Solapas principales

30 Historias NBA: E'Twaun Moore, el rebelde reformado

e'twaun moore, el rebelde reformaddo

E'Twaun sabía las reglas pero de pequeño le gustaba empujaras hasta el límite. Sabía que una vez que el sol dejase de iluminar Guthrie Street, era hora de volver a casa; no había excepciones. Esta era, muy posiblemente, una de las peores calles en todo Estados Unidos, de las más peligrosas y los Moore vivían ahí, intentando mantenerse ajenos a todo lo que sucedía cada vez que la noche invadía East Chicago, Indiana. "Desde nuestra terraza en el tercer piso podíamos escuchar porqué", recuerda E'Twaun.

Los disparos, las sirenas y los gritos de cualquier situación cotidiana que rápidamente escalaba y se turnaba violenta eran ruidos habituales en Guthrie St y escenarios a los que los Moore asistían con cierta resignación cada día de sus vidas. Cuando ellos se mudaron ahí en 1989, el crack, la cocaína y el crimen eran los verdaderos protagonistas de esa manzana de viviendas y negocios. "Si pude salir adelante en esas condiciones, no hay nada que se me pueda resistir", declaraba E'Twaun unos años más tarde, inmerso en la vorágine del Draft de la NBA.

la peor calle de eeuu

E'Twaun Moore nació un 25 de febrero de 1989 en East Chicago, hijo de Ezell y Edna Moore, dos trabajadores incansables que nunca descansaron en su misión de otorgar a E'Twaun y sus hermanos, Ezell Jr. y Ekeisha, todas las herramientas para tener éxito y salir adelante en la vida. La adversidad de tener que vivir en Guthrie Street era solo una excusa, decían los Moore, para quien no conseguía mantenerse al margen de todo lo horrible que sucedía diariamente en el barrio.

En Guthrie St, todos adoraban al pequeño E'Twaun y se encargaban de cuidarle, intentando que se mantuviera lejos de los problemas de la zona. "Es un chico que puede llegar lejos en lo que se proponga, pero necesita que le ayuden, que le guíen", decían sus vecinos. Las historias de tragedia en Guthrie Street eran interminables. Tanto E'Twaun como sus hermanos perdieron amigos y compañeros ante la cruel realidad del barrio y presenciaron atracos, peleas e incluso asesinatos durante sus infancias, eventos que marcarían su historia y su futuro.

Un día E'Twaun y sus amigos se colaron en el "Boys and Girls Club", una especie de asociación scout estadounidense que organiza actividades para los más desfavorecidos. Cuando les pillaron, fueron trasladados a comisaría, donde tuvieron que enfrentarse a la realidad de dar explicaciones a la policía. Fue en ese momento que Moore se dio cuenta de lo que quería: "Este no soy yo. Tiene que haber más que esto ahí fuera". Desde entonces, E'Twaun que había sido un niño más de esas calles, que buscaba estirar las reglas hasta casi romperlas, fue un joven ejemplar al que nunca más se le llamó siquiera la atención.

Los estudios y el baloncesto le ayudaron a centrarse. Empezó a jugar a baloncesto y se transfirió a Eastern Chicago Central High. Ningún profesor tuvo jamás malas palabras para Moore en E.C. High, nunca se retrasó en una entrega; realmente fue un alumno perfecto por primera vez en su vida. En la cancha la imagen era similar. Coach Miles, su entrenador de entonces, ofrecía a sus jugadores la posibilidad de entrenar antes de clase y él mismo los recogía con su furgoneta a las 5:30 de la mañana; Moore era el único que asistía a esos entrenamientos para trabajar en su juego.

Su año senior en E.C. High fue el que ayudó a poner a Moore bajo los focos del panorama nacional. Lideró a su equipo con 22 puntos, 5.5 rebotes y 3.4 asistencias durante el año para ganar el campeonato estatal de Indiana contra Indianapolis North Central, un equipo que contaba en sus filas con Eric Gordon, la gran promesa del estado de Indiana. Tras el torneo, Moore oscilaba entre los 10 mejores guards de la nación y el segundo mejor del estado, solo detrás de Gordon. Recibió numerosas ofertas de becas academicas de cara a su compromiso universitario y acabó eligiendo Purdue, que terminó llevándose la mayoría del talento de esa camada. En Eastern Chicago, por su parte, terminarían retirando la camiseta de Moore unos años más tarde.

completar un ciclo

Según las webs especializadas, Purdue había reclutado a la quinta mejor clase de la nación de cara a la temporada 2007-2008 y Moore se unió a Robbie Hummel y JaJuan Johnson como el trío que debía liderar a los Boilmakers. Desde el primer momento, E'Twaun se hizo notar en la NCAA. En su primer año lideró a Purdue en puntos, con 13 tantos por encuentro, convirtiéndose en el primer jugador de primer año en lograrlo en la historia de la universidad. Además, rompió el récord del programa al anotar 66 triples en su temporada freshman.

Moore utilizaba los veranos para seguir trabajando y mejorando. Esta ética le fue inculcada desde muy pequeño al igual que a sus hermanos. Su madre, Edna, era voluntaria en la escuela a la que E'Twaun asistía de pequeño y de tanto ayudar, la acabaron haciendo fija. 20 años más tarde sigue trabajando ahí. Su padre en cambio pasaba los días moviendo y repartiendo muebles por toda la ciudad. Ninguno de los dos se perdió jamás un día de trabajo y quisieron pasar esa misma mentalidad a sus tres hijos. Los tres Moores fueron a la universidad y se graduaron y todos ellos trabajan de forma estable actualmente.

La segunda temporada de E'Twaun Moore en Purdue empezó con pocos cambios en plantilla. Los jóvenes seguían mandando dentro del equipo y todos buscaban repetir la aparición del año anterior en el March Madness, gracias a la labor de Moore, Johnson o Hummel. En noviembre de 2008 los Boilmakers participaron en el torneo NIT de la NCAA donde liderados una vez más por Moore consiguieron terminar en segundo lugar tras perder únicamente ante Oklahoma, en la final. En el último encuentro, E'Twaun anotó 22 puntos que no fueron suficientes para contrarrestar la actuación de Blake Griffin y su doble-doble. 

Moore terminó el año como el máximo anotador, segundo asistente y tercer reboteador de su equipo, mostrando su impacto total en el juego de Purdue. Además, lideró a los Boilmakers a conseguir el título de conferencia de la Big-10, por primera vez en la historia de la universidad. Terminó formando parte del segundo mejor equipo de la Big Ten y en marzo se encargó de llevar a su equipo hasta el Sweet Sixteen del torneo NCAA, por primera vez en más de 9 años. Junto a JaJuan Johnson, ambos jugadores formaban una de las parejas más sólidas y atractivas del panorama universitario en el noreste americano.

El año junior de Moore en Purdue fue el de su consagración total como un histórico del programa. Contirubyó enormemente al 16-0 inicial de los Boilmakers y fue nominado a diversos premios de pretemporada de alcance nacional. La racha inicial de Purdue constituía el mejor arranque de programa desde 1993, con Glenn Robinson a la cabeza. Moore se mantuvo regular durante todo el año, encadenando una racha de casi 30 partidos consecutivos con dobles dígitos de anotación, para terminar siendo el top-scorer del equipo por tercera temporada consecutiva. Terminó el año siendo elegido First Team All-Big Ten gracias a los votos de entrenadores y medios de comunicación y clasificó a Purdue para el Madness como el cuarto seed de su región, consiguiendo otra aparición en el Sweet Sixteen. 

Tras terminar la temporada, tanto E'Twaun como Jajuan decidieron inscribir su nombre en el Draft de la NBA pero en el último día de plazo, el 8 de mayo de 2010, ambos borraron su inscripción para volver a Purdue un año más y finalizar su ciclo universitario. Durante la temporada 2010-2011, Moore batió su tope anotador en distintas ocasiones, incluyendo un parido de 38 puntos ante Ohio State, el tercer mejor equipo del país, al anotar 7 triples y entrar en la historia de los Boilmakers y superar los 2.000 puntos con la universidad. Fue elegido nuevamente First Team All-Big Ten junto a su compañero JaJuan y terminó su año senior promediando 18 puntos, 5.1 rebotes y 3.2 asistencias. Sus números en Purdue son históricos y es que lidera a la universidad en minutos jugados, partidos ganados o triples anotados, entre otros.

started from the bottom...

Tras terminar su periplo universitario, E'Twaun Moore decidió presentarse al Draft junto a JaJuan Johnson, entre otros. Su compañero fue elegido al final de la primera ronda pero Moore tendría que esperar hasta la elección número 55 para escuchar su nombre. Fueron los Celtics quien le eligieron, al igual que a Johnson y es ahí donde Moore empezó su andadura NBA. De repente para Moore todo significaba volver a empezar desde abajo. Tras cuatro años liderando un programa, él volvía a tener que trabajar para conseguir minutos. Para empezar, se encontró ante sí el lockout que retrasó el inicio de la NBA por lo cual firmó con la Benetton de Treviso hasta la vuelta de la competición. Una vez en la NBA, Moore tuvo que aprovechar las lesiones de sus compañeros para disputar sus primeros encuentros en la liga.

En julio de 2012 fue traspasado junto a Johnson y dos compañeros más a Houston, equipo que rescindiría sus contratos poco después. Esa fue la última vez que JaJuan y E'Twaun jugarían juntos ya que apenas dos meses después Moore firmó con Orlando su siguiente contrato. Aprovechando nuevamente las lesiones de jugadores como Turkoglu o Nelson, Moore fue alternando el banquillo con la titularidad a lo largo de toda la temporada, consiguiendo promediar 22 minutos por encuentro y casi 8 puntos anotados con los Magic. Su siguiente temporada, la 2013-2014, fue muy parecida también en Orlando, alcanzando en dos ocasiones los 18 puntos anotados, su tope hasta entonces.

En septiembre de 2014, al finalizar su contrato con los Magic, E'Twaun Moore firmó con Chicago Bulls, equipo en el que jugaría durante dos temporadas. Con los Bulls, nuevamente aprovechó lesiones como las de Rose o Butler para conseguir oportunidades en cancha y anotó 24 puntos el 21 de febrero en el United Center, precisamente en la noche en la cual Kobe Bryant visitaba Chicago por última vez.

En Chicago Moore acabaría promediando apenas 5.1 puntos por encuentro y 15 minutos, pese a dar un grandísimo salto de calidad de su primer año al segundo con los Bulls. Mejoró también su acierto en el tiro, lo suficiente para ser considerado en la pelea por el premio a Jugador Más Mejorado en la temporada 2015-2016. A pesar de ello, al finalizar el año, fue New Orleans Pelicans quien le ofreció su primera gran oportunidad. Los Pelicans firmaron a Moore con un contrato de 36 millones a repartir en 4 años con la franquicia de New Orleans.

En Louisiana Moore ha encontrado su mejor versión. Esta temporada ha sido titular en 80 de los 82 partidos, incluyendo los disputados por los Pelicans en Playoffs y ha superado la barrera de los 10 puntos anotados por encuentro. Además de promediar 12.5 puntos, también ha sido de los jugadores más eficientes en cuanto al lanzamiento exterior, consiguiendo un 42.5% de acierto desde la línea de triple. Moore se ha convertido en una pieza esencial de estos Pelicans que han asombrado este año en Playoffs, como fiel escudero de los Jrue y Davis. 

Para Moore siempre giró todo en torno a salir de Guthrie Street y labrarse un futuro. La NBA como tal no era el objetivo real, pero salir de Eastern Chicago era su misión y el sueño de sus padres. Ahora, en New Orleans, Moore ha encontrado un nuevo hogal, una familia a la que pertenecer y en la que aportar. El futuro de los Pelicans pasa por sus manos, entre muchas otras, porque al fin y al cabo ese es el poder del grupo y el de E'Twaun Moore.

Notas de autor:

Las anécdotas sobre Guthrie Street, así como las citas de Moore son parte de la pieza en SLAM Magazine.

Este artículo pertenece a la serie de 30 Jugadores - 30 Semanas - 30 Historias que se publica cada lunes en Solobasket:

 

También puedes leer la serie de 18 Historias ACB en Solobasket.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
11 meses 5 días
#contenidos: 
53
#Comentarios: 
71
Total lecturas: 
186,490

Comentarios

Por fin se ha hecho un hueco en la NBA tras deambular sin pena ni gloria. Pero el futuro de los Pelicans NO pasa por sus manos. De hecho si quieren q Rondo renueve, y pedirá pasta, algún contrato deberá ser traspasado, entre otros elde Moore