Zeljko Pavlicevic, cuéntame ¿Por qué era tan bueno Drazen Petrovic?

  • Repasa TODAS la entregas de la serie ¿Por qué era tan bueno...?
  • El ex-entrenador de la Cibona, entre otros... nos relata con anécdotas, curiosidades personales y análisis de su juego cómo era Drazen fuera y dentro de la pista. Drazen, antiguo discípulo de Pavlicevic, es considerado como uno de los mejores jugadores que hayan existido. Además, Zeljko deja abierto un interrogante. ¿Habría dejado la NBA y vuelto a Europa si no hubiera fallecido aquel verano del 93?
  • Repasa TODAS las Joyas del #ArchivoSB

Ir a la saga ¿Por qué era tan bueno...?

Olimpiadas de Barcelona en 1992, Petrovic intente maniatar a Michael Jordan
Olimpiadas de Barcelona en 1992, Petrovic intente maniatar a Michael Jordan
Después de hablaros de Toni Kukoc, otra vez tengo la suerte de escribir un artículo sobre uno de los jugadores más grandes de la historia: Drazen Petrovic. Fui su entrenador y testigo de su magia, como entrenador ayudante en la temporada 1984/85 y como primer entrenador en la 1985/86. Un hombre que pasó a ser leyenda después su trágica muerte en Denkendorf, Alemania, concretamente el 7 de junio de 1993 y tras una corta vida deportiva. Donde jugó dejó su sello querido y odiado a partes iguales, pero siempre desde el respeto por un enorme jugador, el ‘Genio de Sibenik’ como le llamaban.

 

PERSONAL, DRAZEN PETROVIC 

Drazen Petrovic, jugando en el Sibanka, supera a su hermano Alexander, jugando en la Cibona.
Drazen Petrovic, jugando en el Sibanka, supera a su hermano Alexander, jugando en la Cibona.
Drazen nació en Sibenik, Croacia, entonces Yugoslavia, el 22 de octubre de 1964. Su padre se llama Jole, y trabajaba de policía. Su madre, Biserka, era bibliotecaria y ama de casa. Su único hermano era Alexander, que fue entrenador en la ACB en Sevilla.

Las primeras informaciones sobre Drazen empezaron a llegar sobre los años 80. Un jugador joven con más talento que su hermano Aleksandar. Después de jugar su primer año en el primer equipo del BC Šibenka, con tan sólo 15 años, demostró su calidad. Todos los grandes equipos de la antigua Yugoslavia intentaron fichar a Drazen: Partizan, Estrella Roja, Cibona y Yugoplastika. Se decidió finalmente por Cibona. Fue en 1984 cuando le llegó una buena oferta aunque su fichaje fue realmente definitivo gracias a su hermano Aleksandar, que jugaba allí.

¿Qué cómo era Drazen? Muchas personas puede que digan que muy egoísta en la cancha, pero esto depende de la forma de jugar, del entrenador y de sus compañeros. Vale, él sabía que podía anotar y que era el mejor pero en un buen ambiente con jugadores de calidad él pasaba el balón y estaba contento a pesar de no poder saciar algunos vicios. Hacer buenas jugadas como LÍDER.

EL JUGADOR, DRAZEN PETROVIC 

Bajo mi punto de vista fue un jugador idóneo para cualquier entrenador. Quería entrenar siempre, deseaba ganar todos los partidos y… meter más puntos. Líder por su propia fuerza. Con él en la cancha todos los jugadores parecían mejores, siempre había espacios para todos. Fue un enamorado de nuestro deporte, fue su vida.

Cuando llegó a Zagreb, tuve mis primeros contactos con él. Yo estaba en el cuerpo técnico como segundo. Él era trabajador, siempre con muchas ganas. Acostumbraba a entrenar más por su cuenta el tiro, dribling y el uno contra uno.

Esencia Drazen Petrovic, en pleno júbilo tras anotar una canasta decisiva ante, en este caso, la malhumorada mirada de Arvydas Sabonis
Esencia Drazen Petrovic, en pleno júbilo tras anotar una canasta decisiva ante, en este caso, la malhumorada mirada de Arvydas Sabonis
Sin embargo, por encima de todo Drazen era competitivo. Recuerdo en un partido contra Cibona con su hermano Aleksandar jugando allá y él, para BC Šibenka. Aleksandar le pidió a su entrenador, entonces era Mirko Novosel, que quería defender a Drazen. Novosel aceptó. Al principio del segundo tiempo, Aleksandar ya había sido expulsado con cinco faltas. Drazen no respetaba a nadie en ese sentido.

Personalmente, como primer entrenador suyo en el Cibona, les explico varios hechos para que conozcan a Drazen en todas sus vertientes:

El primero fue en un entrenamiento antes de partido contra Zalguiris en Zagreb. Zaguiris contaba con casi toda la selección de la URSS con Arvydas Sabonis como gran estrella. Con él también jugaban Sergejus Jovaisa, Rimas Kurtinaitis, Valdemaras Homicius... Dos días antes del partido, hicimos un entrenamiento importante pero en que nada salía bien. Drazen estaba muy nervioso, casi en continuo conflicto con compañeros. Parando constantemente el entrenamiento. Una vez y otra, le avisé, pero ni caso, nada. Hasta que tomé una decisión  y les dije a todos que se acababa el entrenamiento por aquel día, que si querían entrenar se quedaran tirando solos pero que yo me iba. Y así lo hice. Al día siguiente llegó Drazen al club por la mañana. Estaba muy triste por la mañana en club. Me acerqué y le dije decepcionado: ¿Qué pasó ayer? ¿Qué te pasa ahora? Él me miró y me pidió perdón por el mal ambiente que había creado en entrenamiento explicando que para él no estábamos preparando un partido normal. Era contra el Zalgiris, y que él no sólo quería ganar si no también demostrar que él era mejor jugador que Sabonis. Eso es demasiada presión para cualquier persona y fue un error por mi parte no prever que eso era lo que le pasaba por la cabeza. La psicología con los jugadores es algo que con los años he tenido cada vez más en cuenta. Bueno, finalmente deciros que ganamos a Zalguiris y que el mejor jugador de aquel partido no fue otro que Drazen.

En el 89 la entonces compañía de juegos Topo Soft creó el DRAZEN PETROVIC BASKET
En el 89 la entonces compañía de juegos Topo Soft creó el DRAZEN PETROVIC BASKET
Otra situación muy interesante se dio a media temporada jugando en Zagreb contra un equipo modesto de nuestra liga doméstica, el Borac –Cacak. No podíamos perder. Como todos los entrenadores pensé en dar un descanso a nuestro jugador más importante, porque la temporada iba a ser larga. Fui a ver y hablar con Drazen para así conocer su reacción. Drazen no estaba de acuerdo: “mi promedio va a bajar, tengo 34,2 por partido y quiero ser el mejor encestador de la historia de (antigua) Yugoslavia” me contestó. Yo acepto, lógico, sus motivaciones, sus deseos y sus sueños eran algo que yo no podía destruir. Me comprometo con él y pactó: “Mira en cuanto llegues 33 o 34 puntos te siento en el banquillo". Pensé que tendría que jugar casi todo el partido. En el segundo tiempo, minuto seis, alcanza los 33. “Drazen, cambio, fuera”. Él contento. Jugó con mucho entusiasmo para los aficionados y demostró su calidad y fuerza mental. Piensen en la situación. Él no dudo ni un momento en que no fuera a meter tal cantidad de puntos. Además, he de decir también, que hizo jugar al equipo con mucha alegría.

Eso sí, ahora voy decir que sé perfectamente que, por ejemplo Toni Kukoc hubiera estado encantado de no jugar este tipo de partidos. Drazen me decía que nunca quería dejar de jugar un partido.

Para que se den cuenta que también tenía una buena conexión con los compañeros voy a darles un ejemplo: Partido contra el Olimpia Ljubljana. Varios de los componentes de su equipo habían sido sancionados por alguna razón que ahora no recuerdo y, como consecuencia, llegaron a Zagreb con bastantes juniors, el partido iba a ser poco competitivo. No sé como salió la idea pero nos pusimos todos de acuerdo con que Drazen intentara romper el récord de puntos que hubiera entonces establecido. Y así fue, todo el equipo jugó en defensa a tope pero en ataque, todos los balones iban para él. Total, que anotó 112 puntos. No digo que fuera un partido serio pero sus ganas de meter puntos… ¡aquello fue impresionante! Lo que les intento explicar es que sus compañeros estaban encantados con que consiguiera esa marca y ellos pudieran participar en ello. Esto con un mal ambiente o envidia en un equipo hubiera sido imposible de conseguir.

 

LA JUGADA QUE MÁS ME IMPACTÓ

Drazen Petrovic haciendo malabarismos
Drazen Petrovic haciendo malabarismos
Recordar algunas jugadas aisladas de él me resulta casi imposible. Cada momento de su juego tenía algo nuevo, bonito, sorprendente. Creo que le haríamos más justicia si hablamos sólo de partidos enteros. Los partidos más impresionantes que recuerdo como entrenador suyo fueron contra Limoges con 10 triples, 7 de ellos seguidos para un total de 51 puntos y 10 asistencias. También contra Simac Milano a quién entonces dirigía el entrenador Dan Peterson. A pesar de estar Mike D'Antoni en la cancha defendiéndolo... consiguió anotar ¡45 puntos y dar 25 asistencias!

Otro partido a destacar fue cuando conquistamos la Copa de Europa en Budapest (94-82) en 1986 jugando contra el Zalgiris de Arvydas Sabonis y sin nuestros titulares Alexander Petrovic y Andro Knego ya fuera del club. Aquello fue un sueño para él. Y les puedo asegurar que como entrenador de aquel partido que Drazen jugó totalmente para equipo. De hecho, los mejores encestadores fueron Danko Cvjeticanin (24 puntos) y Usic (23). Pero no se engañen, Drazen fue el hombre clave del partido.

 

CURIOSIDADES

¿Cómo se vio su fichaje desde nuestro país?

Tras cuatro años en la Cibona en 1988 fichó por el Real Madrid... aquello también formaba parte de sus sueños. Por aquel entonces, en nuestro país se hicieron muchas bromas al respecto. “¡Con lo acostumbrado que está a entrenar temprano por la mañana, verás! Cuando él vaya de camino al pabellón por la mañana para tirar se va encontrar algunos miembros de equipo volviendo de la discoteca!” Como dije, todo a modo de broma.

Drazen Petrovic inmortalizado en un cromo con la camiseta de los Portland Trail Blazers
Drazen Petrovic inmortalizado en un cromo con la camiseta de los Portland Trail Blazers
Y su deseo final, después de demostrarlo todo en Europa, sólo estuvo un año en Madrid, fue ir a la NBA con los Portland Trail Blazers. Recuerdo hablar con él y estaba totalmente descontento. Jugaba pocos minutos –poco más de12 minutos por partido-. Sin embargo, el siguiente año pudo aceptar una oferta de New Jersey Nets gracias a un traspaso. Aquello vino en el momento oportuno. Allí acabó la temporada y jugó dos más. Por fin demostró su calidad en la mejor competición mundial.

¿Dónde hubiera seguido jugando si no hubiera fallecido?

Cuando falleció aún no había firmado la renovación con New Jersey y flirteaba con Europa ¿Verdaderamente hubiera vuelto a Europa?
Hay algo que no conoce mucha gente. El verano de 1993 en el que Drazen falleció por accidente de tráfico, él tenía una oferta de Nets –acabó su contrato cobrando 1.6 millones de dólares y, se supone, que la nueva oferta iba a ser algo mejor- no obstante, él no estaba muy contento jugando en la NBA. Hasta esa época yo había sido entrenador del Panathinaikos. Hablando sobre esto con Pavlos Giannakopoulos, dueño del club, el decidió que iba ofrecer a Drazen todo lo que quisiera si él decidía venir a Grecia. Yo llegué a hablar con él, sinceramente pensando que no iba a aceptar, pero Drazen, muy práctico, me contestó que si era mejor una oferta que la de los Nets por qué no, se veía firmando con el Panathinaikos. Como dije antes, él estaba bastante desangelado con la NBA. Su mayor disgusto fue el All Star game de 93 en el que no lo eligieron para participar y, sobre la oferta de los Nets, pensaba que merecía más. Por fin, le pasamos una oferta a su agente Warren Legarie. Aquella oferta consistía ni más ni menos que en un contrato de 2 o tres años por 2.2 milones libres de impuestos por temporada, sin contar bonus y etc. Mucho mejor que oferta que la que los Nets le ofrecían. A partir de ahí contactos, negociaciones… Él incluso, declaró sus intenciones de venir a un periódico deportivo en una amplia entrevista pues no había una oferta mejor que la que le llegaba de Grecia.

Open McDonald’s 1988: Real Madrid 96–Boston Celtics 111. Drazen Petrovic acabó el partido con 22 puntos, Larry Bird con 29 (Foto: Gigantes)
Open McDonald’s 1988: Real Madrid 96–Boston Celtics 111. Drazen Petrovic acabó el partido con 22 puntos, Larry Bird con 29 (Foto: Gigantes)
Su trágica muerte cortó todo y nadie puede decir ahora con seguridad qué podría haber pasado y dónde habría jugado.

Un hombre leyenda, con su monumento en Laussana, su museo, y miembro Basketball Hall of Fame. En todos los equipos dejó algo pero no sólo puntos, duro trabajo, sacrificio y deseo por alcanzar sus sueños deportivos. Cuando pienso en jugadores con su ética de trabajo me viene al recuerdo sólo un nombre, el de Nikos Galis, con quién coincidí también en mi época en Grecia. Tras escribir sobre Toni Kukoc y Drazen Petrovic, toca que la próxima vez que escriba sobre uno de los mejores jugadores que haya entrenado nunca, sea el turno de Nikos.

 

TAMBIÉN DIJERON DE ÉL a Solobasket.com:

Michael Jordan: "Fue una emoción jugar contra Drazen. Cada vez que compitió, compitió con una actitud agresiva. No estaba nervioso. Él vino hacia mí tan duro como yo fui contra él. Por lo tanto, hemos tenido algunas grandes batallas en el pasado y por desgracia, fueron pocas batallas. Es un gran placer recibir un premio en su honor. Por el poco tiempo que jugó al baloncesto profesional en los EE.UU., fue uno de los pioneros de los jugadores europeos al venir y tener éxito en el los EEUU".

Josep Maria Margall (rival en el Joventut de Badalona): "Lo vi jugar por primera vez en Sibenik, su ciudad. Creo que era un triangular al que nos invitó Zoran Slavnic que antes había sido compañero nuestro en Badalona y en el club de allí (BC Šibenka) él hacía de jugador y entrenador. Diría que el otro equipo era el Estrella Roja pero no estoy seguro. Cuando llegamos al pabellón ya estaban jugando y empezamos a ver el partido. Había un niño de 15 años que no paraba de meter puntos y que cuando encestaba ofrecía su mano a todo el público, éste estaba muy cerca de la pista. Cuando acabó el partido hablamos con Moka y nos dijo que era muy joven pero iba a ser una futura estrella europea. Luego se vio que sería imparable, con muchos fundamentos. Tenía una parada con tiro que luego serviría de ejemplo para enseñar a otras generaciones. En la pista quería ganar como fuera y si hacía falta de pisaba, te agarraba, te pegaba... él sabía que no tenía físico suficiente para defender".

Nacho Solozábal (rival en el F.C. Barcelona): “Drazen fue un jugador genial. Un hombre innovador, con gran talento individual. Sus 1x1 y su tiro le permitían superar cualquier defensa. No obstante, su carácter les jugaba malas pasadas. Era en la pista muy provocador con los rivales y ello le generó muchos problemas”.

Johnny Rogers (compañero suyo en el Real Madrid): "Siempre he respetado como jugador a Drazen por su profesionalidad y su ética de trabajo - nunca he visto a nadie entrenar el tiro (saltando, moviendose) como lo hacia practicamente diariamente con el pobre Clifford Luyk, quien trabajaba un monton recogiendo los tiros que acababan en la red (90% de los veces) y pasando el balon a Drazen durante mucho rato sin parar. Drazen tenia tanto talento pero mentalmente era mas fuerte aún, con mucho orgullo y ambición - era un ganador nato. He disfrutado muchísimo con Drazen competiendo en la pista y fuera de ella riendo de sus bromas... era un tipo alegre, positivo y siempre con una sonrisa".

TODOS LOS ARTÍCULOS DE LA SERIE:

¿Por qué era tan bueno Nate Davis? Por Anicet Lavodrama

¿Por qué era tan bueno Mahmoud Abdul Rauf (Chris Jackson)? Por Mike Hansen

¿Por qué era tan bueno Clarence Kea? Por Felipe Coello

¿Por qué era tan bueno Brian Jackson? Por Iván Pardo

¿Por qué era tan bueno Mike Schlegel? Por Anicet Lavodrama

¿Por qué era tan bueno Granger Hall? Por Iván Pardo

¿Por qué era tan bueno Audie Norris? Por José Luis Galilea

¿Por qué era tan bueno Epi? Por José Luis Galilea

¿Por qué era tan bueno Walter Berry? Por Quique Ruiz Paz

¿Por qué era tan bueno Juan Antonio Corbalán? Por Quique Ruiz Paz

Zeljko Pavlicevic, cuéntame ¿Por qué era tan bueno Toni Kukoc?

Juan Méndez, cuéntame ¿Por qué era tan bueno Carmelo Cabrera?

Zeljko Pavlicevic, cuéntame ¿Por qué era tan bueno Drazen Petrovic?

¿Por qué era tan bueno Nacho Suárez? Un guiño al jugador total

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 años 4 meses
#contenidos: 
2
#Comentarios: 
41
Total lecturas: 
58,393

Comentarios

Turaco, tu gesto de reconocer a Neyro como un chorizo en aquella final te honra (dejando al Madrid al final con 4 jugadores en pista); de mismo modo que los poderes fácticos en alguna ocasión han favorecido los blancos (quinto partido de semis ante la penya hace unos años, pelea entre itu-davis hace muchas temporadas), aquello fue un atraco

Nowitzki de 3, Pau de 4 y Sabonis como 5 pueden sin ninguna duda jugar al mismo tiempo. Marciulionis de base y Petrovic de escolta y vamos que nos vamos.

Petrovic y Sabonis dudo que hubieran compartido vestuario. Al igual que ha Isiah Thomas se le hizo la cama y llevaron a Stockton, no se que hubiera pasado en el hipotético plan de alinear una selección europea. No se si la palabra odio es la correcta, pero se detestaban seguro. Ese quinteto titular, con Divac, Kukoc, Radja, Schrempf, Volkov, ya no sé yo si el Dream Team hubiera sólo utilizado un tiempo muerto. Me falta un base para que Marciulionis pudiera descansar 10 minutos.

Por cierto, Oscar Schmidt Becerra metió 42 si no me falla la memoria. Pero los 62 de Petrovic.......también ciegan cualquier otra prestación. Recuerdo un buen Biriukov con unos 20 puntos

De Drazen Petrovic se han publicado varios libros sobre su vida. Era un competidor nato, al estilo de Jordan, que no le gustaba nada perder, y que en la pista no conocía a nadie. La final de la Recopa del 89 es la mejor final que se ha visto nunca. Recordemos que en el Snaidero Caserta estaba el gran Oscar.

Para mi los dos mejores jugadores que ha dado Europa han sido Petrovic y Sabonis. Los dos jugaron en épocas distintas en el Madrid. Los trajó Ramñon Mendoza, y los dos dieron títulos y gloria al equipo blanco. Y que conste que soy del Barça.

Recuerdo que Petrovic en España sólo gano competiciones secundarias, copa del Rey y Recopa...la liga de Petrovic se la llevó el Barça de Norris...y Waiters. NEYRO, COMO TE QUEREMOS!!!

Todas las opiniones tienen su fundamento, casi nunca hay una verdad absoluta. Personalmente opino como druxo. El juego ha ido evolucionando, antes casi no había "cuatros abiertos", ni los conceptos tácticos ni la preparación física de ahora...los teléfonos móviles de antes no tienen los avances de los androids de ahora, y dentro de diez años a saber que nos encontramos...en aquella época Petrovic era único e irrepetible (aunque le han salido muchas copias en los balcanes, eran eso, intento de copia). Y la visión de Sabonis no la ha tenido ningún tío de su tamaño (Se le acercaba algo Tomasevic, que medía un palmo menos). No le quito ningún mérito a Pau y a Nowitzki (que además me caen bien), pero viendo én que tiempo jugaron me quedo con Drazen y con Sabas antes

Sabonis hubiera estrangulado a Drazen en el pasillo a vestuarios (de hecho estuvo a punto de intentarlo alguna vez),no le soportaba,eran demasiado diferentes. Por otra parte el juego correcto en USA del Zar, es que fue cojo y en plena decadencia, si, Arvidas hubiera estado en su plenitud, en cualquiera de los 5 mejores equipos americanos, hubiera creado dinastia como jabbar o el aguila barbuda, sin duda. Me quedo con un partido historico, si alguien puede visionarlo,no le defraudara, el primer partido con su seleccion,Lituania, frente al gigante opresor...en el preolomipico de Barcelona 92, en el nuevo pabellon de Badajoz,junto a Marchulenis,Karnisovas,homichius...lo que hizo este hombre no tiene nombre, domino y aplasto a los pivots rusos con una facilidad que rozaba el insulto,fue absolutamente un jugador irrepetible.

Si Drazen llega a coincidir en Panathinaikos con Gallis, hubieran saltado chispas entre ellos y uno de los dos se hubiera ido. De hecho, Gallis le hizo la vida imposible a Komazec y no paró hasta que salió del equipo...

Yo creo que a principios de ls 90 era más impensable un alero de 2.13 europeo capaz de hacer de todo y un 2.15 español con el mejor juego de pies de la NBA. Petrovic era una bestia, pero nunca fue decisivo en equipos que optaran al título en NBA. Su muerte nos impidió saber si lo habría conseguido. Y Sabonis siempre estuvo lastrado por las lesiones, pudo haber sido un center dominante si el físico lo hubiese acompañado...pero no fue así. Sus números en USA fueron buenos, pero no extraordinarios. Para mi Pau y Dirk estan por encima.

De quintetos europeos creo que también tendrían cabida jugadores como Kicanovic, Dalipagic, Cosic, Meneghin, Epi, etc. Siempre digo que es muy difícil comparar épocas muy distintas.

Estoy de acuerdo syz, hubieran sido dos egos seguramente incompatibles, aunque imaginarlos juntos....ufff. Es muy difícil hacer quintetos de varias épocas, pero meneghin y epi no creo que hubieran tenido cabida viendo los que han jugado en su posición

Nowitzki y Pau le hubieran hecho de palmeros. Eso si, cabezas le hubiera servido de gran ayuda, agotando el yoyo y dándosela cuando quedaran seis segundos

Yo lo vi en el Blaugrana perdiendo la liga y dos veces en las Olimpiadas. Solo verle la rueda no fallar nada ya era impresionante.
Ahora, los dos descansen en paz, me gustaría saber lo que Fernando Martín pensaba del figura. Hay partidos en el que Fernando acababa desquiciado. El de la final de la Korac por ejemplo donde Drazen metió sesenta y pico.

Con todos mis respetos y reconocimiento para Pau y Dirk y teniendo en cuenta que éstos sí consiguieron el anillo. En mi opinión, Sabonis y Drazen estarían a
un nivel superior. Y creo que a la hora de competir no hay ninguna duda de que Drazen era un ANIMAL. Una cosa el ser un 7 pies con clase (los otros tres lo son) pero un "combo guard" blanco con un físico como mucho correcto en la NBA... eso, y a principios de los 90 habría sido impensable para cualquier otro ser humano.

La verdad es que no se me ocurre otro quinteto europeo mejor. Y como segundo, a ver qué tal os parece este: Djordjevic, Navarro, Bodiroga, Kukoc, Divac. Y me dejo fuera a Gallis, Stojakovic, Radja, Schrempf, etc...

Una máquina de anotar, el mejor jugador europeo que hubo a la hora de crear sus propios lanzamientos. Sin duda en el quinteto ideal europeo de todos los tiempos.

Yo pondría a Bodiroga antes que a Pau (por ser más lider y alcanzar el juego total), y dejar el puesto de 4 a Dirk. El resto no lo tocaría. Kukoc por debajo por no destacar demasiado en Atlanta.

Ah, me ha encantado ver la carátula de su juego, yo lo tuve en amstrad cpc, y ciertamente no le hacía justicia a s calidad como jugador jejeje que recuerdos! :)

Era la final de la recopa contra el Snaidero de Oscar, metiendo Drazen 62 puntos. De lo que he visto Drazen me parece el mejor jugador europeo que he visto junto a Sabonis. Se escribió mucho sobre su paso a panathinaikos, menuda pareja exterior hubiera formado con Gallis.

Despues de leer de todo sobre Drazen me quedo con su amor por el baloncesto. Ir al pabellon a jugar al baloncesto cada momento que podia. No por obligacion sino por algo mas sencillo "amor" al baloncesto. Hoy en dia quién hace eso. Saludos