Se encuentra usted aquí

joan plaza aek impagos

AEK Atenas, impagos y sanciones con Joan Plaza y Eloy Ramírez como afectados

Lo que se presuponía como una temporada especial en AEK Atenas con su año centenario terminó siendo una mezcla de incertidumbre y malestar, tanto para los jugadores como el cuerpo técnico. Una campaña en la que el baloncesto español había tomado las riendas del equipo, con Joan Plaza a los mandos y Eloy Ramírez como ayudante, pero que abandonaron la disciplina helena antes de lo imaginado.

AEK Atenas vive unos momentos de extrema tensión desde el plano baloncestísitco y, sobre todo, en el extradeportivo. Fuentes de Solobasket cercanas al club han informado de la situación de una entidad que no respetó los acuerdos con sus trabajadores y que se enfrentaba, y se enfrenta, a sanciones FIBA.

AEK ATENAS, DE CIEN A CERO EN MESES

Un buen arranque de temporada para los atenienses en la Basketball Champions League, con cinco victorias consecutivas en su arranque, presagiaba una buena trayectoria continental a pesar de las dificultades iniciales para ser regulares en la Basket League griega.

Sin embargo, después de la primera fase de grupos de la BCL, las sensaciones en el equipo fueron a peor, en medio de la irregularidad que suponían las constantes salidas e incorporaciones de jugadores a partir de año nuevo. Con esta situación que se volvió decepcionante para los aficionados, el club tomó acción y decidió cesar a Joan Plaza, con Ilias Zouros, ex seleccionador de Georgia, como sustituto. Con Zouros la situación no mejoró y AEK no avanzó de la segunda fase del campeonato internacional, con el club pidiendo disculpas a sus seguidores, siendo "plenamente conscientes de la realidad".

SANCIONES FIBA E IMPAGOS EN AEK ATENAS

El club griego no podrá presumir de rendimiento deportivo esta temporada, quedando séptimo en la fase regular de la Basket League y entrando en la fase de descenso, así como eliminado de la BCL, pero sí de ser el equipo que más conflictos financieros sufre. Actualmente, AEK cuenta con cinco sanciones BAT (Basketball Arbitral Tribunal) de la FIBA por impagos, unos datos consultables públicamente y unos hechos que escalaron en cuestión de días, pues el 27 de marzo no tenían ninguna sanción.

Con un número determinado de sanciones, los equipos ya no pueden fichar jugadores, pero al estar actualmente el mercado griego cerrado, no supone una complicación, en este sentido para AEK, ser tantas veces amonestado. Para poner en perspectiva el contexto que arrastra el club, los atenienses contaban con hasta 18 sanciones FIBA en verano por temas similares de impagos, pero redujeron la cifra rápidamente para poder inscribir nuevas piezas a su plantilla.

Ante esto, jugadores que fueron tanteados en el mercado por el club, como Matt Janning, actualmente sin equipo, se pronunciaron al respecto. En su caso, Janning afirmó que se alegra de "no haber ido a jugar gratis". De hecho, Mindaugas Kuzminskas, jugador de AEK, confesó recientemente que él esperaba recibir el dinero faltante através de las BAT, mediante la FIBA.

AEK PAGA A REGAÑADIENTES PARA SEGUIR JUGANDO

Los jugadores decidieron plantarse después de sufrir meses de retrasos en sus nóminas e incluso de no recibir los últimos salarios que les corresponden. Unos impagos que se extendían, incluso, a los alquileres de los domicilios de los jugadores, quienes debían absorber el gasto a pesar de haber cobrado, en la mayoría de casos, solamente un mes de salario. Una situación límite que llevó a Makis Angelopoulos, propietario del club, a reunirse con sus jugadores en el pabellón Ano Liosion el 11 de abril, pero el acercamiento no llegó a buen puerto.

Entre promesas de Angelopoulos, los jugadores no confiaban y afirmaban que seguirían absteniéndose a entrenar. Entre las figuras importantes de la plantilla está Justin Tillman, lesionado actualmente y que se ausentó de tal reunión porque decidió marcharse a Estados Unidos. Sin embargo, el club abonó al el viernes 12 de abril un solo sueldo a cada jugador, sin saldar la deuda total, para que disputaran su partido ante el Lavrio, a puerta cerrada.

JOAN PLAZA Y ELOY RAMÍREZ SIGUEN SIN COBRAR

En el caso de Plaza y Eloy Ramírez, su contrato indicaba una cláusula que apuntaba que, si lo pagos se retrasaban por un tiempo determinado, podrían marcharse del club sin consecuencias, recibiendo el sueldo correspondiente al tiempo trabajado. En este caso, el club siempre pagaba en las fechas límite desde el primer mes para que esto no ocurriera.

Unos retrasos en los pagos que se coronaron con los impagos de los dos últimos meses para los dos técnicos españoles. El caso del entrenador ayudante es distinto, pues decidió marcharse por su cuenta al darse la destitución de Plaza. En este contexto, los otros tres asistentes griegos sufrieron todavía más impagos. Es por ello que Ramírez prefirió desvincularse a seguir trabajando para el club sin recibir remuneración.

AEK Atenas decidía a dedo quiénes recibirían su salario. Desde el club se priorizaba el pago a los jugadores americanos sobre los griegos para mantener la continuidad de las piezas principales de la rotación. A día de hoy, los dos entrenadores españoles siguen esperando el pago de sus últimos honorarios.

LA SALIDA DE JOAN PLAZA Y UN CRUCE DE ACUSACIONES 

AEK, sobre el papel, tenía una hoja de ruta marcada para esta temporada desde finales de la anterior. El club comenzó las negociaciones para firmar a Joan Plaza en mayo de 2023 en vista de lograr buenos resultados con otras incorporaciones importantes. Sin embargo, a la hora de la cesión del entrenador, los acontecimientos escalaron rápidamente en un contexto que ya era incendiario de por sí.
Las últimas informaciones de AEK referentes a los impagos a sus jugadores enmarcan una circunstancia que se lleva viviendo en el club desde la primera remesa de salarios de la temporada. El club optó por ignorar la complicada situación financiera que atravesaba, y el técnico español decidió contar la realidad  en una entrevista a Esports BDN: "Se retrasaron dos meses en el pago para mí y los jugadores americanos, cuatro meses para los jugadores griegos y siete meses para el personal. Y la exigencia que nos marcaban seguía siendo la misma, nos pagaran o no". 
 
Ante esto, AEK quiso dignificar, sin justificación, su imagen: "Por respeto a su trayectoria y porque elegimos no revelar los incidentes que provocaron nuestro divorcio, no vamos a responder directamente a lo que dijo. Aunque nos sorprende por qué ha decicido hablar ahora, después de tanto tiempo y cuando nuestro equipo tiene por delante partidos cruciales".

DESESTABILIZACIÓN EN AEK CON SALIDAS Y FICHAJES 

Si por algo ha destacado AEK Atenas esta temporada es por acaparar, como el que más, el mercado durante sus coletazos invernales. Hasta cuatro incorporaciones y salidas se dieron entre el mes de diciembre y enero, un mes clave que volatilizó al equipo determinó el fin de Plaza al cargo. Una concatenación de movimientos por parte de la cúpula y el director deportivo del club, George Hinas, quien tuvo falta de comunicación con el staff y que puso fin a las aspiraciones esta temporada.

En el caso de Ben Mclemore, el primero en salir después de Thomas Kottas, el jugador había mostrado una buena adaptación al baloncesto europeo y sus números cumplían las expectativas. No obstante, como ya se ha podido corroborar con su etapa en Río Breogán, la actitud y las costumbres del jugador fuera de la pista no gustaron al club. Si en Lugo ya tuvo problemas con la policía y ahora se enfrenta a unos cargos por presuntos delitos sexuales, su actividad nocturna en Atenas era constante y, a pesar de cumplir a nivel de entrenamientos y partidos, AEK decidió rescindir su contrato.

Otro jugador que protagonizó algún que otro problema dentro del equipo y que pudo ser cortado a principios de temporada fue Mfiondu Kabengele, pero AEK decidió retenerlo. Sin embargo, fue comprado por Reyer Venezia en su proyecto Eurocup. El caso de la entrada y salida de Ricky Ledo fue el más corto. El egresado de Providence estuvo cinco días en Atenas, pero no hizo ningún entrenamiento con el equipo por su bajo estado de forma, sin competir desde septiembre.

MINDAUGAS KUZMINSKAS, EL SOSTÉN DEL EQUIPO

En un equipo conformado en base a la costumbre helena, con una mezcla entre buen número de jugadores americanos y griegos, se encontraba una pieza clave que mantenía el equipo unido: Mindaugas Kuzminskas. El lituano, una de las pocas piezas que pudo escoger el cuerpo técnico para su esquema, era el conexión ideal entre el grupo de estadounidenses y el de jugadores locales.

Precisamente, a partir de su lesión de mano ante el Peristeri el 24 de diciembre, la dinámica decayó totalmente en AEK. Un día después de su lesión, Kuzminskas voló a su país natal, donde permaneció durante más de un mes. Como resultsado, cinco derrotas en los últimos seis partidos con Plaza al mando. Al lituano le dio tiempo de ver por una vez más a su ex entrenador en Patras, donde se disputó el último partido de Plaza con AEK, un 23 de enero.

Sobre el autor

 
Imagen de Sergio Llebrés Sergio Llebrés Orellana@llebres11Sergio Llebrés es un periodista especializado en el mundo del deporte procedente de Valencia, España. Habiendo cursado un grado universitario en Comunicación Audiovisual y un Máster en Contenidos y Formatos Audiovisuales, Sergio se ha dedicado a ganar experiencia en distintos ámbitos de la comunicación para trasladarlos al ámbito de la actualidad y análisis deportivos. Entre algunas de sus etapas laborales destaca su estancia en Superdeporte, periódico referente español y varios proyectos televisivos y cinematográficos en À Punt Media y Telecinco. Su gran pasión desde la cuna es el baloncesto, deporte que ha practicado toda su vida y sobre el que realiza aportaciones actuales en los portales digitales Nostresport y Solobasket.
Antiguedad: 
3 años 6 meses
#contenidos: 
975
#Comentarios: 
158