Solapas principales

El futuro de UCAM Murcia: ¿Volver a empezar? Esta vez, Sito llegó para quedarse

  • La renovación del técnico por dos temporadas es la piedra angular del proyecto
  • Booker y Todorovic podrían estar en la rampa de salida
  • Sadiel Rojas, Manu Lecomte y Emanuel Cate tienen contrato en vigor
  • Las estrellas del futuro de... UCAM Murcia CB

Seis años han trascurrido desde la última vez en la que UCAM Murcia inició campaña sin cambiar de entrenador en el periodo estival. Óscar Quintana mantuvo en aquella ocasión el mando del conjunto universitario. El antecedente no es precisamente afortunado: tras una dinámica insoportable, el preparador cántabro dejó paso a su segundo, Marcelo Nicola. A partir de ahí, el relevo se hizo obligatorio a pesar de obtener resultados al alza. Diego Ocampo, Fotis Katsikaris e Ibon Navarro abandonaron el proyecto por diferentes motivos, casi siempre ante el estupor de la grada.

Quizá por eso, la temprana renovación de Sito Alonso por dos temporadas ha levantado las expectativas de un entorno alicaído. El madrileño agarró las riendas del equipo el pasado mes de enero en busca de estabilidad mutua. Fiel a su filosofía, Sito no solo revirtió una situación crítica, si no que transformó el estilo de juego de arriba a abajo.

Tras dos años girando alrededor de la capacidad física de Kloof, Soko, Rojas, o Tumba, los pimentoneros se lanzaron a la suerte del baloncesto total. Armado de galones y repleto de confianza, Askia Booker lideró el resurgir de un grupo a la deriva. 19 puntos y 17 de valoración promedió el de California con Alonso en el banquillo. La inverosímil canasta de Radoncic ante Unicaja, y los triunfos en Manresa y Badalona regalaron a los murcianos un final de curso más tranquilo de lo esperado. En el camino, el revés ante Amberes en Basketball Champions League (BCL) y la salida por la puerta de atrás de Álex Urtasun.

El abrazo

El abrazo en Manresa (Fuente: ACB Photo / J. Alberch)

Además, la continuidad de Sito Alonso no parece implicar exigencias económicas o deportivas comprometedoras. El técnico reconoció haber encontrado en la capital del Segura una estructura profesional, motivada y respetuosa; experiencia opuesta a la de Croacia, su destino previo. De hecho, la estupenda relación con la dirección parece ser la mejor receta para construir una plantilla más ajustada a su ideario táctico.    

En ese sentido, Alejandro Gómez ha reconocido errores recientes, patentes a partir de la lesión de Dejan Todorovic en plena pretemporada. La elección y el trabajo de Javier Juárez no fueron suficientes para corregir las carencias en la dirección y en la zona, sobre todo partir de la marcha de Marcos Delía. Nada fuera de lo normal para una entidad habituada a arriesgar.  Y es que la costumbre de acertar no entierra la posibilidad de incurrir en una planificación fallida. De vuelta a la rutina, las incorporaciones tardías de Hunt y Lecomte mitigaron con solvencia buena parte de las problemáticas anteriores.

En el horizonte no se divisan otras pistas sobre el futuro a corto plazo más allá de la lucha habitual por talentos nacionales que buscan el salto a Liga Endesa (Tyson Pérez ha sonado ya para varios destinos ACB). Entre los sueños, el regreso de Vitor Benite; el brasileño no niega su afinidad con Murcia, pero, como bien dice el propio Alejandro Gómez, puede llegar a tener ofertas importantes del exterior.  En cualquier caso, el objetivo no es otro que dejar atrás la 14ª posición actual en busca de retos próximos a Europa. Todo ello en un entorno cada más competitivo y con rivales que, en muchos casos, cuentan con un apoyo continuado de las administraciones públicas.

Jugadores con contrato

Sadiel Rojas (1.98m / 1989): el alero de origen dominicano es ya el segundo jugador de la historia del Club con más partidos disputados (170). Afincado en la capital, Sadiel es un murciano más. Así lo demuestra en cada intervención pública. Faro defensivo, líder del vestuario y héroe de la grada. Diferente, capaz de dejarse el corazón en cada embestida. A pesar de no haber cuajado su mejor temporada en España, la relación con UCAM es por el momento indisoluble. La vinculación entre ambas partes se amplió dos años en junio de 2018.

Sadi Rojas

Vuelo sideral de Rojas (Fuente: ACB Photo / J. Bernal)

Manu Lecomte (1.80m / 1995): la llegada del internacional belga remendó en parte la dirección de un equipo comprometido (más de 7 puntos por encuentro). A nadie se le escapa su facilidad para aportar en el juego ofensivo, pero debe asentar la adaptación al baloncesto de élite europeo para convertirse en un base de alto nivel (agilizar la circulación de balón o escoger más decisiones acertadas). Su juventud, moldeada en la NCAA estadounidense, continuará en el Palacio siempre que se ejecute la cláusula correspondiente. Será hasta junio de 2020. Apuesta de futuro.

Emanuel Cate (2.04m / 1997): sin duda, una de las grandes esperanzas del actual plantel universitario. A punto de cumplir los 22, el rumano ya ha regalado varias actuaciones intimidatorias. Posee madurez suficiente para canalizar una energía inagotable; su progresión ha seguido la ruta esperada. La condición de cupo lo convierte en un caramelo de cara al verano de 2020, momento en el que regresará oficialmente al mercado. Retenerlo más allá sería todo un éxito.

Jugadores que finalizan contrato

Ovie Soko (2.01m / 1991): tras atravesar numerosos problemas físicos en el primer año en Liga Endesa, el británico alcanzó estatus de MVP de la mano de Ibon Navarro. Ovie, agradecido, acordó continuar una temporada más en Murcia. La aportación en el último curso ha estado por debajo de lo esperado para un jugador de este potencial (10.8 puntos y 5.1 rebotes).  La frenada puede alejarle de plazas de postín; quizá sea una oportunidad para optar a la renovación. Su sacrificio y entrega convencen a las masas (“Soko quédate”). En las últimas semanas ha manifestado cierto enfado por alguna cuestión extradeportiva. Caché elevado para una pieza indispensable.

Askia Booker (1.86m / 1993): la descomunal recta final del norteamericano le colocan en un escenario de privilegio a la hora de conseguir un contrato de altos vuelos. Para las arcas de UCAM no será fácil retenerle, a día de hoy ya hay rumores que destacan el interés de Andorra. Habrá que ver hasta dónde puede llegar el deseo de Sito por conservar a su gran aliado. La química entre ambos es evidente, hablan incluso de un proceso conjunto de inmersión en la ciudad. Por otro lado, y al margen del innegable talento para anotar en carrera o desde el 6.75, asume tanto protagonismo que pueda generar vértigo para una dimensión como la de Murcia.

Milton Doyle (1.93m / 1993): la irregularidad ha ido ganando terreno en el proceso de aclimatación del jugador de Chicago. Su amenaza versátil y la lectura de juego inicial se ha ido apagando entre fases de apatía. Tuvimos la sensación de que conquistaría el continente cuando amarró la eliminatoria previa de BCL en un final prodigioso. El rendimiento general, sin embargo, no parece despertar el interés suficiente. 11.1 tantos por choque disputado. Prescindible.

Kevin Tumba (2.06m / 1991): el compromiso del pívot belga le hizo disputar buena parte de la temporada con dolencias de consideración en el hombro. Más a allá del rol como especialista defensivo, era habitual ver al bueno de Kevin doliéndose en el suelo. No hubo más remedio que pasar por el quirófano. El Presidente, José Luis Mendoza, suele cuidar a los suyos en este tipo de situaciones, por lo que la renovación no sería una sorpresa. Además, se intuye que UCAM dispone de clausula unilateral para ampliar la relación un año más. Habrá que ver si el estado actual del jugador implica renegociar las condiciones.

Soko y Tumba

El sacrificio de Tumba (Fuente: ACB Photo / G. Pozo)

Kyle Hunt (2.08m / 1989): aterrizó en España a mediados de abril, ni siquiera tuvo margen para abandonar el hotel en el que inició la estancia. Sin embargo, la adaptación exprés del pívot jamaicano apuntaló con éxito la pintura. El estilo Alonso escondió su facilidad para jugar por encima del aro, pero no evitó que disfrutáramos de unas manos excelentes para la finalización. Se intuye un potencial enorme, al que habrá que medir con sus pretensiones económicas. Nuestra Liga podría ser un trampolín excelente para una carrera alejada de los grandes focos. 

Dino Radoncic (2.02m / 1999): el crecimiento del alero montenegrino ha sido otra de las sorpresas en el último tramo de la competición. Tras el fallido paso por Burgos, Dino aprovechó la cesión en Murcia para ampliar su contribución a la intendencia o mejorar el porcentaje de acierto desde la larga distancia. La canasta decisiva ante Unicaja terminó por bendecir el movimiento. El Real Madrid parece dispuesto a concederle la libertad; y el estatus como jugador nacional y un futuro prometedor en conjuntos de clase media le abren la puerta de media ACB. A buen seguro que Alejandro Gómez sueña con su continuidad.  

Charlon Kloof (1.91m / 1990): el base de Surinam evidencia como nadie el cambio experimentado con la llegada de Sito Alonso. Su capacidad física le convirtió en uno de los estiletes del modelo Ibon Navarro, la confianza le llevó incluso a regularizar la aportación ofensiva (8 puntos por partido). El cambio de rumbo y la presencia de Lecomte terminó por relegarle al fondo de la rotación. Desde un papel secundario tuvo el compromiso suficiente para sumar arreones o anotar el triple ante Delteco GBC que mantenía el average. En cualquier caso, el idilio con el Club llega a su fin. Deja un recuerdo excelente.

Brad Oleson (1.91m / 1983): la formidable carrera del escolta de Alaska levantó todo tipo de expectativas a su llegada a Murcia en julio de 2017. Nadie puede negar el talento de Brad para sumar en casi todas las facetas del juego. Un portento a la hora de tomar buenas decisiones en una cancha de baloncesto. Pero la llama se fue apagando paulatinamente hasta la irregularidad simbólica. Discreto hasta el final, escondió su retirada en mitad de la permanencia.

Askia booker

Askia Booker, clave en la anotación (Fuente: ACB Photo / J. Bernal)

Dejan Todorovic (1.96m / 1994): fue la gran apuesta en el último mercado de fichajes, y se convirtió en el eje central de la era Juárez. Tras su lesión, nada volvió a ser lo mismo. La imposibilidad de encontrar otro jugador nacional de este perfil dilapidó la planificación de Alejandro Gómez. A pesar de que el rendimiento del serbio es una incógnita a partir de ahora, ya hay equipos llamando a la puerta (Baskonia según El Correo). En Murcia se habló siempre de diferentes clausulas con las que ampliar la vinculación una temporada más, pero o no existen o se renegocian en función del nuevo escenario.

Damjan Rudez (2.05m / 1986): la trayectoria del jugador croata impone respeto. Su puntería en el perímetro está fuera de toda sospecha (46%, uno de los mejores porcentajes de toda la Liga Endesa). Sin embargo, la experiencia no ha sido rentable para ninguna de las dos partes. La complacencia defensiva del balcánico limitó los minutos en pista (13). Su paso por la huerta del Segura pasará pronto al olvido.

Luka Mitrovic (2.04m / 1993): el serbio venía de estar 8 meses en el dique seco. La falta de ritmo y los problemas físicos eran evidentes, incluso para un talento de Euroliga. Escogió Murcia como punto inflexión para recuperar su carrera y el paso parece haber quedado a mitad de camino (6.5 créditos de valoración). Disfrutamos de agunos destellos, llegaban a cuenta gotas. Ojalá le veamos pronto jugando al 100%.

Eduardo Durán (1.91m / 1991): llegó al Palacio tras los pasos de Javier Juárez y como cupo necesario para completar las convocatorias de BCL. La imposibilidad de adaptar el físico a la exigencia de la élite pesó más que su amenaza desde más allá del arco. Tuvo un rol meramente testimonial, agotado tras la eliminación en el torneo continental. Tanto la dirección como el jugador entienden que el lugar de Edu está lejos de ACB.

Alberto Martín (1.80m / 1995): cuando el base madrileño se rompió el tendón de Aquiles a principios de 2018, apenas gozaba de protagonismo en el sistema de Ibon Navarro. Tras su regreso a las pistas, tampoco ha obtenido oportunidades en Liga Endesa. No parece que a medio plazo tenga sitio en el primer equipo, pero la estrecha relación con UCAM podría mantenerle en la órbita del Club.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
12 meses 2 días
#contenidos: 
34
#Comentarios: 
99
Total lecturas: 
39,236