Solapas principales

30 Historias NBA: Patty Mills, el embajador Aborigen

PATTY MILLS, EL EMBAJADOR ABORIGEN

Durante más de 70 años, las Generaciones Robadas constituyeron una de las etapas más oscuras dentro de la historia de Australia. Desde la última década del siglo XIX hasta finales de los años sesenta del XX, casi 15,000 niños y niñas aborígenes fueron secuestrados de sus familias y entregados a iglesias, instituciones o casas de acogida. Estos secuestros, defendidos por el gobierno australiano, se daban con la intención de adaptar y asimilar la etnia Aborigen a su final, una etnia condenada desaparecer según la mayoría blanca del país. No fue hasta 1997 cuando el ejecutivo australiano declaró el National Sorry Day para conmemorar a las Generaciones Robadas.

Cathy Freeman con la bandera Aborigen en Sydney 2000

Cathy Freeman con la bandera Aborigen en Sydney 2000

Pese al arrepentimiento y la vergüenza de un país entero, fue solo en 2008 cuando el primer ministro se disculpó públicamente por el pasado de Australia y el National Sorry Day abrió las puertas al cambio. En los Juegos Olímpicos del año 2000 en Syndey, Cathy Freeman, una atleta aborigen, fue la encargada de encender la antorcha olímpica y pocos días después consiguió alzarse con la medalla de oro en la prueba de los 400 metros; en su paseo triunfal, Freeman exhibió orgullosa la bandera Aborigen. Patty estaba en su casa en ese momento y apenas tenía 12 años pero recuerda el escalofrío y la sensación de orgullo que sintió al ver las imágenes. Él también practicaba atletismo en el colegio y los 400m eran su prueba preferida; además, la familia Mills le había inculcado todos los valores de integración de los Aborígenes.

BALONCESTO Y ACTIVISMO

Patrick Sammy Mills nació en Canberra un 11 de agosto de 1988 y para entender su historia es indispensable entender sus orígenesBenny Mills, el padre de Patty, es un isleño del estrecho de Torres, un indígena de las diminutas islas que separan Australia de Nueva Guinea. Su madre, Yvonne, es una Aborigen australiana y formó parte de las Generaciones Robadas de la historia del país oceánico. Haber contado con Benny e Yvonne como padres hizo que Patty creciera con una amplia visión del mundo, algo que más tarde él convertiría en una misión de vida: difundir la historia de sus orígenes, de su país y de su gente.

El padre de Patty abrió un pequeño club indígena de baloncesto en los años ochenta para todos aquellos jóvenes sin medios suficientes para unirse a un centro de prestigio. Con apenas cuatro años, el pequeño Mills empezó sus andares en el baloncesto en "The Shadows", el pequeño equipo de su padre. Como adolescente, Patty fue recogepelotas de los Canberra Cannons de la NBL australiana y uno de los jugadores de esa plantilla, David Patrick, sería su primer entrenador en Estados Unidos; pero a Mills aún le quedaba mucho para ponerse a pensar en América. Para Patty el baloncesto no lo era todo y también practicaba otros deportes. El atletismo le encantaba pero el fútbol australiano era una de sus pasiones y además una disciplina en la que él destacaba. Tanto es así que Mills recibió una oferta de los Sydney Swans de la Australian Football League para formar parte de su equipo con apenas 16 años.

Patty Mills rechazó la oferta para jugar en la AFL y decidió centrarse en el baloncesto y su activismo social. Antes de dar el salto a Estados Unidos Patty ya era conocido por su labor de concienciación. Mills ha recibido más de cuatro premios que reconocen sus logros por parte de distintas organizaciones Aborígenes e isleñas del estrecho de Torres. A lo largo de toda su carrera, Mills ha usado el baloncesto y su figura como vía de comunicación para exponer las situaciones que su puedo ha tenido que sufrir y en muchos casos sigue sufriendo.

EL ASCENSO A LO ALTO

El año clave en la carrera de Patty Mills fue el año en el que cumplió 18 años. En 2006 empezó su segundo año en el Australian Institute of Sport y recibió la medalla RE Staunton en honor a su actuación en el campeonato nacional sub-20 celebrado en Perth. Ese mismo año, Patty formó parte de la selección junior que batió a Nueva Zelanda para conseguir un hueco en el Mundial Junior de Baloncesto de 2007. Tras lograr ese triunfo, en abril de 2006 Mills participó en el Nike Hoop Summit, evento que congrega a las mayores promesas internacionales y los mejores jugadores de High School americano. Mills, representando al combinado internacional, anotó 8 puntos y 6 asistencias en un encuentro en el que se enfrentó a jugadores como Thaddeus Young, Ty Lawson o un jovencísimo Kevin Durant.

Nike Hoop Summit '06 - Kevin Durant 20pts, Wayne Ellington 31pts and Patty Mills

Pese a todas estas emociones, 2006 no había terminado y muchas sorpresas aguardaban aún al joven Mills. Patty se hizo con el premio a mejor jugador sub-21 que otorga la Federación de Baloncesto del Sudeste de Australia tras promediar 18 puntos y 4 asistencias durante la temporada. Con estos números y los reconocimientos logrados, Patty Mills debutó con los Australian Boomers, el combinado nacional australiano, tras ser elegido para la preselección de 22 jugadores. Además, terminó el año con dos nuevos premios: Junior Player of the Year y el reconocimiento de Talento Deportivo más Prometedor, otorgado por el comité de observación de los aborígenes e isleños del estrecho de Torres. Fue a final del 2006 cuando Mills se comprometió para abandonar su Australia natal y formar parte del programa universitario de Saint Mary's College of California en San Diego. 

META ALCANZADA

Patty Mills debutó con los Gaels de Saint Mary's College en la temporada 2007-2008. Desde el primer momento Mills se aseguró la titularidad en el equipo y completó un primer año excelente con medias de 15 puntos, 2 rebotes y 3.5 asistencias por encuentro que le valieron el premio a Rookie del Año en su conferencia y un puesto en el mejor equipo de la temporada en la All-WCC. Además Mills consiguió el récord de puntos en un partido de un rookie en SMC al anotar 37 ante Oregon. Su entrenador en ese momento, Ernie Kent, dijo al finalizar ese encuentro que si Mills seguía jugando así, conseguiría convertirse en profesional"Va a ser profesional, seguro. Me recuerda mucho a Tony Parker, de los Spurs"

Patty Mills en Saint Mary's College

Patty Mills en Saint Mary's College

El segundo año de Mills en Saint Mary's College fue el de la consagración; había venido a demostrar que el primer año no fue flor de un día. Patty consiguió incrementar sus medias en cancha hasta los 18 puntos, 4 asistencias y 2.5 rebotes, además de 2 robos. Volvió a ser incluido en el mejor equipo de la conferencia All-WCC y quedó patente que el joven australiano podría dar el salto a la NBA en cualquier momento. Poco duró la incertidumbre, pues en abril de 2009 Mills anunció su intención de presentarse al Draft de la NBA tras dos años jugando en la NCAA

Los meses hasta la celebración del Draft fueron frenéticos para Patty Mills. Primero volvió a Australia para reunirse con sus padres y trazar un plan de acción de cara a todo lo que estaba a punto de suceder. Una vez que volvió a Estados Unidos, Mills planeó entrenamientos con hasta 5 franquicias NBA, incluyendo a los Warriors, los Timberwolves o Mavericks. Aprovechó también para participar en el Eurocamp de Treviso, donde recibió numerosos elogios por parte de muchos ojeadores. Pese a esto, Mills se enfrentaba a un Draft cargado de talento y más en la posición de base. Jugadores como Steph Curry, Jrue Holiday o Jeff Teague acaparaban todos los focos por aquel entonces.

Durante las semanas previas al Draft, numerosos analistas opinaron sobre Mills y sus opciones de salir o no salir elegido en segunda ronda. Al principio muchas webs de referencia predecían que saldría al inicio de la segunda, pero el nombre de Patty fue cayendo en las porras a medida que el día llegaba. "No es un base de verdad, ya que anota mejor que organiza al equipo. Toma demasiados tiros difíciles y alocados, necesita mejorar su toma de decisiones", decían de Mills en el portal especializado NBAdraft.net pese a que también destacaban algunas de sus virtudes: "Rapidísimo con el balón en la mano y un competidor nato que nunca se esconde ni se acobarda. Tiene una enorme experiencia internacional a sus espaldas".

La noche del Draft Mills vio como las elecciones pasaban y pasaban sin que él escuchara su nombre. Patty conocía el interés de los San Antonio Spurs y confiaba en que ellos lo eligieran con su 37º elección, pero salió DaJuan Blair. Las plegarias de Mills fueron escuchadas cuando 5 picks antes de finalizar el Draft, los Portland Trail Blazers decidieron confiar en él con la 55º elección de la noche, apenas 20 picks por debajo de Sergio Llull, elegido por los Rockets. Ricky Rubio fue, por su parte, el gran protagonista español de esa noche, al ser elegido con el 5º pick del Draft. En Portland, Mills compartiría vestuario con otro español más, Rudy Fernández, aunque su primer año en Oregon no fue todo lo que él podía esperar.

Antes del inicio de la temporada, Patty Mills sufrió una lesión en su pie derecho que le obligó a perderse la Summer League con los Blazers. Una vez terminó su rehabilitación, la franquicia de Portland decidió asignar a Mills a su filial en la D-League, los Idaho Stampede. En su noche de debut en Nevada el 1 de enero de 2010, Patty Mills anotó 38 puntos y repartió 12 asistencias, dando muestra de que la D-League se le quedaba pequeña. En su temporada rookie llegó a jugar 10 partidos con los Blazers e hizo buenas migas con Rudy Fernández, con quien creó la moda NBA del gesto de unas gafas al anotar un triple, los goggles 3s' 

La temporada 2011 fue especial para Patty Mills, así como la mayoria de sus compañeros. El lockout de la NBA le obligó a buscar oportunidades fuera de EEUU y dónde mejor que en su casa. Mills firmó con los Melbourne Tigers de la NBL australiana, equipo en el que disputó 9 partidos y logró medias de 19 puntos y 5 asistencias por partido. Puso fin a su aventura en Melbourne al recibir una oferta de China donde jugó 12 partidos con los Xinjiang Flying Tigers y consiguió promediar 26 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias por encuentro. El lockout de la NBA terminó en diciembre y Patty Mills decidió volver a probar suerte en la NBA.

En marzo de 2012 firmó un contrato con los San Antonio Spurs, equipo que había pasado de él hasta dos veces en la segunda ronda de la noche del Draft. Apenas un mes después Mills conseguía 34 puntos y 12 asistencias en un encuentro ante los Golden State Warriors. Desde entonces Mills ha formado parte de la gran familia que Popovich dirige en San Antonio y se ha convertido en uno de los hombres de confianza del entrenador. Patty fue un elemento esencial para que los Spurs alcanzaran las NBA Finals en 2014 y dejó para el recuerdo una actuación que serviría para ganar el anillo de la NBA al anotar 14 puntos en un tercer cuarto de fantasía del Game 5. En sus 7 temporadas con los Spurs, Mills promedia 18 minutos y cerca de 10 puntos por encuentro pero su mayor valor es su calidad de revulsivo cuando el partido y Popovich más lo necesitan.

Gregg Popovich y Patty Mills tras ganar el anillo de 2014

Gregg Popovich y Patty Mills tras ganar el anillo de 2014

Más allá del baloncesto, para Mills la vida siempre la ha definido el origen de cada uno; su cultura, su gente, sus raíces. Mills ha aprovechado el foco y el altavoz que le otorgan su posición como jugador NBA para hablar sobre los problemas en Australia y sobre la situación que vive la población Aborigen y los isleños del estrecho de Torres. "Sientes lo que la gente está pasando y te identificas mucho con ello. Más aún sabiendo que tienes familia y personas que están atravesando problemas similares en Australia", afirmaba Mills a principios de año preguntado por las diferencias sociales en Estados Unidos. La de Patty Mills es sin duda la historia de una estrella pero también la de una persona comprometida con la gente, con los más desfavorecidos y sobre todo con su casilla de salida.

Notas de autor:

Aportación al serial 30 Historias NBA de: Simón Zabaleta

Este artículo pertenece a la serie de 30 Jugadores - 30 Semanas - 30 Historias que se publica cada lunes en Solobasket:

 

También puedes leer la serie de 18 Historias ACB en Solobasket.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 4 semanas
#contenidos: 
53
#Comentarios: 
73
Total lecturas: 
336,800