Solapas principales

Mike Schlegel en sus últimos coletazos como jugador en el Estu (Foto: clubestudiantes.com)

¿Por qué era tan bueno Mike Schlegel? Por Anicet Lavodrama

13014_0.jpg

Mike Schlegel en sus últimos coletazos como jugador en el Estu (Foto: clubestudiantes.com)
Hace unos meses iba apurándome hacia el pabellón Pisuerga para ver a mi chiquitina que jugaba el Campeonato Español Cadete de Voleibol. Una vez dentro me dirigí hasta el pasillo de los vestuarios donde le pregunté a uno de los entrenadores donde estaba María. Me dirigieron hacia la zona del stand de refrescos. Pronto escuché una voz diciendo “Aquí está mi grande” y María, 15 años, una guapa atlética jovencita de pelo super rubio de lo alto de su metro ochenta y cuatro se echa a mis brazos. Fue uno de los abrazos más entrañable de mi vida. María Schlegel, plusmarquista de su categoría en salto en altura en el campeonato de atletismo de Asturias, jugadora de la selección asturiana y española cadete de voleibol es el retrato absoluto de su padre Mike Schlegel. Al abrazarla, se me volvían memorables imágenes y tantos abrazos con su padre.


13012_0.jpg

Plantilla del entonces Forum de Valladolid temporada 92-92 con Mike Schlegel a su izquierda, nº 15 junto a Jackie Espinosa (Foto: Juan Carlos Real)
Siempre uno se encuentra con los nostálgicos que echan de menos tiempos pasados donde se jugaba al baloncesto de otra manera, con más técnica, más compromiso, y más sentimiento e identificación con el público. Mike Schlegel era uno de esos jugadores de baloncesto para los puristas que gozan del jugador completo, inteligente, polivalente, engañosamente talentoso, malabarista, difícil de defender y líder silencioso.


Mike es de esos jugadores tan especiales y al mismo tiempo tan cercano. Fuimos compañeros en el OAR Clesa Ferrol cuando llego de tierras asturianas donde había desembarcado al Tradehi de Oviedo viniendo del Ferrocarril Oeste de Buenos Aires. ¡Fantástica y extraordinaria aventura la del deportista profesional!
Polivalencia y temple son los dos adjetivos que mejor caracterizan el baloncesto de Mike. Con sus dos metros 4 centímetros y sus 110 kilos, Mike tenía el físico prototipo de un cuatro, un “power forward” . Pero sus defensores se tenían que preparar o por lo menos, los entrenadores debían calcular muy bien quién le tenía que defender. Mike era un tirador muy preciso desde más allá de la línea de 6, 25m. Al mismo tiempo, tenía un excelente dominio del “dribbling” pudiendo llevar el balón en contraataque rápida y precisamente.


9747_0.jpg

Aaron Swinson cerrando el rebote ante Fran Murcia (Foto: Europa Sur)
El contraataque era una de las fases preferidas del juego para Mike. En defensa, siempre estaba al acecho para recuperar el balón y arrancar hacia la otra canasta. Mike era explosivo en su primer paso y un falso “sprinter”. Creo que porque calzaba una talla 12 (o 46), cosa inusual para su altura, era bastante rápido en carrera. Su primer paso le permitía escaparse de casi cualquier defensor o en defensa eso le permitía desplazar lateralmente con mucha soltura. En general, a Mike le defendía un hombre de su altura y corpulencia; es decir el típico alero fuerte que no tenía ni la velocidad ni el desplazamiento lateral para defender a un tres más que un cuatro. La verdad es que en la liga española no había muchos jugadores de las características de Mike. Unos de los pocos que le podían defender eran Ray Smith (Mayoral Maristas) y Fran Murcia  por ser los más parecidos a Mike.
Mike tenía unos excelentes fundamentos ofensivos que le hacía ser un anotador prolífico desde cualquier distancia y cualquier punto de la cancha. A este talento unía un entendimiento y una lectura del juego y los espacios por encima de la media. Podría aprovechar cualquier centímetro que le permitía su-vis-a-vis. Además de esto, Mike era buen pasador cosa inhabitual en un anotador. Daba los pases adecuados en el momento apropiado y con la fuerza justa.

Estudiantes - Mike Schlegel jam


Una de sus jugadas favoritas era recibir en carrera o al salir de un bloqueo, encarar rápidamente la canasta para un tiro desde cualquier distancia para fijar a su defensor que en general se anticipaba en el salto en intento de tapón. Mike entonces hacía un bote (dribbling) a un lado y se elevaba para una canasta. A veces al amago le permitía seguir en penetración hacia la canasta donde podía terminar tirando tanto con la mano derecha como con la izquierda. Mike es diestro y un muy buen caso de oftalmología.
Otra de sus jugadas favoritas proviene de la escuela purista del pase y va. Esta jugada es la de los pillos. Y Mike era de los más pillos. Después de recibir el balón y de pasarlo, con su explosivo primer paso dejaba atrás creando espacio entre él y su defensor para el tiro en suspensión o ir a canasta. Esta jugada era nuestra jugada favorita ya que, con toda modestia, yo disfrutaba dando pases.


Los fundamentos de Mike eran para un jugador exterior, alero, y también para un jugador interior, poste. Dentro de la pintura, Mike aprovechaba su rápido primer paso y su corpulento posterior para crearse buenos espacios y luego sacarse tiros con mucha habilidad. Su variedad de tiros era admirable.


13063_0.jpg

Mike Schlegel observa como un joven Ferran Martínez se hace con el rebote (Foto: M.A. Forniés)
La debilidad en el juego de Mike aparecía cuando tenía que defender un alero típico que tenía que perseguir sorteando bloqueos. Otra debilidad era quizás la falta de un salto portentoso o la habilidad para poner tapones para ser un factor más importante en defensa desde esta posición generalmente clave de alero fuerte.


Pero a pesar de esta falta de un salto portentoso, llega la guinda de los múltiples activos de Mike Schlegel, es que todos los balones en el rebote ofensivo sobre todo le caían siempre en las manos. Parecía tener un imán o un “Global Positioning System” que le llevaba sistemáticamente a donde iba el rechace.


¡Para mí, Mike era una mezcla de Larry Bird, Oscar Schmidt y Dennis Rodman!
Anotador, reboteador, inteligente a la par que pillo, buen pasador, un primer paso prodigioso, competidor fiero jugando al mus en los viajes, y un temple superlativo. Así es Mike Schlegel, uno de mis compañeros con los cuales he tenido más y mejor complicidad a lo largo de mi carrera de jugador de baloncesto.


Como director deportivo siempre tendría a un Mike Schlegel bigotudo y con gafas en mi equipo.


Mike Schlegel, un lujo de jugador y de persona.

TODOS LOS ARTÍCULOS DE LA SERIE:

¿Por qué era tan bueno Nate Davis? Por Anicet Lavodrama

¿Por qué era tan bueno Mahmoud Abdul Rauf (Chris Jackson)? Por Mike Hansen

¿Por qué era tan bueno Clarence Kea? Por Felipe Coello

¿Por qué era tan bueno Brian Jackson? Por Iván Pardo

¿Por qué era tan bueno Mike Schlegel? Por Anicet Lavodrama

¿Por qué era tan bueno Granger Hall? Por Iván Pardo

¿Por qué era tan bueno Audie Norris? Por José Luis Galilea

¿Por qué era tan bueno Epi? Por José Luis Galilea

¿Por qué era tan bueno Walter Berry? Por Quique Ruiz Paz

¿Por qué era tan bueno Juan Antonio Corbalán? Por Quique Ruiz Paz

Zeljko Pavlicevic, cuéntame ¿Por qué era tan bueno Toni Kukoc?

Juan Méndez, cuéntame ¿Por qué era tan bueno Carmelo Cabrera?

Zeljko Pavlicevic, cuéntame ¿Por qué era tan bueno Drazen Petrovic?

¿Por qué era tan bueno Nacho Suárez? Un guiño al jugador total


 

Sobre el autor

Antiguedad: 
12 años 6 meses
#contenidos: 
2
#Comentarios: 
32
Total lecturas: 
77,144

Comentarios

Schlegel sonó muchísimo para el Real Madrid, creo que el año después de Petrovic o así. Cuando falló la "opción Volkov", según Gigantes el Real Madrid estuvo a punto de ficharlo pero al final no se pusieron de acuerdo en los años.

Mike Schegel ha sido un gran referente en nuestra liga y sobre todo en Ferrol.Jugador que nunca hacia ruido,trabajador,anotador y repartidor de buen juego.Era un perfecto jugador,de esos que parece que no hacen nada y al final de un partido maximo anotador y reboteador.Como tu Anicet un fuera de serie.Me acuerdo de verlo en Ferrol,maravilloso recuerdo de ese OAR en la maxima categoria de nuestro baloncesto.Esos eran grandes jugadores,Saldaña,Aller,Anicet,Schegel.Mike era pareceido a Pinone del Estudiantes un trabajador nato,sin hacer ruido dobles digitos casi todos los partidos.Esperemos ver pronto en Ferrol el Galicia en la maxima competicion.

Uno de mis jugadores favoritos, tuve la suerte de verlo cuando llego al tradehi y ya llamaba la atencion. Tambien recuerdo con cariño su paso por el estu, pero lo que me ha dejado alucinado es que Maria Schlegel sea su hija. La chica pertenece al Castrillon atletismo y una vez que vi su apellido me extraño...pero de ahi a pensar que era hija de Mike

Primero de todo, agradecerte Lavodrama que compartas estos recuerdos con la
comunidad de aficionados que andamos por esta webb, es todo un detalle.
Schegel fue también para mi un hito fundamental en mis primeros caminares como
aficionado del basket ACB durante los ochenta. Valoraba eso que ya habeis mencionados,
esa categoría de jugador "total" que optimizaba al máximo su físico para hacer de todo, y de
todo bién. Lo encuadro en esa categoría hipótetica de jugadores blancos yankis que sin ser
descolladamente espectaculares en la ejecución de su juego, tenían unas grandes estadísticas
sin dejar de ser jugadores de equipo. Creo que en la misma academia de "estrellas discretas
multiusos" cuyo habitat natural era la zona y sus inmediaciones, podríamos reconocer (por
una contrastada trayectoria exitosa en la ACB) a jugadores como John Pinone (Estudiantes), Joe
Kopicki (Cajabilbao), o Ralph McPherson (Taugres-Juver Murcia). Dejo a parte, al esforzado y
gladiador David Wood (en especial al de la primera etapa barcelonista) pues su juego revertía más
un componente atlético y no disponía del nivel de fundamentos de ataque de los anteriores, pese
a su valorado estilo de "chico para todo". Vengo observando con gozo, que poco a poco, Solobasket
[tal vez la webb más completa de España en cuanto a contenidos y opiniones varias sobre el
baloncesto actual, con el permiso inexcusable de ACB.COM, que no deja de ser la "vedette"
profesional y oficial de nuestro deporte], y tal vez de manera involuntaria, está albergando de manera
regular en sus contenidos una suerte de necesario "Hall of Fame nostálgico" del baloncesto español.
Con la particularidad que este entrañable paseo por la trayectoria de jugadores pretéritos, en muchas
por compañeros o contemporáneos de estos, lo cual le da un punto de inmediatez y conocimiento de
la información biográfica auténticamente de lujo. No creo que fuera descabellado plantearse desde
la dirección de Solobasket, el crear una sección estable, donde tuvieramos acceso a los comentarios
y opiniones de los "viejos rockeros", ya sean jugadores, árbitros o entrenadores. Pues es evidente,
que tanto los buenos periodistas, como luego los voluntariosos aficionados que escarbamos
ocasionalmente en hemerotecas, videotecas, webs o simplemente tiramos de memoria, no disponemos
del conocimiento de aquellos que vivieron todo aquello en primera persona.
Por cierto, sería también ciertamente excitante un "remember" de las trayectorias y vivencias de
presidentes de club que dejaron huella en su deambular ACB, desde el Jose Luis Rubio del Cai Zaragoza,
al Juan Fernandez de Ferrol que también conoce Lavodrama. Un ejemplo de estas posibles aproximaciones
sería la fenomenal semblanza que hizo Ramon Trecet sobre el guipuzcoano Jose Antonio Gasca[1], un viaje
"road movie" en toda regla hacia los primeros pasos del baloncesto profesional español.

[1] Podeis leer esta crónica de Trecet en otra gran web española sobre baloncesto, "Basket Confidencial".
Ved: http://www.basketconfidencial.com/?articulo/2105

Deberíamos hacer un pequeño foro que contuviera comentarios y experiencia de foreros con americanos y extranjeros míticos ACB. Yo por ejemplo tengo alguna anécdota con el fantástico Goran Grbovic cuando llegó a Puleva. Hay calidad en el foro de sobra para plantear este tema y desde luego foreros de solera.

Hubo otro jugón que estuvo poco tiempo en Ferrol compartiendo pareja de americanos con Anicet Lavodrama y éste era Trevol Wilson. Desde luego Ferrol era un buen sitio para ver buen basket. Y que bueno Manolito Aller..si señor!!

jejeejee Fassoulas que jugon, todavia recuerdo el balon que le "mango" Ricky Brown o fumandose un puro despues de ganarle la Final Four al Barca, y mi padre llamandole "patachula" en vez de "fassulas" jejejejejej q tiempos

Gran artículo, Anicet! Mike era un jugador maravilloso. Su juego no era vistoso, ni espectacular, pero se iba a los 30 puntos y 10 rebotes casi sin pestañear. Menuda pareja hizo con Anicet en Ferrol!

siempre se comparó a Schlegel con Larry Bird, pese a que fisicamente no eran parecidos. buen juego exterior, buenos pasadores, facilidad para ganar la posición en el rebote y fundamentos. Esa era la diferencia con los jugadores de entonces. Los fundamentos. A eso unes un IQ privilegiado para el basket y todo ello suma un jugador super polivalente que dió muchas tardes de gloria, sobre todo en el OAR y en Valladolid. ¿Que ha sido de su vida?

El caso de Mike como el de Anicet me suenan tanto como el de Pannaiotis Fasoulas que siempre han estado en la órbita del Madrid y al final no se concretó nada. Recuerdo una vez que leí un escrito de Mike que decía que "siempre ha estado jugando en el Madrid". Dos enormes jugadores y mejores personas.

Gracias Anicet por escudriñar en nuestra memoria. Era un jugador que habia olvidado por completo, y se merece este articuló tan bueno como el tuyo

"Como el mar es libertad,el deporte es la bandera,y el baloncesto el crisol,nuestras voces se uniran a otros pueblos,cantando a Ferrol".Asi sonaba el himno de OAR FERROL en aquellas emblematicas mañanas de Domingo,donde tanto Anicet como Mike hacian soñar a tantos y tantos niños a la vez que sembraban en sus corazones la semilla del BA-LON-CES-TO.Aun hoy,al pasar por la Malata,se os recuerda con cariño y nostalgia.Eternamente agradecidos.