Solapas principales

Askia Booker y el Betis: Querer y no poder

  • Booker logra formar un buen tridente con Kelly y Schilb que no saca al Betis del descenso
  • 26 minutos, 21'5 puntos, 4 rebotes y 3'5 asistencias en sus dos partidos en Sevilla

askia_booker_2.jpg

Askia Booker busca entrar a canasta l ACB Photo/F. Ruso
Se acerca el final de temporada regular en la Liga Endesa y los equipos ya empiezan a denotar que es la hora de la verdad. Los que aspiran con altas metas trabajan con más ilusión que nunca para poder escribir una página en la historia del club. Por su parte, los que luchan por la permanencia y eludir el descenso también ponen el máximo esfuerzo posible, pero también con el punto de ansiedad de saber que este año no hay una red judicial que les sostenga para evitar el descenso.

Este último es un ejemplo para el Real Betis. Los verdiblancos han estado en la zona caliente durante toda la temporada, casi siempre como colistas exceptuando un par de jornadas donde les cedió el testigo a San Pablo Burgos y al Divina Seguros Joventut. Desde las cuentas del Betis en las redes sociales se mencionaba una frase de Michael Jordan con el mensaje de que su ‘campeonato’ era la permanencia en la ACB.

Para intentar eludir esa situación ha habido cambios de todo tipo, tanto en el banquillo como en la plantilla. Las últimas salidas se produjeron hace casi un mes cuando los bases Dontaye Draper y Donnie McGrath abandonaron Sevilla. Como recambios llegaron el base Askia Booker y el escolta Txemi Urtasun, aunque el norteño estaba a prueba con los de San Pablo. Todo hace indicar que el escolta se quedará con el Betis hasta final de temporada. La idea de Quintana incluso era que jugase contra Joventut, pero unas molestias le impidieron estar contra los catalanes y contra Andorra el último fin de semana.

Por otro lado, Booker ha caído de pie en la capital de Andalucía. El base californiano ha disputado dos partidos en los que ha brillado. Con 26 minutos de media, ante Joventut logró 20 puntos –con un 80% en tiros de dos-, cinco rebotes y tres asistencias. Frente al equipo del Principado cuajó 23 puntos, 3 rebotes y cuatro asistencias y se erigió como referente para que su equipo le pusiera las cosas difíciles hasta el final a los andorranos. Unos números que le hicieron llegar a 20 y 19 puntos de valoración respectivamente. El americano ha logrado formar un buen tridente junto a sus compatriotas Ryan Kelly y Blake Schilb. A pesar de sus buenas prestaciones, los andaluces siguen en el fondo de la tabla. Un querer y no poder en toda regla.

Aunque el fichaje del norteamericano ha sido un golpe de efecto en el cuatro bético, no es suficiente remedio para un equipo con graves problemas defensivos, especialmente en el tiro exterior del rival. El pasado domingo frente a MoraBanc, los de Joan Peñarroya lanzaron la friolera de 40 triples, de los cuales anotaron 16 –un total de 48 puntos, casi la mitad de la puntuación con la que acabó Andorra-. El técnico aseguraba en relación a ello que “la defensa del Betis nos propiciaba que muchos de estos lanzamientos fueran liberados”. Un argumento que ayuda a explicar esos 25 puntos recibidos en el primer cuarto y ese descosido de los últimos diez minutos, cuando los verdiblancos encajaron hasta 36 tantos. Y así la salvación se antoja imposible. Ni aunque vengan Magic Johnson, Jordan, Bird Duncan y Gasol.

 

Sobre el autor

Antiguedad: 
1 año 3 meses
#contenidos: 
26
#Comentarios: 
111
Total lecturas: 
82,903