Solapas principales

El futuro de Montakit Fuenlabrada: el difícil trabajo de pasar página

  • Año 1 después de Popovic: Cuspinera, Eyenga, Bellas, García y Rowland cobrarán más importancia que nunca.
  • Hueco para la cantera: Ehigiator y Sikiras serán las fichas 11 y 12.
  • La pintura, la zona con la remodelación más profunda.

Tanto la confección como prácticamente todo el arranque de la pasada temporada pasaba por el bombazo de última hora de la incorporación de Lucas Nogueira. Llovió, mucho y mal para Fuenlabrada, desde entonces. Los del sur de Madrid parecían haber cerrado una de las plantillas de mayores garantías en calidad y profundidad en sus últimas campañas, con el concurso de BCL en el horizonte, coronada con la guinda en el pastel del pívot brasileño. No tardó mucho en saltar todo por los aires: tras 5 partidos oficiales la directiva decidía cesar a Agustí Julbé para devolverle el timón al 'Ché', el artífice del mejor arranque de la historia en ACB para Fuenlabrada. Nogueria aún solo había disputado 22 minutos hasta ese momento (de hecho desaparecería por lesión de las convocatorias hasta noviembre).

El técnico argentino salió del club con sabor agridulce en el verano de 2018 tras unos meses finales de curso malos para su equipo. Y en su aterrizaje la cosa no parecía variar mucho. Fuenlabrada volvía a esos viejos vicios de segunda mitad de temporada, con mucho peso en jugadas individuales y aclarados que terminaban reduciéndose en exceso al grado de inspiración del jugador que tuviera la pelota y un sistema defensivo que hacía tiempo que ya no era el que fue. La sintonía con sus jugadores era, eso sí, muy buena, pero con la grada el encanto se fue perdiendo hasta llegar a los murmullos. Decidía entonces el técnico argentino hacerse a un lado dimitiendo de su puesto y Fuenlabrada recurría a su otro gran ex de esta época dorada post-no-descenso: Jota Cuspinera.

Con el preparador de Getxo el ataque volvió a carburar, ganando en recursos y aprovechándose, de paso, de los numerosos refuerzos de los que la entidad había ido tirando para reforzar la plantilla durante el curso: Maurice Kemp, Vyacheslav Kravtsov y E. J. Rowland. Los problemas defensivos persistían, pero Fuenlabrada iba ahora a marcadores largos donde Cuspinera creía que tenían más que ganar que que perder. Así fue. Fuenlabrada sellaba otro año la permanencia con un 6-8 con Cuspinera en el banquillo aunque no sin algún que otro sobresalto por el trayecto.

7k2a1304_dxo10.jpg

La vuelta del 'Ché' no resultó como se esperaba (Foto: Luis Fernando Boo).

Así llegaba Fuenlabrada a este verano, con un proyecto que sólo se sostentaba en dos patas: la del técnico, Cuspinera, que había firmado por dos campañas intentando de esta manera la dirección técnica de Ferrán López, esta vez sí, curarse en salud en el banquillo y dar la estabilidad al proyecto que no había tenido el año pasado; y la de Marc García, el único contrato en vigor al término del pasado curso. Pero a este panorama había que añadir otro factor, quizás el más determinante: Marko Popovic había colgado las botas en una despedida idílica que, indirectamente, también marcaba el devenir de la confección de una plantilla que ahora tendrá que buscar otros hombros para llevar el peso que tantas campañas había aguantado un capitán de esos que marcan época y del que ahora nadie más podrá lucir su dorsal, el '2' retirado junto a los de leyendas fuenlabreñas como Salva Guardia, Ferrán López, Francesc Solana o Velimir Perasovic.

A lidiar con ese traumático choque para la afición fuenlabreña ayudarán las continuidades de E. J. Rowland, Tomás Bellas o, por encima de todos, Christian Eyenga. El congoleño tendrá esta temporada aún si cabe más responsabilidades en el momento de madurez de su carrera, siendo uno de los jugadores con más temporadas como fuenlabreño a sus espaldas y con un entrenador que ya demostró saber sacarle provecho el pasado curso. Marc García, con muy buena sintonía con la grada desde el primer minuto, a buen seguro también ayudará al alero a llevar esa carga emocional que tampoco llevarán consigo otras dos salidas sensibles: Ian O'leary y Chema González.

Tiene ante sí, por lo tanto, una temporada con objetivos que se mueven, digamos, en una escala de grises para Fuenlabrada: la pasada campaña naufragó en Europa, pero en liga sólo pisó los puestos de descenso en una jornada y nunca terminó de estar del todo en el alambre, aunque no se compitió a la altura de lo que la plantilla hubiera antojado. Para este curso, la entidad madrileña no está encondiciones de montar una plantilla tan ambiciosa, y sus objetivos están más cerca de recuperar la estabilidad, así como tampoco afronta una reestructuración completa de la plantilla puesto que 4 jugadores se mantienen y 2 vienen de la cantera, pero sí tiene el reto de intentar lidiar con el impacto emocional de los que sí se han marchado, entre ellos su su gran capitán, Marko Popovic.

JUGADORES QUE SIGUEN

- E. J. Rowland: como ya pasara con Marko Popovic, Fuenlabrada se aprovechó de unas ircunstancias personales partculares de E. J. Rowland para poder firmar a n jugador de nivel Euroliga que en otro contexto no habría llegado nunca a la ciudad del sur de Madrid. El resto es historia: Rowland mostró unos tempos muy rápidos de adaptación, haciéndose con el puesto de base titular desde el primer minuto y dándole a Fuenlabrada muchos recursos en ataque, siendo el norteamericano capaz de generarse muchos puntos y capaz de darlos, sobre todo, en el pick and roll. Su renovación, junto a la de Eyenga y Pako Cruz, era prioritaria para una directiva que quería conservar la mayor parte de sus titulares en el perímetro vistos los buenos resultados que obtuvieron los tres juntos en los últimos meses de competición.

rs119143_j25_mkf-ucm_firmar_acb_photo_-_e_cobos-lpr.jpg

Rowland, en un duelo como local ante Murcia (ACB Photo / E. Cobos).

-Tomás Bellas: renueva Tomás Bellas con Fuenlabrada revisando las condiciones de su contrato tras una campaña en la que no terminó de cumplir con el rol de base titular y experimentado con el que partía el pasado curso. El madrileño estaba llamado a ser el contrapunto a Luka Rupnik y lo cierto es que ninguno de los directores del juego terminó de convencer a los diferentes técnicos que pasaron por el equipo fuenlabreño, que terminó por firmar a E J. Rowland, que se presentaba, como ya hemos comentado, como una opción de mercado dificilmente rechazable. Ahora Bellas partirá desde un rol más secundario para el que se espera se ajuste mejor. A esa capacidad deportiva se suma la condición de cupo del base, que ha facilitado su continuidad en Fuenlabrada en detrimento de otras alternativas como la del propio Luka Rupnik.

-Christian Eyenga: ya se antojaba como un punto de inflexión en su carrera deportiva reciente que Christian Eyenga se decidiera la pasada campaña a renovar con Fuenlabrada, toda vez que no había estado durante más de un curso en un mismo equipo desde sus tiempos en Badalona. La renovación de esta temporada no es si no la confirmación de que 'Matrix' ha encontrado en Fuenlabrada un hogar que anteponer a intereses económicos e incluso deportivos ante posibles ofertas de equipos Eurocup o Euroliga, que harían más justicia a su nivel. El pasado curso, eso sí, no fue el mejor para Eyenga, que comenzó la temporada con una lesión en la muñeca y cuyo dolor fue arrastrando mientras jugaba, acumulando unos porcentajes muy bajos especialmente desde la larga distancia (en sus primeros 11 partidos de competición doméstica acumulaba un 4/11 desde el triple; terminó la temporada en un 30%). Superada la mitad de campaña y a medida que se pudo deshacer del dolor y con el aire fresco que supuso la vuelta de Jota Cuspinera para la ofensiva fuenlabreña en general se fue viendo a un Eyenga mucho más parecido al que acostumbra. El puesto de '3' será un año más suyo y no es descartable que tenga que volver a echar alguna que otra mano en la pintura como ya haría, sobre todo, con el 'Ché'.

-Marc García: volverá a partir de suplente de Eyenga, pero se antoja que, entre la mano que el congoleño pueda tener que echar al puesto de '4' de Fuenlabrada y el creciente rol que puede tener García tanto en lo deportivo como en las intangibles, ahora que Popovic ha dejado al banquillo sin un referente anímico, el alero catalán se enfrenta esta temporada a la del paso adelante en su carrera. Es una de las caras visibles del proyecto y tiene firmadas dos temporadas más. El pasado curso tuvo unos primeros meses de dulce, con muchos puntos en pocos minutos e, incluso, su primera aparición en una lista de Scariolo para las ventanas FIBA de noviembre.

rs125696_j30_mkf-tza_firmar_acb_photo_-_e_cobos-lpr.jpg

Eyenga intentará parecerse al de los último meses (ACB Photo / E. Cobos).

JUGADORES QUE LLEGAN

-Karvel Anderson: con la renovación de Cruz en chino para Fuenlabrada, los de Ferrán López decidían apostar por Karvel Anderson, escolta anotador norteamericano cuyo único bagaje en europa son sus dos cursos en Francia. Apuesta algo arriesgada para el '2' titular pero que, sobre el papel, sí se ajusta mucho al baloncesto de Cuspinera: Anderson se maneja con comodidad en situaciones de pick and roll, siendo un decente pasador que ha aumentado sus números de su primer a su segundo año en LNB (de 1.9 a 3.2 asistencias por partido) y, por encima de todo, un tirador excelso que necesita de poco espacio y tiempo para armar el tiro.

-Vyacheslav Bobrov: tras una temporada de adaptación a a Liga Endesa con Gipuzkoa, Bobrov firma por Fuenlabrada con la posibilidad de cubrir varios roles en la pintura, de '4' muy físico y con capacidad de rebote o de '5' móvil. Bobrov aportará esa buena dosis de rebote en Fuenlabrada, siendo especialmente ducho en los rechaces en aro ajeno, se presenta como una buena alternativa para jugar continuaciones con los bases, es amenaza suficiente desde la media distancia para abrir defensas y, además, es un jugador con carácter, algo que, de nuevo, se busca en Fuenlabrada esta campaña.

-Pierre Gillet: la principal novedad cuando se confirmó el aterrizaje de Gillet en Fuenlabrada es que la continuidad de O'Leary o Kemp quedaba prácticamente descartada. Respecto al papel del '4' francés, su ajuste a los sistemas y estructuras de Cuspinera es sencillo, teniendo muchas papeletas de asimilar ese rol de interior abierto que genera esos espacios tan importantes para el ataque de Fuenlabrada y que ya tuvieron Ernest Scott, en la primera campaña de Jota en Fuenlabrada, David Wear e, incluso aunque en menos medida, Daniel Clark el pasado curso. El francés es un buen tirador desde las esquinas y tiene una buena lectura del juego: esto es, suele interpretar lo que necesita cada jugada y no hace cosas que no sabe hacer. Virtudes más que suficientes par encontrar minutos de calidad en la rotación de Fuenlabrada como ya los tuviera en Tenerife el pasado curso.

190518-carglez-cb_canarias_vs_unicaja_malaga_17.jpg

Pierre Gillet, más madera en el triple (Foto: Carlos González)

-Francis Alonso: rotará con Anderson en el puesto de '2' un "recién aterrizado", con comillas, a la liga española Francis Alonso que llega vía cesión desde Málaga, donde solo hizo escala en su viaje desde Greensboro. Aunque llegue desde tan lejos, las virtudes y el baloncesto de Alonso no son ajenos al baloncesto español, puesto que se formaba precisamente en Málaga antes de poner rumbo a sus 4 años de formación NCAA. Alonso era, a su marcha, un escolta tirador que había llegado a brillar incluso con las categorías inferiores de la selección de la mano, precisamente, del que este año será otra vez compañero de plantilla, Marc García. Juntos conquistaban en 2016 n Eruopeo Sub20 del que el catalán salía nombrado MVP y en el que ambos terminaban luciendo en el Quinteto Ideal. En su paso por Greensboro Alonso ha podido desarrollar más su físico y defensa, para convertirse en un exterior más pegajoso, así como su capacidad para adaptarse al puesto de '1', con lo que no sería raro verle algunos minutos dirigiendo las operaciones de Fuenlabrada esta campaña.

-Osas Ehigiator y Njegos Sikiras: aunque tendrán que lidiar con la adaptación a una liga tan competitiva como la ACB dando un salto muy grande desde LEB Plata, Ehigiator y Sikiras, dos de los mayores proyectos firmados por Fuenlabrada en la última década, parten con la ventaja de conocer al dedillo la ciudad y a gran parte de la plantilla, con la que ya han entrenado y trabajado muy a menudo. En cuento al primero, su gran desarrollo muscular en el último par de campañas sin duda le ayudará en el que era su gran problema de adaptación hasta ahora a las grandes ligas: los kilos. Ehigiator ya tiene un cuerpo listo para chocar con los 'cincos' ACB y todo lo que le queda por aprender solo lo puede hacer jugando y entrando en la dinámica del día a día de un equipo ACB. En su favor están los antecedentes de Fuenlabrada sacando pivots de su perfil desde categorías inferiores como Biyombo o Diagné, si bien es cierto que el sevillano es un pívot algo más pesado y menos atlético. Por su parte, el papel de Sikiras sí parece que será algo más difuso en su primera campaña en ACB: llegó a Fuenlabrada como '3' alto pero ha seguido creciendo y a día de hoy lo más lógico parecería colocarlo en un '4' en el que, en el baloncesto actual, no solo tendría cabida si no muchos visos de triunfar, puesto que el bosnio es dinámico, tiene capacidad de echar la bola al suelo, de amenazar a su marca de cara, desde la larga distancia o desde el poste. La confección de la plantilla, sin embargo, no le favorece, con dos jugadores por delante en el puesto que no parecen excesivamente compatibles y el otro joven de la casa, Ehigiator, también en la pintura. Su mejor baza: partir como quinto en la rotación exterior de Fuenlabrada e intentar compatibilizar al máximo sus minutos en cancha con Eyenga, el '3' de la plantilla con mayor capacidad para adaptarse al '4' y con quien podría intercambiar roles como ya hiciera en su momento Rolands Smits con Ian O'Leary para terminar de afianzarse en ACB.

JUGADORES QUE NO SIGUEN

-Luka Rupnik: otro año complicado el que tuvo que enfrentar Luka Rupnik en Fuenlabrada. El plan esta vez sonaba mejor que nunca, con el esloveno pudiendo jugar muchos minutos y dando un perfil muy distinto al de Bellas, con licencia incluso para generarse tiros en una unidad algo más justa en ese sentido. no se vio ese Luka Rupnik más que en pinceladas por aquí y por allá, aprovechando minutos en BCL y, sobre todo, en un desenlace de curso en el que llegó a estar a su mejor nivel de nunca con los del sur de Madrid, muy tocados en el exterior con las lesiones de Popovic o Llorca. Esta vez volvió a absorber muchos de sus minutos Pako Cruz, a quien Néstor García gustaba de utilizar subiendo la posesión desde cancha propia con Popovic como acompaññante. Incluso en las semanas en las que estuvo Akognon en Fuenlabrada partió por delante del esloveno. Suenan más recientes las exhibiciones del base ante Gran Canaria, Burgos o Gipuzkoa, pero son también parte de la realidad de Rupnik con Fuenlabrada los hasta 18 partidos en los que apenas sumó 15 minutos sobre el parqué. Buscará un nuevo destino mientras Fuenlabrada ha decidido renovar a Tomás Bellas, más útil también para la confección de la plantilla.

-Chema González: volvió el pasado verano Chema González después de haber salido a Oviedo en busca de los minutos que no tenía con el 'Ché' y lo cierto es que llegaba, como Llorca, con un mayor grado de participación en Fuenlabrada. Beneficiado por el hueco en el '5' que no cubrieron ni Zanna ni Noguiera, ambos fuera del equipo a mitad de curso, Chema sumó más minutos que en ninguna de sus anteriores campañas (417 en total) y se posicionó como el contrapunto perfecto para Kravtsov. Con todo y con ello, Fuenlabrada decidía a principios de este verano que iba a hacerle un hueco a Osas Ehigiator en su primera plantilla, lo que dificultaba que ambos, Osas y Chema, compartieran plantilla con roles tan similares. Ese movimiento se terminó traduciendo en la salida de Chema rumbo a La Palma.

Maurice Kemp (Photo: ACB)

Kemp, acción con contacto ante Zaragoza (Photo: ACB)

-Maurice Kemp: los más de 20 tantos de promedio en la liga argentina pudieron hacer esperar un papel diferente de la llegada de Kemp a Fuenlabrada en mitad del curso. El '4' estadounidense no podía ser tan anotador en una liga con menos espacios, ni tan interior como el propio Zanna, a quien sustituía. Con todo y con ello, fue una de las incoporaciones que más impacto deportivo tuvo. Más allá de un puñado de buenas actuaciones a nivel estadísitico (20 tantos ante Zaragoza, 13 ante Obradorio o 12 ante Baskonia y Unicaja), Kemp se presentó como la mejor alternativa para Cuspinera en el puesto de '4' a nivel defensivo y reboteador. Su nivel de intensidad no era el propio de un jugador que había llegado de tan lejos hace tan poco tiempo y, en varias ocasiones, se convirtió en el jugador más difícil de sacar del parqué para Jota (promedió más de 25 minutos en el parqué en sus últimos 7 partidos con Fuenlabrada, tras recuperarse de una lesión). A pesar de todo, Kemp había firmado solo hasta final de la pasada campaña y parece que ahí es donde ha terminado su relación con Fuenlabrada.

-Ian O'Leary: y si algo hizo posible que Kemp pudiera sumar tantos minutos y tanta importancia en la pintura de Fuenlabrada el pasado curso fue el mal curso de Ian O'Leary. El jugador que siempre sumaba el pasado curso sumó muy poco: sus minutos se redujeron a 17 y medio por partido, frente a los más de 23 de promedio de su pasado curso; su +/- cuando estaba en parqué termino en un -4.93 por partido al final del curso, por los -0.92 y -1.67 de sus dos anteriores campañas en Fuenlabrada; y su valoración terminó reduciéndose a 5 tantos por encuentro, muy lejos de los más de 9 pntos de valoración de su anterior curso y los más de 7 de su primera campaña en Fuenlabrada. El norteamericano con pasaporte irlandés desaparecíó paulatinamente del parqué y terminó haciéndolo, incluso, de las piñas y de los ánimos desde el banquillo.

-Daniel Clark: la firma de Bellas y Clark la pasada campaña no entusiasmaron a la grada local, pero eran dos incorporaciones experimentadas que, además, cubrían los siempre delicados cupos. En otras palabras: sí, eran necesarias para confeccionar la plantilla, pero además llegaban en condiciones de aportar deportivamente. En el caso de ala-pívot británico, de no muy grato recuerdo en Fuenlabrada, llegaba tras sus mejores números en ACB para cubrir un rol clásico en Fuenlabrada, el del '4' abierto que además con Cuspinera cobraba otra dimensión. El problema fue que para cuando el técnico vizcaíno llegaba a Fuenlabrada, la figura de Daniel Clark ya se había difuminado del todo en la rotación, tras jugar demasiados minutos en el '5' con el 'Ché y ser adelantado en la rotación tanto por O'Leary y Kemp en el '4' como por Kravtsov y Chema González en el '5'. Le encontró algún minuto Cuspinera para aprovechar, más que su tiro de larga distancia, su capacidad para pasar desde el poste, pero no el suficiente como para que esta campaña la dirección deportiva de Fuenlabrada se planteara su continuidad.

EN EL AIRE

-Pako Cruz: tanto Ferrán López como José Quintana en las entrevistas que han concedido desde el final del pasado curso hablaban de lo complicada que parecía la continuidad de un Pako Cruz con el que querían volver a contar pero que, tras la mejor temporada desde su aterrizaje en Europa, cubriendo con creces el hueco de Popovic en las numerosas semanas en las que este no pudo estar disponible para Fuenlabrada por problemas físicos, parecía que el azteca estaba ante la posibilidad de sacar su mejor contrato hasta el momento en algún club que participara en competición europea. A estas alturas del verano esas posibilidades de renovación siguen siendo remotas, toda vez que incluso Fuenlabrada ya ha buscado a otro exterior con condición de extracomunitario como Anderson, pero el hecho de que Cruz aún no haya estampado su firma con ningún otro equipo, ha dejado su abanico de opciones más pequeño y deja aún un pequeño espacio a que Fuenlabrada pudiera volver a ser su destino.

Pako Cruz (Photo ACB)

Pako Cruz cargó en muchos partidos con las responsabilidades de Popovic (Photo ACB)

-Álex Llorca: aunque a finales de julio el escolta catalán aún no ha firmado contrato alguno con ningún otro conjunto, la llegada de Francis Alonso, que completa el cuarto cupo para Fuenlabrada, deja a Llorca en una posición muy complicada para su continuidad. De nuevo volvió a luchar con los problemas de lesiones que tanto le han dificultado su carrera en Fuenlabrada, en la temporada en la que parecía haberse ganado por derecho propio una porción mayor de minutos en la cancha que, de hecho, en los primeros sectores de temporada en competición doméstica llegó a aprovechar firmando sus mejores actuaciones a nivel estadístico con Fuenlabrada en ACB. Sin embargo, los movimientos en el banquillo y una lesión de espalda en el momento más decisivo de la temporada impidieron que Llorca volviera, de hecho, a pisar los parqués en los últimos dos meses de competición.

-Vyacheslav Kravtsov: Tras no cubrir las expectativas en Burgos, 'Slava' aterrizaba en Fuenlabrada para cubrir un puesto y un rol en la plantilla que nunca tuvo un dueño real, tras el fallido intento de de colocar ahí a Lucas Nogueira. Por ello, la incorporación del pívot tuvo un efecto inmediato positivo en el juego fuenlabreño, que ahora tenía un poste al que mandar balones cuando las cosas se ponían complicadas en el exterior. Con ese rol, de hecho, le utilizó sobre todo Nestor García, dándole balones al poste para que aprovechara tanto sus centímetros como sus fundamentos para anotar por encima del rival o para doblar balones a los tiradores cuando a su defensor le llegaba alguna ayuda. Con Cuspinera, caracterizado más por un juego de creación de espacios, a Kravtsov le esperaba sobre todo mucho juego de bloqueo y continuación, donde lució especialmente con un base ducho en este arte como E. J. Rowland. Y con todo lo que ofrecía en ataque, Kravtsov nunca terminó de convencer como '5' titular por el otro lado del parqué. En defensa el pívot representaba una debilidad por velocidad y fuerza ante un gran número de pívots rivales y tampoco aparecía como un líder anímico para una pintura cogida con alfileres durante bastantes semanas. Todos estos son los argumentos que aparecen a favor y en contra de la continuidad de un pívot con, quizás, demasiado caché como para que Fuenlabrada pueda permitirse firmarle de rotación de un pívot titular.

RUMORES

-Egidijus Mockevicius: con dos plazas aún por cubrir en la plantilla, el del pívot titular parece que será el refuerzo más claro y en as últimas horas ha cobrado fuerza el nombre de Egidijus Mockevicius, a quien Ignacio Ojeda o un ex de esta casa, Igr Minteguia, ya dan casi por hecho para Fuenlabrada. El lituano, criado baloncestísticamente tanto en su propio país como en Estados Unidos, primero en NCAA y luego en la Liga de Desarrollo de la propia NBA, viene de ser el máximo reboteador en Lega con el Pesaro, con casi 12 capturas por encuentro. Es un pívot duro y pesado en defensa, pero se muestra bastante ligero tanto para correr la pista como para cortar hacia la canasta en las continuaciones, su principal recurso para anotar y la herramienta más usada por Cuspinera el pasado curso para aprovechar la presencia de Kravtsov en la pintura. Mockevicius es, además, un jugador de esos que llamaríamos pragmático y destaca principalmente por elegir siempre la solución más sencilla para anotar, mostrándose resolutivo cuando gana en el primer paso a canasta resolviendo con bandejas, mates o acciones a aro pasado en las que se encuentra bastante cómodo. Llega para ocupar ese pesto de '5' titular, lo que dejaría la última ficha de la plantilla a expensas de cómo se termine utilizando a Sikiras, como interior o como alero.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 años 1 mes
#contenidos: 
139
#Comentarios: 
310
Total lecturas: 
291,347

Comentarios

A los que somos amantes del buen teatro, estamos de enhorabuena, ya que podremos seguir disfrutando del flopping y piscinazos de Marc Garcia. Una lastima que no continúe Alex Llorca, un secundario de lujo en estos menesteres.

Pues creo que falta 2 jugadores en la plantilla. De lo que llegue dependerá. Ademas pueden ser uno extracomunitario y no tiene problema de cupos. Depende demasiado esa plantilla de 3 jovenes como marc garcia, francis alonso y Osas Ehigiator, 2 de ellos sin experiencia acb, a Njegos Sikiras lo veo de jugador numero 12. Si llega el rocoso pivot lituano creo que deberia llegar un 5 que sume puntos.

¿Y no se podría colocar a Marc de 2 junto a Eyenga en el 3? Creo recordar que cuando había jugado en el Barça (las dos o tres contadas ocasiones), salía de escolta.

Marc García ha jugado casi toda su carrera en el "2", pero el Fuenla necesita un "3" reserva este año, con lo que supongo que se moverá entre las dos posiciones.

A notar, que hacia una pareja muy buena en las Selecciones Inferiores con Alonso, éste de uno y con Marc de "2".

García sigue siendo una metralleta maravillosa, pero también es cierto que su defensa deja mucho que desear; por eso siempre empieza jugando y poco a poco los entrenadores le van recortando los minutos. A ver si evoluciona por fin en ese aspecto esta temporada, porque si lo hace puede ser el jugador revelación de la temporada (la configuración de la plantilla le da esa oportunidad).

Gillet es belga, no es francés. Tiene pinta el fuenlabrada de ser junto a Estudiantes y los 2 recién ascendidos los candidatos a no descender.