Review: Adidas Crazy Explosive 2017 Primeknit

  • Ponemos a prueba el nuevo modelo de la línea Crazy Explosive en su versión Primeknit
  • La conjunción entre el upper de Primeknit y la mediasuela de Boost conforman una zapatilla de altos vuelos

Cuando el año pasado Adidas lanzó el modelo Crazy Explosive, a muchos les sorprendió su diseño agresivo y prometedor. Unas botas altísimas, mucho más de lo que era habitual en la marca, con un botín interior GeoFit y un auténtico derroche de material Boost en la mediasuela. Las malas lenguas dicen que fueron concebidas originalmente como la tercera signature de John Wall, antes de que el jugador finalizase su contrato con Adidas de forma abrupta, lo que convirtió a Andrew Wiggins en el elegido para promocionar una zapatilla que llegaba de la nada y tenía la difícil misión de hacerse un hueco en el apretado mercado del calzado de baloncesto.

La segunda edición de este modelo llega con el halo de las estrellas que, tras una formidable primera temporada, se ven obligadas a demostrar que su éxito no ha sido flor de un día y que han llegado para quedarse. Con esta premisa, Adidas ha puesto toda la carne en el asador, y las Crazy Explosive no escatiman en el uso de las dos tecnologías estrellas de la marca: Primeknit en el upper y Boost en la mediasuela
 
Adidas Crazy Explosive 17
 
Hablemos en primer lugar de la parte superior: el upper está construido en una sola pieza de hilo Primeknit, surcado con varios refuerzos en forma de vetas de este mismo material que aportan solidez y un plus de durabilidad. La zona de la lengüeta es flexible, al igual que la del collar, que es estrecha y tiene la altura suficiente como para garantizar una buena transición entre el calcetín y la bota, haciendo que cuando la calces notes como si fuera parte del mismo calcetín que llevas puesto. A esto ayuda la formidable ligereza de este modelo, bastante más liviano que otras zapatillas de la misma gama.
 
Las vetas de hilo Primeknit aumentan la durabilidad del upper
 
Introducir el pie en la zapatilla es como intentar meter una canasta desde tu propio campo: difícil, pero no imposible. Tras un mes jugando con ellas, el collar mantiene su elasticidad y sigue siendo igual de complicado meter el pie en la bota, por lo que cada vez que tengo que ponérmelas debo antes concienciarme de lo que me espera.
 
Bromas aparte, pese a lo difícil que resulta meter el pie en las Crazy Explosive 2017, una vez puestas te das cuenta de que vale la pena el esfuerzo. El interior de la zapatilla está forrado con una fina funda de espuma, y la zona del tobillo está acolchada por una gruesa almohadilla a cada lado que envuelven la articulación y proporcionan una agradable sensación de seguridad. En cuanto empiezas a jugar y la zapatilla se calienta unos grados, el forro se dilata y se adapta a la forma del pie, lo que se percibe como un aumento de la sujeción y la comodidad.
 
La pieza de goma que recubre el Boost aporta un extra de estabilidad
 
La cordada tiene cinco puntos de sujeción a cada lado, uno más que en el modelo anterior, aunque la lazada sigue siendo bastante amplia. Al apretar los cordones se nota como los puntos de sujeción tiran del Primeknit, haciendo que se pegue todavía más al pie. Servidor tiene los pies algo estrechos, y debo decir que ha bastado con apretar la cordada para que desaparezca toda sensación de que el pie «baile» en el interior de las zapatillas, lo que en mi caso no deja de ser un punto bastante positivo.
 
El talón está apuntalado por una pieza rígida de TPU en el interior del botín para darle estabilidad. Por si fuera poco, esta zona se ve reforzada por parte de la mediasuela que, a la manera de un contrafuerte, se eleva algunos centímetros en la parte trasera.
 
Y llega el momento de hablar de la medisauela: Boost. Mucho Boost, de una punta a la otra del pie. La cara externa de la zapatilla está reforzada con una pieza de goma que recubre el Boost para aumentar la sensación de control, aunque se deja ver el material por algunas rendijas situadas en la parte trasera, un diseño que en un primer vistazo me hizo pensar que el Boost estaba «enjaulado» allí dentro.
 
La tecnología Boost está presente en toda la suela
 
En la cara interna de la zapatilla la tecnología Boost se aprecia sin reservas, en un diseño que tiene como función aumentar la estabilidad de este modelo y hacer que el Boost no se desmande en los movimientos exteriores, pero fluya libremente en los recortes hacia el interior. A esto contribuye una pequeña pieza de TPU visible en la cara externa, a la manera de un clip que «sujeta» el sistema de amortiguación y ayuda a estabilizar la zapatilla a la hora de ejecutar movimientos rápidos. 
 
Una pequeña pieza de TPU en el lateral ayuda a controlar la estabilidad del Boost
 
En la suela se puede apreciar el otro refuerzo en forma de «ocho» que une la suela y la mediasuela, que ya fue utilizado en las Harden Vol.1, y que facilita la transición entre la parte trasera y la delantera de la zapatilla. Gracias a este refuerzo, la zapatilla no se deforma durante el juego y el Boost recupera rápidamente su forma tras cada zancada y cada aterrizaje. La pisada con las Crazy Explosive es muy mullida, pero es a la hora de correr cuando se advierte su verdadero potencial, ya que el Boost proporciona un retorno de energía formidable que ayuda en los impulsos y en los movimientos explosivos.
 
El dibujo de la suela no ha cambiado respecto a su predecesora
 
La suela presenta un dibujo idéntico al anterior modelo de las Crazy Explosive, un patrón multidireccional que proporciona un gran agarre, mejor en pistas interiores, aunque también funciona correctamente en exteriores. Esta capacidad de agarre, unido a su ligereza, complementa al Boost y la convierten en una zapatilla rápida y muy fiable, tanto para jugadores grandes como para bases rápidos, y todos los roles intermedios. 
 
Es una gozada jugar con las Crazy Explosive, y sobre todo, es una gozada sentir tanto Boost bajo los pies. En Adidas siguen apostando por el caballo ganador, y el Boost sigue siendo el rey de los sistemas de amortiguación hasta el momento debido a su ligereza, su capacidad de amortiguación de impactos y por un retorno de energía que ningún otro sistema de amortiguación ha podido igualar hasta el momento.
 
Si os animáis a probarlas, os animo a dejarme algún comentario en redes sociales contándome vuestra experiencia.
 
Valoración Lifestyle
 
 
Más reviews:
 
 
 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 3 semanas
#contenidos: 
50
#Comentarios: 
33
Total lecturas: 
99,976