Solapas principales

Tom Chambers.

Vídeos: cuando Magic Johnson encontró a Tom Chambers

  • Después de su MVP en el All Star se autoproclamó, aunque fuera por un día, como "el mejor jugador del mundo"

"Soy un 6.10. Puedo correr, saltar, tirar de tres y machacar. Hay pocos a mi alrededor que sean capaces de hacer esto".

Salir de la semiclandestinidad por la puerta grande. Esbozar por fin una sonrisa tras cinco años y pico de carrera profesional.

"Hoy soy el mejor jugador del mundo". Gracias a su talento, pero también a Magic Johsnon.

Aquella temporada, su cuarta en Seattle, después de dos años en el purgatorio de San Diego, Tom Chambers encontraba buenas sensaciones. Sus promedios al finalizar el curso fueron de más de 23 puntos y 6.6 rebotes, con un 37% en el triple, línea desde la que se prodigaba más que en anteriores cursos.  Antes de la cita de las estrellas alcanzó los 30 puntos en 10 ocasiones, destacando los 38 contra los Warriors o los 32 más 12 rebotes frente a Sixers. Este alero blanco natural de Ogden (Utah) compartía protagonismo anotador en los Sonics junto a Dalle Ellis y Xavier McDaniel. Aquel Big Three sería calificado en su día como 'The Three Mouskeeters'

Chambers fue premiado con una participación en el All Star que se celebraba en su 'casa', en el Kingdome de Seattle. Ante más de 34.000 personas vivió su noche más mágica en la NBA. El Oeste se impuso al Este tras prórroga por 154-149 , en uno de los mejores All Star Game que se recuedan. Fue uno de los primeros eventos de las estrellas a los que accedimos a traves de RTVE y descubrimos a un alero todoterreno que no lucía como el resto de estrellas en los reports que nos acercaban las revistas especializadas.

Magic Johnson se encargó de que fuera el Rey en su casa. El base de los Lakers acabó como máximo asistente con 13 pases ganadores y durante el partido buscó y encontró al jugador de los Sonics. Chambers acabó el partido con 34 puntos (13/25 en TC), 4 rebotes y 4 recuperaciones, llevándose el MVP. Profeta en casa.

El destino (Larry Colangelo) quiso que su nombre se uniera al de otro genial base, Kevin Johson, para formar parte de un gran equipo al que sólo le faltó el anillo. En los Suns esbozó su sonrisa muchas veces. La final perdida contra los Bulls le llevó a sus orígenes, Utah, donde volvió a unir su camino con otra leyenda en el puesto de base, John Stockton. Pero ahí Tom ya se encontraba recorriendo sus últimos años como profesional.

Si te ha gustado compártelo o deja un comentario. Es la mejor forma de apoyar esta serie de contenidos.

También puedes ver:

Sobre el autor

Antiguedad: 
11 años 8 meses
#contenidos: 
1,133
#Comentarios: 
11,666
Total lecturas: 
9,189,208

Comentarios

Dos cosas. Si mal no recuerdo TVE emitió entero el partido, pero fue en diferido. El primer All Star Game que dieron en directo fue el del año siguiente en Chicago. Y la segunda es que Tom Chambers entró a última hora en la selección del Oeste, porque se lesióno un jugador que habían elegido los entrenadores de la conferencia.

Mítico Tom Chambers y legendario ese All-Star, de los más disputados y entretenidos que he podido ver (aunque a tiempo pasado, ya que por aquel entonces yo aún no había nacido, jaja). La verdad es que Chambers, por sus características físicas y técnicas, era un jugador único, dificilmente replicable o comparable con otro en toda la historia de la NBA. El vuelo que mete para matar en la cara de Mark Jackson, cuando este jugaba en los Knicks, es de lo más increible y surrealista que se haya podido ver en una cancha de basket. Parecía una broma que un blanco con ese cuerpo, y de melena frondosa, pudiera deslizarse por el aire de esa forma. Realmente formidable. Un saludo y buen artículo.