Solapas principales

30 Historias NBA: Jonathon Simmons, el barbero de Houston

 

jonathon simmons, el barbero de houston

En septiembre de 2013 más de 60 jugadores semi-profesionales se presentaron en Concordia University para participar en unas pruebas que los Austin Toros de la D-League habían organizado de cara a la siguiente temporada. Todos los participantes tenían que pagar 150 dólares para poder probarse ante el staff técnico de los Toros y demostrar que merecían un hueco en su roster. Según el parecer de Ken McDonald, entonces entrenador principal de la franquicia de Austin, el talento presente aquel día variaba desde "tíos a los que puedo ganar en un 1-contra-1 hasta jugadores como Jon".

Jonathon destacó por encima del resto y se ganó una invitación de los Toros para participa en su training-camp esa pretemporada. Poco a poco fue sorprendiendo a todos a su alrededor hasta ganarse un puesto en el roster definitivo la noche del primer encuentro de temporada. Pagar por entrar en un equipo no es lo más habitual, menos aún soñando con llegar a la NBA y sin haber sido seleccionado por ningún equipo en el Draft pero Jon lo tenía claro, tenía mucho que enseñar. Apenas dos años más tarde, Jonathon Simmons debutaba con los San Antonio Spurs en la NBA.

salir adelante en houston

Jonathon Calvin Simmons nació un 14 de septiembre de 1989 en Houston, Texas. Hijo de LaTonya Simmons, su madre siempre sería uno de sus mayores referentes y sustentos. Su futuro siempre fue incierto, desde bien pequeño. Jon iba a clase al M.B. Smiley Institute, una institución conocida en Houston como "The Dropout Factory"o la Fábrica de Abandonos, debido a la altísima tasa de abandono escolar que tenía, cercana al 40%. LaTonya mantenía a Jonathon y sus hermanos con su sueldo de billetería para United Airlines en el aeropuerto y con la ayuda de la abuela de los pequeños.

Simmons estuvo a punto de ser uno de los tantos jóvenes que no termina High School, sobre todo tras convertirse en padre a los 17 años y nuevamente a los 18, pero su repentino crecimiento hizo que seguir estudiando, siempre de la mano del baloncesto, le hiciera creer en un futuro mejor. Con 1,90m de altura a los 17 años, Simmons empezó a recibir atención de diversos programas universitarios en el panorama nacional como Marquette o Texas A&M. Pese a esto, dificultades academicas le obligaron a tomar el camino de Junior College, una institución similar a las formaciones profesionales. Paris Junior College, en Paris, Texas, fue el destino elegido por Jonathon. En París disputó su temporada freshman promediando 13.2 puntos y obteniendo All-Conference Honors.  

Para su año sophomore Jonathon se transfirió a Midland College donde mantuvo su promedio anotador y terminó siendo un All-Region selection en la temporada 2009-2010. En noviembre de ese mismo año, Simmons firmó una carta de compromiso con University of Houston pero tuvo que perderse la temporada 2010-2011 debido a las reglas NCAA sobre los transfers académicos. En su año junior con los Cougars, Jon lideró al programa de Houston y terminó siendo el 8º máximo anotador de su conferencia con casi 15 puntos por encuentro, además de 5 rebotes y 2 asistencias. Tras finalizar la temporada, Simmons decidió presentarse al Draft de la NBA.

Simmons pasó inadvertido la noche del Draft y ningún equipo lo eligió para su plantilla pese a haber realizado numerosos work-outs con distintas franquicias de la liga. Sin nadie que le ofreciera oportunidades profesionales, Jonathon tenía que buscar opciones de futuro, una forma de mantener a sus cuatro hijos y ayudar a su familia. El Draft de la ABL sería su destino en enero de 2013.

un sueño en vez del dinero

El 13 de enero Simmons fue elegido en primera ronda de la ABL, la American Basketball League que daba entonces sus primeros pasos. La ABL, una competición semi-profesional cuyo recorrido fue de apenas tres temporadas, fue la primera en ofrecerle a Simmons un sentimiento de pertenencia a un equipo y una competición. Elegido por los Sugar Land Legends, Jonathon promedió 36 puntos en 16 partidos disputados en la ABL. Tras finalizar su temporada con los Legends, Simmons decidió que era hora de volver a intentarlo y pese a sus dificultades financieras, consiguió los 150 dólares que le permitieron participar en las pruebas de los Austin Toros.

Con los Toros, Simmons promedió 10 puntos, 4.5 rebotes y 1.5 asistencias en su primera temporada en la D-League. Durante ese año, Jon se planteó dejar el baloncesto a un lado y volver a Houston para conseguir un trabajo como barbero que pagara las facturas y le ayudase a mantener a su familia pero con el apoyo de su familia, decidió seguir intentándolo en la liga de desarrollo. Su segundo año sería mucho mejor y es que tras cambiar a la posición de base, Simmons empezó a desarrollar otras facetas de su juego. Promedió 15 puntos, 4.3 rebotes y casi 4 asistencias y ayudó a que Austin alcanzara las finales de la conferencia oeste.

Tras finalizar la campaña 2014-2015, Simmons participó en la Summer League de Orlando con los Brooklyn Nets, sin haber contado con demasiadas oportunidades más allá de las lesiones de compañeros. Pese a que Jon estaba listo para seguir trabajando en la Summer League de Las Vegas con los Nets, recibió una llamada de su agente para contarle que los Spurs le habían firmado para disputar con ellos el torneo veraniego. Con 23 puntos en la final para ganar el título y los honores de MVP de la Summer League, Simmons vio por fin la luz, su momento estaba a punto de llegar.

Tras su triunfo en Las Vegas, todo sucedió muy rápido según Simmons. Los Spurs le ofrecieron un contrato de dos años (el segundo no garantizado) y un emocionado Jonathon aceptó con inmensa felicidad; su sueño parecía hacerse finalmente realidad. El 14 de noviembre de 2015, Jonathon Simmons debutaba con los Spurs en la NBA. Pese a un inicio complicado, en diciembre ya entraba en la rotación de Gregg Popovich y a finales de enero defendía a Steph Curry en la bahía. 

la nba le hace sitio

La primera temporada NBA de Simmons estuvo plagada de movimientos. Asignado a la D-League, recuperado por San antonio, asignado nuevamente y así todo el año. Jonathon disputó 55 partidos de temporada regular, promediando 15 minutos y anotando más de 10 puntos en once de esos encuentros. "Es muy importante que estuvo ahí abajo (en la D-League) mucho tiempo y nunca perdió la esperanza. Dice mucho de él", declaraba Popovich, preguntado por el rookie que ganaba minutos exponencialmente. 

Simmons fue una pieza importante en los Playoffs de los Spurs el año pasado, ganando responsabilidades tras la lesión de Kawhi y con 18 puntos en una victoria ante Houston que permitió a San Antonio avanzar a las finales de conferencia. En ese encuentro, Simmons defendió a James Harden que terminó el encuentro con 2/11 en tiros de campo y 6 pérdidas, un hecho que hizo sonar el nombre de Jonathon en muchos medios especializados. Al finalizar la temporada, los Spurs ofrecieron una quallifying offer a Simmons pero dos semanas después la retiraron, permitiendo que Jon se convirtiera en agente libre sin restricciones.

En julio de 2017, Shams Charania anunciaba en Twitter que Simmons había firmado un contrato de 3 temporadas y 20 millones con los Orlando Magic. Preguntado por la razón de abandonar San Antonio, una franquicia centrada en ganar y desarrollar jugadores, Jonathon no dudó en explicarlo: "Primero tengo que pensar en los míos y necesitaba un contrato que me permitiera mantener a mi familia", declaraba el verano pasado. Pero el dinero no era la única razón y es que Simmons buscaba un equipo donde tener un rol más importante, tanto es así que llegó incluso a rechazar una oferta de los Cavaliers que venía directamente de LeBron James.

"Hablé con James por teléfono y me dijo que me querían en Cleveland, con ellos. Yo le respondí que no quería jugar con él sino contra  él. Quiero jugar contra la élite para, dentro de un par de años, estar donde ellos están ahora. LeBron lo entendió y eso dice mucho de él", contaba Simmons. La oferta de Orlando era buena económicamente y otorgaba a Jonathon un papel de importancia dentro del esquema de Vogel por lo que el jugador no se lo pensó dos veces y puso rumbo a Florida.

Ahora, a sus 29 años, la carrera de Simmons se desarrolla en Orlando. Pese a su edad esta es solo su tercera temporada en la NBA pero el jugador ha encontrado su papel con los Magic. Esta temporada ha disfrutado de casi 30 minutos por partido, para promediar 14 puntos, 3.5 rebotes y 2.5 asistencias por encuentro. Poco a poco Jon va encontrando su juego y aportando lo que su equipo necesita en cada momento. No por asentarse en la liga ha dejado de pasar malos ratos. En septiembre del año pasado, cuando el huracán Harvey azotó Houston, Simmons se encontró encerrado en una casa con casi 20 personas más y sin comida durante varios días. Tras el paso de la tormenta y emocionado por la generosidad de muchas de las figuras públicas de Houston, decidió que también era su responsabilidad; él no es un barbero, es un jugador NBA y debe dar ejemplo. No cabe duda, aún nos queda mucho que ver de Simmons.

Notas de autor:

Este artículo pertenece a la serie de 30 Jugadores - 30 Semanas - 30 Historias que se publica cada lunes en Solobasket:

 

También puedes leer la serie de 18 Historias ACB en Solobasket.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 2 meses
#contenidos: 
53
#Comentarios: 
72
Total lecturas: 
269,110