su equipo.

Sin embargo, el golpe más duro llegó antes del mundial, cuando se confirmó que Heurtel tenía que pasar por el quirófano y que eso lo iba a alejar de las canchas como mínimo hasta Enero o Febrero. Un mazazo que tocaba de cerca a la directiva. Uno de los jugadores más importantes del último curso se iba a pasar la mitad de la temporada con el polo puesto viendo los partidos desde la banda.

Pero eso no iba a frenar el deseo del club de reinar en Europa, no este año. Tras algunos vaivenes en cuanto a la decisión de fichar o no a un base para sustituir al francés, el club blaugrana anunció que Malcom Delaney sería el encargado de reemplazarlo. Ni más ni menos que aquel que llevó al Lokomotiv a la Final Four hace algunos años. El mismo que brilló junto a Pesic en Munich y que, desde hace un año, se moría de ganas de jugar en el Palau.

malcom_delaney_pesic_via_mundo_deportivo.jpg

Delaney con Pesic. Vía: Mundo Deportivo

Algunos hinchas creen que siguen soñando. Que lo que pasó este año no es real. Pero sí, lo es. Niko Mirotic ya mete puntos como si jugara contra alevines, Davies ya es ese pívot dominante que enloquece a sus defensas, Abrines, poco a poco, vuelve a ser ese excelso triplista que se fue del Palau con destino NBA hace algunos años y Higgins ya es ese jugador garantía que -casi- siempre cumple. A Delaney todavía no lo hemos visto, pero todos ya sabemos lo que nos vamos a encontrar. 

Este año no hay lugar a dudas, la directiva hizo su trabajo. La cuestión es ver cómo se entienden estas estrellas dentro de una cancha, lograr que sean un equipo y no solo un grupo de cromos.

Ahora, por fin, toca disfrutar de buen básquet en el Palau. De volver a ver a los Dracs saltar y cantar durante todo el partido y sentir, por qué no, que este año se puede ser campeón de todo, que este año, el objetivo es la Euroliga.

LA PLANTILLA AL COMPLETO. PUESTO A PUESTO, NOMBRE A NOMBRE

BASES: Thomas Heurtel, Kevin Pangos y Malcom Delaney

Thomas Heurtel (30 años, 1.89 m)

El jugador francés demostró la última temporada que su capacidad anotadora no tiene límites. Fue la brújula de un conjunto blaugrana que luchó como hace años no lo hacía en las tres competiciones pero que sólo pudo adjudicarse la Copa del Rey con él como MVP. Sin embargo, mientras estaba concentrado con Francia para el mundial sufrió la rotura parcial del tendón rotuliano de la rodilla izquierda, lo que lo obligó a pasar por el quirófano. Ahora deberá estar como mínimo cinco meses sin jugar, pero con Delaney ya fichado puede recuperarse tranquilo.

Thomas Heurtel (Photo: ACB)

Thomas Heurtel. Vía: ACB

Kevin Pangos (26 años, 1.85 m)

Un jugador sobre el cual había muchas expectativas y no ha rendido a la altura de ellas. Quizás la presión, quizás adaptarse a compañeros nuevos. Muchas hipótesis y pocas respuestas. La realidad es que, con Heurtel lesionado, es imprescindible que recupere el nivel que ya mostró en el Zalgiris y sea un jugador fiable. Ya no se necesita que sea un gran anotador, con ser el director de orquesta bastará, y él lo sabe. Es el momento de redimirse, de callar bocas y demostrar que puede ser un jugador del Barça.

pangos_vs_granca.jpg

Kevin Pangos. Via: Barça

Malcom Delaney (30 años, 1.91 m)

La guinda del pastel. El mejor sustituto que se podía encontrar para el lesionado Heurtel. Jugador de calidad contrastada que fue fundamental en el Lokomotiv que llegó a la Final Four hace algunos años. Quizás el punto a favor más grande que tiene es su relación con Pesic, al que conoce de su etapa en Munich. Puntos a raudal y ganas de aportar a un equipo que quiere se campeón. Ya lo dijo en su presentación, ‘vengo a ganar títulos’.

delaney_via_barca.jpg

Delaney. Vía Barça.

 

Valoración Solobasket:

A priori parecía que la posición estaba bien cubierta con Heurtel y Pangos, pero la baja del francés cambió los planes. Delaney era el mejor recambio del mercado y vino, por lo cual la tarea está hecha. Tanto Pangos como Delaney son dos jugadores de calidad contrastada, pero en situaciones diferentes. El canadiense debe demostrar lo que ya hizo en Zalgiris para lograr hacerse con la titularidad ante un Delaney que viene con ganas de comerse el mundo. A expensas del rendimiento de ambos, la posición de base, con las ayudas esporádicas de Bolmaro y Marcos (ambos del filial) está bien cubierta.

escoltas y aleros: cory higgins, pau ribas, kyle kuric, adam hanga, alex abrines y victor claver

Cory Higgins (30 años, 1.96 m)

Su fichaje se vio tapado por el de Mirotic, pero la llegada de Higgins era de las más necesarias para la plantilla. Un jugador dominante desde la defensa con capacidad para atacar desde el 1 vs 1. Además, un tirador excelso, de los mejores que hay en Euroliga. En cuanto a juego, fit perfecto. Su defensa va a ser oro para Pesic.

Analizando a Cory Higgins: el mejor two-way player de Europa

higgins_via_barca.jpg

Higgins. Vía: Barça.

Pau Ribas (32 años, 1.94 m)

Continuidad a un jugador que, con algunos altibajos, siempre rinde. Viejo conocido de Pesic que es devoto de sus cualidades. Gran tirador de tres y defensor de alto nivel. Intenso como pocos, será uno de esos revulsivos que tanto gustan al entrenador blaugrana. Quizás su participación en el mundial le de el envión necesario para consagrarse como pieza clave desde la segunda unidad.

pau-ribas.jpg

Pau Ribas. Vía: ACB Photo / V. Salgado

Kyle Kuric (30 años, 1.93 m)

Otro que necesita que sea su año. Un jugador que fue infrautilizado por Pesic el curso pasado y que, sin embargo, rindió cada vez que estuvo en la pista. Tirador letal que también es capaz de generar desde el bote. Será un jugador de rol pero que puede ser tan clave como otros por su capacidad de destrabar los partidos desde su tiro.

kuric_via_barca.jpg

Kuric. Vía: Barça.

Adam Hanga (30 años, 1.99 m)

Una de las llaves de seguridad del equipo. Su rendimiento, mejor o peor, está casi garantizado. A pesar de no ser un jugador muy destacado en ataque, su velocidad desde el 1 vs 1 y su capacidad de correr al contraataque lo convierten en peligro constante. Su punto fuerte es claramente la defensa, donde es de los mejores de Europa en su posición.

hanga_via_barca.jpg

Hanga. Vía: Barça.

Alex Abrines (26 años, 1.98 m)

Con este jugador hay muchas dudas en cuanto a su estado físico, pero su calidad no está en entredicho. Tirador excelso con rango de lanzamiento NBA que puede ser clave a la hora de abrir espacios y hacer grande la cancha. Habrá que ir poco a poco con él porque lleva meses sin jugar pero sin duda es una alegría volver a ver a Abrines disfrutar dentro de una cancha de básquet.

abrines_via_fotofruqui.jpg

Abrines. Vía: @fotofruqui

Victor Claver (31 años, 2.07 m)

El jugador más infravalorado de la plantilla. Su trabajo es fundamental para que el sistema defensivo de Pesic funcione. Capaz de defender a un base o a un ala-pívot con la misma intensidad. Su aportación en la faceta reboteadora también lo convierte en pieza clave. Si a esto logra sumar acierto en sus tiros abiertos y capacidad para correr al contraataque seguirá siendo, igual que el año pasado, uno de los jugadores más utilizados por su entrenador.

121354pre_95316dd54b8e1f0.jpg

Claver. Vía: ACB Photo / E. Casas.

 

Valoración Solobasket:

Se fichó lo que se tenía que fichar. Un gran tirador como Abrines y un jugador determinante como Cory Higgins. Pero, sobre todo, se mantuvo el bloque del año pasado con jugadores que rindieron bien como es el caso de Hanga, Claver, Ribas y Kuric. Con los deberes hecho, habrá que ver como gestiona las rotaciones Pesic para poder dar minutos a todos.

pívots y ala-pívots: nikola mirotic, pierre oriola, roland smits, brandon davies, ante tomic y artem pustovyi

Nikola Mirotic (28 años, 2.08 m)

La bomba del mercado. Un NBA que en su auge vuelve a Europa. Sin duda, será el mejor jugador de Europa. Su rango de tiro ya era amplio en la liga norteamericana, por lo cual lo será más aún aquí. Jugador trabajador comprometido con el rebote y capaz de desequilibrar desde el 1 contra 1, ya sea de cara o de espaldas al aro. Más alla de su calidad, su llegada al Barça ha tenido un golpe mediático gigantesco y por ende todas las miradas van a estar puestas en él.

mirotic_via_barca.jpg

Mirotic. Vía: Barça.

Pierre Oriola (27 años, 2.06 m)

Al igual que Claver, es fundamental por sus dotes defensivos. Su intensidad en la pista siempre da un plus al equipo. Con la llegada de Mirotic verá reducidos sus minutos, pero no por ello será menos útil. Ya demostró más de una vez que no necesita mucho tiempo en pista para rendir. A pesar de no ser un gran jugador en la faceta ofensiva, su juego sin bola es de los mejores del equipo.

rs87526_e-lpr.jpg

Oriola. Vía: ACB Photo / E. Cobos.

Roland Smits (24 años, 2.07 m)

Un jugador que fue elogiado en diversas ocasiones por Pesic por su ética de trabajo. A pesar de ello, su falta de contundencia provoca su poca continuidad. Alterna partidos buenos y malos sin lograr asentarse en la rotación. Veremos como le siente tener a dos jugadores por delante en la rotación.

smits_via_barca.jpg

Roland Smits. Vía: Barça.

Brandon Davies (28 años, 2.08 m)

Uno de los cinco fichajes que llegó este verano y que ilusiona, y mucho, a los aficionados. Ya demostró en pretemporada que no sólo es un portento físico, sino que tiene una gran visión de juego. Su determinación en defensa y en la faceta reboteadora son lo que le faltaba al Barça en esta posición.

Analizando a Brandon Davies: el 'anti-Tavares' del Barça

davies_via_barca.jpg

Davies. Vía: Barça.

Ante Tomic (32 años, 2.17 m)

El capitán quedará relegado a un segundo plano, pero puede que esto le favorezca. Ahora se podrá explotar más su faceta ofensiva en los minutos en los que esté en pista y no serán tan notorias su falencias defensivas. A pesar de esto, su juego en el poste bajo sigue siendo de los mejores de Europa y eso le garantiza ser de los jugadores importantes del equipo.

tomic_via_fotofruqui.jpg

Tomic. Vía: @fotofruqui

Artem Pustovyi (27 años, 2.18 m)

Un jugador que no cuenta para Pesic. Ya se vio el año pasado cuando elegía poner a Oriola de ‘5’ antes que a Pustovyi. Su llegada siempre fue cuestionada por un sector del Palau, pero él sigue trabajando para lograr ganarse un hueco en la rotación.

img_7579_copiar.jpg

Pustovyi. Vía: @fotofruqui.

 

Valorción Solobasket:

Definitivamente, la posición mejor reforzada. La llegada de Davies era más que necesaria, y se fichó además a un perfil de jugador que el Barça no tenía. Determinante en defensa y con calidad contrastada en Europa. De Mirotic, poco que decir. Está un paso por delante que  la mayoría de jugadores de la Euroliga y, siempre que no le pese la presión, reinará el básket europeo. Davies y Mirotic pueden ser la mejor pareja de interiores de todo el viejo continente.

 

OBJETIVOS Y VALORACIÓN PLANTILLA SOLOBASKET

Sin lugar a dudas, el Barça ha roto todos los parámetros con el mercado que ha realizado. No solo por traer jugadores de gran calidad, sino porque son estrellas consagradas. De todas formas, hay un nombre que sobresale y no es otro que el de Nikola Mirotic. Todo lo que se pueda decir sobre el Barça esta temporada llevará su nombre por delante siempre. Porque el solo hecho de tener un jugador de nivel NBA hace que uno sea candidato a todo, pero también que tenga la presión de serlo.

El objetivo del club para este año es claro, ganar todo lo que jueguen. Para ello se reforzaron y además renovaron al bloque de jugadores del año anterior. Diez jugadores que continúan y cinco nuevos. La plantilla está a la altura del objetivo por nombres y también por equilibrio. Tres jugadores de gran nivel por posición, algo que no se veía en el Palau hace años. La ilusión es máxima, pero también la presión, porque este año ganar es una obligación.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 5 meses
#contenidos: 
97
#Comentarios: 
193
Total lecturas: 
183,148

Comentarios

Y yo sin embargo, albergo dudas. Higgins no reclamará papel de estrella, pero si va a asumir jugeo como si lo fuera, ya veremos en detrimento de quien. Es más, si no lo hace, Pesic comete un error de bulto porque es la pieza donde va a encontrar más ventajas en Europa.
En cuanto al impacto de Mirotic, llevamos oyendo las taras que arrastraba de parte la afición cule, veremos si ahora todas ellas aparecen, o desaparecen, para ser el mejor jugador de Europa como promete.
Davis es el jugador más necesario, y el Tomic de ahora ya no será rival para él en su puesto, la duda está en cuanto balón va a gestionar directamente él, y cuanto va a tener que ganarse a base de rebotes y trabajo. Creo que hay mucho talento exterior que le facilitará su impacto, pero él donde más ventajas consigue es jugando de fuera a dentro y eso hay que gestionarlo desde el banquillo.
Equilibrio, esa va a ser la palabra, y también gestión de equipo.