Solapas principales

30 Historias NBA: Michael Beasley, el fenómeno sin redención

Michael beasley, el fenómeno sin redención

"Creo que teníamos 11 años cuando nos conocimos", recuerda Kevin Durant, "yo jugaba en un equipo y el tío que organizaba todo trajo un día a Mike para entrenar con nosotros; fue horroroso". Así recuerda Durant la primera vez que le vio, un entrenamiento en el que aunque se veía el potencial de ese chico estirado nada le salía como quería. El entrenador le mandó a casa y él, enfadado, se llevó la pizza que los jugadores habían estado guardando para después de la sesión. Las primeras impresiones nunca se olvidan y la de Durant con Michael Beasley es una de esas que sabes que contarás una y otra vez en el futuro.

Ambos jugadores compartieron equipo y Beasley siguió el camino de su amigo Kevin en su sueño compartido de alcanzar la NBA. Tanto KD como Beasley jugaron en Oak Hill Academy en su año junior. Los dos cambiaron de High School en su último año y sus nombres eran los primeros al hablar de futuras estrellas. Las coincidencias no acaban ahí y es que ambos fueron nombrados MVP del McDonald's All-American Game, dieron el salto a college y ganaron el premio al Fresman of the Year en su conferencia. Y lo más importante, tanto Kevin Durant como Michael Beasley se inscribieron al Draft tras un solo año de universidad con expectativas de ser elegidos en primera posición.

una adolescencia sin pausa

Michael Paul Beasley Jr. nació un 9 de enero de 1989 en Chevelry, Maryland, aunque se mudó en numerosas ocasiones durante su infancia junto a su madre y sus cuatro hermanos, siempre buscando una vida mejor. La ausencia de una figura paterna hizo que su madre, Fatima Smith, tuviera que cuidar de los cinco y cambiar de vida constantemente para poderlos mantener. El primer equipo del joven Michael fueron los PG Jaguars, un conjunto de la AAU estadounidense en el que Beasley jugó junto a Kevin Durant y Chris Braswell. Varios títulos nacionales y numerosos éxitos a nivel regional de unos Jaguars que son considerados como uno de los mejores equipos jóvenes de la historia en América.

Durant recuerda esos años con mucho cariño. "Pese a que robó nuestra comida, el entrenador volvió a invitarle y desde ese momento todos nos sentimos atraídos hacia Mike", recuerda el vigente campeón de la NBA. Beasley se convirtió en el bromista del equipo y aunque al principio tampoco jugaba mucho fue ganando peso dentro del vestuario. Llegó un partido donde los Jaguars se jugaban el título nacional en un partido a triple prórroga y Beasley terminó el encuentro con más de 20 puntos y 20 rebotes. Tras ese día, Beasley fue imparable. Él y Durant prácticamente vivían juntos: la madre de Michael le dejaba en casa de los Durant a las 6:30am y pasaban el día el uno con el otro por lo que se hicieron inseparables.

beasley_1.jpg

beasley_1.jpg

Pese a todo esto, el periplo de Michael Beasley en High School no fue ningún camino de rosas. El jugador asistió a seis colegios diferentes en apenas cuatro años. Cada vez que se asentaba en un nuevo equipo, la institución decidía expulsarle por su mal comportamiento y para Beasley suponía buscar un nuevo destino. En Oak Hill Academy parecía haber acertado pero nuevamente su espíritu bromista se interpuso entre él y su carrera. En Oak Hill conoció a Ty Lawson, ex-jugador NBA, y ambos jugaban a ver quien conseguía firmar más veces con su nombre a lo largo del campus. Los nombres de Lawson y Beasley llenaban los bancos, paredes y fuentes del colegio y al reincidente Michael se le otorgó una última oportunidad si no quería verse fuera; el día siguiente el director amaneció con el nombre de nuestro protagonista escrito en su camioneta.

En Notre Dame las cosas le fueron mejor. Pese a que las condiciones no eran las óptimas, Beasley entendió que para alcanzar sus metas debía centrarse. Para él High School solo era un trámite y en Notre Dame tenía dos objetivos: ayudar a que el equipo de balocnesto mantuviera su estatus como uno de los mejores programas preparatorios del país y asegurarse de conseguir las notas suficientes para poder obtar a dar el salto a la universidad. Más allá de estas cosas, el resto le daba igual y Beasley se centró en el baloncesto para promediar 28 puntos y 16 rebotes por encuentro en su temporada senior.

En 2007 disputó el McDonald's All-American Game que enfrenta a los mejores jugadores del continente norteamericano en el que consiguió el premio MVP como un año antes había hecho su hermano Kevin Durant. Tras finalizar la temporada, el portal especializado Rivals.com nombró a Beasley como el mejor jugador de su camada de cara a la NCAA. Michael decidió comprometerse con Kansas State en 2007 con las ideas muy claras: Kansas solo era un puente de un solo año para dar su salto a la NBA.

college para la historia

La temporada de Michael Beasley en Kansas State fue una de esas que quedan para los anales de la historia. El forward de los Wildcats acumula hasta 30 marcas históricas con la universidad de Kansas tras su único año con ellos y es que Beasley llegó a la NCAA como un vendaval y puso la liga patas arriba en una sola temporada. Con 26 puntos y 12.4 rebotes (máximo de todo Estados Unidos) por encuentro, Beasley lideró a los Wildcats a un récord de 10-6 en el calendario de conferencia que les permitió alcanzar el March Madness como seed 11 del torneo. 

A lo largo del año Michael consiguió un total de 28 dobles-dobles, arrebatándole el anterior récord a Carmelo Anthony que había acumulado 22 en su única temporada en Syracuse. Sus porcentajes de tiro (53% en tiros de campo y casi 40% en lanzamientos de triple) hicieron que se le considerara una máquina imparable de anotar y obtuvo los reconocimientos de numerosos jugadores y entrenadores de la NCAA. En el Madness, Kansas State consiguió imponerse a la Universidad de Carolina del Sur en primera ronda con un 23-11 de Beasley para luego caer contra Wisconsin y decir adios al torneo.

Ese año Beasley fue nombrado National Freshman of the Year por diversad revistas y asociaciones, además de acabar finalista en el premio Naismith Player of the Year, todos ellos logros inéditos en la historia de su programa universitario. Al término de la temporada y para sorpresa de nadie, Beasley anunció su intención de presentarse al Draft de la NBA, un evento para el que muchos le proyectaban como primera elección de ese año.

la debacle y la redención

Kevin Durant y Michael Beasley habían hablado durante ese año sobre la posibilidad de que B-Easy acabara jugando con su viejo amigo en Seattle (por entonces la franquicia aún eran los Sonics) ya que el pésimo récord que su equipo había logrado esa temporada hacía que pudieran elegir entre las primeras posiciones. Llegada la noche del Draft, el nombre de Beasley fue el segundo en salir, solo detrás del de Derrick Rose que se fue a Chicago. Beasley fue seleccionado por Miami Heat y el equipo de Durant terminó eligiendo a Russell Westbrook en cuarta posición; el resto es historia.

Pero la historia de Michael Beasley en la NBA solo acababa de comenzar. Una historia que estaría plagada de "casis" y decepciones. Antes siquiera de empezar su temporada de rookie llegó el primer escándalo: Beasley fue expulsado del programa de introducción para novatos que organiza la NBA cada año por un incidente en el hotel en relación con mujeres y cannabis. La Summer League resultó ser un soplo de aire fresco para el flamante pick 2 del Draft. Beasley debutó con 28 puntos y 9 rebotes y dando muestra de todo su potencial y antes de terminar su primer mes en la liga, Michael ya había superado la barrera de los 25 puntos en un partido oficial.

Los Heat cayeron en primera ronda de Playoff esa temporada y Beasley terminó el año promediando 15 puntos y más de 6 rebotes por noche en un equipo que viajaba entre el anillo conseguido en 2006 y una corta fase de reconstrucción. Pese a esto, los Heat anunciaron que tanto Beasley como su compañero Mario Chalmers, también rookie, habían sido multados en numerosas ocasiones a lo largo del año por pequeños fallos de conducta y que pese a que no era nada grave, el problema era la reiteración.

La segunda temporada de Beasley en la NBA y en Miami fue similar a la primera. El jugador de Maryland consiguió asentarse en la titularidad de los Heat y consiguió su tope de anotación con 30 puntos ante los Grizzlies. Sus medias se mantuvieron parecidas a las de su año de novato pero la verdadera sorpresa de la temporada aún estaba por llegar. En un movimiento sorprendente Miami se hacía con LeBron James y Chris Bosh, además de renovar a Dywane Wade. Esto hizo que Miami tuviera que liberar espacio salarial y Beasley salió de los Heat con dirección a Minnesota a cambio de un par de futuras rondas del Draft.

En los Timberwolves consiguió la libertad que le faltaba en Miami y y terminó el año como uno de los 20 mejores anotadores de la NBA, según la propia liga. 19 puntos por encuentro y un máximo de anotación de 42 puntos para recordar al Beasley que había puesto la NCAA patas arriba. Pese a esto sus cifras bajaron considerablemente en la temporada 2011-2012 y también lo hizo su peso dentro de la plantilla de los Wolves. Parecía que Beasley no contaba tanto para su entrenador y el 20 de julio de 2012, tras acabar la regular season Beasley firmó con los Phoenix Suns un contrato de 18 millones de dólares en 3 años. 

Tras una discreta temporada con los Suns, la franquicia de Phoenix decidió dar de baja su contrato tras un incidente de Beasley por el cual fue detenido con cargos de posesión de marihuana. No era la primera vez que Beasley tenía problemas relacionados con las drogas y a los Suns no les tembló el pulso a la hora de deshacerse del ex-Wildcat. En ese momento empezó la debacle de Michael Beasley: una segunda etapa en los Heat, con llegada a las Finales NBA incluidas y finalmente la decisión de marcharse a la CBA China. El 25 de septiembre de 2014 Beasley firmó con los Shanghai Sharks por una temporada, un año en el que promedió 29 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias por encuentro.

Tras la aventura oriental Beasley volvió a la NBA para una tercera oportunidad con Miami, una etapa que duró poco más de 3 meses antes de que los Heat rechazasen asumir su opción de renovación. Michael decidió volver a poner rumbo a China, esta vez a los Shandong Golden Stars y seguir trabajando para demostrar que él todavía merecía tener un hueco en la mejor liga del mundo. En China ganó el MVP al mejor extranjero de la liga promediando 32 puntos, 13 rebotes y casi 4 asistencias en sus 40 encuentros disputados, siendo además protagonista del All-Star de la CBA China.

La vuelta a Estados Unidos trajo una nueva cara de Michael. Parecía que la eterna promesa había terminado de centrarse. El que años atrás fuera considerado como el mejor prospect del país, haciendo que algunos medios incluso se planteasen si merecía la pena tankear por Beasley, buscaba ahora su enésima oportunidad de redención en los Houston Rockets. Firmó con la franquicia tejana hasta final de temporada y más tarde, en septiembre de 2016, se enfundó la camiseta de los Bucks en un nuevo intento por confirmar su vuelta. Pese a las varias lesiones de esa temporada, Beasley dejó algunos partidos como muestra del talento que seguía latente -aunque a menudo dormido- en su interior.

El 8 de agosto de 2017 Michael Beasley aceptó la oferta de los New York Knicks, franquicia en la que juega actualmente. Con los de NYC ha hecho volver atrás a muchos aficionados, dando fe de una calidad que para muchos parecía olvidada. Sus actuaciones estelares a lo largo de esta temporada, a menudo gracias a las bajas de Porzingis, son clara prueba de que lo que fallaron no fueron las predicciones, sino su cabeza. "He madurado, tengo hijos ahora, responsabilidades. No me arrepiento de cómo era antes, pero ahora soy distinto", declaraba Beasley en una entrevista en diciembre. Sin ninguna duda la NBA ha vuelto a dar la bienvenida a Beasley y con apenas 29 años, a Michael aún le queda cuerda en la mejor liga del mundo.

Notas de autor:

Este artículo pertenece a la serie de 30 Jugadores - 30 Semanas - 30 Historias que se publica cada lunes en Solobasket:

 

También puedes leer la serie de 18 Historias ACB en Solobasket.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 5 meses
#contenidos: 
53
#Comentarios: 
73
Total lecturas: 
276,918

Comentarios