Solapas principales

30 Historias NBA: Luol Deng, el emigrante luchador

luol deng, el emigrante luchador

"Deng es un buen tío en general, pero no es perfecto. Tiene un poco de africano dentro, ya sabes. Y no digo eso de mala manera, pero es un buen tío que seguro que hará algo a tus espaldas. Un tío que seguramente tenga una tienda bonita pero te venda contrabando en la trastienda". Estas palabras de Danny Ferry, entonces General Manager de los Hawks, salían a la luz en septiembre de 2014 y la franquicia de Atlanta decidía abrir una investigación y apartar temporalmente a Ferry del cargo. Los hechos se dieron durante una video conferencia de los Hawks para comentar la actualidad de la agencia libre, precisamente cuando Deng se encontraba en busca de equipo.

En vez de atacar a Ferry, la reacción de Deng fue mucho más calmada: "He peleado contra el racismo toda mi vida. En Egipto mi hermano y yo eramos los dos únicos chicos negros de la clase e incluso el profesor nos miraba con desprecio". Deng puede perdonar porque no olvidará nunca las lecciones de su padre cuando vivían y crecían separados. "Acepté la disculpa de Danny y le reté a sacar algo positivo de esta polémica. A día de hoy, sigo esperando a que eso suceda", recordaba Deng en 2015.

 

una infancia huyendo

Luol Ajou Deng nació el 16 de abril de 1985 en un Sudán en plena Guerra Civil. Natural de Wau, ahora Sudán del Sur, Luol vino al mundo dentro de una familia de nueve hijos y un padre miembro del gobierno de entonces. Con apenas tres años, su padre Ado decidió trasladar a su familia entera a Egipto, para alejarla del conflicto de su país. Esta decisión resultó ser la más acertada cuando, apenas un año después, Ado fue encerrado en prisión tras un golpe de estado militar.

Luol vivía en Alejandría con sus hermanos en un apartamento de tres habitaciones. La familia entera notaba la ausencia de sus padres pero se mantuvieron fuertes teniéndose los unos a los otros. Deng tuvo que aprender un nuevo idioma y sufrió las miradas y los comentarios despectivos de sus compañeros de escuela. Pese a estar a salvo de la guerra en Sudán, los Deng vivían con miedo a que la gente descubriera la identidad de su padre y que la relativa paz en la que vivían se esfumara.

Fue en Egipto cuando Luol empezó a tomar interés por el deporte. Adoraba el fútbol y rezaba cada noche para que su cuerpo dejara de estirarse por encima de una altura que pronto se volvería incompatible con ese juego. Probó también el baloncesto y, con sus hermanos, solía salir a una cancha llena de polvo y piedras para echar unos tiros cada domingo. Fue con la llegada de Manute Bol, el legendario jugador y activista de Sudán, que Luol Deng empezó a coger cariño a la pelota naranja. Bol llegó a Egipto para enseñar a jugar a los niños sudaneses refugiados y entrenó al hermano de Luol durante dos veranos. Sería su hermano, Ajou, quien después le enseñaría a Luol lo aprendido con Bol.

En 1993, el gobierno británico concedió finalmente asilo político a la familia Deng y todos los hermanos se mudaron al sur de Londres donde, tras casi cinco años, se reunieron con sus padres. Los Deng se sintieron bienvenidos en Inglaterra inmediatamente y alucinaban con la modernidad que Gran Bretaña ofrecía. Luol empezó a ir al instituto a St. Mary's High School, una institución pública del estado en la que siguió jugando a baloncesto. A los 13 años, pese a no haber abandonado el fútbol por completo, Deng fue invitado a unirse a la selección sub-15 de Inglaterra y se enroló en las filas del Brixton Basketball Club para empezar su carrera.

Ese mismo año disputó con Inglaterra el torneo clasificatorio para los Europeos junior donde lideró a la selección promediando 40 puntos y 14 rebotes, números que le valieron el MVP del torneo. Tras esto, disputó el Campeonato de Europa junior donde consiguió llevar a su equipo hasta la final y, pese a la derrota, volvió a ser nombrado MVP con 34 puntos por encuentro. Su siguiente paso era inevitable: Estados Unidos le esperaba.

el camino está en eeuu

Su gran año en Brixton hizo que un ojeador estadounidense se fijara en Deng. Le ofreció una beca para estudiar y seguir compitiendo en Blair Academy, un instituto al norte de New Jersey. Luol se mudó por su cuenta y pese a echar de menos su casa, decidió que aprovecharía al máximo su oportunidad. "Me aseguré de trabajar más que cualquier otro. No te vale con ser igual de bueno que los americanos, tienes que ser mejor que ellos", relata Deng, que se despertaba a las seis de la mañana para empezar a entrenar antes que sus compañeros.

Tras su paso por Blair Academy y al término de su año senior, Luol Deng ya estaba considerado el segundo mejor prospect del país, tan solo detrás de un jugador llamado al éxito de nombre LeBron James. Pese a ello, Deng seguía siendo el mismo chico tímido y fácilmente impresionable que había abandonado Sudán primero, Egipto más tarde y por último, Inglaterra, en busca de su sueño. Charlie Villanueva, con quien Deng compartiría cancha más tarde en la NBA, fue su compañero de habitación en Blair Academy y recuerda varias anécdotas de Deng que dejaban claro el carácter de este. "Recuerdo un día que una ardilla entró en nuestra habitación y Lu salió disparado por el pasillo agitando los brazos y gritando. Lo más gracioso es que pasó la siguiente semana preparando y cuidando una trampa para cazarla en caso de que la ardilla volviera".

Al acabar la etapa de instituto, más de cien programas universitarios de todo el país intentaron reclutar a Deng. Para él la decisión no fue demasiado compleja y terminó anunciando su compromiso con los Blue Devils de Duke, entrenados por Coach K. Antes del inicio de temporada, Deng fue elegido para participar en el partido anual McDonald's High School All-Americans, que reúne a los mejores jugadores del continente norteamericano, pero tuvo que perderse el encuentro por lesión. En el partido participaron futuras promesas NBA como Chris Paul, Shannon Brown, Kendrick Perkins.

Tras comprometerse con Duke, la temporada 2003-2004 fue muy importante para Deng. Pudo medirse con los mejores jugadores del país y disputó 37 encuentros durante el año, promediando 15 puntos y algo más de 30 minutos en cancha. Los Blue Devils alcanzaron la Final Four del torneo NCAA y Deng se convirtió en el 10º jugador en la historia de la competición en liderar las categorías de puntos, rebotes y porcentaje de acierto entre los rookies de su conferencia. 

Con un año de college como experiencia, Deng lo tenía claro: era hora de probar suerte en la mejor liga del mundo. Se inscribió al Draft de la NBA y se preparó para entrar con fuerza en la liga. Los expertos NBA analizaban su juego y sus defectos: "No está del todo desarrollado físicamente y le falta confianza en el tiro exterior. Pero no podemos decir mucho más, a parte de esto es un super-prospect". Esa opinión era muy generalizada y Deng acabó siendo elegido en 7º posición por los Phoenix Suns y traspasado inmediatamente a Chicago Bulls, debido a un acuerdo previo entre ambas franquicias. Empezaba así su etapa en la NBA.

persona antes que jugador

Pese a sufrir una lesión en primavera que acabó con su temporada de novato, Deng consiguió ser elegido igualmente para formar parte del mejor equipo de rookies del año junto a Ben Gordon, Emeka Okafor, Andre Iguodala y Dwight Howard. Además, formó parte del éxito que llevó a Chicago a Playoffs por primera vez en siete años, promediando casi 12 puntos por encuentro en su primera temporada NBA. Su segunda temporada fue similar, siempre marcada por una mejora constante que le llevó a incrementar sus medias hasta los 14 puntos y 6.6 rebotes por partido y otra nueva aparición en Playoffs de los Bulls.

En su tercer año, la temporada 2006-2007, Deng fue el único jugador de Chicago titular durante los 82 partidos del curso. Esa temporada batió sus topes de anotación y fue el jugador con más minutos jugados entre todos sus compañeros de vestuario. Ese curso fue importante para Deng porque recibió tres galardones importantes: El premio que la NBA otorga a la deportividad (votado por los jugadores), el premio como "Best Sports Role Model", como ejemplo a seguir, entregado por la familia Travolta y finalmente el premio Humanitario del Año que otorga la ONU por su labor con los refugiados sudaneses.

Al término de la siguiente campaña los Bulls empezaron a negociar una extensión de contrato con Deng, que terminó firmando la renovación antes del inicio de la campaña 2008-2009, por 6 años y 71 millones de dólares. John Paxson, GM de Chicago, declaró que firmar a Deng siempre había sido una prioridad para la directiva. Las lesiones hicieron que Luol se perdiera diversos partidos a lo largo de las siguientes temporadas, tanto que durante la siguiente década, tan solo disputó 82 encuentros en el curso 2010-2011. 

Uno de los grandes éxitos de Deng en la NBA llegó en 2012 cuando fue seleccionado para participar en el All-Star Weekend junto a su compañero Derrick Rose, siendo la primera vez que Chicago mandaba dos jugadores al All-Star desde 1997, cuando acudieron Michael Jordan y Scottie Pippen. Deng repitió premio la temporada siguiente cuando fue elegido suplente junto a Joakim Noah para representar a la conferencia este. Más allá de estos éxitos triviales, la carrera NBA de Deng estaba a punto de cambiar y el sudanés abandonaría pronto su casa en Chicago.

El 14 de enero de 2014 los Bulls traspasaron a Deng a Cleveland a cambio de Andrew Bynum y tres futuras rondas de Draft. Hasta el momento, Deng se había convertido en el 4º máximo anotador de la historia de los Chicago Bulls y, sin lugar a duda, un símbolo de la franquicia. En los Cavs Deng promedió 14 puntos y 2.5 asistencias hasta final de temporada y se convirtió en agente libre. En julio de 2014 firmó con los Miami Heat y renovó con ellos también la temporada siguiente, haciendo uso de la player-option en su contrato. En Miami fijó un récord de anotación en el debut de Playoffs de los Heat al conseguir 31 puntos ante los Hornets. 

Luol Deng Full Highlights 2016 Playoffs R1G1 vs Hornets - 31 Pts, On FiRE!

En verano de 2016 Luol Deng firmó un lucrativo contrato con Los Angeles Lakers que le pagarían 72 millones durante las siguientes 4 temporadas. A pesar de esto, su rol en LA no está siendo el esperado y es que la llegada de Magic Johnson a las oficinas de la franquicia angelina truncó todos sus planes. Los Lakers pretendían usar a Deng en la reconstrucción post-Kobe para aportar veteranía y experiencia en el equipo pero tras la llegada de Johnson, fue relegado a la grada y apenas ha vuelto a vestir la camiseta oro y púrpura. Al inicio de la presente campaña, Deng y el entrenador, Luke Walton, decidieron que el mejor camino para el jugador y el equipo era, pese a seguir vinculado a la franquicia, que Deng no formara parte de la dinámica habitual del equipo.

Pese a sus problemas en Los Angeles, Luol Deng no ha descansado. Por un lado sigue entrenando para mantenerse en forma y, en caso de traspaso o terminación de contrato, poder ofrecer su talento y experiencia en otro equipo. Por el otro lado, se ha mantenido ocupado también fuera de las canchas. Luol Deng está involucrado con diversas organizaciones humanitarias y viaja habitualmente a África y Asia para ayudar a los desplazados y refugiados de los países más pobres. Desde 2007 forma parte del programa de la NBA de Baloncesto Sin Fronteras que lleva el deporte a los más desfavorecidos en un intento de mejorar sus vidas. 

Luol Deng lo tiene claro: hace no tantos años él era uno de esos niños refugiados. Él jamás olvidará sus raíces y sus orígenes y sabe que la NBA es algo secundario cuando se trata de hacer una labor importante. Sin embargo, en muchas ocasiones la NBA supone la mejor forma de obrar estos pequeños milagros y por labores como esta Deng es reconocido como una de las mejores personalidades dentro de la liga. A Deng le queda recorrido aún en la NBA pero sobre todo, le queda recorrido en la vida.

Notas de autor:

La ilustración de cabecera está tomada de la plataforma Behance.

La ilustración del cuerpo sobre los miedos de Deng es de ESPN.

Este artículo pertenece a la serie de 30 Jugadores - 30 Semanas - 30 Historias que se publica cada lunes en Solobasket:

 

También puedes leer la serie de 18 Historias ACB en Solobasket.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 12 meses
#contenidos: 
53
#Comentarios: 
72
Total lecturas: 
258,807

Comentarios

Luol Deng, es un magnífico jugador, completo .,quizás durante años uno de los 5 mejores 3 de la Liga, pero es aunmejor persona y sobre todo y eso habla muy bien de un individuo es agradecid&o. El otro día puede ver la película sobre el impacto que causó Vince Carter en Toronto, y algo similar hizo Deng con el baloncesto británico, no solo su calidad ,sino sobre todo su compromiso y honradez que aglutina a jugadores y técnicos para convencer a una federación de un pais que no jugaba basket de que podían competir con los mejores y a buena fe que lo consiguió, consiguiendo poner a la mejor España contra las cuerdas en dos ocasiones. Luol esta ya inscrito en letras doradas tanto en su país de origen,Sudán , como en el baloncesto profesional americano y en el de su país de adopción, Gran Bretaña. Un grande!

Es alucinante lo que han hecho con él en LA.
Magic bajo sospecha, a no ser que rectifiquen este verano reincorporandole a la disciplina del equipo. Tiene hueco de sobra en la rotación, aunque sea de falso 4, como ahora se estila. El no parece rencoroso y podría olvidar, perdonar no se, ese año de marginación. A los jóvenes de la plantilla tp les quitará protagonismo

Es una historia rara pero tanto él como Walton acordaron que lo mejor para ambas partes era "desactivarle" de la dinámica activa del equipo. Sigue acudiendo al Staples antes de cada encuentro y está en el vestuario hasta 15 minutos antes de los partidos; luego se dedica a trabajar por su cuenta.